Espero que este blogger sea de edificación para su vida, como lo ha sido para mi y mi familia. Hemos puesto, cortas reflexiones, videos cristianos, testimonios, historias bíblicas para niños, biblias electrónicas para bajar a tu pc gratis, una biblia electrónica para leer al momento la palabra de Dios, Muñequitos con historias de la biblia y mucho más. Deja tu comentario y nombre despues de cada reflexion, Dios te bendiga, y que la paz del Señor este contigo en todo momento. Amen



viernes, 17 de febrero de 2017

Si Dios te busca es porque eres el indicado

Si Dios te busca es porque eres el indicado

por Enrique Monterroza

Hay ocasiones que nos auto criticamos y llegamos a la conclusión que no somos lo suficientemente buenos como para merecer ser usados por Dios. Muchas veces nos auto excluimos de los planes de Dios sin darnos cuenta que Dios no nos busco para desecharnos, sino para hacer de nosotros algo que nuestra mente nunca pudo imaginar.
Jesús predicaba a la orilla del mar de Galilea y grandes multitudes estaban atentos a sus palabras, sin embargo Jesús tenía planeado mostrarle algo maravilloso a uno de los que llegarían a ser punta de lanza cuando el faltara, hablo de Pedro, aquel hombre pescador de profesión pero para el cual Dios tenía otros planes.
Jesús ve la barca de Pedro y le pide poder subir, al subir el mismo Señor le pide a Pedro que empujara la barca hacia dentro del agua,  para hablar desde allí a la multitud. Luego ocurrió lo siguiente: “Cuando terminó de hablar, le dijo a Simón: —Ahora ve a las aguas más profundas y echa tus redes para pescar. —Maestro —respondió Simón—, hemos trabajado mucho durante toda la noche y no hemos pescado nada; pero si tú lo dices, echaré las redes nuevamente.” Lucas 5:4-5 Nueva Traducción Viviente (NTV). Vemos al Señor pedirle a Pedro que hiciera algo que ya había hecho el pescador de profesión, pero tratando de obedecer a su palabra lo intento nuevamente.
A veces vamos por la vida creyendo que ya hicimos todo para tratar de solucionar cierto problema, pero en ocasiones nos olvidamos que la última palabra la tiene el Señor y por muy ilógico que parezcan sus mandatos a veces, la mejor respuesta la podemos encontrar obedeciendo su palabra.
Pedro obedeció y el resultado fue el siguiente: “Y esta vez las redes se llenaron de tantos peces ¡que comenzaron a romperse! Un grito de auxilio atrajo a los compañeros de la otra barca, y pronto las dos barcas estaban llenas de peces y a punto de hundirse.” Lucas 5:6-7 Nueva Traducción Viviente (NTV). No podía haber otra mejor respuesta que ver con los propios ojos los resultados de obedecer el mandato de Dios. Lo que no habían podido hacer durante toda la noche pescadores profesionales, fue hecho a través del mandate del Señor. No olvides que el poder de Dios es ilimitado, y aquello que para nosotros parece imposible, para Dios es posible si así Él lo quiere.
La reacción de Pedro al ver el milagro que había sucedido fue la siguiente: “Cuando Simón Pedro se dio cuenta de lo que había sucedido, cayó de rodillas delante de Jesús y le dijo: —Señor, por favor, aléjate de mí, soy demasiado pecador para estar cerca de ti. Pues estaba muy asombrado por la cantidad de peces que habían sacado, al igual que los otros que estaban con él.” Lucas 5:8-9 Nueva Traducción Viviente (NTV). Pedro reacción de la forma que muchos de nosotros reaccionamos cuando nos auto criticamos y consideramos que no somos tan buenos como para estar cerca de Dios.
¿Quién dijo que Dios vino a buscar a los buenos?, ¿Quién dijo que Dios vino a buscar a los capacitados?, Dios no vino a buscar a los que se creen buenos, Él vino a buscar a los pecadores al arrepentimiento para hacer de nosotros lo que él tenía planeado, para avergonzar a lo sabio de este mundo (1 Corintios 1:27) y demostrar que lo único que Dios necesita para utilizar a alguien es un corazón contrito y humillado.
La frase que Pedro exclamo: “Señor, por favor, aléjate de mí, soy demasiado pecador para estar cerca de ti”. Es la frase que muchos hemos pensado después de haber fallado y tener una vergüenza tal que nos alejamos de Dios.
Cuando Dios te vio lo hizo con ojos de amor, vio en ti una capacidad especial para realizar el trabajo que Él te ha de encomendar, no vio en ti los errores que tenias o que tendrías, sino más bien vio en ti un corazón humilde y sincero, capaz de reconocer sus errores y de dejarse guiar por su voz.
Jesús respondió a las palabras de Pedro: “…Jesús respondió a Simón: «¡No tengas miedo! ¡De ahora en adelante, pescarás personas!». Y, en cuanto llegaron a tierra firme, dejaron todo y siguieron a Jesús.” Lucas 5:10b-11 Nueva Traducción Viviente (NTV).
Es posible que los últimos días te hayas sentido indigno del amor o el respaldo de Dios, pero déjame decirte que Dios no te hizo digno por algún merito que humanamente hiciste, sino más bien porque te amo desde un principio y tal fue su amor que derramo su sangre para perdón de tus pecados y para que fueras digno del reino de los cielos. Tú vales la sangre de Cristo y eso es más que cualquier otra cosa en el mundo.
Es hora de entender que cuando Dios quiere usarte no lo hará por lo bueno que eres, pues Dios no usa lo perfecto sino lo imperfeto para llevarlo progresivamente a una perfección que concluirá el día en que Él regrese por nosotros.
Si Dios te busca, es porque eres el indicado para ese trabajo que Él te va encomendar. Dios nunca se equivoca cuando llama a alguien, Él nunca vacila sobre lo que tiene para ti y ha de cumplir contigo lo que un día se propuso.
Dios llamo a Pedro para hacerlo pescador de hombres y Pedro llego a ser ese pescador de hombres por el cual muchos se salvaron a través de sus predicaciones (Hechos 2:40-41). Lo que un día Dios decidió para Pedro se cumplió, no porque Pedro fuera perfecto porque a través de su vida podemos ver los muchos errores que cometió, pero sí porque Dios en su infinita misericordia escoge lo imperfecto para perfeccionarlo y usarlo en gran manera.
Al igual que a Pedro, Dios te ha buscado a ti, te llamo, te perdono, te restauro y esta cada día perfeccionando la obra en ti. Nunca sientas que no eres lo suficientemente bueno como para realizar la tarea que Dios te encomendó, porque Dios nunca se equivoca al llamarte y encomendarte cierto trabajo. Dios vio más allá de lo que tus ojos humanos ven y se dio cuenta que eres un arma poderosa en sus manos, lo único que tienes que hacer es creer y dejarte usar por Él.

Si Dios te busco, es porque eres el indicado ¡Nunca dudes de tu llamado!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

jueves, 16 de febrero de 2017

Dios también disciplina

Dios también disciplina

por Enrique Monterroza

Yo soy un fiel defensor que Dios es puro amor y misericordia, de hecho en cada mensaje que escribo trato de reflejar a Dios como ese Dios de amor, gracia y misericordia, pero eso no significa que en momento determinado ese mismo Dios lleno de Amor también por el mismo amor que nos tiene nos discipline.
La Biblia dice: “Hijo mío, no rechaces la disciplina del Señor ni te enojes cuando te corrige. Pues el Señor corrige a los que ama, tal como un padre corrige al hijo que es su deleite.” Proverbios 3:11-12 (Nueva Traducción Viviente). En pocas palabras Dios también puede corregirte y esa corrección a veces puede ser dolorosa y puede causar que nos enojemos o a veces la rechacemos, pero si Dios nos va a disciplinar o a corregir siempre será por nuestro bien.
Yo tengo dos hijos, Valentina de un año cuatro meses y Uziel de Cuatro años y cuatro meses. Uziel es muy buen portado, su comportamiento es ejemplar, pero aun con su buen comportamiento a veces he tenido que disciplinarlo, quizá no con golpes o varas, pero si con ciertas prohibiciones que me han dolido en el corazón hacerlo, pero que lo he soportado por amor a él, para que sea un hombre de bien en el futuro.
No voy a dudar que siempre que corrijo a mis hijos en algo, me duele el corazón como no tienen una idea, es que los amo tanto que no quisiera tomar ciertas decisiones, pero comprendo al mismo tiempo que si no lo hago lejos de hacerles un bien, les hare un mal y no estaré cumpliendo con mi papel de padre. Así que aunque me duele y no quiera hacerlo a veces tengo que disciplinar o corregir a mis hijos, quizá ellos no lo entiendan y lloren en algunas ocasiones, pero sé que ese momento de corrección quedara en sus mentes para que la próxima vez que hagan algo indebido piensen en la consecuencia que tendrá.
Pienso que a Dios quizá le duela a veces corregirnos de formas que nosotros sentimos que son fuertes, pero aun con el dolor de su corazón lo hace, porque sabe que es lo mejor para nosotros, porque sabe que hay limites y que esos limites al ser sobrepasados pueden llevarnos a la perdición, por eso Dios, aunque no quisiera hacerlo, nos corrige o nos disciplina y lo hace por amor, por nuestro bien, por un mejor futuro para nosotros.
Quizá las últimas semanas has sentido la corrección de Dios en tu vida, quizá ibas rumbo al camino equivocado y has sentido como Dios ha tensado la cuerda con la que te tiene amarrado para no dejarte ir lejos del limite establecido. Como dice la Palabra: “Con lazos de ternura, con cuerdas de amor, los atraje hacia mí; los acerqué a mis mejillas como si fueran niños de pecho; me incliné a ellos para darles de comer” Oseas 11:4 (Dios Habla Hoy).
Paradójicamente deberíamos sentirnos contentos cuando Dios nos corrige o nos disciplina, porque cuando lo hace esta mostrando su interés por nosotros y nos está preparando para ser mejores hijos de Él.
No te resientas con Dios por su disciplina, no pienses que no te ama solo porque a veces te corrige, y si la corrección o disciplina del Señor duele, entonces ¡Mejor!, porque estoy seguro que la próxima vez que vayas rumbo al camino equivocado recordarás la corrección que recibiste del Señor la última vez que decidiste de esa misma forma.
Si hay alguien que realmente te ama, ese es DIOS, y Él hará cualquier cosa para hacer de ti una persona de bien, un bueno hijo de Él, alguien que refleje la imagen de Dios en su vida y si lo que se necesita para ello es corrección o disciplina, entonces no lo pensara dos veces, lo hará porque en primer lugar sabe que eres lo suficientemente fuerte para soportarla y segundo porque esa disciplina o corrección te hará tanto bien que no volverás a ser el mismo.

¡Acepta la disciplina del Señor tanto como aceptas su Amor Incomparable!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 14 de febrero de 2017

Hoy decido Perdonar


Hoy decido Perdonar

por Enrique Monterroza

A veces somos muy injustos con el perdón, Dios ha perdonado todos nuestros pecados y sanado nuestras heridas, pero nosotros se nos hace muy pero muy difícil perdonar a aquel que hizo algo que nos dolió mucho.
Y digo que somos injustos con el perdón, porque nos gusta que Dios nos perdone, pero no nos gusta perdonar.
A menudo veo y oigo a personas que se supone “han perdonado”, pero sus palabras, sus frases denotan que lo que existe en su corazón, es verdaderamente falta de perdón.
Cuando nosotros perdonamos a alguien, no tenemos porque andar sacando en cara lo que nos hicieron, ¿Acaso no lo perdonamos ya?, ¿Por qué andar recordándole cada que se puede lo que hizo?, eso es ser injusto, porque Dios no nos anda recordando a cada momento nuestros pecados como razón para acusarnos y hacernos sentir mal, al contrario, Dios olvida nuestros pecados y nos hace nuevas criaturas.
Reflexionar sobre el perdón que injustamente no otorgamos, me lleva a la Palabra de Dios, especialmente al pasaje del siervo que fue perdonado, pero no quiso perdonar.

“Entonces Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: —Señor, si un miembro de la iglesia me hace algo malo, ¿cuántas veces debo perdonarlo? ¿Sólo siete veces?  Jesús le contestó: —No basta con perdonar al hermano sólo siete veces. Hay que perdonarlo una y otra vez; es decir, siempre.» En el reino de Dios sucede algo parecido a lo que cierta vez sucedió en un país. El rey mandó llamar a sus empleados para que le informaran cómo andaban sus negocios y para que le pagaran todo lo que le debían.» Cuando comenzó a sacar cuentas, le llevaron un empleado que le debía sesenta millones de monedas de plata. Como el empleado no tenía dinero para pagar, el rey ordenó que lo vendieran como esclavo, junto con su esposa y sus hijos, y que vendieran también todo lo que tenía. Así, con el dinero de esa venta, la deuda quedaría pagada.» Pero el empleado se arrodilló delante del rey y le suplicó: “Señor, déme usted un poco más de tiempo y le pagaré todo lo que le debo.”» El rey sintió compasión de su empleado y le dijo: “Vete tranquilo; te perdono todo lo que me debes.”» Al salir del palacio del rey, ese empleado se encontró con un compañero que le debía cien monedas de plata. Lo agarró por el cuello y le dijo: “¡Págame ahora mismo lo que me debes!”» El compañero se arrodilló delante de él y le suplicó: “Dame un poco más de tiempo y te lo pagaré todo.”» Pero aquel empleado no quiso darle tiempo, y mandó que metieran a su compañero en la cárcel, hasta que pagara el dinero que le debía.» Los otros compañeros, al ver lo que había pasado, se molestaron mucho y fueron a contárselo al rey.» Entonces el rey mandó llamar a aquel empleado y le dijo: “¡Qué malvado eres! Te perdoné todo lo que me debías, porque me lo suplicaste. ¿Por qué no tuviste compasión de tu compañero, así como yo la tuve de ti?”» El rey se puso furioso, y ordenó que castigaran a ese empleado hasta que pagara todo lo que le debía. Jesús terminó diciendo: «Lo mismo hará Dios mi Padre con cada uno de ustedes, si no perdonan sinceramente a su hermano.»”

Mateo 18:21-35 (Traducción en lenguaje actual)

Creo que la historia que narra la Biblia es muy clara, también por eso escogí la versión Traducción en Lenguaje Actual para que al leerla pudiera ser aun mas entendible a nuestros tiempos.
¿Cuántos de nosotros somos como ese siervo que fue perdonado?, Dios nos perdono cosas que creíamos que no podían ser perdonadas, nuestros pecados no eran razón para sentirnos orgullosos, sino que nos avergonzaban, pero Dios tuvo compasión de nosotros y nos perdono TOTALMENTE nuestros pecados. Pero ahora que Dios nos ha perdonado, ¿Qué perdón estamos otorgando hacia aquellos que pecaron contra nosotros?
Es increíble ver como personas que han sido perdonadas por Dios de todos sus pecados, hoy en día no pueden perdonar a aquel o aquella que hizo algo contra él o ella. Se puede percibir a través de las palabras que de la boca de esas personas salen hacia aquella persona la cual no han perdonado, que en su corazón anidan esa falta de perdón que aunque quiera negar, no los deja vivir una vida libre en Dios.
La falta de perdón es una de las razones porque la gente no puede experimentar el gozo total en sus vidas. Por lo general la gente que no ha podido perdonar y sigue sintiendo ciertos sentimientos negativos hacia aquellos que pecaron contra ellos, son personas amargadas, personas enojadas, personas impulsivas que cualquier cosa hace que exploten.
Y es que la falta de perdón hacia aquellos que un día nos fallaron es como un cáncer que poco a poco va atacando nuestra vida espiritual y si de ser posible nos destruirá.
Y es que el Espíritu de Dios no se puede mover libremente en la vida de una persona que no puede perdonar. Cuando Dios te llamo te hizo LIBRE y esa libertad es la que tienes que cuidar que permanezca siempre, pero cuando tú no perdonas, eres esclavo de esa persona a la cual no puedes perdonar. Y esclavo porque cada cosa mala que te pase o similar a lo que te sucedió con aquella persona, traerá a tu mente la imagen de esa persona que no puedes perdonar. Posiblemente estarás sonriendo y al recordarte de esa persona que no puedes perdonar, tu sonrisa se transformara en una cara de pocos amigos. ¿Por qué ser esclavo del rencor u odio?, Cuando puedes ser una persona compasiva y misericordiosa, tal y como Dios hizo contigo.
Quizá hasta este punto tú digas: “Es que lo que me hizo no merece perdón”, ó “Es que hasta la fecha nunca me ha pedido perdón por lo que me hizo”, quiero que sepas que no necesariamente esa persona tiene que ir delante de ti y humillarse para que tú puedas perdonarla. Quizá por mucho tiempo has esperado que esa persona te busque y te pida perdón y si es de rodillas pues mejor, pero eso no ha pasado, y quizá esa es una de las razones por la que tu vida no puede experimentar el gozo a plenitud, porque sigues amarrado a esa falta de perdón hacia esa persona.
Quiero que entiendas algo: Para perdonar no necesitas que esa persona llegue hasta donde ti, porque, ¿Qué tal si esa persona ya ni vive?, ¿Qué tal si esa persona humanamente le es imposible llegar hasta donde ti?, ó ¿Qué tal si a esa persona hasta se le olvido lo que un día te hizo a ti?, ¿Quién es el más perjudicado en todo esto? .
Tú eres el más perjudicado o la más perjudicada, porque eres tú y nada más que tú quien anida todavía esos sentimientos de falta de perdón hacia esa persona. ¿Por qué te sigues esclavizando a la falta de perdón?
Un día escuche una frase más o menos así: “Tener rencor o envidia es como tomar veneno uno mismo y esperar a que el otro se muera”. ¡Cuánta verdad hay en esta frase!, sí, porque igualmente es la falta de perdón, es como tomar veneno uno mismo, porque el único perjudicado al no perdonar, es UNO MISMO.
Hoy es un buen día para perdonar de verdad, hoy es un buen día para entender que no necesito que me pidan perdón como para perdonar a esa persona que tanto daño quizá nos hizo. Tú puedes hacerlo, tan solo con liberarte de ello en esta hora, si tú quieres hacerlo hoy quiero invitarte a que repitas de corazón y con sinceridad la siguiente oración que te guiare:

“Dios mío, hoy vengo delante de ti porque reconozco mi necesidad de ti, reconozco que los últimos tiempos he cometido el error de no poder perdonar, tú sabes que me cuesta Señor, tú sabes que me dolió lo que me hizo esa persona, también sabes al examinar mi corazón, que no quiero sentir esto más, tú sabes que hoy quiero ser libre totalmente de este sentimiento que nada bueno me ha traído y que me ha hecho sufrir mucho. Señor, hoy con tu ayuda quiero perdonar a todas aquellas personas que me hicieron un mal, hoy quiero perdonar a todos aquellos que pecaron contra mí, perdono a mis padres, a mi familia, a mis hermanos, a mis amigos, a todos aquellos que de una u otra forma un día marcaron negativamente mi vida, HOY QUIERO SER LIBRE, hoy quiero que limpies mi corazón y mi mente para no recordar mas esos malos episodios y si los llegare a recordar, permíteme no sentir más toda ese enojo, rencor u odio que hasta hoy sentía. Hoy te pido perdón por no haber podido perdonar antes, pero HOY PERDONO A TODOS LO QUE ME FALLARON E HICIERON UN MAL CONTRA MI. No importando el momento, el tiempo, el nombre, ni el lugar, HOY PERDONO A TODOS. Señor, yo se que tú y solo tú puedes darme la capacidad de perdonar totalmente, a partir de hoy quiero ser una nueva persona, quiero experimentar tu gozo a plenitud, examina mi corazón y mi mente, limpia todo lo que tengas que limpiar, pero sobre todo dame un corazón que te anhele y te busque, a partir de hoy quiero comenzar de nuevo, a tu lado, porque solo con tu ayuda puedo salir adelante. Gracias Señor, gracias, porque puedo sentir tu presencia sobre mi vida, gracias porque puedo sentir como estas limpiando mi corazón y mi mente, gracias porque puedo sentir tu abrazo sobre mí, pero sobre todo, gracias por darme la capacidad de perdonar ESTE DÍA A TODOS. En el Nombre Poderoso de Jesús, Amén”.

¡Gloria a Dios! Si tú realmente hiciste esta oración con toda sinceridad delante del Señor, estoy seguro que a partir de este día comenzaras a ver todas las cosas desde otra perspectiva, estoy seguro que Dios ha sanado tu corazón y tu mente de todo aquello que no te dejaba ser libre.
Hoy Dios escucho tus palabras sinceras y examino tú corazón y vio que realmente perdonaste, por lo tanto a partir de este día comenzaras a experimentar sucesos hermosos en tu vida y comenzaras a ver como Dios obrara más libremente sobre ti.

¡Gloria a Dios!, porque solo Él puede poner en ti, en deseo de ser libre y buscarlo cada día más.

¡Hoy eres Libre de TODO! ¡Disfruta tu Libertad!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 13 de febrero de 2017

Una Decisión

Una Decisión

por Enrique Monterroza

A veces no queremos reconocer que hay en nuestra vida ciertos obstáculos que no nos impedirán avanzar. Y es que muchas veces nos ciega el deseo, el sentirnos “bien” a pensar de saber que algo anda mal.
Y es que no podemos negar que nosotros sabemos muy bien como esta nuestra vida, y aun así a veces tratamos de engañarnos a nosotros mismos, creyendo que todo está perfecto, cuando en realidad hay una enorme piedra en tu zapato que te está impidiendo caminar correctamente.
Hablo de esas cosas que hay en tu vida que muy bien sabes que no deberían estar allí, hablo de esas cosas de las cuales no haces nada por tratar de dejar o hacer a un lado. Esas cosas que pareciera que te esclavizan y por más que quieras o intentes no puedes deshacerte de ellas.
Y es que a pesar de que muchas veces estamos haciendo totalmente lo contrario a lo que tendríamos que hacer, no hacemos nada por volver al camino correcto que deberíamos seguir.
Realmente no sé si esas cosas son enviadas por el enemigo o somos nosotros mismos quienes las buscamos, es fácil echarle la culpa al diablo de todo, pero a veces nosotros también somos quienes buscamos las ataduras y no ellas a nosotros.
Sé que estas comprendiendo de lo que hablo, es más, se que en este mismo momento Dios está trayendo a tu mente y a tu corazón esa área de la cual estoy hablando.
Me asombra ver como Dios a pesar de nuestros recurrentes errores sigue hablando a nuestras vidas, me conmueve ver como El sigue siendo Fiel a nosotros a pesar de que muchas veces somos infieles a Él. Y es que esa es su naturaleza, Amor, Misericordia, Perdón.
Estoy seguro que si vez a tu alrededor hay más de alguna señal de que Dios sigue contigo, pese a todo. Ahora bien, ¿No crees que es hora de tomar esa decisión de decir: Hasta acá?
Si, se que lo has intentado muchas veces, se que has fallado en innumerables ocasiones, pero, ¿Estarías dispuesto a intentarlo nuevamente?, estoy seguro que sí, porque tú eres un guerrero y a pesar que el enemigo quiera introducir en tu mente lo contrario, tú eres lo que Dios quiso que fueras: Su hijo.
Ahora bien, esto es cosa tuya, ya no es cosa de Dios, es decir: Dios siempre ha estado allí y estará contigo siempre, nunca te ha abandonado y no lo hará ahora que vas a decidir dar un alto a eso que tanto te ha estado atormentando y estropeando tu comunión con El.
Cuando me refiero a que es cosa tuya, hablo de una DECISIÓN. Eres tu quien decide seguir atado a eso o dejarlo de una vez por todas.
Al escribir sobre esto se me viene a mi mente el pasaje bíblico de Daniel que dice: “Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse”. Daniel 1:8 (Reina-Valera 1960)
La frase: “propuso en su corazón”, tiene que ver con una decisión, ese mismo pasaje en la Nueva Traducción Viviente dice: “Sin embargo, Daniel estaba decidido a no contaminarse con la comida y el vino dados por el rey. Le pidió permiso al jefe del Estado Mayor para no comer esos alimentos inaceptables”. Daniel 1:8 (Nueva Traducción Viviente)
Cada uno de nosotros tenemos la potestad de tomar decisiones ya sean de provecho para nuestra vida o decisiones que como consecuencia nos pueden llevar a una derrota en el futuro, puesto que las decisiones que hoy tomemos determinaran nuestro futuro.
Es hora de ser valiente, es hora de negarnos a nosotros mismos y tomar decisiones que quizá humanamente nos serán difíciles, pero que todos sabemos que es lo mejor para nuestra vida. No podemos seguir sintiéndonos culpables de algo a lo que Dios quiere liberarnos, hoy es el día de tu DECISIÓN.
¡Vamos! Toma fuerzas en el Señor y toma la decisión de hacer a un lado todo aquello que te estorba y que es una piedra en tu zapato, es hora de caminar perfectamente junto al Señor, como deberíamos de estar caminando desde hace un tiempo.
La decisión es tuya, Dios está allí esperando a que la tomes para fortalecerte y darte una capacidad especial para salir victorioso.

¿Qué esperas para decidirte?

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

viernes, 10 de febrero de 2017

¿Cumpliste con la orden?


¿Cumpliste con la orden?
El pueblo de Amalec era un pueblo que se había opuesto a Israel cuando Dios los había sacado de Egipto, cuando Israel tuvo como primer rey a Saúl, Dios decidió ajustar cuentas con este pueblo, y la orden de Dios para Saúl y su ejército era la siguiente: “Cuando los israelitas salieron de Egipto, los amalecitas los trataron muy mal. Por eso ahora voy a castigarlos. Anda, ataca a los amalecitas y destruye todo lo que tienen. Mata a hombres, mujeres y niños, y a sus toros, ovejas, camellos y burros. No le perdones la vida a nadie” 1 Samuel 15:2-3 (Traducción en lenguaje actual).
Estando en plena batalla Saúl decidió dejar con vida al rey de Amalec y a los mejores animales que tenían y para llevárselos consigo.
Dios entonces hablo al profeta Samuel lamentándose de haber puesto como rey a Saúl, pues este había desobedecido a la orden que Dios le había dado, esta es: No perdonar la vida de nadie.
A veces en la nuestra vida Dios también nos da órdenes, dichas órdenes son eso: Ordenes. No son opcionales, sino que tienen que ser cumplidas al pie de la letra. ¿Cuántas órdenes nos ha dado Dios?, ¿Las estamos cumpliendo al pie de la letra?
1 Samuel 15:13-14 dice: “Samuel se fue a buscarlo, y cuando lo encontró, Saúl le dijo: —¡Que Dios te bendiga! Ya cumplí con las órdenes de Dios. Samuel le preguntó: —Si en verdad las has cumplido, ¿de quién son esas ovejas y esos toros?”. (Traducción en lenguaje actual).
Realmente Saúl no había obedecido la orden que Dios había dado, el supuso que llevar al rey de Amalec y a lo mejor del ganado para ofrecerlo en sacrificio a Dios, era una buena idea.
Y es que a veces pintamos la desobediencia a Dios como “una buena idea”. Creemos que estamos haciendo lo correcto, porque consideramos que es mejor hacerlo de ese modo.
Cuando Dios nos da una orden, no espera que nosotros opinemos sobre lo que sería mejor acerca de ese asunto, Él simplemente quiere que: OBEDEZCAMOS.
Saúl tuvo “una buena idea”, pero las buenas ideas por muy bonitas que se planteen o por mucho mejor que creamos que nos saldrá, no son nada comparable a la OBEDECIENCIA que Dios requiere de nosotros.
La pregunta es: ¿Estas obedeciendo las ordenes de Dios?, ó ¿Estas llevando a cabo las “buenas ideas” que se te ocurrieron acerca de eso que Dios te ordeno, en lugar de llevar a cabo la orden original?

¡Dios simplemente prefiere la obediencia!

“Pero Samuel le dijo: «A Dios le agrada más que lo obedezcan, y no que le traigan ofrendas. Es mejor obedecerlo que ofrecerle los mejores animales”.

1 Samuel 15:22 (Traducción en lenguaje actual)

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...