Espero que este blogger sea de edificación para su vida, como lo ha sido para mi y mi familia. Hemos puesto, cortas reflexiones, videos cristianos, testimonios, historias bíblicas para niños, biblias electrónicas para bajar a tu pc gratis, una biblia electrónica para leer al momento la palabra de Dios, Muñequitos con historias de la biblia y mucho más. Deja tu comentario y nombre despues de cada reflexion, Dios te bendiga, y que la paz del Señor este contigo en todo momento. Amen



martes, 12 de junio de 2018

Honrando a nuestro Padre

Honrando a nuestro Padre

por Enrique Monterroza

“Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa”
Efesios 6:2
A veces hay cosas que sabemos muy bien, pero que no procuramos ponerlas en práctica. Todos sabemos que el pecado desagrada a Dios, pero aun así nos dejamos llevar por el. Todos sabemos que la única forma de entrar al cielo es viviendo una vida santa y agradable a Dios pues el viene por una Iglesia sin mancha y sin arruga, pero muchas veces estamos viviendo desordenadamente el evangelio y no nos preocupamos por agradar a Dios a través de una vida entregada.
Así mismo desde pequeños se nos ha enseñado que tenemos que honrar a nuestro padre y a nuestra madre para que los días acá en la tierra se nos alarguen, pero ¿Será que estamos cumpliendo con este mandamiento?
En esta ocasión me quiero referir especialmente al padre.

No podemos negar que cuando estábamos pequeños nuestro padre era nuestro héroe, todos en alguna ocasión presumimos de nuestro padre con nuestro amiguitos, cuando fuimos creciendo la imagen de héroe se fue distorsionando y lo convertimos en una padre que regañaba y no nos dejaba hacer lo que queríamos, luego esa imagen cambio a un padre que no sabia mucho y que era anticuado y cuando el padre muere reconocemos que realmente era el mejor padre sobre la faz de la tierra.

¿Por qué esperar a que nuestro padre muera para honrarlo y reconocer lo excelente que ha sido?
No hay escuela para padres, todos han cometido o cometerán errores, pero te aseguro que ellos tratan la manera de hacer lo mejor que pueden para darnos todo lo que queramos.
Yo no me puedo quejar del padre que me toco, cuando pequeño era mi héroe, lo veía cada quince días ya que trabaja en la capital, pero todavía recuerdo esos fines de semana en los que le tocaba llegar a casa, con mis hermanos nos estábamos en la acera de nuestra casa a esperar que a dos cuadras de nuestra casa el autobús que venia de San Salvador se detuviera, cada vez que un autobús se detenía nos poníamos de pie para ver si era mi papa el que venia, cuando por fin era el, salimos corriendo todos a una misma vez a encontrarlo y a ayudarle con la maleta que siempre traía.
Mi papa siempre ha sido bueno conmigo, talvez por ser el tercer varón no pude experimentar de ser su preferido, pero te puedo asegurar que me ama igual que a los demás. Yo siempre me quejaba de que el quería mas a mis hermanos que a mi, cuando pequeño recuerdo que fuimos a San Salvador a comprar zapatos, fue por el año 1990 el le compro zapatos de seiscientos colones a mis hermanos ($68.57) que en aquel tiempo eran carísimos y a mi me compro de cincuenta colones ($5.71) eso me marco para hacerme la idea que a mi no me quería igual, pero hoy en día me doy cuenta que no puedo medir el amor de mi papá por un par de zapatos, pues el simple hecho de que nunca me falto nada habla bien de el.
Hoy en día mi padre es un respaldo tremendo para mi vida, dedica mucho de su tiempo para estar pendiente de cosas que necesite que el me ayude, siempre me respalda en todo lo relacionado con el ministerio y siempre tiene palabras animo y de fe para cosas que anhelo. Hoy que soy padre yo también me doy cuenta que aunque muchas veces no nos damos cuenta, nuestro padre nos ama mas de lo que nosotros mismos imaginamos.
Es por esa razón que debemos honrarlo, no menospreciarlo por sus cortos conocimientos, sino que al contrario, recordar que el fue parte importante para nuestro crecimiento, educación y para hoy en día seamos profesionales, tu no sabes cuantas veces tuvo que sacrificar el poco dinero que tenia para ayudarte en tus cosas, tu no te imaginas los esfuerzos que ha tenido que hacer para que hoy en día tu seas una persona de provecho para la sociedad y mas aun para el servicio a Dios.
Cada día de nuestra existencia deberíamos reconocer lo importante que ha sido nuestro padre, pues Dios lo utilizo a el para ser un instrumento para concebirte, gracias a que Dios lo uso ahora tu tienes vida.
Honremos a nuestros padres mientras estén en vida, acércate a el y dile lo importante que es para ti, lo mucho que lo amas y lo grandioso que ha sido para contigo.
Agradezcámosle a Dios por el padre que nos dio, pues el era el indicado para ser tu padre.

Detrás de un buen hijo, siempre hay grandísimos padres los cuales Dios ha utilizado para que tú seas tú.

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 5 de junio de 2018

¿Qué ha hecho para que la ame tanto?

¿Qué ha hecho para que la ame tanto?

por Enrique Monterroza

Mi hija Valentina cumplirá a finales del mes cinco meses de nacida, es una bella princesita, hay tanta hermosura en ella que no puedo verla sin decirle lo linda que es.
Tan pequeña ella, tan delicada y bella mi princesita me derrite el corazón, cada día por la mañana al levantarme voy, la veo, siempre está con sus ojitos abiertos y cuando me ven, sin que yo haya pronunciado palabra alguna, SIEMPRE ME REGALA UNA SONRISA.
Verla sonreír cuando me ve, sin que yo le hable o diga algo, me hace sentir algo muy lindo, inexplicable, verla sonreír me provoca un sentimiento único y más al saber que no necesito hablarle para que me reconozca y se sonría conmigo.
En tan poco tiempo mi niña preciosa se ha ganado todo mi amor, la amo con un amor tan puro, no ha hecho nada trascendental como para que yo pueda sentir este amor que siento por ella, pero por alguna razón la amo tanto sin que hubiera hecho merito alguno para que lo haga.
A veces me pregunto: ¿Cómo es que la amo tanto?, ¿Qué ha hecho para merecer mi amor de esa manera?, simplemente porque es mi hija, es parte de mi y esa es razón suficiente para que la ame tanto.
Reflexionar en el amor que siento hacia mi pequeña princesa, me lleva a reflexionar sobre el amor que Dios tiene para mí.
¿Qué has hecho tú para merecer el amor de Dios? , ¿Qué he hecho yo para merecer su amor eterno?
Pensando en todo esto llego a una sola conclusión: “No he hecho nada, para merecer su amor, simplemente Él me ama porque soy su hijo”.
Ningún ser humano se puede jactar que ha hecho merito alguno para provocar que Dios le ame con amor eterno. Ninguno de nosotros podemos decir que hemos hecho algo para ganarnos su amor.
Él nos amo desde el principio, desde antes que naciéramos, desde que estábamos en el vientre de nuestra madre, desde antes que lo conociéramos Él ya nos amaba, no tenias que hacer nada, simplemente Él ya te amaba desde siempre.
A veces cometemos el error de pensar que Dios nos ha dado la espalda, que Dios quizá no se fija en nosotros, que Dios no nos ama, quizá porque vemos nuestras acciones que reflejan nuestra rebeldía a Él, quizá porque nos creemos tan pero tan malo que nos autoexcluimos de su amor.
La mayoría de nosotros al ver nuestra vida y el mal camino que muchas veces llevamos, pensamos que Dios no nos puede amar, porque nuestras acciones seguramente no son de su agrado, pero ¿Sera que realmente Dios no te ama por eso que haces?
Yo opino que Dios nos ama de cualquier forma, porque si no nos amara, ¿Por qué iba a enviar a su único Hijo a morir por nosotros?, por eso el versículo conocido universalmente de Juan 3:16 comienza con: “De tal manera nos amo Dios”.
La Biblia dice:

“Dios nos dio muestras de su amor al enviar al mundo a Jesús, su único Hijo, para que por medio de él todos nosotros tengamos vida eterna. El verdadero amor no consiste en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo, para que nosotros fuéramos perdonados por medio de su sacrificio.”

1 Juan 4:9-10 (Traducción en lenguaje actual)

Hay algo que tenemos que entender y esto es que DIOS NOS AMO, NOS AMA Y NOS AMARA. No has hecho nada para merecer su amor, y es mas no puedes hacer nada para merecerlo, simplemente te ama, porque su amor hacia ti siempre ha sido eterno.
Ahora bien, el debate no tendría que ser si Dios nos ama o no, entonces  la pregunta tendría que ser:

¿Aceptas ese amor que Dios te tiene?

No hay duda alguna que Dios te ama, pero depende de nosotros el poder aceptar su amor, depende de nosotros apropiarnos de su amor.
No tienes que autoexcluirte de su amor, no tienes porque pensar que no eres merecedor de su amor, porque cuando Dios decidió amarte no vio en ti lo malo que tenias, sino todo lo bueno que había en ti para dar, cuando aceptaras su amor incomparable.
¿Por qué no te rindes a su amor?, ¿Por qué sigues pensando que eres tan malo como para poder estar cerca de un Dios tan bueno?, Dios te amo, te ama y te amara, acepta su amor, lo único que tienes que hacer es ACEPTAR el amor que Él te ofrece.
Su amor hacia ti es capaz de perdonar tus pecados y darte una nueva vida, la cual no se basa en nada que este mundo vano te ofrece, sino más bien en todo lo que el ojo no ve, pero que la fe cree.
El mayor regalo de amor que Dios te quiere dar es LA VIDA ETERNA, la cual solo se consigue a través de Jesucristo, su Hijo amado, por eso dice la Biblia:

“Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo. Pues es por creer en tu corazón que eres declarado justo a los ojos de Dios y es por confesarlo con tu boca que eres salvo”.

Romanos 10:9-10 (Nueva Traducción Viviente)

¿Qué dices? ¿Aceptas su amor? Yo acepte su amor y ahora puedo darme cuenta lo mucho que me ama y sin que yo haya hecho merito para ello, puedo darme cuenta que me ama simplemente porque soy su hijo.
Mi hija Valentina no hizo nada para merecer mi amor, la amo porque simplemente es mi hija y jamás dejare de amarla.
Dios te ama, no por algo bueno o malo que hayas hecho, sino porque su amor es así, tan distinto a cualquier otro y todo porque su amor es PERFECTO.

¿Aceptas su amor?

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

viernes, 25 de mayo de 2018

Cristo puede cambiar tu vida

Cristo puede cambiar tu vida

por Enrique Monterroza

“Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo”.
1 Corintios 15:10
Desde joven sentí el llamado de Dios, mientras todos los jóvenes de mi época andan en fiestas y haciendo toda clase de locuras en el mundo, Dios me permitía cada sábado ganar almas para El en una reunión juvenil de la cual yo era el líder. Mi vida estaba consagrada a una sola cosa: SERVIR A MI DIOS.
Algunos de mis amigos no lo entendían, me decían como era posible que en lo mejor de mi juventud yo pudiera andar con una Biblia hablándoles de lo que Cristo podía hacer en la vida del ser humano y no con ellos haciendo toda clase de locuras sin sentido.
Ahí me di cuenta que ellos ya no eran mis amigos, que me habían dado la espalda al ver el cambio que Cristo había hecho en mi vida y que no aceptaban esa transformación, en pocas palabras ya no me aceptaban como uno más de ellos.
No me sentí incomodo porque ellos no me aceptaran, sino por el hecho de que sus ojos estaban segados para ver la VERDAD, la verdadera REALIDAD de sus vidas, que vivían sin ningún sentido y que tarde o temprano la factura habría que pagarla.
Más de una década después veo a algunos de ellos que me recriminaban y se burlaban de mi consumidos en vicios, con una vida truncada, sin haber terminado una carrera universitaria por andar en las corrientes de este mundo, sin una familia en donde sentirse amados porque sus vicios los llevaron a ello y creyendo que no necesitan todavía de Dios.
Les hable en muchas ocasiones de Cristo, los invite en innumerables veces, hice todo lo que estuvo a mi mano para que pudieran experimentar lo que yo experimente, pero el enemigo les segó el entendimiento para que no les resplandezca la luz.
En contra parte veo ahora mi vida y me doy cuenta que pude terminar una carrera, que tengo una familia que me ama, amigos que son más que amigos, que son mis hermanos, gente que a pesar que no me conoce personalmente pero siento que me quieren mucho, una vida estable en todo sentido y llego a la conclusión que las burlas y el desprecio que un día recibí de los que considere mis amigos, era el precio que tenía que pagar para un día ser diferente.
El recibir a Cristo en mi corazón ha sido la decisión más sabia que he tomado en mi vida y no solo eso, ha sido la decisión base que ha edificado lo que ahora es mi vida.
Hoy quiero invitarte a que tomes la decisión más importante de tu vida, esa decisión que llevara como objetivo ordenar tu vida, darle un sentido verdadero y que llenara de bendición todos los días de tu existir.
La Biblia dice en Romanos 10 9, 10 lo siguiente: “que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación”.
Hoy te invito a entregarle tu vida a Cristo, a pedirle que sea el Señor de tu vida y que a partir de hoy te pueda guiar en esta vida, si lo quieres hacer te invito a que hagas la siguiente oración:
“Señor Jesús, reconozco que soy pecador, creo que eres Dios y que moriste por mí en la cruz del calvario, así como que resucitaste al tercer día de entre los muertos, este día te pido que entres a mi corazón y que mores en el, te necesito, cámbiame, toma las riendas de mi vida y dale un verdadero sentido, a partir de este día quiero vivir para ti, quiero aprender a hacer tu voluntad y sobre todo servirte por toda mi vida, solo te pido que tomes el control de mi vida, te necesito Señor, has conmigo lo que bien te parezca. Amén”
Quiero decirte y a la vez dar fe de que Cristo cambia vidas, que Jesús transforma corazones y da un verdadero sentido de vida. Yo no sería lo que ahora soy si Cristo no hubiera tenido misericordia de mí y me hubiera aceptado en su redil.
La vida cristiana no es fácil, pero tampoco es difícil, basta con la determinación de corazón de tratar por todos los medios posibles de hacer la voluntad de Dios y lo demás el Señor lo hace, tu no necesitas cambiar, porque el cambio lo ira guiando el Señor a través del Espíritu Santo que ahora está en ti, solo déjate guiar por El, obedece sin reproches y veras como Dios hace de ti una obra preciosa e irreconocible.

Dios cambio mi vida y le dio un verdadero sentido, El puede hacer lo mismo por ti.

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 14 de mayo de 2018

El Primer lugar

El Primer lugar

por Enrique Monterroza

Que fácil se nos hace muchas veces destronar a Dios del primer lugar en nuestra vida y cuando hablo del primer lugar me refiero a esa relación persona e intima que deberíamos tener con Él.
A través de mis años en el Señor he notado la facilidad que tengo y tienen muchos a los que he visto de relegar a Dios a otro lugar que no es el primero.
Especialmente hoy reflexionaba sobre el hecho de que somos muy buenos para pedir, para desear que nos vaya bien, para anhelar paz en nuestro corazón y tantas cosas hermosas que quisiéramos, pero por alguna razón no hacemos absolutamente nada por devolver al lugar que le corresponde al Señor en nuestra vida.
Queremos tantas cosas, queremos que Dios haga esto y lo otro según nuestra voluntad y en el tiempo que lo necesitamos, pero no pensamos por un momento que a veces la estamos pasando mal porque hemos relegado a Dios a otro lugar que no le corresponde en nuestra vida.
Hay una palabra en el libro de Job que descubre una verdad irrefutable, esta es:

Vuelve la mirada al Todopoderoso; apréndete de memoria sus enseñanzas, y él te devolverá la felicidad”.

Job 22:22-23 (Traducción en lenguaje actual)
El secreto de la verdadera felicidad no está en tener lo que quisiéramos hablando en sentido material, emocional o sentimental. La verdadera felicidad se centra en el hecho de volver nuestra mirada al Todopoderoso, es decir colocar a Dios en el PRIMER LUGAR en nuestra vida.
Nuestro Señor Jesús lo dijo:

“Lo más importante es que reconozcan a Dios como único rey, y que hagan lo que él les pide. Dios les dará a su tiempo todo lo que necesiten”.

Mateo 6:33 (Traducción en lenguaje actual)
Hay momentos en nuestra vida en donde tenemos que reflexionar sobre en qué lugar tenemos a Dios en nuestra vida, porque la verdad es que muchos cambiamos de lugar a Dios a cada momentos, cuando sentimos que necesitamos su ayuda tratamos de ponerlo en el primer lugar, pero cuando sentimos que las cosas van bien, nos olvidamos de Él y colocamos otras cosas en primer lugar.
Debemos pensar muy bien en lo que estamos haciendo, en cómo estamos viviendo nuestra vida cristiana, en cómo esta nuestra relación personal con Dios, sobre qué tan importante es Dios en nuestra vida y que tanta prioridad le estamos dando a Él.
Hoy quiero invitarte a hacer una autoevaluación y una crítica muy seria sobre el lugar que en este momento está ocupando Dios en tu vida y si hay otras cosas que son prioridad en tu vida antes de tu relación personal con Dios, entonces devuelve a Dios al lugar que le tiene que corresponder en tu vida, es decir: EL PRIMER LUGAR.

¡Que nada le quite el primer lugar a Dios en tú vida!

“Pero que todos aquellos que te buscan estén llenos de alegría y de felicidad en ti. Que los que aman tu salvación griten una y otra vez: «¡Grande es Dios!»”.

Salmos 70:4 (Nueva Traducción Viviente)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

jueves, 3 de mayo de 2018

La excusa del pecado

La excusa del pecado

por Enrique Monterroza

A partir del momento en que abrimos nuestro corazón a Dios y permitimos que Él sea nuestro Señor y Salvador dejamos a un lado nuestra vida intencional de pecado y comenzamos a vivir ya no para satisfacer nuestros deseos carnales, sino más bien para tratar de agradar a Dios.
Obviamente en el camino hacia agradar a Dios seremos seducidos a fallar y en muchas ocasiones fallaremos, pero hay dos formas de ver la vida cristiana partiendo de esto:
La Primera es ver el pecado como excusa, es decir utilizar las trilladas frases para excusarse de su error: “Soy imperfecto”, “Soy humano”, “Soy débil”, ¿Acaso alguien dudaba de esas tres cosas antes que fallaras?, es obvio que somos imperfecto, es obvio que somos humanos y es obvio que somos por naturaleza débiles ante el pecado, pero ninguna de esas tres excusas u otras que quieras anteponer al reconocimiento de tu error pueden solucionar el hecho ya concretado.
La Biblia es clara en decir cuál es la razón de concretar el pecado: “Al contrario, cuando somos tentados, son nuestros propios deseos los que nos arrastran y dominan. Los malos deseos nos llevan a pecar; y cuando vivimos sólo para hacer lo malo, lo único que nos espera es la muerte eterna” Santiago 1:14-15 (Traducción en lenguaje actual).
Fallamos o pecamos cuando nuestros propios deseos nos dominan, aunque cada uno de nosotros ha sido dotado con DOMINIO PROPIO“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” 2 Timoteo 1:7 (Reina-Valera 1960). Al leer este pasaje queda en evidencia que la única causa por la que pecamos es porque simplemente queremos hacerlo y no porque seamos imperfecto, humanos o débiles, es simplemente que quisimos hacerlo, pues de haber utilizado el dominio propio que Dios nos dio, hubiésemos decido no fallar.
Tampoco podemos poner como excusa al pecado la gracia de Dios, porque el Apóstol Pablo escribió: “Ahora bien, ¿deberíamos seguir pecando para que Dios nos muestre más y más su gracia maravillosa? ¡Por supuesto que no! Nosotros hemos muerto al pecado, entonces, ¿cómo es posible que sigamos viviendo en pecado?” Romanos 6:1-2 (Nueva Traducción Viviente).
La Segunda es ver el pecado como una razón para buscar más de Dios, es decir, es imposible que no fallemos en este camino hacia la vida eterna, pero hay una enorme diferencia entre fallar con la excusa que somos imperfectos y fallar con el dolor de saber que bien pudiste haber sido fiel.
Cuando fallamos y sentimos dolor de lo que hicimos es una señal pura de que el Espíritu Santo de Dios esta redarguyendo nuestra vida, como consecuencia debería haber en nosotros un anhelo más profundo de buscar más de Dios para no volver a fallar.
El Apóstol Pablo animaba a Timoteo de la siguiente manera: “Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús”. 2 Timoteo 2:1 (Reina-Valera 1960).
Y es que fallarle a Dios tendría que provocar en nosotros un deseo de mejorar, un deseo de ser fieles a Dios, un deseo de no volver a cometer el mismo error, un deseo de superarnos en esa área que en esta ocasión nos fue un tropezadero.
El Apóstol Pablo sentía la necesidad de Dios en su debilidad y escribe lo siguiente: “Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.” 2 Corintios 12:9 (Reina-Valera 1960). Me llama la atención la palabra: “de buena gana” y es que cuando lejos de excusarnos de nuestras debilidades, buscamos de buena gana el favor de Dios podemos llegar a ser más fuertes, pues Dios se perfecciona en nuestras debilidades.
Ahora bien, podemos vivir nuestra vida cristiana de dos maneras: Excusándonos por nuestras fallas o reconociendo nuestra debilidad y buscando más de Dios cada día.
Una vida mediocre en el evangelio es aquella que no le pone atención a su vida constante de pecado, porque simplemente cree que es normal y que todos lo hacen, pero la realidad es que Dios nos llamo cuando andábamos en nuestros delitos y pecados, nos perdono, nos restauro y ahora desea que cada día luchemos por agradarlo no haciendo lo que antes hacíamos, sino buscado su favor a través de lo estipulado en su Palabra.
La Biblia lo dice claramente:

“Dios ha demostrado cuánto ama a todo el mundo, pues les ha ofrecido la posibilidad de salvarse del castigo que merecen. Ese amor de Dios nos enseña que debemos dejar de hacer el mal, y no desear lo malo de este mundo. También nos enseña que, en este mundo, debemos ser honestos y fieles a Dios, y pensar bien lo que hacemos. Así debemos vivir, mientras llega ese día feliz y maravilloso que todos esperamos, cuando se manifestará nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. Él quiso morir para rescatarnos de todo lo malo y para purificarnos de nuestros pecados. Al hacerlo, nos convirtió en su pueblo, en un pueblo decidido a hacer el bien”.

Tito 2:11-14 (Traducción en lenguaje actual)

¡Vivamos cada día decididos a honrar a Dios!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...