Espero que este blogger sea de edificación para su vida, como lo ha sido para mi y mi familia. Hemos puesto, cortas reflexiones, videos cristianos, testimonios, historias bíblicas para niños, biblias electrónicas para bajar a tu pc gratis, una biblia electrónica para leer al momento la palabra de Dios, Muñequitos con historias de la biblia y mucho más. Deja tu comentario y nombre despues de cada reflexion, Dios te bendiga, y que la paz del Señor este contigo en todo momento. Amen



viernes, 15 de julio de 2016

Devuélveme el gozo de tu salvación

Devuélveme el gozo de tu salvación

por Enrique Monterroza

“Devuélveme el gozo de tu salvación…”
Salmos 51:12 Reina-Valera 1995 (RVR1995)
Si realmente eres una persona que ha tenido un encuentro genuino con Dios y naciste de nuevo debes de sentir un dolor muy profundo cuando le fallas a Dios. Y es que no vamos a negar que todos le fallamos a Dios, aun cuando en muchas ocasiones no lo quisiéramos hacer. Nuestra naturaleza pecaminosa muchas veces nos arrastra a cometer pecados que un día prometimos no cometer, pecados que nos avergüenzan y que nos hacen sentir inmerecedores del amor y misericordia de Dios.
Cuando alguno de nosotros peca se produce en nuestro espíritu un dolor, ese dolor que me indica que lo que hice no era lo correcto, ese dolor que me lleva a arrepentirme de lo que hice y hasta a aborrecer eso que hicimos. Pero también junto con el dolor los ánimos bajan, nos sentimos mal por haber defraudado a Dios, y es que un hijo de Dios nunca se sentirá tranquilo después de haber fallado a Dios, si realmente eres un hijo de Dios siempre, pero siempre habrá un sentimiento de intranquilidad por lo que hicimos y del cual no seremos libres hasta arrepentirnos y pedirle perdón con sinceridad a Dios.
El rey David experimento todos esos sentimientos después de cometer adulterio con Bétsabe que en ese entonces era mujer de Urías heteo. David sabía lo que había hecho, sabía que había fallado a Dios, se sentía intranquilo, pero al mismo tiempo trato de disimular todo, trato de ocultarlo, que nadie supiera lo que había hecho, sin embargo delante de los ojos de Dios nada puede ocultarse y Dios envió al profeta Natán a David para hacerle ver el pecado que había cometido. Luego de ese encuentro en donde Natán le hizo ver el pecado que David había cometido, el rey tuvo un encuentro con Dios en donde abrió su corazón para expresar lo que sentía por haber fallado.
David le dijo a Dios: “Dios mío, tú eres todo bondad, ten compasión de mí; tú eres muy compasivo, no tomes en cuenta mis pecados. ¡Quítame toda mi maldad! ¡Quítame todo mi pecado!  Sé muy bien que soy pecador, y sé muy bien que he pecado. A ti, y sólo a ti te he ofendido; he hecho lo malo, en tu propia cara. Tienes toda la razón al declararme culpable; no puedo alegar que soy inocente. Tengo que admitir que soy malo de nacimiento, y que desde antes de nacer ya era un pecador. Tú quieres que yo sea sincero; por eso me diste sabiduría.” Salmos 51:1-6 Traducción en lenguaje actual (TLA). En primer lugar notemos que para llegar delante de Dios necesitamos sinceridad, pero también reconocimiento del problema. David abrió su corazón delante de Dios y reconoció su pecado.
Luego escribió: “Quítame la mancha del pecado, y quedaré limpio. Lava todo mi ser, y quedaré más blanco que la nieve. Ya me hiciste sufrir mucho; ¡devuélveme la felicidad! No te fijes en mi maldad ni tomes en cuenta mis pecados. Dios mío, no me dejes tener malos pensamientos; cambia todo mi ser. No me apartes de ti; ¡no me quites tu santo espíritu! Dame tu ayuda y tu apoyo; enséñame a ser obediente, y así volveré a ser feliz. A los pecadores les diré que deben obedecerte y cambiar su manera de vivir.” Salmos 51:7-13 Traducción en lenguaje actual (TLA). En segundo lugar entendía que solo Dios podía librarlo del dolor que sentía por haber pecado, reconocía que solo Dios podía limpiar su vida. En estas palabras podemos notar como David no era feliz, y es que el pecado jamás te hará feliz, nunca alguien que peca contra Dios después de haber experimentado su amor será feliz. No hay nada comparado al gozo que Dios nos da, al gozo de salvación que experimentamos cuando Dios perdona nuestros pecados, pero volver a revolcarnos al lugar de donde Dios nos saco nos da una sensación de infelicidad pues después de haber estado en el banquete del rey disfrutando de sus manjares es una pena disfrutar de la basura que el mundo y sus deseos nos ofrecen.
David terminaba escribiendo lo siguiente: “Señor y Dios mío, Dios de mi salvación, líbrame de la muerte, y entre gritos de alegría te daré gracias por declararme inocente. Abre mis labios y te cantaré alabanzas. Yo con gusto te ofrecería animales para ser sacrificados, pero eso no es lo que quieres; eso no te complace. Para ti, la mejor ofrenda es la humildadTú, mi Dios, no desprecias a quien con sinceridad se humilla y se arrepiente.” Salmos 51:14-17 Traducción en lenguaje actual (TLA). David quería volver a sentir el gozo de la salvación lo cual lo llevaría a abrir su boca para cantarle a Dios, en pocas palabras, quería volver a ser el mismo que un día fue pero entendía también en donde estaba la clave para ello. La clave estaba en la humildad.
Cuando somos humildes nos es fácil reconocer que somos débiles y que necesitamos la ayuda de Dios. Cuando somos humildes podemos avanzar más, pero cuando creemos que llegamos a un nivel “superior” en donde ya lo conocemos todo y en donde “nada” puede contra mí es cuando nos olvidamos que si somos lo que somos y estamos donde estamos es porque Dios así lo quiso y porque Dios ha estado detrás de todo lo que hemos logrado. “En realidad, Dios nos trata con mucho más amor, como dice la Biblia: «Dios se opone a los orgullosos, pero brinda su ayuda a los humildes.»” Santiago 4:6 Traducción en lenguaje actual (TLA)
Posiblemente los últimos días has sentido como el gozo de la salvación de Dios no fluye con libertad en tu vida. Quizá fallaste de manera descarada a Dios y hoy te encuentras en una momento en donde te avergüenza hasta pedirle perdón por eso que en muchas ocasiones se lo has pedido. Quizá en ocasiones piensas que no tiene remedio, que esa atadura que te hace tropezar una y otra vez nunca desaparecerá de tu vida, sin embargo tienes que comprender que Dios quiere y puede perdonarte, que Dios sigue amándote de la misma manera que el primer día de tu existencia, que lo único que Él necesita para perdonarte y restaurarte es HUMILDAD de tu parte.
Hoy quiero invitarte a ser humilde delante de Dios, que apartes un tiempo a solas con Dios y vete a ese lugar, dobla tus rodillas y habla con sinceridad delante de Dios. Exprésale lo que sientes, exprésale el dolor que sientes por haber pecado, exprésale cómo te hace falta su presencia en tu vida y que por lo errores que has cometido sientes que has perdido. Abre tu boca, habla con sinceridad, no tienes que ocultar nada porque Dios lo sabe todo. Dile lo que sientes y lo que quieres, pídele perdón, muéstrate totalmente arrepentido, derrama las lágrimas que quieras y que has retenido durante mucho tiempo. Deja que tu espíritu se exprese delante de la presencia de Dios.
Dios con mucho amor fluirá libremente en ese lugar, sentirás como una hermosa presencia de su Santo Espíritu comienza a abrazarte y a renovarte. Y es que cuando eres sincero algo en el ámbito espiritual se activa, Dios tiene compasión  de ti y te regala uno de esos momentos inolvidables, uno de esos momentos que cambian el rumbo de nuestra vida y enderezan nuestros caminos.
¡Habla con Él!, Pero sobre todo hazlo con un corazón sincero, genuino y arrepentido, pídele perdón yacepta también ese perdón que te ha de otorgar. Dios borrara tus pecados y todo será nuevo, no tendrás porque recordar algo que en la mente de Dios desapareció. “Pero yo, que soy tu Dios, borraré todos tus pecados y no me acordaré más de todas tus rebeldías.” Isaías 43:25 Traducción en lenguaje actual (TLA).

¡Dios quiere perdonarte!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 11 de julio de 2016

40 años para una misión

40 años para una misión

por Enrique Monterroza

Una de las historias más conocidas de la Biblia es la referente a Moisés, aquel israelita nacido en Egipto que al nacer fue salvado por su madre y hermana quienes evitaron que fuera asesinado como muchos niños de su edad. Aquel niño encontrado en una canasta que flotaba en el rio y adoptado por la hija de Faraón.
Ahora Moisés vive en el palacio egipcio sin embargo su sangre y descendencia clama por él. Siendo de aproximadamente cuarenta años vio como unos egipcios maltrataban a unos israelitas y fue tanta su furia que mientras defendía al israelita mato al soldado egipcio por lo que tuvo que huir para no seracusado de asesinato y ser ejecutado en Egipto. “Oyendo Faraón acerca de este hecho, procuró matar a Moisés; pero Moisés huyó de delante de Faraón, y habitó en la tierra de Madián.” Éxodo 2:15 (Reina-Valera 1960).
Ahora un Moisés que había crecido en un palacio y había sido tratado como un príncipe se encuentra en una cruda realidad: El desierto. Allí encuentra a la que iba ser su familia, se casa con Séfora hija de Jetro, quien le da un hijo a quien llama Gerson.
Pasaron 40 años allí en Madián, en donde trabajo cómo un pastor de ovejas, en trabajos que en su vida en el palacio nunca había hecho, pero que sin embargo estaba forjando su carácter.
A veces Dios hace lo mismo con nosotros, nos lleva un tiempo al desierto en donde ha de forjar nuestro carácter y nuestra vida para que podamos ser útiles para una misión especifica.
Quizá muchos de los que hoy me leen han soñado en grande en la obra de Dios, quizá muchos quisieran hacer grandes cosas para el Señor y en este momento se encuentra en un desierto en donde lo único que encuentran es una anonimato tal que pareciera que nada de lo que soñaron se cumplirá en su vida.
El desierto puede hacernos pensar que no veremos más nada que solo arena, el desierto puede hacer que nuestros sueños desaparezcan o pueden afectar a nuestra fe si solo pensamos por lo que vemos y no por lo que no vemos.
Moisés paso allí 40 largos años, toda una generación para aquellos tiempos, sin embargo Dios tenía un plan maravilloso para Él. Y es que cuando Dios te ha elegido, te ha cuidado, te ha bendecido y te ha provisto siempre lo necesario, es porque Él no se ha olvidado de ti y aunque el tiempo pase debes tener la seguridad que el plan de Dios se llevará a cabo en tu vida.
Moisés nunca pensó que esos 40 años en el desierto pastoreando ovejas lo iban a convertir en el hombre indicado para la misión mas espectacular de la historia: Liderar la liberación del pueblo de Dios de la esclavitud de Egipto.
La Biblia dice:

“Pasados cuarenta años, un ángel se le apareció en el desierto del monte Sinaí, en la llama de fuego de una zarza. Entonces Moisés, mirando, se maravilló de la visión; y acercándose para observar, vino a él la voz del Señor: Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob. Y Moisés, temblando, no se atrevía a mirar. Y le dijo el Señor: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar en que estás es tierra santa. Ciertamente he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su gemido, y he descendido para librarlos. Ahora, pues, ven, te enviaré a Egipto.” 

Hechos 7:30-34 (Reina-Valera 1960)
Después de cuarenta años en el desierto pastoreando ovejas, a la probable edad de 80 años Dios llama a este hombre, a Moisés, un hombre maduro que dejo de ser impulsivo para convertirse en el hombre más manso sobre la faz de la tierra.
¿Tardo Dios en cumplir su propósito en Moisés?, de ninguna manera, y es que somos nosotros quienes medimos los tiempos en base al reloj, Dios lo hace en base a la preparación que tengamos para determinada misión. Para Moisés su tiempo de preparación fueron 40 años en el desierto, para nosotros, ¿Cuánto tiempo ha de ser?
Hoy quiero motivarte a creer en lo que Dios esta a punto de hacer en tu vida. Quizá en algún momento te has sentido abandonado en el desierto, quizá en ocasiones has pensado que ya no eres útil para Dios, sin embargo es posible que te encuentres en un tiempo de preparación en ese desierto en donde Dios hará de ti el hombre o la mujer que el necesita para determinada tarea.
No veas el desierto como algo malo, al contrario míralo como la escuela de preparación que necesitas para hacerte fuerte, para forjar un mejor carácter y sobre todo para fortalecer tu fe en lo que Dios hará en tu vida.
Nuestro Señor Jesús fue 40 días al desierto antes de comenzar su Ministerio. El desierto ayuda a sacar de nosotros aquello malo para que comprendamos que solo sacando lo mejor de nosotros podemos ser utilices para la misión que Dios tiene preparada para cada uno de nosotros.
Hoy Dios te dice directamente a ti:

“Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón.” 

Oseas 2:14 (Reina-Valera 1960)
Dios no se olvida de ti, Él ha de cumplir su plan en tu vida y llegado el momento tu estarás preparado para la misión que Él te ha de encomendar.

¡Adelante! ¡No dudes de los planes de Dios hacia tu vida!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

domingo, 10 de julio de 2016

El Temor es desconfianza en Dios

El Temor es desconfianza en Dios
por Enrique Monterroza

“Porque el temor que me espantaba me ha venido,
Y me ha acontecido lo que yo temía”.
Job 3:25
Job era un hombre como la Biblia lo indica: hombre perfecto y recto (Job 1:1). Era un hombre que intentaba agradar a Dios siendo apartado del mal y temeroso de Él. 
Pero en medio de lo que Dios permitió que Job pasara de su boca brotaron unas palabras que denotaban su debilidad: “Porque el temor que me espantaba me ha venido”.
Al igual que Job muchos cristianos hoy en día viven al lado del temor, ese temor que no les permite ser libres para adorar y servir a Dios. Hay muchos que viven esperando a que el mal no les llegue, en lugar de esperar que las bendiciones de Dios los alcancen.
El temor en si no es malo, porque todos en momento determinado hemos sentido temor a algo, pero lo malo es que el temor inunde mi vida y me desvié la mirada hacia las situaciones que pueden estarlo causando.
Cuando yo siento temor estoy teniendo fe en lo que el Diablo puede hacer, puesto que si yo confío en lo Poderoso que es mi Dios no tendría que preocuparme por lo malo que pudiera sucederme.
Cuando un cristiano es invadido por el temor a tal punto de que le roba la paz en su corazón, esta desviando su mirada y esta mas pendiente de lo que el enemigo puede hacer, en lugar de confiar en que el Todopoderoso tiene todo bajo control.
Los discípulos cuando iban en una barca junto al Maestro sintieron temor de ahogarse, pero Jesús les dijo: “No temáis”. Realmente muchas veces nos olvidamos de lo Poderoso que es Dios para salvarnos y guardarnos del mal. Nos olvidamos de que si él es por nosotros, ¿Quien contra nosotros?, nos olvidamos de que él estará con nosotros todos los días de nuestra vida.
¿Cuál es el temor que te invade?, ¿A que le temes?, ¿Acaso Dios no puede protegerte de eso que tu vez tan terrible?, ¿Será que Dios no puede hacer nada?, ¿Entonces, para que temer?
No puedes pasarte la vida pensando en que algo malo te va a ocurrir o que algo malo le ocurrirá a tus seres queridos, en lugar de eso deposita tu confianza en el Señor pues él jamás te defraudara.
Es momento de comenzar a confiar plenamente en Dios, es hora de que depositemos nuestra angustia en las manos del Señor, echa toda tu ansiedad sobre él, pues él cuidara de ti, porque el es tu Dios y mi Dios, el es Soberano, el es Inmutable, nunca cambiara y si hasta este día siempre ha tenido cuidado de nosotros, tenlo por seguro que siempre cuidara de ti.
Amigo mío, quiero invitarte a que deseches el temor de tu vida, que en lugar de estar pensando que el enemigo puede hacerte algo malo, comiences a creer en lo bueno que es Dios y en lo Poderoso que es para Guardarte.
Si El te llamo, fue porque El tendría cuidado de ti, El jamás se ha olvidado de ti y en medio de estos momentos difíciles y de incertidumbre que estas pasando El te dice:

NO TEMAS, YO ESTOY CONTIGO.


JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 4 de julio de 2016

Vence la vergüenza para alcanzar el perdón

Vence la vergüenza para alcanzar el perdón

por Enrique Monterroza

¿Has sentido alguna vez ese sentimiento de saber que le fallaste a Dios a pesar que no tenías que hacerlo?, hablo de esos momentos en los que sabes que actuaste mal a pesar que sabias muy bien que era lo que tenias que hacer.
Quizá los últimos días u hoy mismo le fallaste a Dios a sabiendas que no tenías que hacerlo. Quizá ese pensamiento de no fallarle a Dios en eso que fallaste anduvo en tu mente mucho tiempo, sin embargo decidiste mal e hiciste lo contrario a lo correcto.
Hoy estás allí, triste, cabizbajo, con tu rostro agachado, inundado de una vergüenza tal que no te atreves a ir delante de Dios porque sabes que le fallaste a pesar que Él puso constantemente en tucorazón que lo que ibas a hacer era incorrecto.
Te sientes muy mal contigo mismo, piensas que Dios te ha dado la espalda, que está enojado por tu accionar, que las cosas con Él ya no serán lo mismo, tú mismo sentimiento de culpa te hace pensar una y mil cosas acerca de lo que Dios “quizá” piensa sobre ti.

¿Qué se hace en esos momentos?

En esos momentos en donde la vergüenza te quiere evitar acercarte a Dios lo que tienes que hacer esVENCERLA e ir delante de tu Padre. Y es que si sientes vergüenza por tu error es porque estas consiente que no era correcto lo que hiciste y es porque el Espíritu Santo de Dios esta redarguyendo tu vida, por lo tanto aun hay una oportunidad para ti.
Lo peor fuera que ni vergüenza sintieras por tu mal accionar, que pecaras deliberadamente sin el mínimo sentimiento de culpa o sin el mínimo sentimiento que te redarguye.
Seguramente a Dios no le agrado lo que hiciste, sin embargo su tarea no es juzgarte, señalarte o menospreciarte, sino todo lo contrario, Él te ve como ese hijo necesitado que a pesar de saber locorrecto está decidiendo mal, por lo tanto como buen Padre quiere acercarse a ti, pero tú tienes que poner de tu parte, debes dejar a un lado esa vergüenza que lo único que hace es alejarte más de Dios, tienes que ser humilde y reconocer que fuiste débil y sobre todo debes permitir que Dios restaure tu vida, pero eso solo se logra a través de una relación personal y verdadera con Dios, la cual debes comenzar a forjar en tu vida.
La Biblia dice: “Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado,abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.” 1 Juan 2:1 (Reina-Valera 1960).
Sin duda Dios quiere perdonarte, pero para que eso ocurra debes arrepentirte genuinamente de tu pecado, confesándoselo al Señor y sometiéndote a Él a través de su Palabra y cuando sinceramente hagas eso, ten por seguro que Dios te perdonará, no importando cual pecado sea, Dios quiere y puede perdonarte.
Cuando Dios te perdona, no tienes porque andar recordándote de lo que ya has sido perdonado, no tienes porque andar martirizándote pensado que quizá Dios todavía no te ha perdonado o pensando que lo que hiciste fue demasiado fuerte como para recibir perdón de Dios. Lo bueno de Dios es que no mide tú pecado según “lo grande o pequeño” que fue, pues no se detiene a medirlo, sino mas bien su tarea es PERDONARTE cuando existe un arrepentimiento genuino.
El Apóstol Juan escribía: “Hijos míos, les escribo porque Dios les ha perdonado sus pecados por medio de lo que hizo Jesucristo” 1 Juan 2:12 (Traducción en lenguaje actual). ¡Gloria a Dios por esto!
Sinceramente a veces nuestro accionar no merece perdón, pero qué bueno que Dios no nos juzga como nosotros mismos lo hacemos, sino que su AMOR es tan grande y su MISERICORDIA tan real y suGRACIA tan especial, que a pesar que no mereciéramos perdón por lo que muchas veces hacemos, Él simplemente NOS PERDONA cuando le confesamos nuestros pecados y nos arrepentimos de ellos.
Lo que hace Jesús cada día por nosotros es increíble, pues todos los días fallamos, sin embargo para cada nuevo día hay una nueva misericordia derramada sobre nuestra vida, por ello deberíamos vivir de una forma honesta, preocupándonos por agradar en cada momento a Dios, no por una obligación o por un compromiso, sino como una forma de agradecer lo bueno e incomparable que es para con nosotros.
¿Pecaste?, ¿Fallaste?, ¿Hiciste lo que dijiste que nunca harías?, ¿Estas parado en donde pensaste que nunca lo ibas a estar?, entonces necesitas acercarte al Señor, con un corazón humilde, y con tus propias palabras expresarle lo arrepentido que estas y lo mucho que necesitas su perdón y entonces DIOS TE LO OTORGARA, porque Él no puede negar su perdón a quien con corazón humilde y sincero se lo pide.
¿Sabes?, ¡Dios te ama!, no importa lo que pienses que te mereces o no importa que creas que Dios estácansado de ti, la única verdad es que ÉL TE AMA y quiere perdonarte, la pregunta entonces sería:¿Quiere pedirle perdón y recibirlo?, si es así, allí en el lugar donde estas, habla con Dios, humilla tu orgullo, reconoce tu error y tu necesidad de Dios y pídele perdón de corazón y Dios que es grande enMISERICORDIA te lo otorgara instantáneamente.

¡Dios nunca dejo de amarte!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

miércoles, 29 de junio de 2016

Ya no creo en el amor

Ya no creo en el amor


JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...