Espero que este blogger sea de edificación para su vida, como lo ha sido para mi y mi familia. Hemos puesto, cortas reflexiones, videos cristianos, testimonios, historias bíblicas para niños, biblias electrónicas para bajar a tu pc gratis, una biblia electrónica para leer al momento la palabra de Dios, Muñequitos con historias de la biblia y mucho más. Deja tu comentario y nombre despues de cada reflexion, Dios te bendiga, y que la paz del Señor este contigo en todo momento. Amen



sábado, 31 de julio de 2010

Orar en todo tiempo.

Orar en todo tiempo.

Unos años atrás, un anuncio de televisión enfocaba el rostro sonriente de una preciosa joven. Aparecía mirando hacia abajo y evidentemente ocupada con cierta tarea, aunque no se veía lo que hacía. Mientras desempeñaba su labor, ella oraba. El anuncio hacia énfasis en ocupar tiempo para orar, aunque tuvieran que desarrollarse otros deberes durante el día.

Cuando el movimiento de la cámara mostró un panorama más amplio, se vio claramente que la joven cambiaba el pañal a su bebé.

¡Qué hermosa ilustración acerca de lo fácil que es para nosotros hablar con el Señor! Tal vez le sea difícil apartar un tiempo, aun breve, cada mañana, pero en el transcurso de las veinticuatro horas del día, podemos con creatividad encontrar unos instantes y dedicarlos a Dios.

Murmuramos y rechinamos,
Nos enfurecemos y estallamos,
Hablamos entre dientes y rezongamos,
Nuestros sentimientos resultan dañados.
No podemos entender
Nuestra visión se nubla más y más,
Y todo lo que necesitamos es:
Tener un momento con Él.

La mayoría de nosotros estamos tan ocupados durante el día que se nos hace muy difícil apartar una porción de tiempo para orar, y no precisamente para una breve plegaria de gratitud, sino unos momentos de genuina comunicación con el Señor.

Dios anhela que tengamos este tiempo juntos, y nosotros lo necesitamos. Hay ocasiones para estar a solas con el Salvador, pero es necesario que con gran empeño las busquemos.

Tomado del libro: Amanecer con Dios

jueves, 29 de julio de 2010

¿Qué esperas?

¿Qué esperas?
“Me levantaré e iré a mi padre…”
  Lucas 15: 18a


Dios te ha visto pensativo los últimos días, El ha estado un poco preocupado por ti, porque estás perdiendo poco a poco la comunicación con El, algo está pasando, algo te está robando la atención que Dios merece, ¿Problemas?, ¿Crisis?, ¿Malas decisiones?, ¿Resultados de algo que no debía suceder?

Estas sentado con tu mirada perdida, pensado y pensado como salir de esta, tu corazón palpita más rápido de lo de costumbre, hay una sensación incomoda dentro de ti que no te deja tranquilo, sientes como ninguna silla es lo suficientemente cómoda para ti y es que hay algo que no está del todo bien.

Quisieras salir corriendo, huir, irte a algún lugar donde nadie te conociera, pero también quisieras salir corriendo a los brazos del Señor, pero hay algo que no lo permite, hay muchas cosas que quisieras hacer, pero por alguna extraña razón no haces ninguna.

¿Qué esperas para rendirte?, ¿Cuánto más lo intentaras tu solo?, mientras tanto Dios aguarda pacientemente por ti, El sabe que falta poco para que reconozcas que necesitas de Él, te ve con ojo de amor, como el amor de un Padre que ama a su hijo y que de ninguna forma le gustaría verlo sufrir.
Te haces muchas preguntas, ¿Por qué esto?, ¿Por qué lo otro?, pero nada tiene respuesta o por lo menos no logras percibirla.

¿Qué esperas?

Quisieras que ese sentimiento que te abate desapareciera, quisieras dormir y que al despertar hubiera desaparecido, pero tú sabes que es casi imposible, mientras tanto Dios se prepara para tu encuentro, El sabe que tu límite está por llegar.

Las lagrimas se asoman, quisieras sentirte amado, amada, quisieras que alguien te abrazara y te dijera: “No te preocupes, yo estoy contigo”, de pronto, en medio de ese ambiente Dios no espera mas tu llegada, sino que va a tu encuentro, desciende sobre tu vida con una presencia sobrenatural que cubre todo ese lugar, cubre por completo tu vida.

Lloras como un niño y es que necesitas sentir su abrazo, necesitas sentir que El está contigo, mientras tanto Dios te acaricia, toca tu cabello como el Padre mas amoroso a su hijo o hija amada, mientras te repite: “No temáis, Yo estoy contigo”.

Hay momentos en la vida en donde necesitamos ser abrazados por nuestro Padre Celestial, pero por alguna extraña razón evitamos ese momento, hoy te digo: ¿Qué esperas?, ¿Por qué tardas tanto?, ve delante de tu Padre y déjate abrazar.

Esos momentos de encuentro con Dios son especiales, marcan nuestra vida, nos transforman, nos hacen ver las cosas desde otra perspectiva, ¿Qué esperas?, Ve delante de tu Padre porque estoy seguro que te dirá, mientras te abraza: “No temáis, Yo estoy contigo”.
¿Qué esperas?

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

miércoles, 28 de julio de 2010

Guiada por Dios
Guiado por una mariposa.

Muchos de nosotros conocemos la frustración y exasperación de perder algo y no poder encontrarlo. Finalmente en desesperación oramos y el Señor nos dirige hacia lo perdido. Henry Bosch nos cuenta como Dios utilizó a una mariposa para que encontrara un papel perdido.

“Una pobre viuda estaba tremendamente angustiada cuando recibió la cuenta de una deuda bastante grande que ya había sido cancelada. Debido a que ella no podía encontrar el recibo, tuvo temor de que le tocaría pagar nuevamente tan grande suma.

La mayoría de sus ingresos habían sido utilizadas en el funeral del esposo, así que ella oró específicamente para que Dios le mostrara como encontrar prueba de tal paga.

Algunos días más tarde, un cobrador vino a la casa de la viuda, y la amenazó con demandarle en corte si ella no conseguía el dinero en los próximos días. Precisamente en ese momento una mariposa entró por una ventana que estaba abierta. El hijito de la viuda empezó a perseguirla, esperanzado en añadirla a su colección para un proyecto de la escuela.

Mientras él trabajaba de cogerla, la mariposa aligeró hacia la parte trasera de un sofá y se escurrió por debajo.

El muchacho no pudo mover por sí solo tan pesado mueble, así que le pidió al cobrador le ayudase. Cuando ellos movieron el sofá a un lado, un papel cayó al suelo. Al recogerlo, la señora le dio una mirada rápida, y sus ojos saltaron con excitación. Para gran alegría, ese papel era el recibo perdido. Su oración de fe había sido honrada por Dios.”

Dios te bendiga, gracias por tus comentarios

martes, 27 de julio de 2010

26 guardias bien armados.

26 guardias bien armados.

Alguna vez has sentido la imperiosa necesidad de orar por alguien pero has decidido ponerlo en tu lista de “cosas por hacer” y te has dicho: “Oraré mas tarde”. O te ha llamado alguien alguna vez y te ha dicho “Necesito que ores por mí, tengo esta necesidad “. Lee la siguiente historia que me fue enviada hace poco, la cual podría cambiar tu forma de pensar con respecto a las oraciones y la forma de orar.

Un misionero en vacaciones contó la siguiente historia cuando visitaba su Iglesia local en Michigan, EU.: ” Mientras servía como misionero en un pequeño hospital en el área rural de Africa, cada dos semanas viajaba a la ciudad en bicicleta para comprar provisiones y medicamentos. El viaje era de dos días y debería de atravesar la jungla. Debido a lo largo del viaje, debía de acampar en el punto medio, pasar la noche y reanudar mi viaje temprano al siguiente día. En uno de estos viajes, llegue a la ciudad donde planeaba retirar dinero del banco, comprar las medicinas y los víveres y reanudar mi viaje de dos días de regreso al hospital.

Cuando llegué a la ciudad, observé a dos hombres peleando, uno de los cuales estaba bastante herido. Le curé sus heridas y al mismo tiempo le hablé de Nuestro Señor Jesucristo. Después de esto, reanude mi viaje de regreso al hospital. Esa noche acampé en el punto medio y a la mañana siguiente reanude mi viaje y llegué al hospital sin ningún incidente.

Dos semanas más tarde repetí mi viaje. Cuando llegué a la ciudad, se me acerco el hombre al cual yo había atendido en mi viaje anterior y me dijo que la vez pasada, cuando lo curaba, el se dio cuenta que yo traía dinero y medicinas. Él agregó: ” Unos amigos y yo te seguimos en tu viaje mientras te adentrabas en la jungla, pues sabíamos que habrías de acampar. Planeábamos matarte y tomar tu dinero y medicinas. Pero en el momento que nos acercamos a tu campamento, pudimos ver que estabas protegido por 26 guardias bien armados”.

Ante esto no pude mas que reír a carcajadas, y le aseguré que yo siempre viajaba solo. El hombre insistió y agrego: “No señor, yo no fui la única persona que vio a los guardias armados, todos mis amigos también los vieron, y no solo eso sino que entre todos los contamos”.

En ese momento, uno de los hombres en la Iglesia se puso de pie, interrumpió al misionero y le pidió que por favor le dijera la fecha exacta cuando sucedió ese hecho. El misionero les dijo la fecha y el mismo hombre le dijo la siguiente historia. “En la noche de tu incidente en Africa, era de mañana en esta parte del mundo, y yo me encontraba con unos amigos preparándome para jugar golf.

Estábamos a punto de comenzar, cuando sentí una imperiosa necesidad de orar por ti, de hecho, el llamado que el Señor hacía era tan fuerte, que les llamé a algunas personas de nuestra congregación que se reunieran conmigo en este santuario lo más pronto posible.”

Entonces, dirigiéndose a la congregación le dijo: “todos los hombres que vinieron en esa ocasión a orar, ¿podrían por favor ponerse de pie?” Todos los hombres que habían acudido a orar por él se pusieron de pie, el misionero no estaba tan preocupado por saber quienes eran ellos, mas bien se dedico a contarlos a todos. . .. . . . . en total 26 hombres.

Dios te bendiga, gracias por tus comentarios

lunes, 26 de julio de 2010

Dios vive debajo de la cama

Niño Orando
Dios vive debajo de la cama

Mi hermano Kevin piensa que Dios vive debajo de su cama. Al menos eso es lo que le oí decir una noche. Estaba rezando en voz alta en su cuarto oscuro, y me detuve frente a su puerta cerrada a escuchar. “¿Estás ahí, Dios?” dijo. “¿Dónde estás? Ah, ya entiendo. Debajo de la cama.” Me reí en voz baja y de puntillas fui a mi cuarto.

Las perspectivas únicas de Kevin son a menudo una fuente de diversión. Pero esa noche algo más generó por largo tiempo el humor. Me di cuenta por primera vez el mundo muy diferente que vive Kevin, nació hace 30 años, con discapacidad mental como resultado de dificultades durante el parto. Aparte de su tamaño (que es 6′2 “), hay pocas maneras para saber que es un adulto. Razona y se comunica con las capacidades de un niño de 7 años, y siempre lo hará. Es probable que siempre crea que Dios vive debajo de su cama, que Santa Claus es el que llena el espacio debajo de nuestro árbol cada Navidad, y que los aviones de la están en el cielo porque los ángeles los llevan.

Recuerdo haberme preguntado si Kevin se da cuenta que es diferente. ¿Es siempre insatisfecho con su monótona vida? Hasta antes del amanecer cada día, a trabajar en un taller para los discapacitados, el andar por nuestro hogar con el cocker spaniel, de volver a comer su comida favorita de macarrones con queso para la cena, y más tarde a la cama. La única variación en el conjunto del dispositivo son días de lavandería, cuando se siente emocionado con la lavadora como una madre con su hijo recién nacido.

No parece insatisfecho. Él parte en el autobús todas las mañanas a las 7:05 ávido de un día de trabajo simple. Se retuerce las manos con entusiasmo mientras que el agua hierve en la estufa antes de la cena, y él se queda hasta tarde dos veces por semana para recoger nuestra ropa sucia para las tareas de lavandería del día siguiente. Y los sábados – oh, el gozo de los sábados! Ese es el día en que mi padre lleva Kevin al aeropuerto para tomar un refresco, mirar los aviones, y especular en voz alta sobre el destino de cada pasajero en su interior. “Ese es Goin ‘to Chi-car-go!” Kevin grita, bate sus manos. Su anticipación es tan grande que apenas puede dormir en las noches de viernes.

No creo que Kevin sepa que existe fuera de su mundo de rituales diarios y viajes de fin de semana de campo. Él no sabe lo que significa estar descontento. Su vida es simple. Nunca sabrá los enredos de la riqueza o el poder, y que no le importa qué marca de ropa lleva o qué tipo de alimento que ingiere. No reconoce las diferencias en las personas, tratando a cada persona como un igual y un amigo. Sus necesidades siempre han sido satisfechas, y nunca se preocupa que un día no puede ser.

Sus manos son diligentes. Kevin nunca es tan feliz como cuando está trabajando. Cuando se descarga el lavaplatos o aspiradora de la alfombra, su corazón está totalmente en él. Él no duda en un trabajo cuando se comienza, y no deja un trabajo hasta que se termine. Pero cuando sus tareas se llevan a cabo, Kevin sabe como relajarse. Él no está obsesionado con su trabajo o el trabajo de otros.

Su corazón es puro. Él todavía cree que todo el mundo dice la verdad, las promesas deben cumplirse, y cuando te equivocas, te disculpas en vez de discutir. Libre de orgullo y sin preocuparse por las apariencias, Kevin no tiene miedo de llorar cuando está herido, enojado o triste. Él es siempre transparente, siempre sincero.

Y confía en Dios. No se limitan por el razonamiento intelectual, cuando él viene a Cristo, viene como un niño. Kevin parece conocer a Dios – para ser realmente amigos con Él de una manera que es difícil para una persona “educada” de comprender. Dios parece como su compañero más cercano.

En mis momentos de duda y frustración con mi Cristiandad, envidio la seguridad Kevin tiene en su fe sencilla. Es entonces cuando me siento más dispuesto a admitir que tiene algún conocimiento divino que se eleva por encima de mis preguntas mortal. Es entonces cuando me doy cuenta de que quizá no es él el que tiene la desventaja – soy yo. Mis obligaciones, mi miedo, mi orgullo, mis circunstancias – que todos se convierten en discapacidades cuando no los presente a Cristo.

Quién sabe si Kevin comprende las cosas que nunca podré aprender? Después de todo, él ha pasado toda su vida en esa clase de inocencia, orando de noche y tomar el bien y la misericordia del Señor. Y un día, cuando los misterios de los cielos se abren, y todos estamos asombrados de lo cerca que es realmente Dios a nuestros corazones, me doy cuenta de que Dios escuchó las oraciones simples de un muchacho que creía que Dios vivía debajo de su cama.

Dios te bendiga, gracias por tus comentarios

viernes, 23 de julio de 2010

Tema: “Es hora de Perdonarse de una vez por todas”

Tema: “Es hora de Perdonarse de una vez por todas”
Texto: Miqueas 7:19


“El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados”
Si, ya sabemos cual fue tu error, Dios ya lo sabe, tu mismo lo sabes, pero ¿Por qué razón te siguen culpando?, sabemos y estamos concientes que fue un error que no debió pasar, pero pasó, pero lo lindo de todo es que te arrepentiste y buscaste el perdón de Dios.

Dios en ningún momento te negó su perdón, al contrario corrió hacia donde ti a abrazarte como un Padre que demuestra su amor inmenso por su hijo, a pesar que todo fue tu culpa, el no te culpo, a pesar de que tu decidiste equivocarte, no te juzgo, al contrario, sacudió tus vestidos, quito el cabello de tu rostro, levanto tu mejía y te dijo: “Hijo te Amo con amor eterno, eres la niña de mis ojos”.

Y es que así es el perdón de Dios, El jamás te reprocha nada, jamás te juzga, jamás te saca en cara nada, ni te culpa, lejos de todo eso solo le interesa demostrarte cuanto te ama.

Los errores son situaciones que nos ayudan a comprender que es lo que no tenemos que volver a hacer, son esos episodios de la vida que nos ayudan a madurar y si bien es cierto que algunos de ellos son muy dolorosos, tienes que tener la certeza de que Dios como Buen Pastor te hará el momento mas placentero, cuando te rindes a sus brazos.

Pero ¿Por qué si sabes que Dios ya te perdono, te sigues culpando de eso?, ¿Por qué ese sentimiento de culpa que no te deja dormir o estar tranquilo?, ¿Por qué martirizarte la vida, cuando Dios ya ni se acuerda de tu pecado?

Amado o Amada, Dios me dice en esta hora que te diga: “HAS SIDO PERDONADO(A)”, ya no puedes seguir culpándote de algo que Dios ya juzgo y en el cual lejos de ser hallado culpable, te perdono por completo, teniendo misericordia de ti y dándote una nueva oportunidad para reivindicarte con El.

La Culpabilidad y El Perdón no son compatibles, al contrario son cosas cien por ciento diferentes, mientras la culpabilidad te destruye, el PERDÓN te RESTAURA.

Amados, deja ya de pensar en ese error que cometiste, esa falta que llevaste acabo, esas palabras que no tuviste que decir, ese lugar al que no tenias que haber asistido, deja de una vez de culparte por algo que ya fue y en cual ya no puedes hacer nada por cambiar, es mejor aceptar el PERDÓN TOTAL de DIOS.

Así es el PERDÓN de DIOS, es TOTAL, se que nuestra mente finita muchas veces no comprender ese PERDÓN TOTAL, pero la voluntad de Dios no es que la entendamos, sino que la aceptemos, que sintamos como su amor, su misericordia y su perdón recorren nuestro ser, no porque lo merezcamos, sino porque Dios es GRANDE EN MISERICORDIA Y PERDÓN.

Es momento de aceptar ese PERDÓN, perdonarte a ti mismo, pues Dios se entristece cada vez que te ve reprochándote algo de lo cual El ya te perdono. Mas déjate abrazar por Dios, búscalo, sumérgete en su presencia, siente como El esta ahí y nunca se ha apartado de ti. El enemigo ha querido engañarte, haciéndote creer que eres culpable de algo de lo cual Dios ya te perdono, tus oídos muchas veces se han convertido en basurero del diablo en donde el ha metido toda clase de porquería en tus oídos y lastimosamente tu falta de perdón hacia ti mismo denota que has hecho caso de su basura.

Mas en esta hora Dios quiere que seas LIBRE COMPLETAMENTE, es momento de cerrar tus oídos al diablo y permitir que el PERDÓN TOTAL de Dios te abrace, que aun sin comprender el porque o el para que de su PERDÓN lo ACEPTES y comiences a vivir una vida LIBRE de culpabilidad.

Tú naciste para ser LIBRE, Jesús te hizo LIBRE y la LIBERTAD que Dios te dio, no te la puede quitar nadie, ni nada, así que levántate de donde has caído, cambia tus vestidos de culpa, renuévate en el Señor y acepta hoy su PERDÓN.

El PERDÓN de Dios a veces es incomprensible para el ser humano, pero que hermoso es saber que es un PERDÓN TOTAL

Dios te bendiga. gracias por tus comentarios

jueves, 22 de julio de 2010

La fe de un niño

La fe de un niño

La pequeña Tania, de seis años de edad, y su papá eran los únicos que seguían despiertos en el automóvil mientras iban de vuelta a casa después de un viaje de campamento familiar. Mientras miraba la luna llena a través de la ventana del vehículo, la niña preguntó: «Papá, ¿crees que yo podría tocar la luna si me levanto?»

«No, no lo creo», sonrió él.
«¿Puedes tú alcanzarla?»
«No, no creo que tampoco pueda hacerlo».
Tania estuvo callada por un momento, luego dijo confiadamente. «Papi, ¿y si me cargas sobre tus hombros?»

¿Fe? Sí, la fe como la de un niño en que los papás pueden hacer cualquier cosa. Pero la verdadera fe tiene la promesa escrita de Dios como su fundamento. En Hebreos 11:1 leemos. «Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve». Jesús habló mucho sobre la fe, y a lo largo de todos los evangelios leemos acerca de Su respuesta a aquellos que mostraron una gran fe.

Cuando unos hombres trajeron a su amigo paralítico a Jesús, Él vio «la fe de ellos», le perdonó al hombre sus pecados y le sanó (Mateo 9:2-6). Cuando el centurión le pidió a Jesús, «di la palabra, y mi criado sanará» (8:8), Jesús «se maravilló» y dijo, «de cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe» (8:10).

Cuando tenemos fe en Dios, nos damos cuenta de que todo es posible (Lucas 18:27).

Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios. —Lucas 18:27

Dios les bendiga, gracias por tus comentarios

miércoles, 21 de julio de 2010

Tema: “Pelear no te da ningún beneficio”

Tema: “Pelear no te da ningún beneficio”

Texto: Colosenses 4:6

“Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno”

Es normal que en todo matrimonio hallan ciertas diferencias, ya que el convivir con una persona que se ha criado de forma diferente a la tuya hará que ciertos hábitos de dicha persona no sean quizá compatibles con lo que a ti te enseñaron.

Pero lo que si no es normal es que las peleas sean diarias y por situaciones que muchas veces no valen la pena.

Un dicho dice: “para pelear se necesitan dos”, la pregunta seria: ¿Estas tu en la disposición de pelear?, de eso se trata, hay cosas insignificantes en nuestro diario vivir como pareja que quieren estorbar nuestra relación, y es ahí en donde cada uno de nosotros debemos poner de nuestra parte para poder sobrellevarnos el uno al otro, nadie es perfecto, es mas cada uno que conforman la pareja tienen defectos diferentes o similares, pero el mismo amor que sintieron antes de casarse es el que tiene que perdurar en la relación ahora de casados.

¿POR QUÉ PELEAR HASTA POR LO MÍNIMO?

Lastimosamente muchas veces la pareja puede estar influenciada por lo que de niño vivió, es decir que si de niño viste como tu padre le hablaba fuerte a tu madre como a una esclava quizá, entonces muchas veces el hombre quiere inconscientemente imitar lo que en su casa observo. Igualmente la mujer, muchas veces es influenciada por lo que vio de niña, al ver que su madre peleaba por cualquier cosa con su padre, ahora en el matrimonio también inconscientemente hace lo mismo.

Todo eso son situaciones hereditarias que inconscientemente muchas veces estamos cometiendo, errores que lo que hacen es desgastar la relación y llevarla a una posible ruptura.

Yo creo que cuando decidiste casarte, no pensaste en que pronto te ibas a separar de esa persona, al contrario el día que te casaste prometiste estar con ella o con el hasta que la muerte los separe. Y es que el amor antes del matrimonio es de en sueño, pero personalmente creo que el verdadero amor se demuestra en el matrimonio y no antes del matrimonio.

Amar y comprender a una persona que solo vez por momentos en el día es fácil y eso es lo que pasa en el noviazgo, pero en el matrimonio tienes que amar y comprender a una personas que pasara a tu lado los 365 días del año, ahí conoces a esa personas a totalidad, facetas de el o ella que no conocías o por lo menos no te había mostrado, y en cuanto a eso tienes que saber anteponer tu amor por esa persona, antes de la critica o el juicio descabellado.

Hay parejas que pelean hasta por lo mas mínimo, porque quizá no apago la luz de la habitación, porque quizá no cerro la puerta del baño, quizá porque hizo desaparecer la pasta de dientes o porque deja tirada la ropa en cualquier lugar y no en la canasta de la ropa sucia. Todo eso son cosas insignificantes que no tendrían que provocar una pelea, pero muchas veces nuestra poca tolerancia hace que estallemos y digamos cosas que no teníamos que decir y todo por algo tan simple y sencillo como los ejemplos que anteriormente señale.

Matrimonios que me leen en esta hora, a conciencia respóndanse esta

pregunta: ¿Crees que vale la pena pelear por cosas insignificantes?,

¿Crees que ayudara levantar tu voz y decir palabras discriminativas hacia tu pareja?, Sinceramente dime tu: ¿Crees que te traerá algún beneficio pelear recurridamente?, personalmente creo que lejos de traer un beneficio a trae un ambiente negativo en el hogar, tu esposo o esposa por mucho que te ame no soportara vivir todo el tiempo en continuas discusiones, por tal razón es necesario muchas veces autoevaluarse como pareja y hablar pasivamente de las cosas que no nos parecen o de las cuales deberíamos mejorar.

La Biblia dice en Proverbios 10: 19 “En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente”. Sin lugar a dudas muchas veces necesitamos frenas nuestros labios para no decir muchas palabras que luego nos causaran roces y conflictos matrimoniales.

¿CÓMO EVITAR PELEAR POR CUALQUIER COSA?

No hay nada que justifique el hecho de pelear o discutir de mala manera en una relación de matrimonio. Las discusiones aunque no las podemos evitar, si podemos evitar llegar a extremos que puedan causar daño emocional. Por tal razón quiero darte algunas recomendaciones que te pueden ayudar a no enojarte y pelear por cualquier cosa en tu matrimonio:

1. Que tu enojo no dure demasiado: Es inevitable no enojarse, además también es algo normal como humanos que somos, la pregunta seria: ¿Es malo enojarse?, la verdad es que no es malo y es una reacción humana como cualquier otra, pero motivada por un descontento, la Biblia dice en Efesios 4:26: “Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo”. Lo cual es obvio que enojarse no es malo, pero las reacciones que ese enojo puede provocar si pueden ser perjudiciales para tu matrimonio. Por lo que Pablo recomienda a los de Efeso: “no se ponga el sol sobre vuestro enojo”, en pocas palabras y traducido a nuestro lenguaje cotidiano seria: “enéjense pero no cometan locuras, también que su enojo no perdure mucho tiempo”. Si algo debemos estar consientes es que no podemos evitar enojarnos en algún momento, pero si tienes que tener el control de ese enojo como para evitar llegar a limites dañinos.

2. Desarrolla paciencia en tu vida: Si lo sé, como que la palabra paciencia no es muy compatible con nuestro carácter, pero no lo digo yo, lo dice la Biblia. Efesios 4:2 dice: “con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor”. Y es que esa es la palabra perfecta para tener paciencia: AMOR. Mientras en tu vida no exista el amor es difícil soportar con paciencia las acciones que no te agradan. Como pareja debemos amarnos y aceptarnos con nuestras virtudes y defectos, tenemos que aprender a vivir con las imperfecciones de nuestra pareja y nuestra pareja con las nuestras, por tal razón el amor es muy importante para desarrollar paciencia en nuestra vida.

3. Aprende a quedarte callado(a): Hay momentos en donde es mejor no hablar, por tal razón es necesario aprender a quedarse callado cuando vas a pronunciar un comentario que sabes muy bien que desatara una discusión. A veces el evitarnos de decir algo puede ser más provechoso que decir lo que pensamos sin analizarlo. Proverbios 17:27 y 28 nos da una lección sobre este punto: “El que ahorra sus palabras tiene sabiduría; De espíritu prudente es el hombre entendido. Aun el necio, cuando calla, es contado por sabio; El que cierra sus labios es entendido”. Creo que mas claro no puede estar, no tengo más que decir después de leer esos versos de Proverbios.

4. Por ultimo, Pon en práctica el amor que un día le declaraste: Es difícil de asimilar, pero el problema de las discusiones o peleas constantes no existiera si el amor que un día se juraron estuviera presente constantemente en su relación. Y es que se nos olvida que el amor todo lo soporta, no hace nada indebido, no se irrita (1 Corintios 13), pues lastimosamente muchas veces hacemos lo contrario. Pienso que si el amor del uno hacia el otro se mantuviera pese a cualquier cosa, fuera una herramientas que nos ayudaría a comprender y tratar de ayudar a nuestra pareja para no caer en errores que nos pueden causar discutir. Con esto no digo que no se amen, sino que muchas veces nos olvidamos que si estamos juntos y nos casamos es porque nos amamos y ese amor con el que un día decidimos pasar el resto de nuestra vida juntos es el que tendría que motivarnos a evitar episodios grises en nuestra relación matrimonial.

Amados, ningún matrimonio es perfecto, pero eso no es excusa para tratar de buscar la perfección. Cada uno de nosotros somos capaces de mantener un matrimonio saludable, de aprender cada día a tratar mejor a nuestro cónyuge, el hecho de tener muchos años, décadas quizá de matrimonio no quiere decir que no puedas aprender algo nuevo cada día. Si tan solo nuestro corazón fuera humilde para reconocer que muchas veces se nos olvida que el amor es el centro de nuestra relación, creo que nuestro matrimonio aunque no fuera perfecto, pero si estaría muy bien encaminado y glorificando a nuestro Señor.

Evitemos caer en el juego del enemigo, en el que su episodio preferido es ver como los matrimonios pelean por cosas tan insignificantes sin obtener ningún beneficio de ello.

Tratemos cada día de amar a nuestra pareja de la misma forma que el amor de Dios y su misericordia es para con nosotros, esto es: NUEVA CADA MAÑANA.
Que nuestro amor por nuestra pareja sea nuevo cada mañana y que la amemos con el mismo o aun mayor amor con el que el día de nuestra boda le declaramos.

Las Peleas continuas no tienen ningún beneficio, por tal razón:
¡Evítalas a toda costa!


Dios les bendiga, gracias por tus comentarios

martes, 20 de julio de 2010

¿Y tú que dirías?

¿Y tú que dirías?

De pie y en fila junto con su pelotón del Ejército Rojo, Taavi ya había resuelto en su mente lo que iba a decir.

Los oficiales se dirigían hacia él y en el camino le hacían la misma pregunta a cada uno de los soldados en la fila:

-”¿Eres cristiano?” “No”, fue la respuesta. Entonces se acercaron al próximo: “¿Eres cristiano?” “No”, contestó.

Los jóvenes reclutas permanecían parados en atención, con la mirada fija hacia delante. Los interrogadores se acercaron un poco más al joven estonio de dieciocho años de edad, que había sido reclutado por el Ejército Rojo durante la ocupación de su país por los soviéticos.

Taavi era creyente desde hacía varios años. Aunque en su país solo se les permitía ir a la iglesia a los mayores de edad, la abuela de Taavi había compartido el evangelio con su joven nieto. Él había aceptado al Señor como su Salvador, y aunque no le era permitido asistir al templo, su abuela le enseñaba lo que iba aprendiendo durante la semana.

Los interrogadores se acercaron. Taavi nunca dudó de cuál sería su respuesta. Varios años atrás había tomado una firme decisión, pero aún así estaba nervioso. Cuando los oficiales llegaron a su lugar en la fila, le preguntaron: “¿Eres cristiano?” Sin vacilar, Taavi dijo con voz clara, “Sí”.

“Entonces ven con nosotros”, fue la orden del oficial a cargo. Taavi los siguió al instante. Subieron a un vehículo y se dirigieron hacia el edificio donde estaba la cocina y el comedor. Taavi no tenía la más mínima idea de lo que estaba por suceder, pero obedeció las órdenes.

Los oficiales le dijeron: “Te vamos a sacar del entrenamiento de combate. Eres cristiano y sabemos que no vas a robar, por lo tanto te vamos a colocar en la cocina”. En la cocina se gestaba la mayor operación de mercado negro del Ejército Rojo. En ella se llevaba a cabo el contrabando y la venta ilegal de alimentos para los hambrientos soldados. Ellos sabían que la presencia de Taavi reduciría el robo.

Cuando seas retado por causa de tu fe, levántate y proclama con audacia la verdad. Dios estará contigo y Él te recompensará tu fidelidad.

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA SUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

lunes, 19 de julio de 2010

Un secreto clasificado

Un secreto clasificado

Voy a contarte un secreto.
A Dios no lo mueve la necesidad.

¿Oíste eso?

Es inútil que cuando trates de orar, te duelan las rodillas, o le digas que ya no soportas más, o que no mereces vivir esta situación o que llores hasta que no te queden lágrimas.

A Dios lo mueve tu fe.

La nave de los discípulos parece que va a darse vuelta como una frágil cáscara de nuez. Las olas sobrepasan el barco y el mar se ve más enfurecido que de costumbre. Los hombres tienen pánico, pero Jesús descansa plácidamente en el camarote.

Uno de ellos, se harta de esperar que el Maestro deje de roncar. Y lo despierta de un sacudón.

¡Maestro! No ves que perecemos? No te da un poco de lástima que nos estamos por ahogar? Cómo se te ocurre dormir a bordo del Titanic? No podrías tener un poco de consideración con tus apóstoles?

Será mejor que los discípulos sepan, desde ya, que este día no figurará en ningún cuadro de honor. Esta no será el tipo de historia con las que futuros evangelistas armarán sus mensajes. Si querían aparecer retratados en la historia grande de los valientes de la fe, tengo que comunicarles que han errado el camino. De este modo, no se llega a Dios. No conmoverán al Maestro con un sacudón y gritos desaforados. La histeria no enorgullece al Señor. Puedo asegurarles que Pedro, Juan y otros tantos querrán olvidarse de este episodio, y jamás le mencionarán a sus nietos que esto ocurrió alguna vez.

Pese a lo que hayas creído todos estos años, la necesidad, insisto, no mueve la mano de Dios.

El Señor se levanta un tanto molesto. Este es su único momento para descansar en su atareada vida ministerial. Y estos mismos hombres que presenciaron como resucitó muertos y sanó enfermos, lo despiertan de un descanso reparador, por una simple tormenta en el mar. Se restriega los ojos, mientras trata de calmar a quien lo acaba de despertar de un buen sueño profundo.

No tengan miedo -dice, mientras bosteza.

El Señor sale del camarote y ordena a los vientos que enmudezcan. Y al mar que se calme.

Hombres de poca fe -dice, antes de regresar a la cama.

Uy.

Eso si que sonó feo.

No quisiera irme a dormir con esas últimas palabras del Señor acerca de mi persona.

Pensaron que les daría unas palabras de aliento. O que les diría que la próxima vez no esperen tanto para despertarlo. Quizá que mencionaría que para el próximo viaje, se aseguren una mejor embarcación, o que chequeen si hay suficientes botes salvavidas. Pero sólo les dijo que fallaron en la fe.

Alguno de ellos, cualquiera, debió haberse parado en la proa y decir:

¡Viento! Mar! Enmudezcan en el nombre del Señor que está durmiendo y que necesita descansar!

Esa sí hubiese sido una buena historia. Los evangelistas hubiésemos aprovechado ese final para nuestros mejores sermones.

Es que, sólo la fe es la que mueve la mano de Dios

Dios les bendiga, gracias por sus comentarios

domingo, 18 de julio de 2010

El Día que me sentí Abandonado




El Día que me sentí Abandonado

“Aunque mi padre y mi madre me abandonen, el SEÑOR me recibirá en sus brazos”
Salmos 27:10 NVI

Nací producto de una relación que sencillamente no funcionó, formo parte de las estadísticas de hijos procreados en matrimonios o relaciones disfuncionales en Latinoamérica y porque no decirlo en el mundo entero; a los pocos meses debido a los desavenencias y conflictos en los que se vieron inmersos mis padres decidieron separarse aunque mis conclusiones me dictan que nunca estuvieron juntos, sin embargo, eso propicio que mi mamá tomara la decisión de emigrar a otro país a buscar alguna alternativa para salir adelante ante la situación que se estaba viviendo, mientras que mi papá busco otro hogar. Tuvieron que dejarme al cuidado de mi abuela quien a pesar que solo contaba con meses de nacido aceptó hacerse cargo de mi; al parecer mi comienzo en esta vida estaba cargado de serias dificultades y aunado a eso crecía escuchando de boca de mi abuela palabras que por muchos años marcaron mi vida y abrieron muchas heridas en mi corazón, palabras que formaron en mi una baja autoestima, palabras que ningún niño de tres o cinco años quisiera escuchar, palabras tales como “tu papá te abandonó”, “tus papás no te quieren”, “cuando acababas de nacer tu papá le dijo a tu mamá que te botara, que se deshiciera de ti”, “nadie te quiere”, “tu familia te ve de menos”, etc., y esas palabras fueron mi desayuno, almuerzo y cena por mucho tiempo.

Recuerdo que para ir al kínder tenía que recorrer cerca de un kilómetro y medio para llegar a mi centro escolar y ¿sabes quién me acompañaba? , nadie, aquel pequeño gran estudiante tenía que arreglárselas para llegar con vida a la escuela y regresar con vida a la casa; es que te imaginas a un niño de kínder a esa edad y teniendo que valerse por sí mismo para ir a estudiar, veo a mi alrededor a muchas familias que cada día muy temprano en la mañana van a dejar a sus pequeños al colegio o escuela porque lo que menos quieren es exponer a sus hijos a tantos peligros que hay en la calle; pero yo no tuve esa dicha, tenía que enfrentarme a todos mis temores cada amanecer, mientras caminaba hacia la escuela una de las cosas que me aterrorizaba era encontrarme con los borrachos de la ciudad y sobre todo con un par de perros que se habían empecinado en hacerme la vida imposible, sí, eran dos endemoniados perros que en la mayoría de ocasiones me hacían correr por varias cuadras mientras ellos corrían detrás de mí, (ahí era el lloro y el crujir de dientes), ahora lo puedo contar bromeando pero en ese entonces para un niño de esa edad era una situación muy difícil ya que a pesar que le decía a mis abuelos todo lo que me ocurría ellos hacían caso omiso de ello y en lugar de ayudarme lo que hacía mi abuela era regañarme, ¿te imaginas?.

Cuando tenía la oportunidad de hablar por teléfono con mi mamá me ocurría algo extraño, se me hacía muy difícil decirle mamá debido que a nunca desde que nací salió esa palabra por mi boca por la poca conexión madre-hijo que tuve, pero lo más importante era esa emoción que sentía de saber que iba a hablar con mi mamá, iba a escuchar esa dulce voz con la que todo bebé en el vientre materno aprende a escuchar y a relacionarse con ella consiente que es la voz de mami, de tal manera que me llenaba de alegría el solo hecho de pensar que escucharía su voz diciéndome hijo te quiero, hijo te extraño, quiero estar contigo o quiero que estés aquí conmigo; pero te comento que todo lo que hablábamos giraba alrededor de mi abuela y por si acaso también me orientaba de cómo cuidar a mi abuela; para mí resultaba más que difícil porque esa emoción siempre se desvanecía a los pocos segundos de comenzar a hablar, créeme que siempre se me hacía un nudo en mi garganta cada vez que intentaba decirle que habláramos de mis cosas, pero todo era en vano, el tema central lo ocupaba otra persona.

Sabes ese tipo de experiencias me llenaron de enojo, estaba enojado conmigo, con mis padres, con la vida que tenia, con la realidad que me había tocado, con Dios, por que como es posible que Dios permita todas estas injusticias, como es posible que no pueda ver todo lo que sufro y que mientras los demás disfrutan de sus familias, del amor y comprensión de sus padres yo aquí me estoy muriendo por una oportunidad de ser feliz; eso era lo que me decía a mi mismo en tantos momentos frustrantes que me tocó vivir. Algunas veces me hablaron de Dios pero no creía que a Dios le importara mi vida porque si me abandono en mi niñez por qué no habría de hacerlo en mi juventud, la falta de esperanza hacía que me faltaran las ganas de vivir y en mas de alguna ocasión pensé en quitarme la vida pero había algo que me lo impidió.

Un 21 de enero me invitaron a una reunión de aniversario de una iglesia, llegué necesitado de algo que me saciara y llenara todas mis ansiedades, no aguantaba más, estaba aburrido de lo mismo, escuché todo el mensaje y para ser sincero no me impacto lo suficiente, luego comenzó el llamado a aceptar a Cristo y alguien se me acercó para animarme a recibir a Cristo en mi corazón pero le dije que no, mientras varias personas pasaban al frente aceptando el llamado hubo un momento, un instante, en que el pastor dejó de decir vengan y reciban a Cristo y mencionó las primeras palabras que Dios habló a mi vida directamente, entonces dijo: “Aunque tu padre y tu madre te abandonen, el SEÑOR te recibirá en sus brazos ”. ¡¡Wow!! lo que tanto había esperado escuchar, fueron palabras que tocaron lo más profundo de mi ser, palabras que cambiaron algo dentro de mí, palabras que confortaron mi alma y me dieron una nueva esperanza; ese día recibí a Cristo en mi corazón y le dije que hiciera algo en mi vida, que ya estaba cansado de luchar, que me rendía a sus pies y que me permitiera conocer el verdadero amor y no solo conocerlo sino sentirlo.

Han pasado los años y aunque recuerdo todo las experiencias duras que he vivido el dolor de las heridas de mi corazón ya no está, la tristeza que antes reinaba en mi desapareció, el rencor hacia mis padres ya no está, de hecho hoy puedo hablarles sin nudos en mi garganta y recibo a mi papá en mi casa las veces que el desee llegar, sabes ¿por qué?, porque el día en que me sentí que ya no podía, el día que me sentí solo, el día que no me sentí amado, el día que no tuve valor, el día que lloré a más no poder, el día que tuve deseos de morir, el día que perdí las esperanzas, el día que me sentí abandonado, ese día llego mi Dios como buen Padre y me recibió en sus brazos de amor y me hizo entender que en cada momento que viví por muy difícil que pareciera, él estuvo allí, que cada noche mientras lloraba en mi cama él estuvo presente para consolarme, que la vez que tuve deseos de morirme él estuvo en ese mismo instante para impedirlo.

Hace unos meses vinieron unos familiares de otro país a visitarnos y la esposa de uno de mis tíos hizo un comentario haciendo referencia a como habían sido mis padres conmigo y ella dijo en ese entonces “si yo fuera José les dijera hasta de lo que se van a morir por todo lo malo que se han portado, pero él como es cristiano…”

Y esto último me gusto bastante porque es una realidad irrefutable, porque solo el amor de Dios por medio del sacrificio de Jesucristo nos hace libres para amar a las personas aun cuando ellas nos hallan fallado, solo el abrazo del Padre es lo suficientemente capaz de borrar las heridas del pasado y darte ganas de vivir y de vivir para él. Te animo no importa lo que estés pasando o lo que hayas pasado a acercarte a los brazos de Jesús, si sientes que no puedes perdonar, el perdón de Dios te ayudara a perdonar y su amor te dará el consuelo y la comprensión que andas buscando, si sientes que ya no hay esperanzas para ti, que tu vida no tiene sentido, es porque todavía no has conocido el verdadero amor de Dios, ir a la iglesia no significa que conozcas su amor, tener una relación diaria con él en donde le permitas que él dirija tus pasos, tus pensamientos y tus sentimientos hará de ti una nueva persona con ganas de vivir y tendrás la certeza de que aunque todos te dejen El Siempre Está contigo.

En esa nueva vida que Dios me dado me ha permitido entrar en una faceta en la que escribo canciones para él y hoy quiero compartirte una canción que escribí hace un par de años el día que cumplí siete años de haberme encontrado con Jesús, habla de lo que Jesús representa para mi, en lo que se ha convertido para mi vida y lo que lo caracteriza, conclusiones a las que he llegado luego de haberlo conocido y de haber experimentado su fidelidad, espero algún día la escuches en tu estéreo.

Cómo negar que tú has sido Bueno
Cómo negar que tus has sido Fiel
Cómo negar tus grandes Proezas
Has hecho la estrella y también el mar
Cómo negar que estas en el Cielo
Que habitas muy dentro de mi Corazón

Coro:

Padre gracias por tu Bondad
Por tu misericordia
Por todo lo que me has dado
Me has llenado de tu amor
Tu Gracia me alcanzó
Siempre has estado a mi lado
Cómo negar Espíritu Santo
Volviste mi llanto en Alegría
Cómo negar que solo en tus brazos
Me siento seguro nada pasará
Cómo negar que fue tu palabra
Quien trajo a mi vida Esperanza y Paz

Coro…

No es malo sentirse solo o abandonado, Jesucristo paso por eso cuando al estar en la cruz del calvario dijo “Como a las tres de la tarde, Jesús gritó con fuerza: Elí, Elí, ¿lama sabactani? que significa: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Mateo 27:46), pero Jesús estaba consciente que su sacrificio era la llave para abrir la puerta de cielo al mundo y así al haber sufrido el desamparo momentáneo nos dio la esperanza y la promesa que nunca seríamos abandonados.

Este es el tiempo de levantarnos y dar gracias a Dios por cada momento que hemos vivido, porque toda circunstancia nos enseña a buscar los brazos de Jesús y que por muy fuerte que parezcan las dificultades todo obra para bien y al final siempre, siempre pero siempre estará Jesús diciéndonos: “Yo siempre he está contigo aún en el día en que te sentiste abandonado”

Te invito a que le digas hoy a Jesús:
Jesús estoy seguro que aunque ande en valle de sombra de muerte no temeré mal alguno por que se que tú estarás con migo, que aunque pase por el fuego no me quemaré, ni las aguas me ahogaran de tal manera que ni la vida ni la muerte pueden apartarme de tu amor.

Autor: José Eduardo Sibrián

Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

jueves, 15 de julio de 2010

¡Ponte en marcha!


¡Ponte en marcha!

Michael Jordan quizá no sea el mejor jugador de baloncesto que haya jugado, pero incontables críticos y admiradores así lo creen. Es difícil pensar que el defensor estrella de los Chicago Bulls no fuese nunca otra coas que una persona descollante. Y, sin embargo, a Jordan lo separaron de su equipo de baloncesto del colegio cuando estaba en el segundo año.

Dijo: El día de la lista de bajas, un amigo Leroy Smith, y yo nos dirigimos al gimnasio para mirar juntos. Si tu nombre estaba en la lista, eras del equipo. El nombre de Leroy estaba, el mío no. Pasé el día entero como entumecido. Después de clases, corrí a casa, cerré la puerta de mi habitación y lloré con fuerzas. Jordan no formaba parte del equipo, pero no se rindió.

Al final de la temporada regular, reunió todo su valor para preguntarle al entrenador si no podía ir en el autobús con el equipo hasta el torneo del distrito. El entrenador estuvo de acuerdo… pero solamente si jordán llevaba los uniformes de los jugadores. ¡Eso fue lo que hizo!

El verano siguiente Jordan practicó esforzadamente todos los días. El próximo año se integró al equipo de la universidad y fue a la Universidad e Carolina del Norte.
En su primer año como estudiante, su equipo ganó el campeonato de la NCAA y él se puso en marcha… un gran éxito.
Un hombre no está acabado cuando lo derrotan. Está acabado cuando se rinde.

Gálatas 6:9
Y no nos cansamos de hacer el bien, pues a su tiempo, si no nos cansamos, segaremos


Dios te bendiga, gracias por tus comentarios

miércoles, 14 de julio de 2010

Fe es Obedecer no Entender


Fe es Obedecer no Entender

Ay, Ay Ay, hablar de Fe y relacionarlo con Obediencia tiende a hacer difícil relacionarlo para nuestra mente, pero todos estos días he estado meditando en ello.
Normalmente nosotros obedecemos en base a lo que entendemos, pero en el ámbito espiritual es totalmente contrario, nosotros debemos obedecer aun cuando no comprendamos lo que Dios nos esta diciendo que hagamos.

Y es que todo lo espiritual es muy diferente a lo terrenal, en lo terrenal nosotros podemos llevar a cabo un mandato siempre y cuando se nos haya explicado claramente lo que tenemos que hacer y que nosotros lo hayamos comprendido muy bien.

Pero en lo espiritual es totalmente lo contrario, yo obedezco a Dios aun cuando muchas veces no comprenda a cabalidad lo que me esta impulsando a hacer, y es que a Dios no hay que entenderlo para obedecerle, sino obedecerle aun cuando no lo comprendamos, porque eso es la FE.

La Biblia habla de FE como la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve (Hebreos 11:1). Tomando en cuenta esto, podemos decir que cuando Dios nos da un mandato, debemos tener la certeza que todo saldrá bien y la convicción de que a pesar que las cosas no pintan muy bien, al final todo ayudara para bien.

Algunos ejemplos de personas que obedecieron a Dios sin comprender su mando son:

Abraham, es el ejemplo por perfecto de FE, catalogado como el padre de la fe, ese hombre que fue nombra por Dios como su amigo, ¡Que privilegio mas grande!, ¿Quién no quisiera que Dios lo nombra personalmente su amigo?, pero ¿Qué tenia Abraham como para poder se llamado por Dios mismo como su amigo?, simplemente el tenia FE, esa fe que distingue a los grandes hombres y mujeres de Dios.

La Biblia es clara en mencionar que sin FE es imposible agradar a Dios. Abraham era un hombre que obedecía al pie de la letra los mandatos de Dios, lo podemos comprobar claramente con el mandato de ir y sacrificar a su único hijo (Génesis 22:1-4).

Humanamente hablando es difícil que un padre que ame realmente a su hijo sea capaz de tal cosa, personalmente no podría llevar a mi pequeño Uziel a una montaña, amarrarlo y ponerlo sobre un altar para levantar una daga sobre el con la intención de matarlo, no, me da hasta escalo fríos pensar en ese momento, ¡Que pasaje tan amargo tuvo que pasar el pequeño Isaac al ver que tu padre que tanto lo amaba lo iba a sacrificar!, pero a pesar que Abraham amaba a su hijo como a nadie mas, el tenia que obedecer lo que Dios le estaba mandando a hacer, estoy seguro que Abraham no sabia lo que Dios le tenia preparado, creo que el ni siquiera comprendía el porque de ese mandato, pero eso no era impedimento para obedecer a Dios, y es que por eso digo, FE es OBEDECER, NO entender, estoy seguro que su FE le daba la certeza y la convicción de que al final todo estaría bien.

Al Final su FE fue honrada y su prueba superada, Abraham se graduó de la escuela de la OBEDIENCIA EN FE y Dios esta cada día más orgulloso de haberlo nombrado su amigo.

Samuel, otro personaje que llama mi atención en cuando a la obediencia en FE es Samuel, cuando Dios le da la misión de ir y ungir al nuevo rey de Israel que estaría en lugar de Saúl.

Samuel llego a casa de Isaí y al ver lo alto y fuerte que eran sus hijos pensaba que alguno de ellos seria el próximo rey de Israel, pero el mandato de Dios era distinto, porque Dios no ve lo que nuestros ojos ven, sino que ve el corazón.
Ante todo pronostico Dios le dice a Samuel que derrame el aceite para ungir a un joven pastor de ovejas (1 Samuel 16: 12, 13), el hijo menor de Isaí que en apariencia no tenia ni la mínima señal de ser un hombre de guerra, pero Samuel obedeció en FE a Dios e hizo como Dios le había dicho, ungió a David como el futuro rey de Israel, ¿Qué hubiera pasado si Samuel no hubiera tenido la suficiente FE y OBEDIENCIA como para ungir a un jovencito? Pero estoy seguro que aunque Samuel no comprendía a totalidad el mandato de Dios, dentro de su corazón sabía que Dios tenía un propósito y que ese propósito se cumpliría.

Y es que repito, para OBEDECER A DIOS no se necesita comprenderlo, al contrario la FE es la que me lleva a actuar aun cuando mi mente no entiende lo que te esta enviando a hacer.

Óseas, un profeta al cual Dios lo manda a sacar de un burdel a una prostituta para casarse con ella, pero no solo eso, Dios le dice que la tenía que AMAR (Óseas 3:1). ¿Qué dura prueba no?, ¿Crees que Óseas se puso a pedir explicaciones a Dios del porque tenia que hacer eso?, estoy seguro que Óseas no comprendía el mandato de Dios, ¿Imagínate?, Dios diciéndote que vayas saques a una prostituta de su lugar de “trabajo” y que te cases con ella, y para rematar que la AMES, es difícil comprender con la mente esa clase de mandatos, pero repito nuevamente: FE no es entender, sino OBEDECER.

Óseas lo hizo tal y como Dios le mando, la mujer se fue de la casa de Óseas en muchas ocasiones para seguir con su “profesión”, mas Dios cada vez mandaba a Óseas a que la fuera a buscar y la llevara nuevamente a su casa y que la amara, un símbolo de lo que la Iglesia es con Dios, mientras muchos de nosotros nos vamos a seguir viviendo nuestra vida desordenada al mundo, Dios en su inmenso amor va y nos busca y nos restaura. Óseas es uno de esos hombres que tuvo la FE suficiente para OBEDECER aun cuando no entendía porque de lo que Dios le mandaba.

Job, un hombre integro casi perfecto delante de Dios, que no hizo nada como para merecer tal situación como la que experimento al perder a sus seres queridos y las cantidades grandes de bienes que poseía. Se que tuvo que haber sido un tiempo terrible para la vida de Job, pero ese hombre pese a todo lo que estaba experimentando tenia la FE suficiente como para confesar: “Yo se que mi Redentor vive” (Job 19:25), palabras que denotan su FE y SOMENTIMIENTO a la voluntad de Dios.

Posiblemente Job no comprendía el porque de todo lo que estaba experimentando, pero era un hombre de esos que no dejaban de confiar en Dios pese a todo el mal que vino sobre el.

Maria, la madre de Jesús es otro ejemplo de que para obedecer y tener FE no se necesita comprender lo que Dios te esta mandando a hacer. Una joven virgen comprometida con el hombre de su vida, el joven José Carpintero, recibe el aviso de un ángel que en su vientre tiene al hijo de Dios. Estoy seguro que para Maria eso fue una sorpresa mas que inesperada, ¿Qué pasaría ahora?, ¿Que seria de José?, ¿Qué pensaría su familia y amigos?, eso no era problema para la joven Maria, estoy seguro que Maria amaba a su prometido, estaba muy enamorada de El, pero su pasión por obedecer a Dios en FE era mayor que cualquier cosa. Lucas 1: 38 dice: “Entonces

María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia”. Si Dios la escogió entre millones de mujeres, es porque Maria tenia la FE suficiente para obedecer aun cuando no comprendía el porque de su situación.

Otro ejemplo mas que para tener FE y OBEDECER a Dios no se necesita comprender lo que Dios te esta mandando a hacer, sino que simplemente HAZLO, hazlo porque Dios se manifestara en tu vida.

Amados, no se que momento de tu vida estés pasando, pero algo si quiero decirte y quiero que te quede muy claro:

FE ES OBEDECER A DIOS, NO COMPRENDERLO

No quieras comprender las cosas antes de hacerlas, HAZLAS porque Dios quiere FE y OBEDIENCIA DE TI, si Dios es quien ha puesto ese sentir en tu corazón o te ha dado un mandado, ¿Qué estas esperando para cumplirlo o llevarlo a cabo?
No le des tantas vueltas al asunto, si DIOS LO DIJO, entonces OBEDECE, porque gran recompensa te espera.

Dios te bendiga,gracias por tus comentarios

martes, 13 de julio de 2010

No lo vemos


No lo vemos

Esta es la inspiradora historia del ciego Bartimeo. Aquí se ven las peculiaridades de la historia de los Evangelios. En Mateo 20:29 dice que eran dos ciegos. Pero aquí y en Lucas 18:35 dice que era uno solo. Nuestro texto de hoy proporciona una valiosa información. Dice que el ciego se llamaha Bartimeo.

Hay quienes aseguran que esa palabra significa “hijo de Timeo”, es decir, “hijo de un ciego”. El ciego Bartimeo era hijo del ciego Timeo.

Bartimeo preguntó qué ocurría, pues el gentío que se movía a su alrededor no era normal en Jericó. Cuando le dijeron que Jesús de Nazaret estaba pasando por la ciudad, Bartimeo se estremeció.

Hacía tiempo que esperaba esta oportunidad. Jesús estaba cerca y el creía que podía devolverle la vista. Sin perder tiempo, sin ninguna inhibición, comenzó a gritar; -Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí-. Los gritos eran estridentes, casi ofensivos, para un personaje tan importante como Jesús de Nazaret, quien se encontraba en el apogeo de su fama y de su popularidad. La gente comenzó a reprenderlo, diciéndole que se callara. Pero Bartimeo no estaba dispuesto a desaprovechar su única oportunidad de ser sanado por Jesús, y siguió gritando.
“Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle*. ¡Qué gloriosa oportunidad! La Biblia Reina-Valera dice: -Él, arrojando su capa, se levantó». Pero la Biblia de Jerusalén dice que Bartimeo -dio un brinco- para acercarse a Jesús.

-Era el hijo ciego de un padre ciego, lo cual empeoraba el caso, y hacía la curación más maravillosa, y, así, más apropiada para tipificar la curación espiritual realizada por la gracia de Cristo en aquellos que no solo nacieron ciegos, sino de padres que eran ciegos- (Matthew Henry’s Commentary, t. 5, p. 423).

Después de caminar entre sombras, abrir los ojos y observar el rostro de jesús y las cosas maravillosas de este mundo tiene que ser algo indescriptible. Es algo similar a lo que sucede cuando acudimos a Dios en oración y rogamos: -Señor, ten piedad de mí, que soy pecador-, y Dios responde con su inigualable misericordia.

El ruego de Bartimeo fue: -Maestro, quiero ver-. ¿Por qué no hacemos una petición así de sencilla? Necesitamos ver la voluntad de Dios en nuestra vida; necesitamos ver las necesidades físicas y espirituales de quienes nos rodean y, sobre todo, necesitamos ver nuestros pecados. Gritemos, como Bartimeo, -Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mi.

Respondiendo Jesús, le dijo: «¿Qué quieres que te haga?- Y el ciego le dijo: -Maestro, que recobre la vista-. Y Jesús le dijo: «Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino. Marcos 10:51,52

Dios te bendiga, gracias por tus comentarios

lunes, 12 de julio de 2010

Los ayudantes de Dios



Los ayudantes de Dios

En cierta ocasión una hombre le dio a Dios todo su corazón y su vida a Su servicio. Dios escuchó y le dio la oportunidad. Le puso en una iglesia. Su trabajo era buscar las almas. El hombre esperó las instrucciones de Dios. Esperó y esperó …
Hasta que Dios le dijo que le iba a mandar la ayuda que necesitaba para predicar el evangelio.
Al día siguiente llega un inválido en su silla de ruedas. El hombre le recibe, y luego le pregunta a Dios:
“¿Es una broma verdad?, el inválido no hará mucho.

Dios le contesta solamente:

“Espera porque todavía no han llegado todos lo que te han de ayudar.”

Al día siguiente llega un hombre cojo, con una pata de palo, que al caminar hace hoyos con su pata de palo. El hombre le recibió, y no dijo nada.

“Esperaré”, dijo, “a que llegue el evangelista o predicador”

Al día siguiente llegó un hombre encorvado, tan encorvado que sus manos llegaban casi al suelo. El hombre lo recibió, y siguió esperando. Pero no llegó nadie más.
Enojado le reclama a Dios:

“¿Qué pasó Señor?, me dijiste que me enviarías gente para ayudarme, y solo ha llegado un inválido, un cojo y un hombre encorvado. ¿Con estos indigentes quieres que predique el evangelio?. Mira, solo son lastres, desecho de la sociedad.

Dios contestó:

“Esos que tú llamas desechos son los que te ayudarán. El hombre de la silla de ruedas hará los surcos con las ruedas de su silla. El hombre de la pata de palo hará los hoyos, y el hombre encorvado arrojará la semilla sin que le cueste trabajo. Tu trabajo consistirá en cuidar las plantas, que por cierto tú no sembrarás.”

Entonces, el hombre pidió perdón por dejarse llevar por lo que sus ojos veían, y le pidió a Dios que le cambie la mirada.

Dios te bendiga,gracias por tus comentarios

viernes, 9 de julio de 2010

Cuando Dios quiere



Cuando Dios quiere

Una señora muy pobre telefoneó para un programa cristiano de radio pidiendo ayuda.

Un brujo del mal que oía el programa consiguió su dirección, llamó a sus secretarios y ordenó que compraran alimentos y los llevaran hacia la mujer, con la siguiente instrucción:

Cuando ella pregunte quien mandó estos alimentos, respondan que fue el DIABLO!

Cuando llegaron a la casa, la mujer los recibió con alegría y fue inmediatamente guardando los alimentos que le llevaron los secretarios del brujo.
Al ver que ella no preguntaba nada, ellos le preguntaron:
¿Señora no quiere saber quién le envió estas cosas?

La mujer, en la simplicidad de la fe, respondió:-
No, mi hijo.. No es preciso. Cuando Dios manda, hasta el diablo obedece!

Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

jueves, 8 de julio de 2010

Papá, quiero ser como tú



Papá, quiero ser como tú

Mi hijo nació hace pocos días, todo salió bien, pero yo tenía que viajar ¡tenía tantos compromisos! Mi hijo aprendió a comer cuando menos lo esperaba; aprendió a hablar cuando yo no estaba.

¡Cómo crece de rápido mi hijo, cómo pasa el tiempo! A medida que mi hijo crecía siempre me decía: Papá, algún día quiero ser como tú… ¿cuándo regresas a casa? -No lo sé, hijo, pero cuando vuelva jugaremos juntos, ya lo verás.

Mi hijo cumplió 10 años hace algunos días y me dijo:
-Gracias papá por la pelota, ¿juguemos?

-Hoy no hijo, estoy muy ocupado, tu sabes, tanto trabajo…
-Está bien -me dijo- sabes, algún día quiero ser como tú.

Mi hijo regresó el otro día de la universidad, todo un hombre, -Hijo, estoy orgulloso de tí, ven, siéntate y conversemos un poco…
-Hoy no papá, tengo compromisos, préstame el auto para ir a visitar a unos amigos.
Ya me jubilé, mi hijo vive en otro lugar, el otro día lo llamé:
-Hola hijo, ¡quiero verte!

-Me encantaría papá… pero tú sabes…en fin; pero me encantó escuchar tu voz, para otra ocasión será.

Al colgar el teléfono me puse a pensar… y me di cuenta que si… que mi hijo es igual a mí.

Lo que tú siembres hoy, lo cosecharás mañana

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA SUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

miércoles, 7 de julio de 2010

La Puntualidad de Dios



La Puntualidad de Dios
“Todo lo hizo hermoso en su tiempo…”
Eclesiastés 3:11a


En mas de alguna ocasión hemos escuchado la frase: “Dios no llega antes ni después, Dios siempre llega a tiempo”, y es que es la verdad. Ayer escucha una frase que llamo mi atención y me dije: “tengo que escribir de eso”, la frase era: “Dios es puntual”, ¡Cuanta verdad hay en esa frase que para ser sincero impacto mi corazón!

Hay cosas que todos las sabemos, pero que por alguna extraña razón necesitamos que nos las recuerden para nuevamente meditar en ello y darnos cuenta de lo hermoso que es Dios. Una de esas cosas es LA PUNTUALIDAD DE DIOS.

Y es que a veces parece que Dios se ha tardado demasiado para responder, y pensamos que El se olvido o que simplemente no va a cumplir. Pero la verdad es otra, no es que Dios se haya tardado mucho, ni que se le haya olvidado y peor aun que no vaya a cumplir algo que El ya prometió, pues El siempre cumple y es PUNTUAL, pero he aquí la clausula: EN SU TIEMPO.

Al leer el verso de Eclesiastés sobre “Todo tiene su tiempo”, encontramos esta primera parte del versículo once que dice: “Todo lo hizo hermoso en su tiempo…”. Y es que esa es la diferencia que nosotros sentimos, pues nosotros medimos nuestros tiempos, pero Dios tiene un reloj distinto al nuestro, que no se dirige por horas, ni minutos, sino por un TIEMPO PERFECTO que se llama KAIROS.

Nosotros medimos las horas y días a través de minutos y horas, nos regimos bajo el tiempo CRONOS, pero Dios a diferencia de nosotros no se mide por nuestra hora, sino por su hora y su tiempo que es el KAIROS que es el TIEMPO PERFECTO de Dios.

A través de la historia hemos podido constatar como Dios ha cumplido en un tiempo perfecto y todo ha sido HERMOSO, como la misma palabra lo describe.

En un principio vemos a un Noé al cual Dios le da una orden de construir un arca pues caería un diluvio que cubriría toda la tierra, para ese entonces nunca había llovido, era algo ilógico, la gente se burlaba de Noé al verlo construir con tanto amor y esfuerzo aquella arca que le serviría de salvación.

Por alrededor de 120 años paso construyendo aquella arca, en medio de todos esos años, muchos se burlaban de él, otros pensaban que estaba loco y no dudo que el Noé como humano que era en algún momento pensó; ¿Estaré en lo correcto?, pero pese a todo eso llevo a cabo su misión, resultado de eso, desde el momento que el arca se cerro, la lluvia comenzó a caer e inundó toda la tierra, eso significa que DIOS CUMPLIO.

Más adelante en la historia vemos a un Abraham recibir la promesa de una descendencia enorme como las arenas del mar y como las estrellas de los cielos, por alrededor de 25 años espero esa promesa, quizá en alguna ocasión darle una ayudadita a Dios y término complicando las cosas, pero después de 25 años Dios le dio la promesa. Cualquier de nosotros se desesperaría con unos cuantos meses de espera, ahora no digamos 25 años, pero Dios fue PUNTUAL en SU TIEMPO y cumplió perfectamente y de la manera más HERMOSA.

En el nuevo testamento podemos observar la historia de la muerte de Lázaro, aquel amigo querido de Jesús, al llegar a su casa sus hermanas le comentan que llego tarde, pues su hermano ya estaba muerto y hasta despedía olor feo. Mas Jesús no es que había llegado tarde, sino que EN SU TIEMPO, haría algo HERMOSO.

Todos fueron testigos de cómo Jesús llamo a Lázaro desde afuera de su tumba y este volviendo a la vida, se levanto y fue un testimonio HERMOSO de lo que DIOS PUEDE HACER, EN SU TIEMPO.

Amados, no sé qué momento puedas estar pasando de desesperación, no sé qué es lo que te aflige y te roba la paz que Dios quiere que reine en tu corazón, este día Dios quiere que te diga que EL ES PUNTUAL que obrara EN EL TIEMPO PERFECTO en tu vida y que su obra terminada será la más HERMOSA que jamás hallas visto.

Lo que a ti te tiene desesperado, Dios ya lo tiene cronometrado en el tiempo perfecto que El maneja, por tal razón no te desesperes, no te rindas, no creas que has sido olvidado o que Dios no cumplirá, simplemente espera, espera porque la obra de Dios, es decir lo que El va hacer en su tiempo perfecto, será la OBRA MAS HERMOSA que podrías obtener de todo esto.

Y es que Dios es así, siempre PUNTUAL, siempre PERFECTO, no menospreciemos la sabiduría y soberanía de Dios, simplemente sometamos a Él y confiemos plenamente en que EL JAMAS NOS FALLARA, pues nuestro Dios es un DIOS PUNTUAL.
Dios lo tiene TODO medido, El llegara PUNTUAL a tu vida

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA SUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

lunes, 5 de julio de 2010

TIEMPO DE TOMAR TU LUGAR Y NO DEJARTE INTIMIDAR


TIEMPO DE TOMAR TU LUGAR Y NO DEJARTE INTIMIDAR

“Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo”.

1 Juan 4:4


Cada vez que te alejas de Dios es tiempo preciado que pierdes. Cuando piensas en detenerte en el camino estás aventajando al enemigo. Cuando silencias tu voz porque sientes temor de ser juzgado o criticado, es como si estuvieras cediendo ante la presión. Cuando descuidas tu lugar y cedes tu territorio, estás permitiendo que el reino de las tinieblas se expanda. Tú no puedes permitir que tu voz se apague, ni puedes darte el lujo de enterrar los talentos y dones que Dios te ha dado. Él te ha capacitado para que pongas el corazón en todo lo que hagas o emprendas.

Retrasas tu tiempo cuando contiendes con el que te dio la vida para que fueras un hombre y una mujer de propósitos. No puedes dejarte amilanar por aquellos “Sanbalat” y “Tobías” que solo vienen a sembrar el desánimo y a tratar de entorpecer la obra.

De gente negativa y murmuradora está lleno el mundo, no permitas que la oscuridad opaque el brillo celestial que Dios ha proyectado en ti. Eres luz, y la tiniebla nunca debe prevalecer ante la luz. El soldado que milita y que es comprometido, no abandona la guerra, pelea con garra y si tiene que dejar su vida en el intento para defender a su gente y a su país, lo hace.

No escuches las voces que tratan de destruir y arrebatar tus sueños. Ignora a aquellos que dicen cosas contrarias a las palabras que Dios ha declarado sobre tu vida. ¡No te estanques, muévete, camina! Que lo que se queda estático se detiene y lo que se detiene, no funciona.

Recuerda que no se trata de lo que los demás piensan o digan, no son ellos los que mandan sobre tu vida. Esto se trata de un pacto entre Dios y tú. Tú le prometiste que le servirías sin importar lo que pasará a tu alrededor.

Ahora es el momento de probar que le serás fiel sin importar lo que pase. Y hay algo que te puedo asegurar querido amigo y amiga que me lees, Dios será fiel.

Él te pondrá sobre las alturas y caminarás con tu frente muy alta.

Es tiempo de que tomes aliento e impulso y de que no te dejes intimidar por el enemigo, porque mayor es él que está contigo

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA SUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

sábado, 3 de julio de 2010

No te sientas menospreciado



No te sientas menospreciado


Cuando decidimos emprender el camino del servicio cristiano, teníamos al frente un enorme campo de oportunidades, y en cada uno de ellos veíamos la ocasión de darle la gloria a Dios, y no importaba si se trataba de hacer limpieza en el templo, distribuir material Bíblico por las calles, cantar en el coro, dar nuestros diezmos y ofrendas o visitar a los enfermos.

Poco a poco el tiempo va pasando, y en la mayoría de los casos, vemos que lo que hemos hecho, pronto queda en el olvido de los seres humanos, es como querer observar la huella que deja la serpiente sobre la peña.

Esos momentos, duelen en el alma, sobretodo cuando estamos pasando momentos de pruebas, y comenzamos a recordar nuestro comportamiento dentro del Reino de los Cielos, y vemos que nuestra vida ha estado orientada a vivir para Dios.

Pero debemos levantar nuestra mirada hacia Cristo, ya que El sabia que tendriamos que pasar por esas etapas secas, y por eso nos ha dejado esta bella palabra:
” Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amo y nos dio consolacion eterna y buena esperanza por gracia, conforte vuestros corazones, y os confirme en toda buena palabra y obra”
( 2- Tesalonisenses 2: 16-17 )

Esto es una mina de oro, examinemos lo que Dios nos dice:
1- Nos amo
2- Nos dio consolacion
3- Buena esperanza
4- confortara vuestros corazones
5- nos confirmara para toda buena obra Que maravilloso, son cinco promesas que nos devuelven la vida, ya que seremos consolados, llenos de esperanza y nuestro servicio para el Reino de los Cielos, sera valorado siempre, porque dice que seremos confirmados para toda buena obra.
oración:

Amado Padre Santo, en este día, venimos ante tu Santa presencia, a interceder por todos tus amados hijitos que se encuentran tristes, enfermos, debilitados, deprimidos y olvidados, y que en otro tiempo ha sido pueblo de ” fuego”, siervos “encendidos” para el servicio; que ha caminado mucho llevando la preciosa palabra; que se ha desvelado guardando las vigilias de la noche; que ha ofrecido momentos de ayuno y oración; que ha ayudado al prójimo y que ha apoyado a tu obra en todos los aspectos.
Por todos ellos es nuestro clamor, acuerdate de todos Padre amado, de cada segundo de sus vidas a tu servicio, levan talos, sanalos, restauralos y confirmalos.
En el nombre de Cristo Jesús.

Fuente: Devocionalescristianos.org

Dios te bendiga,gracias por tus comentarios

viernes, 2 de julio de 2010

Mi Salvador te puede salvar


Mi Salvador te puede salvar

“Porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo”
Romanos 10:13

Había llegado a un punto en el que estaba dispuesto a probar lo que fuera con tal de ser libre. Había asistido con un padre a confesar mis pecados, había ofrecido sacrificio a un santo, me le había hincado innumerables veces a una de tantas vírgenes, había rociado mi cuarto y mi persona con “agua bendita”, había asistido a terapias y grupos de recuperación y nada, en lugar de acercarme a la anhelada salvación y a un poco de descanso, parecía que me perdía en el abismo de las tinieblas y que el enemigo se había salido con la suya.

En eso, fui llamado por la voz de la esperanza. Fui invitado por mi hermano a conocer a su Salvador en un retiro espiritual. Él había asistido a ese retiro hacía un mes, y desde entonces él era otra persona. Mi Salvador te puede salvar, él dijo. -Si no es El, nadie más podrá.

Había llegado a la encrucijada más difícil de mi vida, una vez más tenía que estar dispuesto a creer y pelear por mi salvación. Con la mente hecha añicos, con un alma atada al terror nocturno, con un pasado poco decoroso y estando en la antesala del Seol; Él me miró y me llamó.

“No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú. Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador” Isaías 43:1-3

No era un sueño, era real. Él me había llamado y quería salvarme, pero tendría que enfrentarme a mi más grande enemigo: Yo.

Ahora dependía de mí, tendría que enfrentar mi realidad, tendría que reconocer que había pecado, tendría que reconocer que le había hecho daño a mi familia, tendría que reconocer que había hecho mal uso de todos los dones que recibí al llegar a este mundo; sin más, tendría que reconocer que no había sabido cómo vivir.

Esta parte de la más difícil de la salvación, a nadie le agrada reconocer que ha sido pecador, a nadie le agrada sacrificar el orgullo; más solo así seremos limpios de nuestra maldad, y finalmente veremos la luz.

“Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad.” 1 Juan 1:9

Al estar confesando mis pecados, quise desistir. No podía soportar lo que estaban escuchando mis oídos. Mi realidad era imperdonable. No podía sostenerle la mirada al jurado. Con vergüenza les evadía, estando yo seguro que no merecía la salvación.

Pero mi Salvador, tenía otros planes. Se interpuso yendo más allá. Dándome su amor y mostrándome lo que estuvo dispuesto a hacer para que yo fuese libre. Él llevó mis culpas, pagó por cada uno de los pecados que aquél día confesé, regalándome un nuevo comienzo. Aquél día quedé blanco cómo la nieve y fui salvo; el que había estado tanto tiempo perdido fue encontrado y no fue hallado culpable, porque su Salvador detuvo el juicio que merecía.

Aquel de quién yo hablo, es Jesús mi Salvador, y si tú quieres también a ti te puede salvar.

Querido hermano, sí tú deseas esa salvación de la que hablo y ese anhelado descanso para tu alma, ¡Cree de todo corazón!. Arrepiente de todo corazón, enfréntate a ti mismo y reconoce los pecados que has cometido, reconoce que no has sabido cómo vivir; y pide a Dios que te perdone. Sí has decidido dar ese paso de fe y arrebatar tu salvación, repite lo siguiente:

“Dios mío y único Dios, sé que he quebrantado tus leyes y que mis pecados me han separado de ti. Estoy sinceramente arrepentido y ahora quiero apartarme de mi pasado pecaminoso y dirigirme hacia ti. Por favor, perdóname y ayúdame a no pecar de nuevo.

Creo que tu hijo Jesucristo murió por mis pecados, resucitó de la muerte, está vivo y escucha mi oración. Invito a Jesús a que se convierta en el Señor de mi vida, a que gobierne y reine en mi corazón de este día en adelante. Por favor, envía tu Espíritu Santo para que me ayude a obedecerte y finalmente te pido que en el nombre de Jesús me devuelvas la vida, amén.”

Sí has sido valiente y escogiste un nuevo comienzo, te felicito por la mejor decisión que has hecho en tu vida. Te invito a que leas estos versículos acerca de lo que acabas de hacer. También te digo que es imperativo que busques una congregación Cristiana donde reconozcan el principio de la salvación por arrepentimiento de obras muertas y reconozcan la existencia del Espíritu Santo y sus manifestaciones. .

Dios te bendice hoy, que hay fiesta en el cielo por ti.

“Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros”
Romanos 5:8

“Porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo”
Romanos 10:13

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”
1 Juan 1:9

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA SUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO.

BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA.

JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

jueves, 1 de julio de 2010

Segunda venida de Cristo


Segunda venida de Cristo

Jesús prometió a sus discípulos que él regresaría otra vez. Está en la Biblia, Juan 14:1-4, "No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino".

Los ángeles prometieron que Jesús regresaría. Está en la Biblia, Hechos 1:10-11, "Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo".
¿Cómo regresará Jesús? Está en la Biblia, Lucas 21:27, "Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria".

¿Cuántos le verán cuando él regrese? Está en la Biblia, Apocalipsis 1:7, "He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él".

¿Qué veremos y qué oiremos cuando él venga? Está en la Biblia, 1 Tesalonicenses 4:16-17, "Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor".

¿Cuán visible será su venida? Está en la Biblia, Mateo 24:27, "Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre".

¿Qué advertencia dio Cristo para que no seamos engañados acerca de su segunda venida? Está en la Biblia, Mateo 24:23-26, "Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. Ya os lo he dicho antes. Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis".

¿Sabe alguien el tiempo exacto de la segunda venida de Cristo? Está en la Biblia, Mateo 24:36, "Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo el Padre".

Sabiendo que la pereza es algo muy humano, ¿qué nos dice Cristo que hagamos? Está en la Biblia, Mateo 24:42, "Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor".

¿Qué advertencia ha dado Cristo para que no seamos tomados por sorpresa por este gran evento? Está en la Biblia, Lucas 21:34-36, "Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día. Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra. Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre".

¿Por qué se demora la segunda venida de Cristo? Está en la Biblia, II Pedro 3:8-9, "Mas, Oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento".

¿Cómo debemos vivir mientras esperamos a Jesús? Está en la Biblia, Tito 2:11-14, "Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras".

¿Cómo será el mundo cuando Jesús venga? Está en la Biblia, Mateo 24:37-39, "Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre".

¿Será la venida de Cristo un tiempo de recompensa? Está en la Biblia, Mateo 16:27 y Apocalipsis 22:12, "Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras". "He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra".

¿Por qué regresará Jesús? Está en la Biblia, Hebreos 9:28, "Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan".

Cuando venga Jesús por segunda vez, experimentaremos completamente la realidad de nuestra salvación. Está en la Biblia, 1 Corintios 1:7-8, "De tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo; el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo".

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA SUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...