Espero que este blogger sea de edificación para su vida, como lo ha sido para mi y mi familia. Hemos puesto, cortas reflexiones, videos cristianos, testimonios, historias bíblicas para niños, biblias electrónicas para bajar a tu pc gratis, una biblia electrónica para leer al momento la palabra de Dios, Muñequitos con historias de la biblia y mucho más. Deja tu comentario y nombre despues de cada reflexion, Dios te bendiga, y que la paz del Señor este contigo en todo momento. Amen



jueves, 30 de diciembre de 2010

El Circo de la Mariposa

El Circo de la Mariposa

Este video es un inspirador Cortometraje con un mensaje de esperanza, de motivación, de reto.

The Butterfly Circus

“Aunque el camino resulte difícil, siempre podremos alcanzar nuestro propósito, si creemos que es posible”.

Salmos 138.8 “Jehová cumplirá su propósito en mí”.

Primera Parte:



Segunda Parte:




Director: Joshua Weigel

Executive Producer: Nathan Elliott

Executive Producer: Jon and Esther Phelps

Executive Producer: Bob Yerkes

Associate Producer: Natalie Burkholder

El corto “The Butterfly Circus”, coprotagonizado por el actor mexicano Eduardo Verástegui, ha ganado el primer premio del concurso de cortos “The Doorpost Film Project”. Este premio, de 100.000 dólares, reconoce la aportación del corto a la promoción de valores como la esperanza y la dignidad humana. El proyecto “The Doorpost” pretende descubrir a cineastas “visionarios” que busquen con sus obras la verdad y la promoción de una serie de valores universales. En esta ocasión, los valores eran la esperanza, el perdón, la humildad, la alegría, la libertad y la redención.

El actor principal: Nick Vujicic. Es un orador motivacional y director de Life Without Limbs, una organización para personas con discapacidad física. Nació en Melbourne, Australia, con una agenesia consistente en una tri-amelia que se caracteriza por la carencia de tres de sus extremidades,nick
Su vida estuvo llena de dificultades. Una de ellas fue no poder acudir a una escuela normal pese a no tener discapacidades mentales, Aprendió a escribir usando los dos dedos en su “pie” izquierdo, y utiliza un aparato que se introduce en su dedo más grande para sostener cosas. Aprendió a usar la computadora y a teclear con el método “heel and toe”.

Sufrió acoso en el colegio, que le afectó muy negativamente y, con ocho años, comenzó a plantearse el suicidio. Después de rogar por unos brazos y unas piernas, Nick comenzó a observar que sus logros eran la inspiración de muchos, y comenzó a agradecer que estaba vivo. Con diecisiete años comenzó a dar charlas a su grupo de oración y comenzó una organización sin ánimo de lucro.

Agradecimiento especial para Andrés Reina ( DevocionTotal.com ) por la recomendación.

Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Resoluciones para el Nuevo Año

Para el año 2011 me propongo:

Como ENOC, caminar en compañerismo diario con el Padre celestial.

Como ABRAHAM, confiar incondicionalmente en Dios.

Como MOISÉS, obedecer a Dios aunque esto signifique sufrir.

Como JOSÉ, dar la espalda a la tentación.

Como JOSUÉ y CALEB, no permitir que me desanimen los obstáculos.

Como EZEQUÍAS, preparar mi corazón para buscar a Dios.

Como DAVID, alzar mis ojos a los montes y recordar que mi socorro viene de Jehová.

Como JOB, ser paciente bajo cualquier circunstancia.

Como DANIEL, vivir en comunión constante con Dios.

Como ANDRÉS, guiar a mis hermanos a Cristo.

Como ESTEBAN, manifestar un espíritu de perdón hacia los que me hieren.

Como PABLO, olvidar lo que está atrás y proseguir a la meta.

Reconociendo mi incapacidad de alcanzar estos objetivos por mis propias
fuerzas, proclamo las palabras de la Biblia:

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Tito
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

martes, 28 de diciembre de 2010

QUERIDO DIOS, TENGO NECESIDAD DE TI

QUERIDO DIOS, TENGO NECESIDAD DE TI


Señor, más que un anhelo, capricho o simple deseo, yo tengo necesidad y urgencia de ver tu mano obrar. De que intervengas en mi situación con mano poderosa. Necesito de tu auxilio, preciso de un milagro divino. Esto que yo siento es emergencia de ti, parece que me estoy ahogando y en el intento de querer salvarme, desfallezco. ¡Quiero gritar que no puedo más! Un sollozo ahoga mis silencios, mientras me pregunto, ¿qué sentido tiene esto? Porque no logro entender nada de lo que está pasando y el desierto me va secando. ¡Yo quiero agua y no cualquier agua! Porque mi agua eres tú, porque en mi vida sigues gobernando tú. No importa cuán rendida deba estar, solo de ti proviene mi bienestar. Por tal razón me reconozco, estoy consciente que solo en ti puedo confiar y esperar.

Mientras las lágrimas hacen un recorrido por mis mejillas y te hablo en silencio, pues tú conoces todo lo que siente mi corazón y piensa mi mente, comienzo a sentir algo especial. Tú vas llenando mi ser que está ansioso de tu presencia y dirección. Vas soplando de tu aire que purifica cada célula que hay en mí. Porque tú eres tan maravilloso, que se me hace tan inexplicable describir. No me puedo escapar, tú me cautivas, mi alma está apegada a ti.Y sé que en cada cosa tú has de obrar.
 
Que volverán las sonrisas a llenar de alegría mi vida. Y como siempre todo te lo deberé a ti
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

lunes, 27 de diciembre de 2010

El Señor Me Llevará a Aguas de Reposo.

  El Señor me lleva Junto a Aguas de Reposo. Salmo 23:2

Rompe el silencio el tronar como de caballos en desbandada, las aguas turbulentas que amenazan violar las fronteras de la seguridad y resquebrajar el canal firme que limita el río. Mi mente se confunde, mi espíritu se estremece y mi alma retrocede. Y allí en la esquina olvidada de mi existencia él habla a mi corazón para decirme que aunque ruja la tormenta, él está listo para llevarme a aguas de reposo.

Qué son aguas de reposo? Son aguas quietas que invitan a reposar. Aguas intermedias entre tormentosas y estancadas. Hay un poder escondido en el sonido de las aguas. Cuando son tormentosas asustan y persiguen. Cuando el dulce correr de ellas entre las rocas traen a mi alma un remanso de paz e indescriptible descanso es diferente. Dios tiene hoy, aguas de reposo para acariciar si ser interno y reanimarme.

Cuando el salmista dice que el Señor me lleva o me conduce usa la palabra en Hebreo Nahal que significa Producir descanso, Guiar con cuidado, dar descanso, Refrescar.

La Dirección de Dios siempre está dirigida a aguas de reposo. Todo Padre genuino quiere proveer dirección a sus hijos hacia las metas del descanso. Nunca llevaría a un hijo a aguas turbulentas. Cuanto más Dios en su divina paternidad.

Hoy es un buen día para experimentar esta dirección divina hacia un encuentro con su presencia, su descanso, su paz y el encuentro en el oasis de la eternidad.

Por qué te turbas oh alma mía y te abates dentro de mi? Espera en Dios porque aún he de alabarle y en su alabanza encontraré las aguas de reposo que confortarán mi alma.

Señor, Gracias por este día. No importa las amenazas que rodean mi mente para robarme la paz. Tu promesa está por encima de cualquier río desbordado y la promesa tuya me asegura que me conduce, me guías, me llevas tomado de la mano para hacerme descansar en aguas de reposo.

Tú eres mi fuente y tú eres mi vida y solo en ti descansare. Amén.

Dr. Serafin Contreras Galeano.

Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

sábado, 25 de diciembre de 2010

Ilusión de Niña

Ilusión de Niña

Aún no se filtraban los rayos del sol en la habitación; ni siquiera se podía distinguir el rostro de ninguno de los hermanitos. Pero todos los pequeños hablaban y recogían lo que hubiera cerca de ellos porque era la mañana de Navidad.

Cada uno de ellos había enviado su cartita a Santa Claus con una lista de los juguetes más soñados. Por supuesto que ninguno se había puesto a pensar en el cómo habría de traerlos Santa Claus... los niños simplemente esperaban un milagro.

¡Había tanta emoción y confusión entre los niños! De entre todo el grupo, había una pequeña niña que no podía con sus tres paquetes debido a que uno de ellos pesaba demasiado. Cuando todos llegaron al lugar donde habrían de desenvolver los presentes, los niños descubrieron que, entre dormida y despierta con el alborozo y la adrenalina fluyendo, la pequeñita había estado cargando, entre sus tres paquetes, un pesado tuco de madera sin valor alguno para la niña. Aquello les pareció hacer cosquillas a los muchachos quienes soltaron risas contagiosas que adornaron aquella mañana de Navidad.

Sin embargo, la pequeñina pensaba para sí: "Yo quería una pequeña muñeca" y ninguno de los dos paquetes restantes parecían contenerla. Pero grande fue su sorpresa al romper el papel y descubrir que allí, medio cubiertos por el papel de envoltorio, se asomaban aquellos ojitos azules de una pequeña muñeca. Tanto fue su alegría que olvidó los demás puntos de su cartita a Santa Claus. Aquel regalo llenaba todos sus anhelos de felicidad esa fresca mañana navideña.

Querido amigo: muchas veces presentamos largas listas a nuestro Padre Celestial con los sueños más deseados: que mis hijos caminen rectamente, que puedan encontrar su pareja perfecta, que se lleguen a preparar en la vida, que regresen de su viaje sanos y salvos, que..., que... Pero la verdad es que de esa larga lista sólo una cosa es entregada en nuestras manos a la vez.

Es que Dios sabe que aquello que nos da es lo único que necesitamos en ese momento. El Señor tiene muy buenos y perfectos planes para cada uno de sus hijos. Ojalá que aprendamos a recibir, conformes, una a una sus bendiciones, disfrutarlas, y de esa manera descubrir el verdadero significado de la felicidad siéndole agradecidos... Que en esta navidad seamos plenamente agradecidos con Dios.

Anita Irigoyen

Y para asistir cada mañana todos los días a dar gracias y tributar alabanzas a Jehová, y asimismo por la tarde.

Cuando sonaban, pues, las trompetas, y cantaban todos a una, para alabar y dar gracias al Señor , y a medida que alzaban la voz con trompetas y címbalos y otros instrumentos de música, y alababan al Señor, diciendo: Porque él es bueno, porque su misericordia es para siempre; entonces la casa se llenó de una nube, la casa de Jehová. 2 Crónicas 5:13.
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

jueves, 23 de diciembre de 2010

Trabaja, aprende, crece...

Trabaja, aprende, crece...

Cuenta la leyenda que Narciso era hijo de un río y de una ninfa. Y por lo visto era un niño muy guapo.

Narciso fue creciendo, y pronto fue un joven apuesto. Lo malo es que rechazaba el amor que le ofrecían y permanecía insensible al cariño de los demás. Sólo estaba pendiente de sí mismo. Así fueron pasando los años hasta que un día de mucho calor, después de una cacería, el muchacho se detuvo en una fuente para refrescarse. Al inclinarse para beber, Narciso vio su imagen reflejada en las aguas..., y se enamoró perdidamente de su propia figura.

Y allí se quedó Narciso, días y días, semanas y semanas, indiferente a todo lo que le rodeaba. Y allí, inmóvil como una estatua, absorto en su propia contemplación, se dejó consumir por el hambre y la soledad hasta desvanecerse y caer sin vida sobre la hierba.

Esta vieja leyenda ha dado el nombre de narcisismo a esa ingenua vanidad de quienes ante el espejo alimentan sin cesar la admiración hacia sí mismos.

La tragedia de Narciso tiene otras formas mucho más corrientes, más a nivel de calle. Aparece como un idealismo, ingenuo y perezoso a la vez, que inunda los afanes de muchas chicas y chicos jóvenes. Están llenos de proyectos: van a ser grandes genios, egregios artistas, creadores incomparables...; y a continuación confiesan que van mal en sus estudios, que jamás leen un libro, que no saben lo que es madrugar.

Piensan que están llamados a ocupar puestos preeminentes, que están destinados a ser como aquel gran empresario que se hizo a sí mismo en unos pocos años y ahora es inmensamente rico. Imaginan que triunfar en la vida es un camino sencillo, de sueño azul, glorioso, placentero y gratificante.

Van por la calle imaginando las miradas de admiración, las miradas de envidia, que sin duda le dirigen los conductores, los peatones, todos.

Un día reciben un halago (quizá de cumplido) por algo que han hecho, y ya se ven como un nuevo Mozart o un nuevo Goya. Y en seguida creen ser un genio mundial, un superhombre. Y se comportan como piensan que corresponde a un genio así, de forma anárquica y distinta, como un hombre al que poco queda que aprender y que vivirá con sólo sacar un poco de partido a su inmenso talento.

Pero la vida no suele ser así. Porque la realidad es terca. Y deben comprender que para hacer cualquier cosa seria en la vida, hay mucho que trabajar, mucho que aprender, mucho que tachar. Que nunca podrán crear si anteponen hoy sus sueños a la realidad. Quizá convenga recordarles aquello de Thomas Edisson de que el genio se compone de un 1% ciento de inspiración y un 99% de transpiración, de sudor, de trabajo.

La vanidad lleva a creerse algo distinto a lo que uno realmente es. El vanidoso piensa que hace maravillas y se siente herido si los demás no lo valoran. El hechizo de la vanidad los problematiza y sufren tremendamente. El mejor remedio es un poco de realismo:

Para unos, será comprender que los genios suelen ser inteligencias trabajadas por un estudio profundo;

Para otros, abrir un poco los ojos y descubrir las cualidades de los demás, que es una excelente forma de aprender;

Para los que pasan horas ante el espejo y aún así no están seguros de que les guste lo que reflejan, ser menos puntillosos en cuanto a su aspecto físico;

Para todos, rechazar el engañoso halago de la adulación (propia o ajena) y comprender que el objetivo de la vida no puede ser algo tan pasajero como la opinión ajena o el brillo de los aplausos.

Los personajes famosos, esos que saborean las mieles de la gloria, cuando son un poco sensatos "y sinceros" reconocen que sólo con esas satisfacciones no se puede llenar una vida. Que vale más un poco de cariño que todos los aplausos del mundo. Que, a veces, han logrado todos esos aplausos pero, en esa lucha, han perdido el cariño de los suyos, y están tristes.

Hay que aspirar a ser buena persona y a ser coherente con uno mismo. También se puede desear que los demás lo crean así, y lo valoren. Pero esto último ya es más difícil y, sobre todo, menos importante. Muchas veces hay que contentarse "y no es poco, es lo principal" con estar satisfecho con uno mismo. El aplauso que importa y que de verdad satisface es el que proviene de nuestro interior, de la conciencia de la obra bien hecha.

Dr Juan Barek

No os apartéis en pos de vanidades que no aprovechan ni libran, porque son vanidades. 1 Samuel 12:21.

Ciertamente Dios no oirá la vanidad, Ni la mirará el Omnipotente. Job 35:13.
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

miércoles, 22 de diciembre de 2010

¿Quien mató al amor?

¿Quien mató al amor?

Hubo una vez en la historia del mundo un día terrible en el que el odio, que es el rey de los malos sentimientos, los defectos y las malas virtudes, convocó a una reunión urgente con todos ellos.

Todos los malos sentimientos del mundo y los deseos más perversos del corazón humano llegaron a esta reunión con curiosidad de saber cuál era el propósito.

Cuando estuvieron todos habló el Odio y dijo: “Los he reunido aquí a todos porque deseo con todas mis fuerzas matar a alguien. Los asistentes no se extrañaron mucho pues era el Odio que estaba hablando y él siempre quiere matar a alguien, sin embargo todos se preguntaban entre sí quien seria tan difícil de matar para que el Odio los necesitara a todos.

“Quiero que maten al Amor”, dijo. Muchos sonrieron malévolamente pues más de uno le tenía ganas.

El primer voluntario fue el Mal Carácter, quien dijo: “Yo iré, y les aseguro que en un año el Amor habrá muerto, provocaré tal discordia y rabia que no lo soportará”.

Al cabo de un año se reunieron otra vez y al escuchar el reporte del Mal Carácter quedaron tan decepcionados. Lo siento, lo intenté todo pero cada vez que yo sembraba una discordia, el Amor la superaba y salía adelante.

Fue entonces cuando, muy diligente, se ofreció la Ambición que haciendo alarde de su poder dijo: “En vista de que El Mal Carácter fracasó,iré yo.”

Desviaré la atención del Amor hacia el deseo por la riqueza y por el poder.

Eso nunca lo ignorará. Y empezó la ambición el ataque hacia su víctima, quien efectivamente cayó herida pero después de luchar por salir adelante renunció a todo deseo desbordado de poder y triunfó de nuevo.

Furioso el Odio, por el fracaso de la Ambición envió a los Celos, quienes burlones y perversos inventaban toda clase de artimañas y situaciones para despistar el amor y lastimarlo con dudas y sospechas infundadas. Pero el Amor confundido lloró, y pensó, que no quería morir y con valentía y fortaleza se impuso sobre ellos y los venció.

Año tras año, el Odio siguió en su lucha enviando a sus más hirientes compañeros, envió a la frialdad, al egoísmo, la indiferencia, la pobreza, la enfermedad y a muchos otros que fracasaron siempre, porque cuando el Amor se sentía desfallecer, tomaba de nuevo fuerza y todo lo superaba. El Odio convencido de que el Amor era invencible les dijo a los demás: “Nada que hacer”.

“El Amor ha soportado todo, llevamos muchos años insistiendo y no lo logramos”. De pronto de un rincón del salón se levantó un sentimiento poco conocido, que vestía todo de gris y con un sombrero gigante que caía sobre su rostro y no lo dejaba ver, su aspecto era fúnebre como el de la muerte “Yo mataré el Amor”, dijo con seguridad.

Todos se preguntaron quién era ese que pretendía hacer solo, lo que ninguno había podido. El Odio dijo: “ve y hazlo”.

Tan solo había pasado algún tiempo cuando el Odio volvió a llamar a todos los malos sentimientos para comunicarles después de mucho esperar por fin EL AMOR HABIA MUERTO.

Todos estaban felices pero sorprendidos.

Entonces el sentimiento del sombrero gris habló:

“Ahí les entrego el Amor totalmente muerto y destrozado y sin decir más se marchó”.

“Espera”-dijo el Odio-, “en tan poco tiempo lo eliminaste por completo,lo desesperaste y no hizo el menor esfuerzo para vivir. ¿Quién eres?”

El sentimiento levantó por primera vez su horrible rostro y dijo:

SOY LA RUTINA.
 
Publicado por Juanjo


Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

martes, 21 de diciembre de 2010

Renueva tu fe estas fechas

Renueva tu fe estas fechas


¿Por qué la apatía en estas fechas? , ¿Por qué el desagrado de lo que te rodea?, no hace falta mas que solo recordar para alegrarte esta Navidad. Recuerda hace unas Navidades, cuando el frío congelaba tu corazón. Recuerda hace unas Navidades cuando solo anhelabas un poco de paz cómo regalo de Navidad.

Si bien es cierto que ha sido un año difícil, también es verdad que ya no eres el mismo de antes. Conociste a aquel que le ha nacido a la humanidad para regalarles libertad. Tal vez te has encontrado bajo pruebas y tu fe se ha nublado, pero eso no es razón suficiente para seguir con esa apatía ante la vida. Hay gente alrededor tuyo que anhela ese gran regalo que un día recibiste, hay personas desesperanzadas anhelando escuchar acerca de la salvación.

Es tiempo de renovarte, es tiempo de volver a creer y encender la llama esta Navidad. No mires lo que no tienes, solo mira dónde ya no estás, esa es hoy tu realidad. Tal vez no tengas dinero para comprar costosos regalos pero hoy tienes un corazón que puede dar amor. Tal vez no tengas ese empleo por el cual tanto luchaste pero por la gracia de Dios hoy has sido restaurado para glorificarle a él con tus dones y talentos. Tal vez tu salud no ha sido totalmente reestablecida pero tu hombre interior es fuerte cómo un roble.Qué te parece si mejor recuerdas quién ya no eres y todas las bendiciones que hay en tu vida desde que aceptaste a Cristo en tu corazón. Qué te parece si mejor comienzas a cantar y declaras las maravillas que ha hecho Cristi en tu vida. Qué te parece si comienzas a vivir de la manera que un día prometiste a tu salvador, regalando amor.

Navidad celebra un nacimiento, tal vez exista debate respecto a la fecha en qué nació nuestro salvador y muchos se inclinen por no celebrar estas fechas cómo su nacimiento; pero lejos de celebrar el nacimiento de Jesús en estas fechas, todos los días debemos celebrar su llegada a nuestros corazones y alabarle con nuestras vidas.

Qué te parece si el día de hoy dejas a un lado todas tus cargas y solamente alabas a aquél que te devolvió la vida y ha dado un futuro de esperanza. Qué te parece si echas fuera la apatía y con tu nuevo corazón compartes amor esta Navidad.

Yo te invito a que esta Navidad compartas con alguien el mejor regalo que puedan recibir, a Cristo en su corazón. Y de esa manera todo volverá a tomar sentido esta Navidad.

ISAIAS 9:6 “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

lunes, 20 de diciembre de 2010

De Rodillas En el Barro

 De Rodillas En el Barro

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33).

Dr. Harry Ironside cuenta sobre la visita de Andrew Frazer, que fue para la California para tratarse de una seria enfermedad. Aunque bastante flaco, abrió su Biblia ya bien usada y empezó a exponer las verdades profundas de Dios de una manera que Ironside jamás habia oído antes. Ironside sintió tanto regocijo en las palabras de Frazer que le preguntó: “¿Dónde usted aprendió estas cosas? ¿Podría decirme dónde encuentro un libro qué me enseñe todo eso? ¿Ha usted a aprendido todo eso en un seminario o universidad?” La respuesta del hombre enfermo jamás fue olvidada por Ironside. ”Mi querido joven, aprendí estas cosas en mi rodillas, en un suelo de barro de una pequeña cabaña en el norte de la Irlanda. Allá, con la Biblia abierta delante de mí, yo me quedaba arrodillado por horas todos los días y pedía al Espíritu de Dios que revelase a Cristo para mi alma y llenase mí corazón con Su Palabra. Él me enseñó más en mi rodillas en aquel suelo de barro que podría aprender en todas las universidades y seminarios del mundo.”

¿Hemos nosotros buscado el conocimiento de las cosas espirituales derectamente del Señor? ¿Hemos buscado gastar nuestro tiempo en oración y lectura de la Palabra? ¿Hemos comprendido que el tiempo pasado delante de Dios edifica tremendamente nuestra vida y nos llena de gozo y dicha?
Muchas veces nos decimos cristianos pero lo que menos somos es discípulos de Cristo. Gastamos nuestro tiempo en todo cuanto el mundo ofrece de supuesto placer, solo recordando de nuestro Salvador cuando nada de importante tenemos a hacer o en los minutos que sobran de nuestros intereses personales.

Primero queremos cuidar a buscar la tan soñada felicidad y, después, si da tiempo, pensaremos en el Señor. ¡Nos engañamos si pensamos así! ¡Luego descubriremos lo cuanto todo es ilusorio! A lo busquemos a Dios en primer lugar, estaremos cuidando a nuestro porvenir y hallaremos la tan soñada felicidad.

¿Ha usted colocado al Señor en primer lugar? ¿O Él está allá al final de la lista?

Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

viernes, 17 de diciembre de 2010

TEMA: “EL ESPÍRITU VRS LA CARNE, UNA LUCHA DIARIA”

TEMA: “EL ESPÍRITU VRS LA CARNE, UNA LUCHA DIARIA”

TEXTO: ROMANOS 7: 18-24

INTRODUCCIÓN:

Si hablamos de luchas diarias no podemos dejar a un lado la lucha que mantiene nuestro espíritu con nuestra carne. La verdad es que antes cuando estábamos sin Cristo vivíamos conforme a los deseos de la carne y en la corriente de este mundo. Pero desde el mismo momento que abrimos nuestro corazón para que Jesús entrara en El, fuimos liberados de la esclavitud del pecado por lo cual comenzamos a percibir las cosas que son del Espíritu.

Tampoco voy a negar que ese mismo instante comenzó lo que personalmente denomino como “Lucha mano a mano entre la carne y el espíritu”, pero mas allá de esa lucha mano a mano que sostienen diariamente debe de existir en nosotros un deseo ferviente de agradar a Dios por cualquier medio, pues Él ha sido maravilloso para con nosotros.Por esa razón quiero enfocar este tema a la lucha diaria que mantiene la carne contra nuestro espíritu, se que no te estoy hablando en otro idioma y tu mejor que nadie has de saber muy bien a que se le llama lucha entre la carne y el espíritu, pero si aun tienes duda a continuación te lo detallo.

LA CARNE. (La carnalidad es una forma de vida en que prevalece una actitud en esencia destructiva.)

Para que podamos entender un poco mejor esta posición tratare de explicártelo: en sentido figurado llamamos carne a la concupiscencia de querer cometer pecado, definitivamente todos somos atraídos por el pecado, desde el principio de la creación el pecado se presento al hombre como deseo de querer realizar algo que va en contra de lo que Dios ha estipulado.

Si decimos que una persona anda en la carne, nos referimos en su manera de vivir, en pocas palabras dando rienda suelta a sus deseos pecaminosos y olvidándose de agradar a Dios.

El pecado es atractivo para el ojo humano, pero detestable para Dios, es ahí en donde comienza lo que denomino “Lucha entre la carne y El Espíritu”

EL ESPÍRITU.

Todos nosotros somos seres tripartitos(1 Tesalonicenses 5:23), es decir que estamos compuestos por espíritu, alma y cuerpo. El espíritu es el que se comunica con Dios, es decir que el que percibe las cosas que son de Dios y el que tiene como propósito agradarlo. En oposición a la carne, espíritu es, como reflejo de la gracia de Dios, una fuerza que da vida y la protege. Podemos contrastar la obra de la carne con el fruto del espíritu en la carta a los Gálatas.

Si decimos que una persona anda en el espíritu, nos referimos a que anda conforme a la voluntad de Dios, no satisfaciendo los deseos de la carne sino mas bien los de Espíritu de Dios.

LUCHA ENTRE LA CARNE Y EL ESPÍRITU.

Ahora bien teniendo una mejor perspectiva de la carne y el espíritu me imagino que sabes a lo que me refiero cuando digo “Lucha entre la carne y el espíritu”. En esta ocasión quiero orientar este tema a las luchas más comunes entre los jóvenes cristianos y “cristianos”.

Entre las luchas que el espíritu tiene con la carne están:

La Música: Definitivamente que a nuestra carne le encantan los ritmos, alguien podría decir: ¿Por qué la música es mala?, la música en si no es mala, es mas, Dios la creo para ser alabado por medio de esta. Pero el enemigo siempre ha querido distorsionar los planes de Dios y ha orientado al hombre a crear música que no va con el objetivo de exaltar el nombre del Señor. Muchos jóvenes no se acerca a Dios y ponen de excusa la música, diciendo: “es que no puedo dejar la música”(refiriéndose a la música que el mundo ofrece), otros se han alejado de Dios al ser atraídos por la música que el mundo te ofrece. ¿Te das cuenta que algo tan fácil te esta robando la entrada al cielo?, no digo con esto que si escuchas música mundana te iras al infierno, porque no soy juez para juzgarte, pero con autoridad te puedo decir que no es agradable a Dios, pues su propósito no es que apoyes la música que no va dirigida a Él. ¿Sabes?, Dios te ha dotado de fuerza para poder resistir y vencer la batalla espiritual, tu puedes decir pensar que nunca podrás dejar de escuchar música que no alaba a Dios, pero la verdad es que no la dejas porque no quieres, no porque no puedas, la Biblia dice que TODO lo podemos en Cristo que nos fortalece, ¿Acaso será mentiroso Dios?, indiscutiblemente NO!!, entonces, ¿Por qué dices que no puedes?, no será que ¿No quieres?, examina tu corazón y date una respuesta a ti mismo(a).

Tu Vocabulario (Efesios 4:29): algo que sin duda tendríamos que cambiar al entregarle nuestro corazón a Dios es nuestra manera de hablar, pues muchos de nosotros hemos venido a los caminos de Dios con un vocabulario soez, del cual no salía nada bueno. Ahora en Cristo tenemos una lucha diariamente en contra de esas palabras que no son las de un hijo de Dios. Si tu eres un hijo de Dios y tu vocabulario parece el de un basurero, entonces tu lucha esta siendo ganada por la carne y no por el espíritu, debes de examinar que palabras están saliendo de tu boca y permite que Dios moldee tu vocabulario.

Nuestras “Amistades”: una de las luchas mayores que se ven entre los jóvenes son sus amistades, ya que por tratar de ser popular entre tu grupo, te olvidas de agradar a Dios y comienza a realizar ciertas acciones que si bien es cierto agradan a tus amigos, pero también desagradan a Dios. La lucha es diaria, no te digo que seas un aburrido, pero tampoco te digo que pisotees el Nombre de Jesús para quedar bien con tus amigos. Tu a lo mejor sabes que tus amistades te están hundiendo espiritualmente y no haces nada por evitarlo.

Un joven el otro día me decía que se sentía mal porque le ha fallado a Dios y que quizá Él ya se aparto de su vida, yo le pregunte que porque pensaba de esa manera y el rápidamente me dijo: “es que mis amigos están influyendo en mi y por eso me he alejado de Dios”, entonces yo le dije: “Pero ¿Porque sigues frecuentándolos?”, y el me respondió que no podía dejar sus amistades y que ellos(sus amigos) jugaban la guija y lo invitaban a el y si el decía que no quería lo tildaban de gallina, y el por no quedar mal visto entre sus amigos accedía. ¿Te das cuenta que tus amigos pueden robarte la entrada al cielo?, esto no es un simple juego, tus amigos pueden estar influenciándote a realizar ciertos actos que van en contra de la voluntad de Dios. Tu muy bien sabes cuando tus amigos no están siendo de bendición, sino que al contrario están dañando tu comunión con el Señor. ¿Qué estas esperando para alejarte de ellos?, ¿No te das cuenta que esta en una lucha entre tu carne y tu espíritu?, sin duda te aseguro que tu espíritu quiere hacer la voluntad de Dios, pero tu carne es débil y quiere satisfacerse.

Otras Luchas: hay muchas mas luchas entre lo que el espíritu quiere que es agradar a Dios y lo que la carne desea que es satisfacerse, en este caso podemos mencionar que entre otras luchas entre la carne y el espíritu están: la fornicación, la masturbación, la pornografía, el carácter fuerte, la forma en que nos vestimos, los lugares que frecuentamos, la autoestima, etc.

NO ES UN JUEGO.

Esto no es un juego, esta lucha es real y tu tienes que estar preparado para afrontarla diariamente, pues cada día te enfrentaras a situación que requerirán que estés tomado de la mano de Dios para poder resistirlas, muchos jóvenes han cedido ante los ataques del enemigo que llevan como objetivo satisfacer los deseos pecaminosos, ¿Serás tu uno de ellos?,o ¿Te tomaras de la mano de Dios para saltar todo obstáculo que se te presente?.

Amigo mío es el deseo de mi alma que cada día que pase puedas luchar en contra de las asechanzas del enemigo, no permitas que el gane ventaja sobre tu vida, tu eres un valioso tesoro para Dios, y no es posible que el enemigo te atrape en sus redes de pecado.

Si tu estas dejándote llevar por los deseos de tu carne y te estas olvidando de agradar al que agrado merece, este es un buen momento para que puedas reflexionar sobre ¿Qué estas haciendo con tu vida?, recuerda: Jesús ya pago el precio de sangre por tu vida.

¡Vamos!, no sigas mas perdiendo esta batalla porque fracasaras en tu vida, Dios me dice en este momento que te diga que el tiene una oportunidad preciosa para tu vida si tan solo te arrepientes de corazón y buscas su rostro.

Él te dice en esta hora:

“No digas no puedo, porque conmigo todo lo puedes, no digas fracasare, porque conmigo de tu lado no fracasaras, no digas desfalleceré, porque yo estaré ahí para sostener. Hijo mío en mi corazón hay un lugar especial para ti, yo te he llamado para ser un victorioso, para conquistar naciones y ser de bendición a todo el mundo, no permitas que tu naturaleza pecaminosa se anteponga a mi voluntad para tu vida, no te desesperes que yo cumpliré mis propósitos en ti, tan solo se fiel a mi y espera. Te amo con amor eterno y no te dejare porque te escogí desde antes de la fundación del mundo.”

CONCLUSIÓN:

No voy a negar que existe una lucha constante entre agradar a Dios y satisfacer los deseos de la carne, pero por mas que lo quieras negar, nunca nadie te obligara a fallar, siempre tendrás la ultima palabra en tus decisiones, si tu decides ser fiel, créeme Dios te bendecirá grandemente, pero si tu decides guiarte por la carne la Biblia dice lo siguiente en el capitulo 8 versículo 7 y 8 de Romanos: “Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios”

Termino con unas palabras que Jesús les dijo a sus Discípulos:

“Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil”

San Mateo 26: 41

Enrique Monterroza
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

jueves, 16 de diciembre de 2010

Encuentra ayuda en la Biblia

Encuentra ayuda en la Biblia


1. En circunstancias especiales:

Cómo ser un buen amigo

Proverbios 17.17; San Lucas 10.25-37; San Juan 15.11-17; Romanos 16.1-2

Cómo ser líder

Isaías 11.1-9; 32.1-8; 1 Timoteo 3.1-7; 2 Timoteo 2.14-26; Tito 1.5-9

Cómo cuidar a las viudas y a los ancianos

Génesis 47.1-12; Rut 1; Proverbios 23.22; 1 Timoteo 5.3-8

Cómo celebrar el nacimiento o la adopción de un niño

Salmo 100; Proverbios 22.6; San Lucas 18.15-17; San Juan 16.16-22

Cómo celebrar una graduación

Salmo 119.105; Proverbios 9.10-12; Gálatas 5.16-26; Filipenses 4.4-9

Cómo celebrar una boda

Génesis 2.18-24; Cantares 8.6-7; Efesios 5.21-33; Colosenses 2.6-7

Cómo celebrar un aniversario de boda

Salmo 100; 1 Corintios 13

Cómo controlar el temperamento

Proverbios 14.17,29; 15.18; 19.11; 29.22; Eclesiastés 7.9; Gálatas 5.16-26

Cómo controlar la lengua

Salmo 12; 19.14; Proverbios 11.13; 26.20; 2 Tesalonicenses 2.16-17; Santiago 3.1-12

Cómo descubrir la voluntad de Dios

Salmo 15; Miqueas 6.6-8; San Mateo 5.14-16; San Lucas 9.21-27; Romanos 13.8-14; 2 Pedro 1.3-9; 1 San Juan 4.7-21

Cómo enfrentar a los falsos profetas

San Mateo 7.15-20; 2 Pedro 2; 1 San Juan 4.1-6; Judas

Cómo enfrentar la presión de los compañeros

Proverbios 1.7-19; Romanos 12.1-2; Gálatas 6.1-5; Efesios 5.1-20

Al entrar a la universidad

Proverbios 2.1-8; 3.1-18; 4.1-27; 23.12; Romanos 8.1-17; 1 Corintios 1.18-31

Al entrar al servicio militar

2 Samuel 22.2-51; Salmo 91; Efesios 6.10-20; 2 Timoteo 2.1-13

Cómo confrontar la muerte de un ser querido

Job 19.25-27; San Juan 11.25-27; 14.1-7; Romanos 8.31-39; 14.7-9; 1 Tesalonicenses 4.13-18

Cómo confrontar la enfermedad

Salmo 23; San Marcos 1.29-34; 6.53-56; Santiago 5.14-16

Cómo confrontar el sufrimiento y la persecución

Salmo 109; 119.153-160; San Mateo 5.3-12; San Juan 15.18–16.4; Romanos 8.18-30; 2 Corintios 4.1-15; Hebreos 12.1-11; 1 Pedro 4.12-19

Tomando una decisión difícil

1 Reyes 3; Ester 4–7; Salmo 139; Daniel 2.14-23; Colosenses 3.12-17

Cómo enfrentar el divorcio

Salmo 25; San Mateo 19.1-9; Filipenses 3.1-11

Cómo confrontar el desamparo

Salmo 90.1-2; Isaías 65.17-25; Lamentaciones 3.19-24; San Lucas 9.57-62; Apocalipsis 21.1-4

Cómo enfrentar la cárcel

Lamentaciones 3.34-36; San Mateo 25.31-46; San Lucas 4.16-21

Ante una vida solitaria

1 Corintios 7.25-38; 12.1-31

Cómo enfrentar un desastre natural

Génesis 8–9.17; Job 36.22–37.13; Salmos 29; 36.5-9; 124; Jeremías 31.35-37; Romanos 8.31-39;1 Pedro 1.3-12

Ante un juicio o demanda judicial

Salmo 26; Isaías 50.4-11; San Mateo 5.25-26; San Lucas 18.1-8

Ante la pérdida del trabajo

Jeremías 29.10-14; San Lucas 16.1-13; Filipenses 4.10-13

Ante la pérdida de las posesiones

Job 1.13-22; 42.7-17; Isaías 30.19-26; 41.17-20; Romanos 8.18-39

Cómo aprovechar el tiempo

Proverbios 12.11; 28.19; San Marcos 13.32-37; San Lucas 21.34-36; Timoteo 4.11-16; Tito 3.8-14

Al mudarse a una nueva casa

Salmo 127.1-2; Proverbios 24.3-4; San Juan 14.1-7; Efesios 3.14-21; Apocalipsis 3.20-21

Cómo sobreponerse a la adicción

Salmo 40.1-5,11-17; Salmo 116.1-7; Proverbios 23.29-35; 2 Corintios 5.16-21; Efesios 4.22-24

Cómo evitar una rencilla

Levítico 19.17-18; San Mateo 5.23-26; San Lucas 6.27-36; Efesios 4.25-32

Cómo superar los prejuicios

San Mateo 7.1-5; Hechos 10.34-36; Gálatas 3.26-29; Efesios 2.11-22; Colosenses 3.5-11; Santiago 2.1-13
Para aplacar el orgullo

Salmo 131; San Marcos 9.33-37; San Lucas 14.7-11; 18.9-14; 22.24-27; Romanos 12.14-16;1 Corintios 1.18-31; 2 Corintios 12.1-10

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

San Mateo 22.1-14; 25.1-13; 2 Corintios 6.1-2

Cómo instruir a los niños

Proverbios 22.6; Efesios 6.4; Colosenses 3.21

El respeto a la autoridad civil

San Marcos 12.13-17; Romanos 13.1-7; Tito 3.1-2; 1 Pedro 2.13-17

El respeto a los padres

Éxodo 20.12; Proverbios 23.22; Efesios 6.1-3; Colosenses 3.20

Al jubilarse

Números 6.24-26; Salmo 145; San Mateo 25.31-46; Romanos 12.1-2; Filipenses 3.12-21; 2 Pedro 1.2

Cómo obtener perdón

Salmo 32.1-5; 51; Proverbios 28.13; Joel 2.12-17; San Mateo 6.14-15; San Lucas 15; Filemón; Hebreos 4.14-16; 1 San Juan 1.5-10

Cómo encontrar la ayuda de Dios

Salmos 5; 57; 86; 121; 130; 119.169-176; San Mateo 7.7-12

Dónde encontrar justicia

Salmos 10; 17; 75; 94; Isaías 42.1-7; 61.1-9; Amós 5.21-24; Habacuc 1.1-2.4

Dónde encontrar salvación

San Juan 3.1-21; Romanos 1.16-17; 3.21-31; 5.1-11; 10.5-13; Efesios 1.3-14; 2.1-10

Dónde encontrar fortaleza

Salmos 46; 138; Isaías 40.27-31; 51.12-16; Efesios 6.10-20; 2 Tesalonicenses 2.16-17

Dónde encontrar la verdad

Salmo 119.153-160; San Juan 8.31-47; 14.6-14; 16.4b-15; 1 Timoteo 2.1-7
Cómo compartir los dones

Éxodo 35.20-29; Malaquías 3.6-12; San Lucas 21.1-4; Hechos 2.43-47; 4.32-37; Romanos 12.9-13; 1 Corintios 16.1-4; 2 Corintios 8.1-15; 9.6-15

Al comenzar un nuevo trabajo

Proverbios 11.3; 22.29; Romanos 12.3-11; 1 Tesalonicenses 5.12-18; 2 Tesalonicenses 3.6-13; 1 Pedro 4.7-11

Para entender la relación con Dios

Deuteronomio 5.1-22; Salmo 139; San Juan 15.1-17; Romanos 5.1-11; 8.1-17

Para entender la relación con los demás

Deuteronomio 5.16-21; Proverbios 3.27-35; San Mateo 18.15-17; 18.21-35; Romanos 14.13-23; 15.1-6; Gálatas 6.1-10; Colosenses 3.12-17; 1 San Juan 4.7-12

Confianza en el futuro

Isaías 35; 60; Jeremías 29.10-14; 1 Pedro 1.3-5; Apocalipsis 21.1-8

Preocupación por la vejez

Salmo 37.23-29; Isaías 46.3-4

El afán por el dinero

Proverbios 11.7; Eclesiastés 5.10-20; San Mateo 6.24-34; San Lucas 12.13-21; 1 Timoteo 6.6-10

2. Cómo hacer frente a sentimientos que perturban
¿Tiene miedo?

Salmos 27; 91; Isaías 41.5-13; San Marcos 4.35-41; Hebreos 13.5-6; 1 San Juan 4.13-18

¿Tiene miedo a la muerte?

Salmo 23; 63.1-8; San Juan 6.35-40; Romanos 8.18-39; 1 Corintios 15.35-57; 2 Corintios 5.1-10; 2 Timoteo 1.8-10

¿Está enojado?

Proverbios 15.1; Romanos 12.17-21; San Mateo 5.21-24; Efesios 4.26-32; Santiago 1.19-21

¿Está ansioso o enojado?

Salmo 25; San Mateo 6.24-34; 10.26-31; 1 Pedro 1.3-5; 5.7

¿Se siente deprimido?

Salmos 16; 43; 130; Isaías 61.1-4; Jeremías 15.10-21; Lamentaciones 3.55-57; San Juan 3.14-17; Efesios 3.14-21

¿Se siente frustrado o engañado?

Salmo 55; 62.1-8; Jeremías 20.7-18

¿Está desanimado?

Salmo 34; Isaías 12.1-6; Romanos 15.13; 2 Corintios 4.16-18; Filipenses 4.10-13; Colosenses 1.9-14; Hebreos 6.9-12

¿Duda de su fe en Dios?

Salmos 8; 146; Proverbios 30.5; San Mateo 7.7-12; San Lucas 17.5-6; San Juan 20.24-31; Romanos 4.13-25; Hebreos 11; 1 San Juan 5.13-15

¿Está frustrado?

Job 21.1-16; 24.1-17; 36.1-26; San Mateo 7.13-14

¿Es usted impaciente?

Salmo 13; 37.1-7; 40.1-5; Eclesiastés 3.1-15; Lamentaciones 3.25-33; Hebreos 6.13-20; Santiago 5.7-11

¿Es usted inseguro? ¿Le falta estima propia?

Deuteronomio 31.1-8; Salmo 73.21-26; 108; Filipenses 4.10-20; 1 San Juan 3.19-24
¿Es usted celoso?

Salmo 49; Proverbios 23.17; Santiago 3.13-18
¿Se siente solo?

Salmos 22; 42; San Juan 14.15-31a
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

miércoles, 15 de diciembre de 2010

ÉL TE CONOCE MEJOR QUE NADIE, SABE LO QUE ES MEJOR PARA TI

ÉL TE CONOCE MEJOR QUE NADIE, SABE LO QUE ES MEJOR PARA TI

“Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú”.

(Isaías 43:1)

Dios te ha llamado por tu nombres, eres suyo porque te creó y te ama por decisión. Entender estas palabras, te ayudará a darle orientación a tu vida respecto a que por mucho o poco que sientas que hagas, con todo lo bueno y lo malo que tienes, su amor hacia ti y hacia mí no depende de nosotros.Gracias a su amor infinito, son innumerables las veces en que ha prologando su misericordia. Aún cuando no merecemos que se apiade de nosotros, él vuelve y nos levanta. Él hace de nuestras vidas algo que valga la pena.

Muchas ocasiones, tiene que romper la vasija varias veces porque nos salimos de sus manos, porque queremos hacer nuestra voluntad y nos salimos del molde con el que nos estaba formando. Y él pacientemente escucha nuestros ruegos y vuelve a comenzar con cada uno de nosotros.

Pero hay un momento decisivo en el que es conveniente dejar que él nos guíe sin meter nuestras manos, ni dañar su plan. Porque él es Dios y no necesita nuestra ayuda, ni de nuestras instrucciones porque él nos conoce mejor que nosotros mismos y sabe lo que nos conviene y lo que no es bueno para nosotros. Así que permite de una vez que Él cumpla su plan en ti para que por fin puedas ser feliz.

¡No temas porque lo que proviene de él será siempre bueno!
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

martes, 14 de diciembre de 2010

¿Por qué te escondes?

¿Por qué te escondes?

“Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí”.

Génesis 3: 8-10

Sin lugar a dudas la desobediencia o el pecado trae consigo la vergüenza, aquel sentimiento que nos aleja de la presencia de Dios, aquel sentimiento que nos hace sentir que no somos merecedores de estar frente al Señor, porque simplemente somos demasiados pecadores.

Y es que muchas veces se nos olvida que somos débiles, que tenemos tendencias a hacer lo malo y que no nos podemos fiar de nada, pues como dice la Palabra: “El que piensa que está firme, mire que no caiga”.Quizá en estos días, quizá ayer o hace un momento llevaste a cabo una acción que te hizo caer en pecado y te has sentido muy mal, pensamientos de derrota han venido a tu mente, voces extrañas te dicen que eres un fracaso, que volviste a fallar, que no cumpliste tu promesa de santidad y tantas palabras que obviamente no vienen de parte de Dios.

Te sientes mal contigo mismo, te sientes mal con Dios, tienes vergüenza de acercarte a Él para pedir que te perdone una vez más, porque consideras que son demasiadas veces las que lo has hecho. Hay un sentimiento horrible en tu corazón, de esos que no te dejan ni sentarte tranquilo, por un momento piensas en renunciar del todo, “de todas formas siempre fallo” dices, mientras sientes una vergüenza mayúscula que inunda tu ser.

Crees que todo es un caso perdido, que ya batallaste demasiado con esa área de tu vida y que por más que lo intentas no puedes superar, te sientes sin fuerzas, sin la capacidad de salir delante de esta y lo único que quieres es esconderte de Dios, te sientes apenado, sientes que Dios no se merece un hijo o hija como tú, ¡Vaya que astuto es el enemigo al enviar todas esas clases de ideas a nuestra mente!

Pero Dios es tan lindo, que siempre te busca, siempre tiene tiempo para ti y para restaurarte, pero tu vergüenza te hace pensar y decir: “¿Con que cara me presentare delante de Él?”, mas estoy seguro que Dios quiere que te presentes tal y como eres, porque El te ama no por lo que haces, sino por lo que eres, y tu eres su hijo y su hija, por lo cual su amor es eterno hacia ti.

Dios quiere perdonarte, ¡No te escondas de su presencia!, ahora es cuando más lo necesitas, ¿Por qué huyes?, ¿Por qué te alejas?, ¡Vamos acércate y déjate ver!

Dios quiere que lo intentes una vez más, que te levantes de esta y sigas luchando, El está contigo, aunque el enemigo te quiera hacer pensar lo contrario, Dios jamás se alejara de ti si tú no te alejas de Él, así que ¡No te escondas ni te alejes!, ven delante de tu Padre Celestial y ríndete una vez más, pídele una vez más que te perdone y renuncia a ese pecado.

Que la vergüenza no sea un obstáculo para que Dios te restaure, no te dejes vencer por el sentimiento de menosprecio que el enemigo te quiere poner, no creas que eres indigno de buscar de Dios, no creas que tu pecado es demasiado gigante como para poder acercarte a Él, al contrario dale la oportunidad al Señor de demostrarte que con su ayuda puede vencer esos obstáculos, que con su ayuda eres más que vencedor y que El te sigue amando porque su amor es eterno e incomparable.

Hoy Dios quiere restaurar tu mente, tu corazón y todo tu ser, porque El te ha andado buscando desde hace unos días, El ha tratado de encontrase contigo, mas hasta aquí has tratado de esconderte, ya no te escondas mas, no trates de huir, al contrario deja que El te encuentre y restaure tu vida, ¡El lo puede hacer!

¡Hoy Dios quiere encontrase contigo!
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

lunes, 13 de diciembre de 2010

En los brazos del Padre

En los brazos del Padre


No creamos que sólo cuando se es niño se puede tener el consuelo de unos brazos que nos alcen cuando nos sentimos tristes o tenemos miedo. Pensemos que aún siendo adultos, esos brazos se extienden para contenernos en los peores momentos.

Para un niño no hay consuelo mayor que los brazos de sus padres. Si se caen, se lastiman, si un juguete se rompió o alguien les dijo algo feo, si se asustaron o les duele algo, el mejor lugar, el más cálido, son los brazos de papá o mamá.

Parecería ser que hacerle upa a un hijo fuera un acto mágico. Casi instantáneamente desaparecen el dolor, la angustia, el miedo y si no se van del todo, se atenúan y mucho.

Este es alguno de los tantos beneficios de ser niño, ante una dificultad, el consuelo llega rápido, siempre están extendidos los brazos de nuestros padres, dispuestos a hacernos ese “upa” mágico que parecería que, más que elevarnos del suelo, nos llevase hacia otra dimensión, suave, tierna, donde nada duele ni asusta demasiado.

No hay dolor para un niño que no se calme estando en brazos de sus papás.

¿Pero qué ocurre cuando crecemos?

Cuando somos adultos todo cambia. No es que cuando tengamos dolor, pena, miedo, no haya consuelo, no es así, pero ya nadie nos hace upa. Y claro, “estamos grandes para eso”. Nuestros cuerpos pesan mucho y nuestros padres, si bien mantienen intacto su amor hacia nosotros, han perdido la fuerza, la rapidez, el reflejo para extender esos brazos sanadores. Nosotros ya estamos grandes en tamaño y nuestros padres, grandes en edad. Incluso, algunos ya no están con nosotros y nos cuidan desde otro lugar.

Pero el hecho de crecer y convertirse en adulto no nos exime de los dolores, angustias y miedos, muy por el contrario. ¿Qué hacemos entonces cuando nos sentimos mal, tristes, angustiados, temerosos?

Cuando realmente el dolor o el miedo es grande, no se por qué razón, uno se siente chiquito, muy chiquito e indefenso ante el peligro que asecha, sea una enfermedad, la muerte, la falta de amor, el abandono, etc. Es como si ante las situaciones límites nuestro cuerpo se mantuviera intacto por fuera, pero nuestro corazón se hiciera pequeño y pidiera a gritos que nos alcen a upa. En el dolor más profundo uno se siente indefenso.

En esos momentos, siempre hay alguien o algo que nos consuela, familia, hermanos, abrazos, manos apretadas, caricias, y no es que todo esto no sirva, todo lo contrario, pero aún así, uno está solo en su dolor y en apariencia nadie “nos alza en brazos”. El grito ahogado del corazón chiquito, sufriente y abatido se hace sentir con una fuerza inaudible, que sólo Dios puede percibir.

Es allí, en el peor de los momentos, en que sí nos hacen upa. Si nos abandonamos (en el mejor de los sentidos) en Dios, sí dejamos que él nos acompañe y le contamos nuestra angustia, miedo o dolor con humildad, con la sencillez e inocencia de la niñez, Dios, nuestro Padre, no hace upa. Grande como somos, pesados, arrugados, no importa. Dios rescata a su hijo. Sabe que sus brazos son el mejor de los consuelos y nos alza, y en esa dimensión y a pesar del dolor, llega la paz, la confianza absoluta de que todo está en sus buenas y poderosas manos.

Allí y sólo allí nace la paz. En sus brazos, todo se siente mejor, el miedo se atenúa, el dolor mengua, la esperanza crece y la confianza nos domina.

Como antes, como cuando éramos chiquitos, Papá nos está haciendo upa, nos está alzando en brazos.

Sólo se trata de confiar, de tener fe, de amar a Dios como lo que es, nuestro padre, y pedirle humildemente ayuda, descargar en él nuestro pesar, y pedirle en el más amoroso de los sentidos que nos alce a upa.

Sentiremos como sus brazos nos toman y consuelan, como lo que parecía insostenible se puede tolerar, como se puede mantener la calma en medio del dolor y ¿por qué no?, esbozar un pequeñita sonrisa, como ésas que hacen los niños cuando están en el lugar donde se sienten más seguros, los brazos de sus papás.

Dejémonos alzar por ese Dios papá que nunca abandona y que tiene, no sólo en su regazo, el amor más grande y sublime para brindarnos.
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

sábado, 11 de diciembre de 2010

Hoy… Dios Hablará A Tráves De Mi.

Hoy… Dios Hablará A Tráves De Mi.


Por tanto así dijo el Señor: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Jeremías 15:19.

¡Pobre Jeremías! Mas, ¿por qué le llamamos pobre?

El profeta de las lamentaciones era un siervo escogido del Señor, y ensalzado sobre otros muchos.

Fue aborrecido porque decía la verdad.

La palabra, tan dulce para él, era muy amarga para sus oyentes; por tanto, fue acepto del Señor.

Se le mandó mantenerse firme en su fidelidad, con la única condición de que el Señor continuaría hablándole.

Debía tratar con entereza y verdad a los hombres de su tiempo con el fin de llevar a cabo la obra de reparación que Dios le había encomendado entre los apóstatas de su tiempo, y el Señor le dijo: «Serás como mi boca».

¡Qué honor tan grande!

¿No debiera desearlo todo predicador y todo oyente?

¡Cuán maravilloso es que Dios hable por nosotros!

Nuestra palabra será cierta, verdadera, pura; servirá de bendición para quienes la reciban, y los que la rechacen incurrirán en inminente riesgo.

Nuestros labios apacentarán a muchos; despertarán a los que duermen y resucitarán a los muertos.

Querido lector, pide al Señor que suceda esto con el autor y con todos los siervos enviados por el Señor.

Hoy Dios quiere usar mis labios para llevar una palabra de esperanza a quién la necesita. Quiero ser su boca.

Señor, Gracias por darme la oportunidad de ser un instrumento en tus manos. A ti me acerco con el deseo de servirte. Amén.

Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

jueves, 9 de diciembre de 2010

Tranquilidad en el Peligro.

Tranquilidad en el Peligro.

A veces pensamos que esto es imposible, ¿verdad? O lo anhelamos con desesperación. ¿Quién pudiera tener seguridad y tranquilidad en el peligro? Cuando todo a tu alrededor te dice que en cualquier momento tus últimas defensas se desvanecerán, y tus temores más temidos te alcanzarán, miras a tu alrededor y no encuentras salida, sino sólo en la huida, te quieres escapar sin importar nada, porque al fin no crees que haya nada más qué hacer.

Hubo alguien así en la Biblia, era el criado de un gran hombre de Dios, un profeta. Durante muchos años el profeta había tratado de trabajar en su carácter, en sus formas y costumbres, era realmente servicial, y muy diligente, pero todavía faltaban algunas cosas en su carácter, necesitaba ser probado en lo más profundo.

Cuando fue puesto delante de la elección del motivo de su búsqueda, se fue detrás de algunas monedas de oro, vestidos y piedras preciosas. Esto le acarreó lepra, la misma que tenia el que traía las joyas, y junto con ellas se la dejo a él, una mala decisión que lo dejó marcado para siempre. Sin embargo aun lo dejó permanecer con él, quizás para ver si podía ser corregido, ahora de nuevo estaba delante de una decisión trascendental, un ejército estaba rodeando la ciudad, venía en busca del profeta, pero no para consultarlo sino para apresarlo.

Toda la ciudad estaba convulsionada, los soldados en los muros listos a defender al que consideraban su guía y padre espiritual aun a costa de sus propias vidas. Las fuerzas del enemigo eran muy superiores a los defensores, la ciudad no podría resistir una fuerza así, tenía las horas contadas, sólo era cuestión de tiempo para que sucediera lo inevitable, allí estaba nuevamente el criado delante de una encrucijada terrible, lo que estaba en juego ahora era su propia vida. Él era el criado del profeta, el que supuestamente tendría que defenderlo y por supuesto morir primero. Sus ojos estaban oscurecidos, estaba andando a tientas, la desesperación había ganado el lugar de la razón, no veía ninguna salida, sólo saber que una pequeña puerta de escape estaba en los muros detrás de la ciudad, y eso fue lo primero que pensó.

Quería huir, pero algo había aprendido ya en ese tiempo con el profeta, y el temor del hombre de Dios no lo dejó escapar solo, y exclamó: "¿Oh, señor mío, qué haremos?" Pero el profeta, tranquilo, seguía con su meditación, no se preocupaba por nada de lo que pasaba, no había en él temor ni inquietud, sólo le responde: "No tengas temor". Éstas palabras casi enloquecieron al hombre, ¿cómo podría no temer cuando estaba por morir? ¿acaso no veía el profeta lo que sucedía? Indudablemente los años habían deteriorado su percepción de la realidad, no se estaba dando cuenta de lo que iba a suceder, iban a morir o en el mejor de los casos serian hechos prisioneros, pero el profeta continuaba en su tranquilidad y al ver a su criado tan desesperado solo dijo: "Señor, ábrele los ojos para que vea que más son los que están con nosotros que los que están contra nosotros", y cuando sus ojos se abrieron y vió, descubrió una realidad que para él no existía.

Mi querido amigo, cuando los motivos que nos guían en el Señor no son los correctos, la carne nubla nuestros ojos y no podemos ver lo que tenemos en Él. Y si no tenemos la capacidad de ver lo que Él pone a nuestro servicio, es como si no lo tuviéramos; siendo dueños de todo vivimos en la pobreza porque no lo sabemos. Terminamos como Guiezi con lepra y sin ministerio viviendo de los recuerdos de las obras de otros, porque no pudimos pagar el precio en nuestra vida.

Si estás rodeado de peligros y piensas que ya no hay salida, tal vez debas decirle al Señor que abra tus ojos para que puedas ver, y quizás tus ojos se abran para que veas una realidad diferente a la que te rodea, que siempre estuvo allí pero que nunca viste porque estabas preocupado en lo que no es su deseo, y puedas comprender que muchos más son los que están contigo que los que están contra ti, pues los ángeles fueron hechos ministros en tu favor y al fin, si lo tienes a Él, ¿quién te podrá hacer daño?
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Estoy trabajando en ti

Estoy trabajando en ti


Estoy trabajando en ti, aunque desconozcas mis senderos. Estoy trabajando, aunque no reconozcas Mis obras. No soy una visión extraña. No soy un misterio. Sólo en el silencio absoluto, más allá del “yo” que aparentas ser, puedes conocerme, y entonces sólo como un sentimiento y como fe.

Sin embargo, estoy aquí contigo. Sin embargo, te oigo. Sin embargo te contesto. Cuando me necesitas, estoy contigo. Aunque me niegues, estoy contigo. En los momentos en que más solo crees encontrarte, Yo estoy contigo. Aún en tus temores, estoy contigo. Aún en tu dolor, estoy contigo. Estoy contigo cuando oras y cuando no oras. Estoy en ti, y tú estás en Mí. Sólo en tu mente puedes sentirte separado de Mí, pues sólo en tu mente están las brumas de “lo tuyo” y “lo Mío”. Sin embargo, tan sólo con tu mente, puedes conocerme y sentirme.

Vacía tu corazón de temores ignorantes. Cuando quites el “yo” de en medio, estoy contigo. De ti mismo no puedes hacer nada, pero Yo todo lo puedo. Yo estoy en todo. Aunque no puedas ver el bien, el bien está allí, pues Yo estoy allí. Estoy allí. Sólo en Mí, tiene el mundo significado. Sólo en Mí, toma el mundo forma. Sólo en Mí, el mundo sigue adelante. Soy la ley en la cual descansa el movimiento de las estrellas y el crecimiento de toda célula viva. Soy el amor que es cumplimiento de la ley. Soy seguridad, Soy paz. Soy unificación. Soy la ley por la cual vives. Soy el amor en que puedes confiar. Soy tu seguridad. Soy tu paz. Soy uno contigo. Yo Soy. Aunque falles en encontrarme. Yo nunca dejo de encontrarte. Aunque tu fe en Mí es insegura, Mi fe en ti nunca flaquea. Porque te conozco, porque te amo, mi bien amado, estoy contigo. Dios.

“Tu guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera,

Porque en ti ha confiado” Isaías 26:
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

lunes, 6 de diciembre de 2010

“SE FEROZMENTE FIEL A LA PERSONA QUE LLEVA TU ANILLO”

“SE FEROZMENTE FIEL A LA PERSONA QUE LLEVA TU ANILLO”

“Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente!”

Eclesiastés 4: 12

Le escuché esta frase al Pastor Dante Gebel y me hizo recordar que el anillo que nos intercambiamos con mi esposa, ambos, llevan inscritas las iniciales del otro, no es que no lo supiera sino que de mi parte no me quito para nada mi anillo de boda y eso me provocó el revisar la inscripción que tiene.

Hoy entiendo que cada una de las veces que he querido que mi esposa esté a mi lado por ser momentos bellos o por ser momentos tristes siempre estoy presionando mi anillo de boda, inconscientemente me he aferrado a él cuando he querido tener de la mano a la mujer que mas extraño durante todo el día.Cuando me siento solo siempre estoy sujetando mi anillo, cuando he tenido un éxito profesional he estado sosteniendo ese anillo y comprendo que es un símbolo de mi esposa que siempre está conmigo.

El ser fiel no solamente debe referirse a no cometer una traición de tipo marital, sino mas bien que en todo momento estemos honrando a nuestras esposas (y en el caso de las hermanas honrar a sus esposos) por ser las personas que Dios puso a nuestro lado para compartir en todo momento.

Si algo admiro en mi esposa es su capacidad de amar (de honrarme), que sin importar mi estado de animo ella está a mi lado, puedo estar molesto, aburrido, con sueño, de mal humor, tener todos los males del mundo, pero ella está a mi lado para amarme y ayudarme en todo, es increíble esa capacidad de amar que Dios le a dado para conmigo.

Por eso y muchas cosas mas debo de honrar a mi esposa siendo ferozmente fiel a esa persona especial que lleva mi anillo y yo porto el de ella.

Sé que el trabajo, las ocupaciones ministeriales y personales no nos permiten estar veinticuatro horas juntos pero que en nuestros corazones lo estamos siempre y el anillo que portamos lo simboliza.

Esa analogía puedo ocupar en esta ocasión para recordarte que debemos de ser ferozmente fieles a Dios que nos ama mucho mas que cualquier otra persona en este universo, que bien es cierto no portamos un anillo que nos recuerde ese amor tan grande pero portamos al Espíritu Santo que nos hace sentir amados por aquel que entregó su vida por nosotros, que el pacto entre Él y tu fue sellado con sangre en la cruz del calvario y que no te dejará y no te desamparará en todos los días de tu vida.

Ese Dios impresionante que hace maravillas y que la más grande de ellas es dar la vida hoy me da la alegría, el regocijo, la emoción de experimentar ser padre.

Espero no fallarle a Dios esa tan grande misión que desde ya me está encomendando (solamente tiene tres meses de embarazo), a mi amada esposa que cada día la amo mas que a nadie en todo el mundo y a mi bebe que se forma en ese vientre hermoso.

El pacto con Dios es tan grande que siempre, siempre estará a tu lado, cuando te sientas triste, confundido, agobiado, desesperado, no busques una señal física que te recuerde que Él está contigo, solamente mira a lo alto con fe y podrás sentir como Dios esta a tu lado en un bello atardecer, en un silbo apacible, en la palabra de apoyo que te de una persona, Dios está allí contigo, no lo dudes.

La cita bíblica utilizada en este devocional une ambas cosas, el matrimonio y la presente de Dios vivo, es necesario que entre la pareja se encuentre el Dios que nos ha unido para soportar toda adversidad que se pueda presentar.

Y el amor de Dios sobrepasa toda frontera y problema, te ayudará a fortalecer tu matrimonio y tu vida; Dios, tu cónyuge y tú son mayoría.

Él te ama de una manera tan grande e increíble que a pesar de ser como somos, Él está a nuestro lado dándonos las bendiciones de cada día.

Autor: Rene Pleitez
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

viernes, 3 de diciembre de 2010

“AMOR QUE SOBREPASA CUALQUIER BARRERA”

“AMOR QUE SOBREPASA CUALQUIER BARRERA”

TEXTO BIBLICO: SAN JUAN 4: 1-9

Hoy quiero que reflexionemos en los primeros versículos del capitulo 4 de Juan y pensemos en

el siguiente tema: “AMOR QUE SOBREPASA CUALQUIER BARRERA”.

I. JESÚS NUNCA PASABA POR UN LUGAR SIN UN PROPÓSITO. (Juan 4: 4)

A. Siempre que Jesús visitaba un lugar algo sucedía.

1. En Caná, de Galilea convirtió el agua en vino. (Juan 2)

2. En Gadara, libero al endemoniado.

3. En Jericó, dio vista al ciego Bartimeo.

4. En Betanía, resucito a Lázaro.

5. En Jericó, salvo a Zaqueo. B. Cuando Jesús visita tu vida algo sucede. A Jesús nadie lo detiene.

II. EL AMOR DE JESÚS TRASPASA CUALQUIER BARRERA.

A. La barrera del cansancio. (Juan 4: 6)

B. La barrera del hambre. (Juan 4: 8 )

C. La barrera de las costumbres. (Juan 4: 7) “… Jesús le dijo: “Dame de beber” …”

1. Era prohibido para un judío detenerse a platicar con una mujer en un camino solo. (Juan 4: 27)

D. La barrera política. (Juan 4: 9)

1. Judíos y Samaritanos no se llevaban entre si.

E. La barrera de la ignorancia. (Juan 4: 11, 15)

1. La mujer ignoraba de que agua el Señor le hablaba.

F. La barrera del pecado. (Juan 4: 18)

1. La vida pecaminosa de aquella mujer no lo detuvo en su amor.

G. La barrera religiosa. (Juan 4: 20-24)

1. La mujer quería distraer a Jesús con la discusión del lugar de adoración.

2. Jesús hace mas énfasis en la primera persona y la forma de adorar, que en el lugar donde se tiene que adorar.

III. JESÚS EN SU AMOR TE OFRECE LO MEJOR. (Juan 4: 13- 14)

CONCLUSIÓN:

¿Qué respuesta darás al amor de Jesús? El te ama y te busca no por lo que eres, sino por lo que puedes ser en sus manos cuando El te tome.

Autor: Walter Valle
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

jueves, 2 de diciembre de 2010

“Velad y Orad para que no entréis en tentación”

“Velad y Orad para que no entréis en tentación”


Texto: San Mateo 26: 41

“Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil”.

Sin duda Jesús tenia mucha razón al decir que la carne es débil. Muchos de nosotros hemos sido influenciados por nuestra carne para cometer pecado. Cuando vienes a Cristo, El perdona tus pecados y tu espíritu es renovado por el poder del Espíritu Santo, pero tu carne sigue siendo la misma, es decir que los deseos de la carne serán los mismos, pero ahora con una diferencia, y esta es que ahora tenemos al Espíritu Santo de Dios en nuestra vida, quien nos redarguye de pecado.

Pero el hecho de que el Espíritu Santo nos redarguye de pecado, no quiere decir que no pecaremos. Es cierto que el Espíritu Santo quiere evitar que caigamos en pecado, pero somos nosotros los que tomamos la decisión de hacerlo o no.

Por ejemplo: Si la tentación se te presenta pero tu andas en sintonía con el Espíritu Santo, entonces el te va a redargüir de pecado y tu lo escucharas y evitaras el fallar. Pero si tu no andas en sintonía con el Espíritu Santo difícilmente escucharas su voz para que te redarguya de pecado. Por esa razón Jesús sabiamente decía: “Velad y Orad”, eso significa estar atentos y mantener una constante comunión, puesto que entre mas te metes con el Señor, mas fuerte eres y entre mas fuerte eres, te será mas fácil decirle no al Pecado.

Pero la pregunta de este día es: ¿Estas velando y orando?, no hablo de desvelarte todas las noches en vigilia orando, aunque si lo quieres hacer esta bien, pero me refiero a que si estas manteniendo una verdadera comunión personal con el Señor, a que si estas orando, a que si estas buscándolo. ¿Qué tan fuerte estas para enfrentar la tentación?, ¿Te consideras que tienes la fuerza necesaria para decir no al pecado?, ó ¿Hay debilidad en ti por la falta de búsqueda del Señor?

Amigo mío, esto es algo muy personal, tu puedes ser fuerte y resistir la tentación si tan solo estas atento a tu vida espiritual y estas manteniendo una buena comunicación con el Señor, pero si tu no lo estas haciendo y mas allá de eso estas cayendo en pecado porque te sientes débil, créeme que iras directo a la derrota.

Jesús quiere que tomes en cuenta su consejo, es cierto que el espíritu anhela del Señor, pero tu carne es débil y cede fácilmente al pecado, es hora de buscar mas de Dios, de amarrar el viejo hombre que esta viciado al pecado, es hora de entender que si estoy cayendo en pecado es porque no estoy velando ni orando como Jesús querría que lo hiciera. Sin duda El no te ha llamado a derrota, el te ha llamado a victoria, a ser un mas que vencedor, así que es hora que te levantes de ese sueño espiritual que te ha estado llevando a la derrota espiritual asi que levantate en el Nombre de Jesús y trata de velar y orar para no caer en tentación.

La tentación siempre estará ahí, pero tu no siempre serás el mismo, puesto que si oras y buscas mas de Dios, la tentación no te hará ni cosquillas, porque mas poderoso es el que esta contigo, que el que esta en el mundo.

Autor: Enrique Monterroza
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

miércoles, 1 de diciembre de 2010

No necesitas tener la culpa para pedir perdón

No necesitas tener la culpa para pedir perdón

“Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo”.

Efesios 4:32

 Me llamaba la atención la pregunta de una chica que decía lo siguiente:

“¿Debería pedirle perdón a tales personas a pesar de que yo no les este haciendo nada malo? Es que tengo el deseo de hacerlo pero a la vez no, porque pienso que no debo hacerlo porque yo no soy la que está teniendo malas actitudes sino al contrario estoy siendo yo la agraviada. ¿Qué piensas acerca de esto?”

Lastimosamente no puedo contestar con un escrito todas las preguntas que me hacen, pero esta vez quiero hacerlo debido a que considero que hay muchas personas con la misma interrogante y debido a que yo mismo en algún momento de mi vida me pregunte lo mismo y he aquí lo que hice:

Era el año de 1998 cuando una joven declaro que yo había hecho algo en contra de ella, ¿Qué era lo que había hecho?, pues hasta ahora, 12 años después nunca supe lo que supuestamente le había hecho. Según ella yo había hablado de ella haciéndola sentir mal, algo que nunca hice, pero que ella aseguraba que era así. En ese entonces mis lideres sabían muy bien como era mi comportamiento y ellos estaban seguros que las cosas no eran como la chica decía, pero aun así yo me sentía un poco incomodo, pues no quería que por algo que supuestamente yo había hecho ella se sintiera mal y dejara a de asistir a la Iglesia.

Recuerdo muy bien, ese día luego de llegar de estudiar, me fui a un lugar a solas, ore y le pedí al Señor que me diera la humildad necesaria para ir y pedirle perdón, aun cuando yo no había hecho nada. Recuerdo que mi cuerpo temblaba porque yo antes de venir a Cristo había sido un orgulloso de primera, humanamente no concebía la idea de ir y pedir perdón por algo que no había hecho y mucho menos humillarme delante de esta persona solo por satisfacerla.

Pero el Espíritu Santo que está dentro de mí me redargüía y me hacía sentir que debía ir y pedirle perdón aun cuando yo no tenía la culpa.

Luego de orar por un buen momento, me decidí a ir a la casa de la chica. Recuerdo que toque la puerta y para mi sorpresa fue ella directamente la que pregunto: “¿Quién?”, sinceramente yo esperaba que no estuviera para excusarme de que yo había ido pero ella no había estado, pero no, Dios quería que ella estuviera ahí y que fuera ella personalmente la que respondiera al toque de la puerta. Con un poco de pena y temor a la vez respondí: “Yo, Enrique”, ella rápidamente cambio su voz y me dijo sin abrir antes la puerta: “¿Qué quieres?”, con una actitud repugnante, en ese momento tenía que decidirme entre irme a mi casa sin decir nada, al fin y al cabo yo no había hecho nada malo, pues eran solo inventos de ella, ó enfrentarme a esta situación y pedir perdón por algo que nunca hice, pero que Dios había de bendecirme a través de esa acción.

Tome fuerzas, y le dije que me permitiera hablar un momento con ella; abrió la puerta y con una cara de pocos amigos se dispuso a medio escucharme, cuando tuve el momento adecuado le dije: “Quiero pedirte perdón si he hecho o dicho algo que te daño, no quiero estar así, eres mi hermana y como tal debemos estar bien entre nosotros, se que a Dios no le agrada esto, por eso quiero pedirte que me perdones”, sinceramente en ese momento note que no era el mismo Enrique de antes, Dios estaba cambiando mi vida, El estaba quebrantando mi orgullo que por muchos años había tenido, a la vez estaba sintiendo una paz en mi vida que sobrepasaba mi entendimiento, ella me respondió con una cara entre sorprendida y enojada: “Esta bien te perdono”, esas palabras para mi fueron como un bálsamo, como una grúa que me quito un enorme peso de encima, por fin ¡Era Libre! De esa situación.

Lastimosamente la chica me perdono de labios, pero ella siguió por un tiempo medio enojada conmigo mí, pero a mí me libero completamente. Fue ahí donde comprendí lo siguiente:

1. No se necesita tener la culpa para pedir perdón.

2. El pedir perdón te quita un enorme peso de encima y te hace libre, aun cuando la otra persona quiera o no perdonarte.

3. Al que se humilla, Dios lo exalta. (“Jehová exalta a los humildes, Y humilla a los impíos hasta la tierra”. Salmos 147:6)

Por tal razón este día quiero invitarte a que si en algún momento sientes el hecho de pedirle perdón a alguien, ve y hazlo, pues no se necesita tener la culpa para pedir perdón y si lo haces Dios ha de bendecirte en gran manera, porque eso es lo que Dios quiere para nuestra vida, que tengamos un corazón humilde y sencillo que anhela cada día estar bien con El.

Pueda que algo este robando la paz de tu corazón y es que quizá necesitas urgentemente pedir perdón, por tal razón ve y sumérgete en el rio del Espíritu de Dios antes, luego pídele que te de las palabras indicadas y el momento idóneo para ir donde esa persona no en tus fuerzas humanas, sino en la fortaleza del Señor para pedirle perdón, cuando lo hagas Dios se derramara aun mas en tu vida, porque observara la disposición de corazón que tienes para estar bien con Él y con los que te rodean.

Pueda que la persona a la cual le pidas perdón con sinceridad, no te perdone, pero eso ya no es cuestión tuya, tu parte es ir y pedir perdón, ahí tu serás libre, si la otra persona te quiere o no perdonar, no tiene nada que ver ya contigo, TU HAS HECHO TU PARTE y Dios te premiara por eso.

Para pedir perdón lo único que se necesita, es un corazón humilde y sincero y un deseo ferviente de agradar a Dios.
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...