Espero que este blogger sea de edificación para su vida, como lo ha sido para mi y mi familia. Hemos puesto, cortas reflexiones, videos cristianos, testimonios, historias bíblicas para niños, biblias electrónicas para bajar a tu pc gratis, una biblia electrónica para leer al momento la palabra de Dios, Muñequitos con historias de la biblia y mucho más. Deja tu comentario y nombre despues de cada reflexion, Dios te bendiga, y que la paz del Señor este contigo en todo momento. Amen



viernes, 29 de abril de 2011

La importancia de perdonar.

La importancia de perdonar.

En un descuido, un elefante le pisó una patita a la hormiga con la que conversaba amigablemente.
- !Ay! – gritó la hormiga – !Ten cuidado donde pisas!

- !Oh! Lo siento. Perdóname – dijo el elefante.

- Con disculpas no se arreglan las cosas. Mira mi patita.

- Por favor, discúlpame. Fue sin querer – suplicó el elefante.

- !No! – gritó la hormiga – Eres un grandote torpe y no mereces mi amistad.

El elefante, fastidiado de pedir disculpas, dijo: “Bien, aquí termina nuestra amistad”. Aplastó a la hormiga y siguió solo su camino.
Moraleja: Cuando una persona condena a otra y se niega a perdonarla, termina aplastada por el peso de su propio resentimiento.

Jesús dijo: “Nada hay fuera del hombre que entre en él, que le pueda contaminar; pero lo que sale de él, eso es lo que contamina al hombre” (Marcos 7:15).

Es cierto que pueden lastimarte, ofenderte o defraudarte, pero, si de tu corazón brotan el rencor, los deseos de venganza, los juicios de condenación, estos contaminarán tu alma. Matarán tu vida espiritual robándote la paz, la alegría y la comunión con el Señor.

Si acudes a la presencia de Dios, Él sanará tu corazón quebrantado. Allí tendrás que decidirte a perdonar y renunciar a todo juicio que levantaste. Ese perdón es el que te sana, te liberta y restaura la comunión gozosa con Dios.

No dejes que el resentimiento te aplaste. ! Acude a los brazos de Cristo!

Dios les bendiga,gracias por sus comentarios




jueves, 28 de abril de 2011

Cuanto daño hace no perdonar

Cuanto daño hace no perdonar

El tema del día era el resentimiento y el maestro nos había pedido que lleváramos papas y una bolsa de plástico. Ya en clase, elegimos una papa por cada persona que guardábamos resentimiento, escribimos su nombre en ella y la pusimos dentro de la bolsa. Algunas bolsas eran realmente pesadas.

El ejercicio consistía en que durante una semana lleváramos con nosotros a todos lados esa bolsa con papas. Naturalmente la condición de las papas se iba deteriorando con el tiempo, y el fastidio de acarrear esa bolsa en todo momento me mostró claramente el peso espiritual que cargaba a diario y cómo, mientras ponía mi atención en ella para no olvidarla en ningún lado, desatendía cosas que eran más importantes para mí.Este ejercicio fue una gran lección sobre el precio que pagaba a diario por mantener el resentimiento por algo que ya había pasado y no podía cambiarse. Me di cuenta que cuando le daba mucha importancia a las promesas no cumplidas me llenaba de resentimiento, aumentaba mi stress, no dormía bien y mi atención se dispersaba. Perdonar y dejarlas ir me llenó de paz y calma.

La falta de perdón es como un veneno que tomamos a diario a gotas pero que finalmente nos termina envenenando. Muchas veces pensamos que el perdón es un regalo para el otro sin darnos cuenta que los únicos beneficiados somos nosotros mismos.

El perdón nos libera de ataduras que nos amargan el alma y enferman el cuerpo. El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó. No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes. No significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó. Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o enojo.

Si guardamos odio, rencor, o resentimiento por ofensas que hemos recibido, estamos perpetuando nuestro malestar y consumiéndonos, dejando de disfrutar el momento. Cada vez que recordamos cualquier episodio que nos causa dolor, dejamos de vivir el aquí y el ahora; dejamos de avanzar en nuestro desarrollo personal y peor aún, nos estancamos en nuestro crecimiento espiritual.

La falta de perdón puede disfrazarse con diferentes máscaras. Las personas a veces dicen con un tono de enojo que ya han perdonado ofensas pasadas, pero su amargura evidente las delata. La falta de perdón se puede alojar en tu corazón, y estar allí, escondida. Las siguientes preguntas te ayudarán a examinar tu corazón para ver si necesitas perdonar a alguien:

¿Esperas secretamente que alguien reciba lo que se merece?

¿Todavía sigues hablando negativamente de esa persona a los demás?

¿Te complaces con fantasías de venganza, incluso leves?

¿Gastas tiempo pensando en lo que alguien te hizo?

¿Cómo te sientes cuando le sucede algo bueno a esa persona?

¿Has dejado de culpar a esa persona por la forma como afectó tu vida?

¿Te resulta difícil ser abierto y confiado con las personas?

¿Te enojas, te deprimes o te vuelves hostil con frecuencia?

¿Encuentras difícil o imposible pedir bendición a Dios para quién te ha

ofendido?

Siendo sinceros de corazón, podemos ejercitarnos en algunos pasos para lograr liberarnos de la carga que significa el rencor y liberar a la otra persona también.

Considera las circunstancias que pudo haber vivido la persona que te ofendió, para llegar a ser como es, o qué situación estaría viviendo para haber hecho lo que hizo, aun intencionalmente.

Considera qué parte jugaste, o qué pudiste haber hecho para propiciar el incidente.

Deja atrás el papel de víctima y continua con tu vida.

Recuerda las cosas positivas y buenas que te unieron a esa persona, los ratos buenos y bellos que pasaste con ella, los momentos de amor, apoyo, consejo y comprensión mutuos.

Pide al Señor que bendiga a esa persona, y que le muestre lo que hizo mal y se arrepienta.

Libera a la persona con tu perdón. Así vas a liberarte a ti mismo por vivir en el presente, en el aquí y el ahora.

“Si alguno ha causado tristeza, no me la ha causado sólo a mí; hasta cierto punto -y lo digo para no exagerar- se la ha causado a todos ustedes. Para él es suficiente el castigo que le impuso la mayoría. Más bien debieran perdonarlo y consolarlo para que no sea consumido por la excesiva tristeza. Por eso les ruego que reafirmen su amor hacia él. Con este propósito les escribí: para ver si pasan la prueba de la completa obediencia. A quien ustedes perdonen, yo también lo perdono. De hecho, si había algo que perdonar, lo he perdonado por consideración a ustedes en presencia de Cristo, para que Satanás no se aproveche de nosotros, pues no ignoramos sus artimañas” 2 Corintios 2: 5-11
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

miércoles, 27 de abril de 2011

¿De que manera sigues al Señor?

¿De que manera sigues al Señor?
“Pero cierto joven le seguía, cubierto el cuerpo con una sábana; y le prendieron; mas él, dejando la sábana, huyó desnudo”.

Marcos 14:51-52

La historia bíblica de este pasaje no menciona el nombre propio del joven que seguía a Jesús después de ser arrestado. Pero si sabemos que lo seguía cubierto el cuerpo con una sabana, sinónimo de no querer ser descubierto o de tener temor de que sepan que es un seguidor de El.

Al igual que este joven hay muchos en las Iglesias que siguen a Jesús de lejos, cubiertos con sabanas para no ser descubierto por las personas ya que a lo mejor tienen temor de que sepan que ahora son cristianos evangélicos.

Aquellos que siguen a Jesús de lejos por lo general son personas con débiles convicciones, muchos de ellos solo fueron convencidos, pero realmente no han experimentado un nuevo nacimiento. Esto se debe a que han preferido seguir de lejos a Jesús, pero en esta ocasión te pregunto: ¿Podrás conocer perfectamente a alguien si no estas cerca de el?, para ser sinceros es muy difícil que eso pase, ya que para poder conocer a alguien muy bien se necesita una constante comunión.

Las débiles convicciones de esta clase de personas los llevan a querer esconder su fe, pero yo te pregunto: ¿De que sirve seguir a Jesús si vas a esconder lo que has aprendido de El?

El problema del joven que menciona la Biblia fue que al ser descubierto dejo la sabana y huyo desnudo. La desnudez en la Biblia es sinónimo de vergüenza y pecado. ¿Será que aquellos que siguen a Jesús de lejos esconden bajo la sabana su pecado?

Es momento de entender que no puedo seguirlo de lejos, ni mucho menos escondido bajo una sabana llena de pecado, Dios lo conoce todo, el sabe lo que tratas de esconder, el conoce tu desnudes, entonces ¿Por qué querer esconder algo que El ya conoce?, es mejor ser sinceros delante de Dios y si he estado siguiéndolo de lejos, es momento de comenzar a acercarme mas a El para conocerlo mejor, además la sabana con la que queremos tapar nuestra desnudes no puede seguir ahí, ¿Por qué no pedir perdón por todo aquello que nos da vergüenza?, ¿No crees que es productivo el confesar tu pecado que quererlo esconder bajo una sabana?

Amigo mío, te invito a seguir a Jesús de cerca, puesto que cuando esto ocurra conocerás al Dios que yo y muchos mas hemos podido conocer, ese Dios que es grande en misericordia e inmenso en amor, ese Dios que perdona tus pecados y te reviste de su gracia para que no te avergüences de tu desnudes.

¿Cuánto tiempo esperaras para tratarlo de conocer a perfección?
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

martes, 26 de abril de 2011

Camino al cementerio

Camino al cementerio

Conocía el camino. Un tiempo atrás lo había transitado llevando a su marido

a enterrar, ahora llevaba a su hijo. Se le hacia muy difícil caminar, sus piernas

parecían de plomo, es el dolor mas grande para una madre tener que llevar al

cementerio a su único hijo, ese muchacho que tanto amaba, en la flor de la edad, en plena juventud, la muerte se lo había arrancado de sus manos, se encontraba destruida y desconsolada.Cuando su esposo falleció, su hijo se había hecho cargo de ella, dependía de el

para su manutención, ahora nada le quedaba.

Vecinos y amigos que la apreciaban la acompañaban, una buena comitiva iba

detrás del ataúd, pero ella sentía la angustia, la desprotección y la soledad, no dejaba de llorar.

Cuando van saliendo de la ciudad, otro grupo de personas vienen entrando,

hay mucho bullicio, se los ve animosos, alegres. Cuando los dos grupos están

frente a frente Jesús sale de en medio y se pone frente a la madre, siente mucha compasión y le dice: “No llores” y tocando al féretro dice: “Joven, levántate”. Ante la mirada atónita de todos los que allí estaban este joven vuelve a la vida.

No imagino esta madre que en las afueras de la ciudad, a pocos metros de

enterrar a su hijo, esto iba a suceder.

Todo encuentro con Jesús produce cambios, la madre salio de su casa llorando con el hijo muerto, regresa abrazada a su hijo llena de alegría.

El Señor así como vio la necesidad de esta mujer, El conoce cual es la tuya,
derrama tu corazón delante de su presencia y El concederá lo que necesitas

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
Dios te bendiga,gracias por sus comentarios

lunes, 25 de abril de 2011

Acordándose de Dios, solo cuando la casa se esta quemando

Acordándose de Dios, solo cuando la casa se esta quemando

“Escucha, oh Dios, mi oración,

Y no te escondas de mi súplica.

Está atento, y respóndeme;

Clamo en mi oración, y me conmuevo”

Salmos 55: 1, 2

Cuando era un pequeño que no pasaba de los diez años padecía de una alergia que hacia que mi cuerpo se llenara de ronchas, como de picadas de hormiga, esa alergia me duraba aproximadamente entre una hora u hora y media, pero era algo muy incomodo para mi cuerpo, que no te lo pudiera explicar.

Nunca supe porque me daba, los doctores solo me decían que pusiera atención a lo que comía y que no lo comiera más si me provocaba alergia. No me daba muy seguido, pero de tiempo en tiempo aparecía por una hora y se iba.

Recuerdo que cada vez que la alergia comenzaba a aparecer, mi corazón comenzaba a palpitar mas rápido, sentía una comezón insoportable en todo mi cuerpo y siempre comenzaba a pedirle a Dios que me la quitara.

Cada vez que esto sucedía siempre le decía a Dios: “Si me la quitas te prometo que el domingo voy a misa”, en aquel entonces todavía no conocía de Cristo, no sabia realmente que era tener una relación personal con el Señor, aun no le había entregado mi vida, pero eso no era impedimento para prometerle cosas si el me echaba la mano.

Luego que la alergia pasaba se me olvidaba la promesa y la recordaba nuevamente hasta que me volvía a dar al tiempo, así pase muchos años de mi infancia prometiéndole a Dios cosas cuando sentía que necesitaba su ayuda.

Ese mismo error cometemos muchos hoy en día, que pedimos ayuda de Dios solo cuando sentimos que nos estamos muriendo, le prometemos miles de cosas y jamás se las cumplimos, pues luego que las aguas regresan a la normalidad, no hay razón para que cumplirlo.

Y es que tratamos a Dios como que si fuera un Bombero el cual necesitamos solo cuando la casa se esta quemando. Mi alergia era insoportable para mí, me picaba cada parte de mi cuerpo y esa misma desesperación me llevaba a clamar a Dios y pedirle su ayuda, para que de esa manera yo luego que me ayudara lo buscara y le sirviera. Pero realmente Dios no tendría porque estar condicionado, pues ¿Quién soy yo para condicionar a Dios?, ¿Qué pasa si tarda o si simplemente no obra como yo quiero?, ¿Me voy para el mundo?, ¿Dejo de creer en El?

Amados hermanos, Dios sin mí, sigue siendo el mismo Dios Todopoderoso, pero yo sin Dios no soy nada. No tratemos de manipular a Dios condicionando su actuar a nuestra fidelidad u obediencia. Dios no se merece que lo tratemos como un Bombero, Dios es mas que eso, El siempre esta ahí aun cuando nosotros no queremos comunicarnos con El, Dios siempre estará ahí esperando el día que nos acordemos de El, no solo para pedir su ayuda, sino también para tratarlo de agradar, ¿Cómo?, con una vida santa delante de El, alejada el pecado y consagrada para El.

Dejemos de pedir auxilio SOLO cuando la casa se esta quemando, Dios es el mejor súper héroe de la historia, pero no quiere que lo tratemos como una solución SOLO para los momentos de caos, El anhela que cada día de nuestra vivir sea una oportunidad mas para acordarnos de El, para platicar con El, sacarle una sonrisa con nuestros actos generosos y llenos de amor y porque no echarle la mano para bendecir a otros.

Amados hermanos, no clamemos a Dios solo cuando la alergia aparece, pues luego que se vaya quedaremos en deuda con El, mejor sirvámosle y levantemos en alto su Nombre con nuestros actos de tal manera que cuando necesitemos ayuda de El no necesitemos pedírsela, pues El estará atento a nuestras necesidades antes de que pidamos su auxilio.

Dios no es un Bombero, El es tu Padre y el mío, por esa razón tratemos de mantener una comunión diaria con El.

Enrique Monterrosa

Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

domingo, 24 de abril de 2011

Día de Resurrección

Día de Resurrección

Publicado el 12 abril 2009 por Scott Armstrong

“¡No está aquí, pues ha resucitado, como dijo!” (Mateo 28:6).

Hoy es el mejor día del calendario cristiano. ¡Jesús vive! ¡Él resucitó de los muertos y vive hoy! Pero no sólo experimentó la Resurrección, ¡él es la Resurrección!

“Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá” (Juan 11:25).

Pero este día no sólo significa que él resucitó y que él es la Resurrección. ¡Además significa que nosotros podemos juntarnos en su resurrección (y por supuesto también en su muerte; pues, nadie puede resucitarse si no se haya muerto primero)!

“Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección” (Romanos 6:5).

El llamado es juntarnos con él en su muerte para poder conocerle en el poder de su resurrección. El llamado es conocerlo tanto, amarlo tanto, llegar a ser cómo él tanto que participemos naturalmente en su misión al mundo. Con este Cristo resucitado, vivo, salimos de la tumba para ofrecernos al mundo. ¡Que la pasión de Jesús y la pasión de Pablo, quién escribió las siguientes palabras, sea la nuestra también en este glorioso Día de Resurrección!

“…a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte, si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos” (Filipenses 3:10-11).

Dios les bendiga,gracias por sus comentarios



sábado, 23 de abril de 2011

¡Él Murió por Mí!

¡Él Murió por Mí!

William y Mary Tanner estaban cruzando los rieles del ferrocarril cuando sucedió. El pie de Mary resbaló y se encajó entre el riel y el cruce para peatones de madera. Ella trató frenéticamente de sacar el pie al tiempo que empezó a escuchar el ruido de un tren que se aproximaba. Sólo quedaban segundos, pues el expreso venía a toda prisa hacia ella por una curva. Will Tanner le haló el pie desesperadamente tratando de liberarla.

Cuando el tren se acercó más, y el silbido sonó a todo volumen, y los frenos chirriaron, Will la tomó en sus brazos. Mientras la gente se estremecía horrorizada, el tren les pasó por encima. Un testigo dijo que justo antes de que la máquina los golpeara escuchó al valiente hombre gritar: «¡Me voy a quedar contigo Mary!» ¡Ese sí que es un gran amor!

Esta historia me recuerda a nuestro Salvador, el cual nos amó con un amor que puede salvarnos (Juan 3:16). La muerte se precipitó sobre Él mientras pendía en la cruz y asumió la pena completa que nosotros merecíamos. Escuchó a personas gritarle que se salvara a Sí mismo y que bajara de la cruz (Mateo 27:40). Pero para salvar a los demás, Cristo optó por no salvarse a Sí mismo (v.42).

Con amor divino y sacrificatorio, Jesús rehusó salvar su propia vida. Murió para poder perdonar nuestros pecados. Nuestro Salvador se quedó en la cruz: por ti y por mí. -Doctor M. R. De Haan
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

miércoles, 20 de abril de 2011

Amor Perfecto

Amor Perfecto

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”

Juan 3:16 (Reina-Valera 1960)

Es difícil tratar de describir a totalidad el amor de Dios, puesto

que es tan enorme y sobrepasa completamente todo nuestro entendimiento.

Al leer este versículo que nos demuestra el gran amor que Dios nos tiene, no puedo dejar de pensar en mi hijo Uziel, lo amo tanto, solo con verlo sonreír mi corazón se alegra, me quedo fijo mirándolo mientras me siento un padre bendecido al tener un hijo como él. Es allí donde me pongo a pensar sobre el amor que Dios tuvo, al enviar a su único hijo a morir por nosotros.

Humanamente hablando, yo quizá no daría a mi hijo para que muriera por otros, me es difícil pensar en enviarlo a la muerte, lo amo tanto que lo menos que querría fuera que sufriera.

Al contrario de nosotros Dios en su divinidad es AMOR, pero cuando hablamos del amor de Dios estamos hablando del amor AGAPE un amor PERFECTO, sin condiciones y que es TOTAL.

Por un momento pensemos en el amor que Dios nos tuvo, es tan grande su amor, que tomo una decisión única, una decisión difícil desde el punto de vista humano, pero que su amor perfecto y total por nosotros lo llevo a tomar: Enviar a su único Hijo a morir por nosotros.

Pero Dios tenía un propósito al enviar a su Hijo, ese propósito era: “…que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.

La pregunta entonces frente a la muestras de amor de Dios por nosotros es: ¿Estaremos creyendo en Jesús?, ¿Estaremos llevando una vida que demuestre ese agradecimiento a Dios?, ¿Estaremos honrando esa muestra de amor a través de una vida que lo agrade a Él?

Amados hermanos, Dios nos otorgo un perdón y nos ha regalado una vida eterna, frente a esto: ¿Cómo estamos reaccionando nosotros?, ¿Nuestra vida será la que realmente Dios quiere que sea?

Hoy quiero invitarte a valorar esa muestra de AMOR PERFECTO de Dios hacia nosotros a través de vivir una vida que trate de agradarlo, quizá fallaremos en el intento, pero no dejes de intentarlo, no dejes de tratar de honrar ese sacrificio de amor que un día Cristo realizo por cada uno de nosotros.

Que nuestra vida sea una muestra de agradecimiento viva delante de Dios y los hombres, que con nuestro testimonio podamos honrar ese sacrificio y que las personas vean en nosotros la Imagen de Cristo reflejada.

Su amor hacia tu vida y hacia la mía fue PERFECTO, por lo cual tratemos cada día de amarlo y honrarlo hasta el día en que nos encontremos con El por toda la eternidad.

¡Gracias Dios por tu Amor Perfecto!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

martes, 19 de abril de 2011

Siendo Rey murió por mí

Siendo Rey murió por mí

“el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”.

Filipenses 2:6-8 (Reina-Valera 1960)

En estos días que la humanidad sensibiliza un poco su corazón para volver sus ojos a Dios no podemos desaprovechar la oportunidad de proclamar a gran voz lo que Jesús hizo por todos nosotros.

Ayer mientras manejaba iba escuchando una hermosa alabanza y una frase me quedo grabada en mi mente y esa fue: “Siendo Rey moriste por mi”. En ese mismo instante reflexione sobre esa frase y me di cuenta las verdades que encierra.

¿Quiénes éramos nosotros?, personas que vagábamos en este mundo sin un sentido de vida, creyendo ser felices, creyendo ser sabios, creyendo que no necesitábamos de Dios, pero realmente no podíamos dudar que existía dentro de nuestro corazón un vacio inmenso, que nada, ni nadie podía llenar, ni la felicidad momentánea, ni los placeres de la vida, pero cuando nos encontramos con Dios, nos dimos cuenta que el llenaba exactamente la figura de ese vacío que existían en nuestra vida.

Antes, estábamos muertos en nuestros delitos y pecados, andábamos en las corrientes de este mundo, dejados llevar por doquier, más un día todo cambio, un día nuestra mente comprendió el amor que Dios nos tenia, nuestro corazón se sensibilizo e invitamos a Jesús a entrar a nuestro corazón y le pedimos que perdonara nuestros pecados.

Y es que ahora nosotros podemos gozar de una vida nueva, esa vida que solo Jesús puede dar y una vida abundante, eterna y que se pago a precio de sangre, esa sangre derramada por el unigénito Hijo de Dios, quien viniendo a este mundo en forma de hombre, no escatimo a ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que en obediencia a su Padre y por amor a nosotros entrego su vida para que nosotros hoy en día podamos ser participes de una hermosa Salvación.

Siendo Rey murió por nosotros, siendo perfecto, sin pecado, siendo tentado en todo, mas no peco, al contrario vino a darnos cátedra de cómo vivir una vida santa delante de Dios. No merecía la muerte que se le dio, no merecía sufrir por nosotros, nunca se lo pedimos que lo hiciera, pero nuestra vida a pesar de no pedirlo, necesitaba que ese sacrificio fuera hecho, para poder encontrar una vida eterna.

Siendo Rey sufrió, fue humillado, maltratado, burlado, mas no abrió su boca y no dijo nada, cargo un cruz pesada para su muerte, una muerte de criminal, y El siendo tan perfecto, murió como uno de los mas imperfectos, llevando allí en esa cruz y crucificando allí mismo cada uno de nuestros pecados. Ese Rey exclamo: “Consumado es”, habiendo dado por terminado su trabajo en la cruz.

Siendo Rey no merecía morir, menos por esclavos, si, esclavos del pecado, más sin embargo lo hizo porque El no nos veía como éramos, sino como íbamos a llegar a ser, cuando El comenzara el proceso de transformación en nuestra vida.

Al tercer día ese Rey de reyes resucito, venciendo a la muerte y otorgándonos el privilegio a nosotros también de poder vencer a la muerte eterna a través de una vida eterna que El nos ofrece.

Siendo Rey estuvo dispuesto a morir por ti, ahora la pregunta que deberíamos de hacernos cada uno de nosotros es: ¿Qué estoy dispuesto a hacer yo por El?

En estos días y cada día del año debemos tener presente que el sacrificio de Cristo por nosotros fue el acto más bello que ha existido y juntamente con esa acción, hoy podemos obtener una ciudadanía celestial a través de Jesús, ¿Cómo?, dejando que El entre a nuestro corazón y gobierne nuestra vida.

La Biblia lo dice de esta manera:

“Pues si ustedes reconocen con su propia boca que Jesús es el Señor, y si creen de corazón que Dios lo resucitó, entonces se librarán del castigo que merecen. Pues si creemos de todo corazón, seremos aceptados por Dios; y si con nuestra boca reconocemos que Jesús es el Señor, Dios nos salvará”.

Romanos 10:9-10 (Traducción en lenguaje actual)

Siendo Rey murió por mí, ¿Estaría yo dispuesto a morir por El?
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

lunes, 18 de abril de 2011

La Satisfacción de ser Fiel

La Satisfacción de ser Fiel

“No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida”

Apocalipsis 2: 10

Esta claro que todos aquellos que hemos sido lavados por la sangre de Cristo anhelamos cada día que pasa ser fieles a Dios, esto se nota a través de querer evitar el pecado a toda costa, ese pecado que esta a la orden del día y que busca la manera de hacernos fallar.

Lo lindo de esta lucha constante, es que no estamos solos, que Dios esta con nosotros, y si El esta con nosotros, ¿Quién contra nosotros?, pero no todo es color de rosas, pese a tener la certeza de que Dios esta con nosotros frente a cualquier situación que se nos presente, muchas veces fallamos.

Todos tenemos áreas de nuestra vida, las cuales Dios esta puliendo a diario, áreas como el carácter o como el aprender a esperar, entre otros, dichas áreas y otras muchas mas que pudiéramos citar son situaciones que nos recuerdan lo mucho que necesitamos someternos mas a Dios, pues a nadie le gusta fallar, mas cuando ya llevas una buena racha de tiempo en cual no has fallado.

Hablo de esos días, semanas, meses o años en los cuales te has abstenido de fallar en aquella área que en momento determinado era tu azote. Muchos de nosotros hemos pasado mucho tiempo sin cometer aquel error que antes cometíamos a diario y que por cierto nos hacia sentirnos mal, ya que a ningún verdadero cristiano le es felicidad fallarle a Dios.

Posiblemente tu llevas una racha muy buena de fidelidad a Dios, pues se te han presentado muchas ocasiones para fallar, pero no te has dejado manipular por ninguna de ellas, sino que al contrario, has ¡huido del pecado!

¿Verdad que se siente una satisfacción enorme saber que has sido fiel?, no me vas a dejar negar, pero cuando se te han presentado situaciones que te han querido orientar a pecar o fallarle a Dios y pese a que han sido situaciones muy fuertes, tu no has accedido a ella, ¿Si o no que se siente una gran satisfacción?, ¡Claro que Si! Y es que ser fiel a Dios te llena de orgullo, pero de ese orgullo bueno de saber que estas luchando contra las cosas que te gustan carnalmente, pero que espiritualmente sabes que van en contra de los principios divinos.

Quizá los últimos días has sido atacado como nunca, pues el enemigo sabe que llevas una racha de historia, de esas que ni tu mismo lo crees, has pasado por muchas situaciones que te han motivado a pecar, pero te has mantenido fiel y eso seguramente será premiado por Dios.

Pero como el enemigo sabe muy bien que cuando tu te propones a ser fiel a Dios, estas declarándole la guerra, ha tratado los últimos días de bombardearte con tantas situaciones que te quieren motivar o orientar a fallarle a Dios en aquello que ya tienes muchos días, semanas, meses o años de no hacerlo.

Pero es ahí en donde una vez mas debes demostrar tu fidelidad, si ya creaste una racha larga de fidelidad, ¿Crees que valdría la pena echarla a perder?, claro que no vale la pena, es mejor ser fiel que caer en el pecado.

Y es que el pecado no es ningún orgullo para el hijo de Dios, al contrario es una vergüenza y roba autoridad de Dios, acusa y te quiere hacer sentir inmundo a tal punto de querer hacer que te olvides totalmente de Dios, porque no eres digno de su presencia.

Pero, ¿Quién ha dicho que por dignos de su presencia ha venido el Señor?, Jesús no vino para los sanos, El vino para lo enfermos, aquellos que necesitamos diariamente una dosis de fe, aquellos que necesitamos que el cure nuestras heridas porque estamos necesitados de la mano divina.

Amados hermanos, realmente es mas grande la satisfacción que produce la fidelidad ante el pecado, que la que produce el pecado concretado, ¿Qué es lo que quieres tu sentir?, ¿Quieres sentirte inmundo?, pues ve y peca, ¿Quieres sentirte orgulloso de tu fidelidad?, entonces DI NO AL PECADO.

No eches a perder el tiempo de santidad que has logrado acumular, que el periodo de fidelidad largo que llevas no se vaya a la borda por minutos de desobediencia divina, al contrario, que esta racha acumulada de fidelidad te sirva de estimulo para seguir diciendo NO AL PECADO y si A LA VIDA SANTA que Dios quiere para ti.

El pecado acusa y es una vergüenza, mas la fidelidad a Dios es un orgullo que te hace sentir una satisfacción única de estar haciendo la voluntad divina

Enrique Monterroza
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

domingo, 17 de abril de 2011

JESÚS NAZARENO, REY DE LOS JUDÍOS.

JESÚS NAZARENO, REY DE LOS JUDÍOS.

Juan 19:19
Uno de los momentos más significativos de mi vida fue cuando el Rector de la universidad donde había cursado mis estudios mencionó mi nombre para que subiera a recibir mi título; también recuerdo bien que una de las primeras cosas que hice al abrir el pergamino fue revisar que mi nombre estuviese bien escrito?

Hoy revivo en mi mente esos momentos y no puedo evitar sonreír. En verdad fue un gran día. Sin embargo estoy completamente seguro que llegará el momento en que la persona más grande e importante de todo el Universo dirá mi nombre, el cual leerá escrito en Su libro de la vida; mi nombre, sencillamente eso? sin títulos, sin grados, sin meritos por los que yo haya luchado,? sólo por Su Gracia saldrá escrito allí y ese, sin duda será el día mas glorioso de toda mi existencia!

Pero mientras vivamos en esta tierra estaremos siempre marcados por diferentes títulos, y sé que para mis padres seré el hijo, para algunos el amigo, para mis hermanos, el hermano, para otros el veterinario, etc., pero lo que más deseo ser es un hijo de Dios.

En estos últimos meses he estado recibiendo algunas enseñazas del Señor que quisiera compartir con ustedes y es acerca de lo que sin duda es lo más difícil en la vida de un cristiano. El negarse a sí mismo. Estaba seguro de saber muy bien la teoría en este tema, pero Dios me ha estado enseñando que me faltaban aún algunas ¿prácticas de laboratorio?.
La Biblia dice que un día Jesús le preguntó a sus discípulos que quién decía la gente que era él y bueno, recibió una gran gama de respuestas. Más adelante en la vida de Jesús la gente pudo ver en realidad quien era él; su glorioso título se podía leer claramente en varios idiomas, en un lugar muy alto, a la vista de todos quienes entraban en la ciudad. Su título se encontraba sobre la cruz donde también él estaba siendo crucificado, pero fue allí donde quienes no estaban muy seguros de quien era ese personaje se dieron cuenta de la verdad: que ese despojo humano que yacía sobre esa sucia y ensangrentada cruz era precisamente Jesús, el Rey de los judíos, en otras palabras el Mesías anunciado, el salvador de la humanidad, el hijo de Dios.

Dios me mostraba por este pasaje lo que significó la cruz para Jesús, la negación total de sí mismo, para salvar a toda la humanidad. Me enseñaba también el Señor que la cruz es una cosa muy pesada para cargar y que precisamente, si llevamos nuestra cruz adonde quiera que vamos, esta nos va a pesar muchísimo, porque la cruz no es un instrumento para cargar sobre nuestras espaldas, sino para morir en ella.

Qué ejemplo tan hermoso nos dió nuestro Señor! Sufriendo la vergüenza de estar desnudo, con los brazos abiertos y clavados como señal evidente de vulnerabilidad, en un lugar alto a la vista de todos, obedeciendo a su Padre por encima de todas las cosas y pudiendo bajarse de la cruz con Su poder, no lo hizo, por amor a nosotros? allí murió, con su título de Rey sobre su cabeza coronada con espinas.

Cuantas veces sin darme cuenta he reclamado mi vida para mi? Cuantas veces le he dicho al Señor que las cosas que esta haciendo con mi vida no son precisamente las que me gustarían! Y sin embargo se me olvida a ratos que yo un día le entregué mi vida y que ésta ya no me pertenece?

Se que no es sencillo mi querido amigo, negarse a sí mismo es muy difícil, pero es allí sobre nuestra cruz, muriendo a nosotros mismos que nuestro título de hijos de Dios aparece a la vista de todos, desnudos y humillados tal vez? pero obedeciendo a Dios, vulnerables y heridos, puede ser, pero haciendo la voluntad del Padre? una cosa es segura, tal y como pudo haber hecho Jesús podemos dejar a un lado todo y bajarnos de la cruz, pero te imaginas que consecuencias desastrosas para la humanidad si Jesús hubiera hecho caso a las voces de los pasantes que le decian: ??si eres verdaderamente el Hijo de Dios, bájate de la cruz!?.

Querido hermano la voz que tu y yo debemos oír es ?si eres verdaderamente un hijo de Dios, quédate en esa cruz? Él conoce lo que se siente pues estuvo allí también y cuando hayamos obedecido la voz del Padre hasta que llegue Su tiempo, Él, que levantó de los muertos a Jesús nos levantará a nosotros también, para Su Gloria y Honra y habremos ganado nuestra batalla obedeciendo a Dios y lo que antes parecía una derrota ?se convertirá en gloria y bendición!

Rocco Cicchetti

rocco@renuevodeplenitud.com

Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

viernes, 15 de abril de 2011

¿Qué pasa Contigo?

 ¿Qué pasa Contigo?

“Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.”

2 Timoteo 1:6

¿Qué pasa contigo?, hace días que vienes con un animo distinto al que sueles tener, el ir a la Iglesia ya no te es motivo de alegría, ¿Por qué? las alabanzas ya no son tan gozadas como antes, la adoración no es la misma y se a perdido el gusto de las predicaciones.

¿Cuántas excusas pondrás?, ¿Quién tiene la culpa hoy?, Si, yo se que reconoces quien realmente tiene la culpa, se muy bien que sabes lo que esta pasando, aun cuando lo quieras disimular tu ritmo espiritual ha bajado, ¿Qué pasa?, no me digas que oras como antes, no te engañes pensando que leer la Biblia el poco tiempo que lo haces es suficiente, cuando antes pasabas horas completas leyéndola, no me vengas con que en la oración lo que ahora importa es la calidad y no la cantidad de tiempo, ¿A quien pretendes engañar con tanta excusa?

¿Qué pasa ahora con el servicio que realizas?, no que antes te preparabas lo mas que podías para ir y desarrollar tu servicio lo mejor que podías, antes orabas mucho para que Dios te respaldara, no soportabas a que llegara la hora para ir a servir, hacías todo por amor.

Te recuerdas el día que estabas en tu casa preguntándote: ¿Por qué hago esto? Y Dios vino y te dijo, “Hijo lo haces por amor a mi” tu lloraste en la presencia del Señor porque sabias que lo hacías para El, cada día te levantas con las ganas de servir a Dios, de hacer algo para El, venias a las personas en la calle sin Cristo y querías detenerte a hablarle de Cristo, ¿Qué pasa ahora contigo?

Tu primer privilegio fue el que mas amaste, no lo podías creer por primera vez ibas a hacer algo para Dios, era lo mejor que te podía pasar en la vida cristiana, te sentías tan feliz que querías contárselo a todos, no te importaba que en el privilegio tu labor era de lo mas sencillo posible, tu tenias un corazón tan agradecido que te sentías como que era el privilegio mas grande sobre la faz de la tierra, ¿Qué pasa ahora?

¿Cuánto tiempo esperaras para mejorar tu relación personal con el Señor?, ¿Qué estas esperando que pase en tu vida para cambiar tu ritmo?, ¿Por qué permites que el fuego de Dios se apague en tu vida?

Reconócelo, ya no puedes mas, estas cansando, sientes que no tienes fuerza, no quieres reconocerlo porque siempre tuviste una imagen excelente delante de todos, pero se sincero contigo mismo, necesitas de Dios, necesitas encontrarte con El, necesitas alimentarte, estas vacío, no hay agua en el pozo de tu vida, necesitas un respiro, necesitas a Cristo en tu vida.

No me digas que eres cristiano, yo lo se y tu también, pero mas allá de eso es hora de volver a la senda antigua, a gozar de lo que antes te gozabas, de volver a orar con las ganas que antes lo hacías, de volver a leer la Palabra como antes lo hacías, Dios quiere de ti eso y mucho mas, El anhela estar contigo, El te quiere usar, tienes planes muy hermosos para tu vida, pero necesita de ti que avives el fuego en tu vida.

Ya no puedes mas seguir así, es hora de levantarte, es hora de olvidar los errores del pasado, es momento de no ver lo que el hombre ha hecho con tu vida, es momento de perdonar a los que han interferido en tu caminar con Cristo y es hora de perdonarte a ti mismo por todos los errores que has cometido, es momento de pararte firme y decir: “Señor, aquí esto nuevamente”.

Se que será difícil, pero en este camino no estas solo, tienes a Jesús de tu lado, tienes al TODOPODEROSO, nadie te podrá hacer frente, porque Dios estará contigo, el peleara las batallas por ti e ira delante de ti como Poderoso Gigante, te pondrá como cabeza y no por cola, hará de ti una nación grande y bendecirá a los que te bendigan.

Hermano no te des por vencido, no te quedes ahí sentado, no pienses que ya no puedes volver al mismo nivel de antes, ¿Quién te dijo eso?, Dios puede hacer que vuelvas al mismo nivel de antes y superarlo, lo único que necesita de ti es: DISPOSICION.

Te hago una pregunta:

¿Quieres seguir como estas? ó ¿Quieres avivar el fuego de Dios en tu vida?

La respuesta depende de tu DISPOSICION, Dios estará ahí SIEMPRE esperando tu sabia decisión.

Con amor de parte del Señor
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

jueves, 14 de abril de 2011

En tus manos encomiendo mi espíritu;líbrame, Señor, Dios de la verdad.


En tus manos encomiendo mi espíritu; líbrame, Señor, Dios de la verdad.

Salmos 31:5

Es muy importante, incluso hasta en los momentos más difíciles que tengamos que atravesar, que siempre nos estemos apoyando en el poder de la palabra de Dios. Nuestro amado Señor Jesucristo, durante las últimas horas de obra redentora, buscó aliento en la palabra perfecta. El mismo Verbo hecho hombre que “siendo por naturaleza Dios, no consideró ser igual a Dios como algo a que aferrarse,” en medio de su agonía se apoyó en el poder de las promesas de Dios y citó textualmente porciones de la Biblia que hasta ese momento nadie sabía eran de naturaleza mesiánica. Las últimas palabra que salieron de su reseca boca fueron: «En tus manos encomiendo mi espíritu.» En el clímax de la obra sustitutoria, en el momento más difícil y más oscuro, en el punto donde el plan gestado desde antes de la creación del universo lograba su objetivo principal, pocos segundos antes de derrotar al pecado, nuestro amado Salvador cerró la primera parte del episodio más importante de la historia de la creación con una cita de las Sagradas Escrituras.

Si el Todopoderoso se apoyó en sus propias promesas para mantener el ánimo en medio de la dolorosa y sangrienta batalla contra el pecado, ¿Por qué nosotros no hacemos lo mismo para de esta manera actuar como verdaderos hijos de Dios? Nunca dejemos, pues, de empuñar la espada del Espíritu, la cual es formidable arma contra las mentiras y ataques del enemigo y al mismo tiempo defensa en los momentos de mayor angustia y necesidad. Diariamente, sin fallar, busquemos reposo para nuestra alma en la fuente inagotable de la gloriosa palabra de Dios.
 
 ¡Sólo a Dios sea la gloria!
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

miércoles, 13 de abril de 2011

Una madre de 4 brazos.

Una madre de 4 brazos.

Recuerdo, como si fuera hoy, los primeros años felices en nuestro hogar. Habíamos experimentado la alegría y la dicha del recibimiento del primer fruto: una hermosa niñita.

Le celebramos su primer añito de vida con una fiestita y la clásica piñata.

Pero ya venía en camino el segundo retoñito.

Al nacer nuestra segunda hijita, llegó nuevamente mi madre para ayudarme con la recién nacida y con su hermanita de 14 meses de edad.

Cierto día las dos niñas estaban mojadas y molestas, y mi marido comentó:

“En momentos como estos, pienso que Dios debió dar a las madres cuatro brazos, pues verdaderamente el cuidado de los bebés es problemático.”

Mi madre le respondió, sonriendo: “Se los dio. Sólo que dos de ellos los tiene el padre”

Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

martes, 12 de abril de 2011

El misterio de la muerte de Jesucristo

El misterio de la muerte de Jesucristo


Juan 3:16

Este versículo nos relata cuan grande ha sido el amor de Dios para con la humanidad que dio a su hijo UNIGENITO para que no nos perdamos sino que vivamos para siempre. Hay que retroceder un poco en la historia para entender el porque de este amor tan grande de Dios para con nosotros.

Génesis 2: 15 al 17

Dios le dio una orden al hombre una ley para vivir que podía comer de todo árbol que fue creado, el hombre podía disfrutar plenamente de todo lo que Dios creo, pero había un limite para el hombre y esta en el versículo 17 dice: “mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás”. Dios le dio un mandato al hombre para que no comiera del árbol porque moriría y el significado de la muerte: perdición, destrucción, toda clase de mal sobre la tierra, es muerte para el hombre; las luchas que uno tiene día a dia para sobrevivir significa muerte, problemas entre los seres humanos significa muerte y Dios quería que el hombre no viviese eso y por eso le dijo que no tocasen ese árbol. El no tocar el árbol era una prueba para ver la fidelidad del hombre hacia Dios. El tocar ese árbol significaba desobediencia a nuestro creador, cada vez que hacemos algo que se nos dice que no los hagamos por nuestro bien significa desobediencia y el hombre cometió tal acto de desobediencia contra Dios su creador.

Génesis 3: 6 y 7

Aquí en ese versículo vemos que el árbol que se le ordeno que no comiese, de ese comieron y en el versículo 7 Dice: “fueron abiertos los ojos de ambos” pasaron los límites y ahí empezó la primera consecuencia del pecado, perdieron la inocencia y “conocieron que estaban desnudos”. Cuando nos dicen “no juegues con fósforos, con electricidad, etc. porque te puedes quemar” es por nuestro bien, es evitándonos un dolor un sufrimiento y cuando de cabezas duras lo hacemos vemos sus consecuencias. Adán y Eva vieron la primera consecuencia de su desobediencia.

Génesis 3:18

Aquí vemos que Dios le da la sentencia que les había advertido en el versículo 17 del capitulo 2. El fruto de desobedecer a Dios es la muerte. ¿Es Dios malo con nosotros? No lo creo así. Dios tiene motivos por el cual odiarnos y aborrecernos porque le desobedecemos, en nuestros actos, haciendo lo contrario a lo que dice en su palabra, pero en Juan 3:16 dice “de tal manera amo Dios al mundo”. Dios nos amo tanto que Él hizo un medio para pagar por nuestros pecados y era “sacrificar un cordero, palomino, etc. en levíticos detalla como deberíamos pagar por cada pecado” pero esa manera era una manera que los hombres lo hacían por hacer, no porque sentían hacerlo y Dios vio que de esa manera nunca seriamos salvos, al contrario, nos estaríamos hundiendo mas porque no lo estábamos haciendo de corazón. ¿Podía Dios quebrantar su ley? Yo pienso que no, porque si así fuese perdería credibilidad y Dios nunca falta en su palabra “el cielo y la tierra pasaran mas mis palabras no pasaran” (mateo 24:35).

Dios vio que sino hubiese un sacrificio puro, un sacrificio que pudiese pagar el peso de nuestros pecados nos íbamos a perder irremediablemente. Dios es eterno (Apocalipsis 1:8) y en su eternidad vio que su creación, la imagen Él, del la semejanza de Él iba a perderse (Génesis 2:26) y eso le dolió en su corazón, es como cuando estamos haciendo una manualidad que vemos que va todo bien y cuando vamos a finalizar vemos que se va a echar a perder y nos duele. Tratamos de solucionarlo, repararlo y si debemos volver al principio volvemos para que no se pierda. Dios no quería que nos perdiésemos, y su ley “el alma que pecare morirá” no podía caer al suelo, por ello (filipenses 2:5 al 8 ) se despojo de ser Dios por amor de cada uno de nosotros, se hizo hombre “y vimos su gloria como la del unigénito de Dios” vivió como hombre “y amo a los suyos hasta el fin” no rechazo a nadie, porque su amor es para todos: blanco, negro, rico, pobre, hombre, mujer, libre, esclavo para todos. Y se humillo muriendo en la cruz por amor a cada uno de nosotros.

En la dimensión espiritual fue ese el sacrificio que se necesitaba para el perdón de nuestros pecados, para que fuésemos redimidos por su sacrificio y no quebrantar su ley y como su sacrificio fue el necesario la muerte no le resistió y la muerte no lo soporto y al tercer dia resucito. Muchos muertos en la Biblia fueron resucitados pero ninguno resucito como resucito Jesucristo que Él resucito por sí solo (Apocalipsis 1: 5). Él es el “primogénito de los muertos” porque su sacrificio fue el de alguien puro, libre de pecado, no tubo mancha alguna y murió para que cada uno de nosotros vivamos eternamente. Él no quebranto su ley, Él pago el sacrificio que exigía la ley que el puso, por eso creo que Él no quebranta su ley, porque Él pago el sacrificio que la ley exigía para que fuésemos salvos. ¿Por qué el pago ese sacrificio? Por su amor para con cada uno de nosotros (Juan 3:16).

El misterio de la muerte de Jesús es que Él no desea que tú y yo muramos, ese no fue su deseo al crearnos, su deseo fue que vivamos eternamente y para siempre, pero al pecar estamos condenados a muerte y para que no nos perdamos Él vino y murió para que vivamos eternamente con Él (Apocalipsis 21:3 al 7) .

Deja que el amor que Dios quiere regalarte fluya en tu vida aceptándolo como tu señor y Dios, Él no quiere que te pierdas, ni que mueras, Él quiere que vivas eternamente con Él, dale la oportunidad para que Él cambie y transforme tu vida para bien.

También puedes ir a una iglesia en donde se predique del Señor Jesús y acéptalo como tu salvador. Para vivir una vida agradable a Dios:

1. Cree en el Señor Jesús y confiésalo con tu boca como tu salvador.

2. Adora su nombre, lee la Biblia, habla con Dios a través de la oración y visita una iglesia.

3. Háblale a los demás del Señor Jesús.
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

lunes, 11 de abril de 2011

Yo estaré contigo dice el Señor

Yo estaré contigo dice el Señor

“Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti”

Isaías 43:2

En la vida hay momentos difíciles en los cuales nos enfrentaremos con situaciones que no estaban previstas, esas situaciones que son necesarias para mostrarnos que Dios esta con nosotros a donde quiera que vayamos.

La mayoría de nosotros nos quejamos por las situaciones que muchas veces nos ha tocado enfrentar, pero ¿Te has dado cuenta que en cada una de esas situaciones, Dios se ha manifestado en tu vida?, Si, pues así es mi Dios, El siempre estará presente en tu vida y JAMÁS te dejara.

Posiblemente los últimos días has sentido como todo se te a acumulado, parece ser que el cielo se ve gris y la intervención de Dios brilla por su ausencia, la duda a atacado tu mente, y la esperanza se esta marchitando poco a poco, sientes como tu fe se debilita cada día y sientes una angustia dentro de ti que a pesar que no la quieres demostrar, tu sabes que esta ahí, te ha quitado el sueño y te ha robado la paz en tu corazón.

Mas en esta hora Dios me dice que comparta este versículo contigo: “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti”.

No tengo que escribir mucho para describir las verdades que encierra ese versículo, creo que es tan claro como real, es una promesa de protección y cuidado de Dios para ti.

Generalmente no escribo los días viernes, pero Dios inquieto mi corazón y en especial al leer este versículo, para que en este momento que tu estes leyendo esto, entiendas de que Dios no te ha dejado solo, que si sientes por momentos una soledad que te espanta, es porque Dios esta guardando silencio porque esta trabajando para obrar en tu vida.

El enemigo no te puede engañar haciéndote creer que estas solo, ni mucho menos haciéndote creer que Dios no esta contigo, es por eso que en esta hora hay una frase que Dios pone en mi corazón escribir especialmente para ti:

“YO HE ESTADO, ESTOY Y ESTARÉ SIEMPRE CONTIGO”

Así que no desfallezcas, toma nuevo animo y confía, confía porque Dios ha prometido estar contigo todos los días de tu vida, y Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta, si El lo dijo lo cumplirá, aun cuando todo parezca contrario, mas Dios saldrá como Poderoso Guerrero al rescate nuestro.

Amado hermano o amada hermana, es hora de comenzar a creer las verdades de la Palabra y no a las mentiras de Satanás, recuerda:

“Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti”
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

domingo, 10 de abril de 2011

Caminando por la Avenida de la Oración

Caminando por la Avenida de la Oración


“Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de Nuestro Señor Jesucristo, de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra” Efesios 3:14.

La oración es la avenida maravillosa para recorrer y entrar en el país de la sanidad. Cuando me acerco a Dios y digo, OH Señor, que sea hecha tu voluntad, mi personalidad y mi naturaleza más profunda toca el lugar santísimo.

La oración me hace como niño, porque me hace depender del Padre celestial, en quién pongo toda mi confianza.
Se sin embargo, que mi gran lucha en este día es comenzar sin oración y sin mi tiempo de meditación, porque la sociedad en la que vivo, los periódicos, la televisión, las conversaciones y los compromisos intentaran echar al piso el tiempo que necesito pasar en oración.

Pero hoy quiero primero que nada caminar por las veredas de la oración.

La vida es dura en si misma y por ello debo tener mi tiempo de oración para enfrentar la dureza de esta vida.

Hoy no quiero escoger la oscuridad del mundo, más buscar la luz de Dios a través de la avenida de la oración.

Hoy he elegido regocijarme en la presencia de Dios. Regocijarme en el hecho de su crucifixión y resurrección.

Es fácil tener fe en Dios cuando la vida se despliega en la manera como nosotros queremos, pero el verdadero poder de la fe se ve actuar cuando parece que nuestras oraciones no son contestadas y solo lo que rodea nuestra vida es la imagen de los tres días de crucifixión.

Sin embargo, si persisto en la avenida de la oración, a pesar de las sombras que puedan rodearme al final esa avenida me llevará a la gran plaza de la mañana de la resurrección. Y entonces comprenderé que la esperanza no se pierde.

Cuando camino por la avenida de la oración entonces mi mente se alinea con la mente de Dios.

Cuando recuerdo que soy un hijo de Dios, entonces mi mente se alinea con Dios y puedo ver que el poder que abrió el Mar Rojo , cuando Moisés oró, es el mismo poder que rodea mi vida.

Hoy quiero alinear mi mente con la mente de Dios y la única manera de hacerlo es caminando por la avenida de la oración.

Señor gracias, por darme la oportunidad de caminar por esta hermosa vereda de la oración, nuevas experiencias contigo yo encuentro en ese diario caminar. Amén.

Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

viernes, 8 de abril de 2011

CUANDO CRISTO ENTRA AL HOGAR

CUANDO CRISTO ENTRA AL HOGAR

Una de las historias que aprendí cuando era un niño (o sea no mucho tiempo) fue la de un chaparrito de nombre Zaqueo, tenia hasta una cancioncita muy contagiosa. Resulta que Zaqueo era un hombre de baja estatura, pero no buscaba a Jesús, solo quería ver quien era, porque la multitud de gente se abarrotaba y no podía ver a esa persona que andaba de boca en boca por los presentes, y obvio que nadie le iba a dar “chance” de verlo; y no le queda de otra que subirse a un árbol, pero se asombra cuando Jesús lo mira y lo llama por su nombre, (habrá pensado Zaqueo, ¿y cómo es que me conoce, si nunca me ha visto?) y no solo eso, si no que también le dice que a su casa quiere ir.

Aquí vemos un cambio de actitud de Zaqueo.



Así como Jesús llamó por su nombre a Zaqueo y “a su casa quiso ir”, alguna vez ese mismo Jesús nos llamó por nuestro nombre y a nuestros hogares entró. Debemos de igual forma hacer unos ajustes a nuestra vida cotidiana, he aquí unos:

1.- LO PRIMERO QUE CAMBIA EN EL HOGAR, SON LAS PRIORIDADES

Cuando Cristo entra en el hogar, cambian las prioridades. Dios primero; Su Palabra primero; la vida eterna primero. Todo gira en torno a Cristo Jesús. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas Mateo 6:33 ¡Esa es una verdadera conversión! El hombre que vivía siendo su propia prioridad, ahora rinde culto primero a Dios. Antes todo giraba en torno a él, ahora todo gira en torno a Dios. Las decisiones a tomar ahora son consultadas primero con Dios. El consejo a los hijos ahora está conforme al pensamiento de Dios. Ya nada es hecho por capricho o conforme a la pulsión propia. El hombre nuevo dice a Dios: Hágase tu voluntad. El siempre se pregunta: ¿Qué haría el Señor en mi lugar? ¿Qué cambia, entonces, cuándo Jesucristo entra al hogar? LAS PRIORIDADES DE LA VIDA.

2.- LO SEGUNDO QUE CAMBIA, SON LOS SENTIMIENTOS

Lo que sentías en tu corazón, ahora ha cambiado, ha sido transformado. La tristeza, cambió; ahora hay, alegría, hay gozo. ¿Estás experimentando esto? El temor ha sido desechado, y viene la fe. Antes nos doblábamos como una hoja ante el soplido del viento; ahora confiamos en Dios. El temor se fue y ha llegado la fe. Miedo a la muerte. Miedo a las fuerzas del mal. Miedo al futuro. Quien tiene a Cristo en su corazón ya no teme. Su vida descansa plenamente en Dios. ¡Gloria a su Nombre! La desesperanza se fue, y ahora las cosas cambian porque el Señor está con nosotros. Uno se va a acostar y abre la Biblia, que siempre se tiene cerca, y la lee, y la medita, y la cree. Luego de un rato, se da vuelta y se duerme. El sueño se ha transformado ahora en un verdadero descanso del alma y del cuerpo. Nada le sobresalta, ya no hay pesadillas que angustien pues: A su amado dará Dios el sueño Salmo 127:2d Ahora hay esperanza. Antes no podía dormir, tenía insomnio, y daba vueltas para acá, para allá, para acá, para allá. Se levantaba al otro día, y seguía preocupado. La vida se le escurría, se le iba perdiendo poco a poco. Cristo cambia nuestros sentimientos. El odio se va, las vulgaridades se van, los gritos se van, las raíces de amargura son arrancadas por el poder de Dios. Ahora hay amor, ahora hay verdadero amor.

3.- CUANDO CRISTO ENTRA AL HOGAR, CAMBIAN TAMBIÉN LAS ACTITUDES

Para con Dios y para con los hombres. Cuando Cristo llega al hogar lo revive, lo realza. Le da el nivel de vida que tuvo Jesucristo. Cristo te cambia por fuera y por dentro. Esto ha ocurrido contigo. Cuando Cristo entra al hogar todo es transformado. La vida se vuelve un desafío glorioso de superación y de servicio. La actitud de un verdadero cristiano es la de un conquistador de vida. ¿Qué hace el hombre ahora que tiene a Cristo? Tiene metas más altas que las que tenía antes en su egoísmo. Antes quería ser el más rico de la cuadra para que los demás se admiraran de él y le tuvieran envidia. Ahora tiene metas mayores. Tiene metas de superación, para crecer y ser mejor, cada día. ¿Para qué? Para servir. Quiere más para dar más. ¡Qué maravilloso hogar! Querido amigo, si lo invitas, Cristo vivirá en tu casa todos los días. Cuando estés en dificultades, Cristo estará allí. Cuando estés lleno de gozo, Cristo estará allí. Él estará dispuesto a compartir contigo los momentos tristes y los momentos alegres y traerá quietud a tu corazón.

CONCLUSIÓN: La palabra de Jesús a Zaqueo fue: Es necesario que entre hoy en tu casa. ¿No le invitarás hoy mismo? Es necesario que Jesús entre a tu hogar y lo llene de bendición, es una buena forma de empezar este año. Quisiera guiarte ahora a extender esta invitación al Salvador. Lo primero que debes hacer es reconocer tu pecado. Decirle a Él que eres un pecador. Que te equivocaste de camino. Que te alejaste de Él cuando te llamaba. Que viviste en ignorancia todos estos años, pero que ahora comprendes tu situación realmente. Dile a Jesús que eres pecador. Luego será necesario pedirle perdón. Él quiere perdonarte. Él está dispuesto a entrar en tu corazón y en tu casa. Finalmente, pídele que te salve de la condenación y la muerte.
 
Deposita tu fe en Jesús. Dice la Biblia: Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo, tú y tu casa. Simplemente cree en el Salvador. Abre la puerta de tu corazón y de tu casa, y Él entrará
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

jueves, 7 de abril de 2011

EL VALOR DE LA FAMILIA

EL VALOR DE LA FAMILIA

Una de las cosas mas importantes que la pareja tiene que aprender es que al

casarse dejaran padre y madre, esto es desligarse, cortan al cordón, porque si

sigues dependiendo de ellos emocional, física y económicamente estas mal,

cuando decides irte entras a formar otra familia, una nueva familia que

empieza, entonces uno de los requisitos es dejar padre y madre, formar un

hogar independiente y no cometer los errores que cometieron nuestros padres.

Las parejas también deben aprender el respeto, muchos discuten delante de

los hijos, dañándoles el corazón, nunca debemos involucrar a los niños en los

problemas del matrimonio, porque es un error gravísimo y les hacemos mucho

daño a nuestros hijos.

Los hombres y mujeres tienen deberes en el matrimonio:

Uno de los primeros deberes del hombre es que es la cabeza del hogar,

Efesios 5:23, el Señor es claro con esto, que el hombre es la cabeza es el

sacerdote de su hogar como Cristo lo es de su iglesia. Si el hombre pierde su

rol en el hogar las cosas empiezan a ir mal. El hombre debe aprender la

importancia del sacerdote en su hogar, debe tomar las decisiones, y estar

sujeto a Cristo.

Otro deber es amar a su esposa Efesios 5:28 El señor dice ámelas no

entiéndelas, no trate de entenderlas porque es algo difícil.

Otra cosa es que el hombre debe aprender a deleitarse con la mujer de su

juventud Proverbios 5:18-19 nosotros cuando nos casamos hacemos un pacto

que no terminan nunca, muchos lo terminan porque conocen al Señor después

de separados; pero tú ya conociendo al Señor, lo que debes hacer es arreglar

tu matrimonio, Dios quiere y te va a ayudar a restaurar tu vida. Las mujeres

también necesitamos amarlos y respetarlos.

El Señor también quiere que los hombres sean lo proveedores del hogar 1ra

Timoteo 5:8 Dios esta siendo claro de que la persona que tiene que proveer en

el hogar es el hombre, la mujer es ayuda idónea, hombre es el real proveedor.

Los hombres deben ser los que lleven el altar en sus hogares 1ra Timoteo 2:8,

que tomen la iniciativa para orar, deben levantar un altar de adoración. Los

hombres necesitan ser protectores, debemos tener la seguridad como mujer

que tenemos un hombre de Dios con nosotras, porque sentimos la protección

divina, que nos cuiden y nos sentiremos muy seguras.

Efesios 5:22 Las mujeres debemos estar sujetas a nuestros esposos, La

sujeción es bíblica pero tiene sus limites; siempre y cuando el hombre este

sujeto a Dios, porque el hombre que ama a Dios va a amar a su esposa y le va

a ser fiel.

Necesitamos ser mujeres sabias y prudentes Proverbios 14:1 El Señor nos dice

que la mujer sabia edifica su casa mas la necia la derriba, muchas mujeres

destruyen su hogar por su necedad, por su falta de sabiduría, por no aprender

a callar.

Las mujeres son columnas que sostienen su hogar. El Señor también quiere

mujeres temerosas de Dios, que den reverencia a Dios, de oración, que esta en

comunión permanente, que siempre esta guiada por el Espíritu Santo, mujeres

prudentes, debemos poner en practica lo que la palabra de Dios nos dice

referente a las mujeres, debemos tener respeto al esposo, es decir permanecer

en el mismo sitio aun cuando el esposo este fuera, de esta forma el corazón del

marido siempre estará confiado.

Proverbios 31:17 una mujer de Dios no tiene temor del mundo, porque siempre

tiene la confianza en Dios, y esta levantándole el animo a su esposo, y siempre

habla bien de él, siempre bendice a su esposo, sabiendo que la prioridad de su

esposo es Dios. La mujer debe decir estoy casada con el hombre perfecto que

Dios me dio, debe amarlo, honrarlo, respetarlo.

Como familia Nuestra prioridad numero uno es Dios, porque cuando tenemos

una relación, una comunión con Dios todas las cosas van a funcionar. Una

relación es algo que tiene una intimidad y lo necesitamos cada uno

independiente, esa intimidad la ejercitamos declarando que Dios es nuestra

prioridad.

La prioridad número 2 es la relación de nuestra familia; antes las familias tenían

mas tiempo para ellos, pero hoy en día con el afán esto se ha perdido. Hay que

dedicarle tiempo a tu familia, porque el día que termine tu trabajo, lo único que

queda a tu lado es tu esposa o esposo y tus hijos.

Muchos padres son proveedores de sus hijos pero no tienen ningún tipo de

relación con ellos. Por eso hoy en día muchos jóvenes se pierden porque no

encuentran un refugio en su casa, no hay un hogar establecido, sus padres no

están en casa, así que dedícale un buen tiempo para estar con tu familia, y tú

un día puedas ver en tus hijos lo que proyectaste para ellos. Los padres somos

el ejemplo de nuestros hijos.

Como familia la otra prioridad es la iglesia, porque es como tu restaurante

favorito, porque recibimos las fuerzas del Espíritu Santo ayudándonos a salir a

delante, nos dan esas bases bíblicas que necesitamos en nuestras vidas,

debemos recibir el Señor, es diferente a la relación que tienes con Él todos los

días.

El trabajo es la otra prioridad, este nos los da el Señor, la Biblia nos dice que el

que no trabaja no come, es importante nuestro trabajo pero primero es Dios.

Las cosas deben ser en orden, es un equilibrio que debemos tener en la vida

cristiana.

El matrimonio tiene enemigos, y el primero es el dinero, es el numero uno,

porque cuando falta este vienen los conflictos en las familias; cuando llegan

estos momentos como pareja debemos apoyarnos, ser prácticos, si lo hacemos

en unidad va a ser mejor.

Tienes que declarar la palabra en tu casa cuando vienen las dificultades en tu

casa, porque el Señor nunca nos va a abandonar, es nuestro pastor, Él nunca

nos va a dejar ni a desamparar,

Nuestra seguridad viene de arriba, tu oras pero debes moverte y confiesas la

palabra, “eres mi proveedor, mi pastor porque me va a dar todo lo que desea

mi corazón, porque mayor es él que esta en nosotros que él que esta en el

mundo”. Debes ser valiente como Josué, en los momentos de dificultad

levántate y dale gracias.

Otro enemigo es la falta de comunicación en las parejas, aparentemente están

juntos todo el tiempo pero no se comunican todo lo que pasa en el hogar. Debes salir de todo tipo de distracciones que el enemigo te ponga de frente, recuerda estas en una Guerra espiritual dia a dia, carne vs espiritu, solo la ganaras si te aferras de Dios,

Como pareja la unidad tiene poder. 1ra Pedro 4:8 lo mas importante para una

pareja es caminar en amor, el amor de Dios.

Los matrimonios se acaban porque el amor de Dios no fluye. Pero cuando lo tenemos y fluye es el que va a sostener la relación, nos va dar la fuerza para seguir, necesitamos caminar en el amor perfecto de Dios. Cuando amamos perdonamos, nos soportamos,no nos juzgamos, porque el amor de Dios es más grande que cualquier defecto que tengamos.
 
Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

miércoles, 6 de abril de 2011

La oración de los cinco dedos

La oración de los cinco dedos


1. El dedo pulgar es el que estamas cerca de ti. Asi que comienza orando por aquellos que estan mas unidos a ti. Son los mas faciles de recordar. Orar por los que amamos es “una dulce tarea.”

2. El proximo dedo es el indice: Ora por los que ensenan , instruyen y curan. Ellos necesitan apoyo y sabiduria al conducir a otros por la direccion correcta. Mantenlos en tus oraciones.3. El siguiente dedo es el mas alto. Nos recuerda a nuestros lideres, a los gobernantes, a quienes tienen autoridad. Ellos necesitan la direccion divina.

4. El proximo dedo es el del anillo. Sorpendentemente, este es nuestro dedo mas debil. El nos recuerda orar por los debiles, enfermos o atormentados por problemas. Ellos necesitan tus oraciones.

5. Y finalmente tenemos nuestro pequeno dedo, el mas pequeno de todos. El menique deberia recordarte orar por ti mismo. Cuando hayas terminado de orar por los primeros cuatro grupos, tus propias necesidades apareceran en una perspectiva correcta y estaras preparado para orar por ti mismo de una manera mas efectiva.

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 5 de abril de 2011

¿Para que esperar a ser tragado por un gran pez?

¿Para que esperar a ser tragado por un gran pez?

“Cuando mi alma desfallecía en mí, me acordé de Jehová, Y mi oración llegó hasta ti en tu santo templo. Los que siguen vanidades ilusorias, Su misericordia abandonan. Mas yo con voz de alabanza te ofreceré sacrificios; Pagaré lo que prometí. La salvación es de Jehová. Y mandó Jehová al pez, y vomitó a Jonás en tierra”.

Jonás 2: 7-10

La historia de Jonás la conocemos desde niños, aun recuerdo cuando por primera vez escuche esa historia.

El vecino que vivía enfrente a la casa de mis padres me invitaba, me pasaba recogiendo todos los domingos por la mañana para ir a la clase dominical, a pesar que yo era religioso y toda mi familia pertenecía a la religión tradicional, no ponían impedimento para que yo fuera con los “evangélicos” a la clase dominical, primero porque descansaban de mi y segundo porque así no me perdía con malas amistades.

Todavía recuerdo esos días de escuela dominical, yo siempre fui un niño muy inquieto en el sentido que me gustaba poner atención a las cosas, siempre fui aplicado en mis estudios y siempre me gustaba sobresalir. Recuerdo que ponía mucha atención a las clases pues siempre existió en mí el deseo de buscar a Dios, pese a que aun no lo conocía como tal. Luego de la historia nos daban hojas para colorear y en una de esas conocí al gran pez que trago a Jonás por su desobediencia.

Y es que años después supe que fue por eso, pese a que lo había dibujado y coloreado, no sabia a ciencia cierta de que se trataba o mejor dicho, ¿Cuál fue la razón por el que Jonás termino siendo tragado por el pez?, si yo sabia que había desobedecido, pero no entendía a cabalidad lo que significaba desobedecer a Dios, quiérase o no por ser un niño muy imaginativo y soñador, pensaba que siempre que desobedeciera a Dios podría ser tragado por un pez gigante.

Pero la verdad es que la voluntad de Dios no es que seamos tragados por peces gigantes, al contrario, su perfecta voluntad es que obedezcamos a sus mandatos, sean estos agradables a nuestros oídos o no.

Es que nos cuesta entender la voluntad de Dios, y no te culpo, ni mucho menos me culpo, porque nuestra mente finita no lograra comprender a totalidad los planes sabios de Dios, pues nuestra mente se basa en las probabilidades humanas, mas los propósitos de Dios se basan en las probabilidades Divinas, que son infinitas.

¿Cuántas veces Dios nos ha mandado a Ninive?, si a hacer aquello que no quiero hacer o ir al lugar donde no quiero ir.

En muchas ocasiones Dios me mando a predicar a lugares raros y lejanos, todavía recuerdo las muchas veces que caminaba muchos kilómetros para ir a predicar o para ir a invitar personas para que conocieran de Dios. En mas de alguna vez no me gusto el lugar hacia donde me enviaron mis autoridades, pero mi lema siempre fue y será: “si en lo poco le soy fiel, en lo mucho te pondré”.

Pero no siempre fui obediente a lo que me mandaba el Señor, en una ocasión recuerdo que estaba en un clamor, era la media noche y todos orábamos, de repente abrí mis ojos y Dios me puso en mi corazón ir a orar por una persona, pero en mi mente pensé que era un invento mío, mas aun cuando tenia que caminar mucho para llegar a esa persona, seguí orando y Dios seguía poniendo en mi corazón que fuera a orar por esa persona, cerré mis ojos y le dije:

“Señor, si tu quieres que ore por el tráemelo aquí enfrente”, solo termine de decir esas palabras, abrí mis ojos y que sorpresa tremenda ¡Estaba frente a mi!, en ese mismos instante mas por temor que por obediencia extendí mis manos hacia esa persona y comencé a clamar como nunca, y sin lugar a dudas Dios me estaba enviando a orar por el, pues era una persona con un espíritu de parte del enemigo, yo era un joven en ese tiempo, bueno mas joven que ahora, y recuerdo que mi pastor llego también a orar, enseguida habíamos como unas diez personas orando por esa persona para que fuera libre.

Lo que quiero decir con esto, es que Dios muchas veces esta poniendo en tu corazón que hagas ciertas acciones, pero nuestra mente se rehúsa a creer que es de Dios, creemos que es un invento y ponemos tantos requisitos para saber si es de El o no, cuando en realidad sabemos muy bien que si es de Dios.

Jonás no quiso obedecer, mas allá de eso, se fue al lado contrario de donde Dios lo había mandado, pero a Dios no te le escaparas tan fácil, en el verso 17 del capitulo uno dice: “Pero Jehová tenía preparado un gran pez que tragase a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches”.

Pero yo pregunto ahora, ¿Si ya sabemos la historia de Jonás y las consecuencias de su desobediencia, Para que esperar a ser tragado por un pez par obedecer?

Muchos de nosotros hemos obedecido hasta que hemos visto que estamos en el vientre del pez y ya no hay mas escapatoria que obedecer, pero ¿Será lo correcto eso?, definitivamente que no, Dios anhela que lejos de ser desobedientes, seamos fieles obedientes a sus mandatos, aun cuando el mandato no es muy agradable a nuestro oído.

¿Qué estas esperando para obedecer?, ¿Acaso quieres que venga un pez gigante?, ¿Quieres pasar 3 días en un vientre apestoso de pez?, ó ¿Qué estas esperando?

Evitemos que el pez gigante aparezca en nuestra vida, obedezcamos a las buenas y no a las malas, pues muchas veces ese pez gigante puede ser más desagradable de lo que pensamos.

Si bien es cierto tu puedes desobedecer el mandato de Dios, debes saber que al final terminara obedeciendo.

Ante esto:

¿Por qué no obedecer desde el principio?

 Enrique Monterroza

Dios les bendiga,gracias por sus comentarios

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...