Espero que este blogger sea de edificación para su vida, como lo ha sido para mi y mi familia. Hemos puesto, cortas reflexiones, videos cristianos, testimonios, historias bíblicas para niños, biblias electrónicas para bajar a tu pc gratis, una biblia electrónica para leer al momento la palabra de Dios, Muñequitos con historias de la biblia y mucho más. Deja tu comentario y nombre despues de cada reflexion, Dios te bendiga, y que la paz del Señor este contigo en todo momento. Amen



lunes, 29 de septiembre de 2014

¿Por qué hacer lo contrario?

¿Por qué hacer lo contrario?

por Enrique Monterroza
 
“Vino palabra de Jehová a Jonás hijo de Amitai, diciendo: Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y pregona contra ella; porque ha subido su maldad delante de mí. Y Jonás se levantó para huir de la presencia de Jehová a Tarsis, y descendió a Jope, y halló una nave que partía para Tarsis; y pagando su pasaje, entró en ella para irse con ellos a Tarsis, lejos de la presencia de Jehová”.
 
Jonás 1:1-3
 
Nadie me va dejar mentir que en muchas ocasiones Dios nos ha dicho que hacer y terminamos haciendo lo contrario. La historia de Jonás es el ejemplo de ello, Dios le da una misión a cumplir a Jonás, el a cambio decide “huir de la presencia de Dios” yéndose al lado contrario de donde Dios le había dicho que fuera.
 
Y es que así es nuestra naturaleza humana, rebelde, no obedece la voz de Dios y termina pagando caro su desobediencia.
 
¿Cuántas lagrimas o lamentos nos hubiéramos ahorrado de haber hecho lo que Dios nos dijo que hiciéramos?, ¿Cuántos episodios negativos hubiéramos evitado?, pero no, nosotros creemos hacer lo correcto aun cuando eso “correcto” vaya en contra de lo que Dios nos ha dicho y terminamos dándonos cuenta que mejor nos hubiera sido obedecer al Señor.
 
Amados, ¿Qué es lo que el Señor les ha estado poniendo en su corazón?, ¿Por qué sigues dudando de ello?, ¿Qué señal o prueba mas necesitas para comprender que Dios te esta dirigiendo a eso?, ¿Qué estas esperando para obedecer?, ¿Preferirás ir nuevamente al lado contrario para tener un final triste?, ó ¿Evitaras todo llanto o lamento obedeciendo desde un inicio a la voz de Dios?
 
Dios quiere usarte, Dios quiere bendecirte, Dios quiere que estés bien, por tal razón El conoce lo que es mejor para ti y para los tuyos, aun cuando ese mandato de Dios parezca ilógico, obedécelo, aun cuando no lo comprendas a totalidad, hazlo como El te lo esta mandando, porque a Dios no hay que entenderlo para obedecerlo, porque El sabe muy bien los propósitos que tiene para con tu vida y honra la obediencia de aquellos que lo tienen por Señor.
 
Por un instante analiza que es lo que Dios te ha estado impulsando a hacer, y tu al contrario estas tratando de hacer lo contrario, no batalles mas con la voluntad de Dios, haz lo que te dice que hagas, obedécelo al pie de la letra, no pongas peros, ni excusas, hazlo tal como el te lo ha dicho y recibirás una sorprendente respuesta suya.

“Porque vuestra obediencia ha venido a ser notoria a todos, así que me gozo de vosotros; pero quiero que seáis sabios para el bien, e ingenuos para el mal”.

Romanos 16:19

No le lleves la contraria a Dios, es mejor obedecer y al obedecer serás bendecido.

 
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

viernes, 26 de septiembre de 2014

No trates de dar explicaciones, Él lo sabe

No trates de dar explicaciones, Él lo sabe

por Enrique Monterroza

 
Hace unos días andábamos de compras con mi familia, Yamita, Valentina y Uziel, a mi pequeño le encanta todo lo que tenga que ver con el deporte y decidí comprarle unas raquetas de ping pong, para que jugara en casa.
 
El día de ayer me pidió que jugáramos ping pong y bueno, acepte, pero al darme la raqueta note que la mitad del material que viene pegado a la raqueta estaba arrancado; un obra más de mi pequeño Uziel.
 
Al ver la raqueta ya no en su estado original, sino más bien averiada, quise preguntarle qué había pasado, entonces, le pregunto: “Uziel, ¿Qué le paso a la raqueta?”. Al Uziel percatarse rápidamente de lo que estaba hablado y en especial a lo que me estaba refiriendo, comenzó a tratar de darme explicaciones, su carita, sus gestos, sus palabras y la forma en la que trataba de explicar lo que yo ya sabía, me dio entre un poco de gracia y a la vez ternura, de ver a mi hijo querer explicarme que simplemente él le había despegado la mitad de la goma que en un lado llevaba la raqueta.
 
En el mismo instante en el que él trataba de darme una explicación a algo que la verdad no tenía una importancia tan trascendental, vino a mi mente la reflexión de que: ¿Cuántas veces hemos querido dar explicaciones a Dios de algo, que realmente Él ya conoce?
 
¿Qué pensara Dios de nosotros cuando tratamos de explicar nuestras travesuras?, ¿Cuántas veces le damos vuelta al asunto, con tantas palabras, solo para explicar algo que tiene una explicación tan sencilla o algo que simplemente Él ya sabe?
 
Uziel había despegado parte de la goma que trae la raqueta y estoy seguro que lo había hecho porque seguramente tenía una partecita despegada y él al ver eso, siguió despegándola, así son los niños, su intención no era arruinarla, ni mucho menos que se viera fea la raqueta, la razón era simple: “El deseo de despegar la goma”, así de simple, no tiene otra explicación, solo tenía que decir: “La despegue pero no quise arruinarla”. Obviamente él no la despego con la intención de arruinarla, pero sus explicaciones eran tan largas y tan graciosas que lejos de enojarme me provoco gracia y ternura hacia mi pequeño de tres años y cinco meses, y sobre todo reflexione sobre: ¿Cuántas veces nosotros hacemos lo mismo, pero con Dios?
 
A veces me imagino a Dios como mi Padre y yo queriendo dar explicaciones a acciones que no tuve que hacer, que las hice simplemente porque quise hacerlo pero no con la intención que me fuera mal. Ninguno de nosotros hacemos algo esperando que nos vaya mal, pero a veces nuestras acciones equivocadas provocan resultados que realmente no esperábamos y que no tienen explicación más que: “Lo hicimos, somos los culpables”.
 
Pensar en todas las explicaciones que tratamos de darle a Dios para excusar nuestras malas decisiones o nuestras malas acciones, me lleva a reflexionar en el siguiente versículo:

“No crean ustedes que pueden engañar a Dios. Cada uno cosechará lo que haya sembrado”. 

Gálatas 6:7 (Traducción en lenguaje actual)
 
¿Ustedes creen que podemos engañar a Dios con nuestras excusas o explicaciones sobre algo que hemos hecho?, ¡Es imposible engañarlo!
 
A veces me imagino a Dios riéndose de nuestras explicaciones, no en sentido de burla, sino en sentido de gracia, como diciendo: “No tienes que mentirme, yo sé lo que paso”.
 
Lo lindo de todo esto, es que tenemos a un Dios amoroso, que nos ve con ojos de amor a todos aquellos que de corazón sincero lo buscamos. Él más allá de acusarte, quiere perdonarte y restaurarte.
¿Por qué no somos sinceros delante de Dios y sin tratar de explicar con tantas palabras lo que Él ya sabe, vamos y le confesamos la verdad y sobre todo le pedimos perdón y nos arrepentimos?
¿Tú crees que Dios no conoce ese pecado oculto que nadie conoce de ti?, ¿Tú crees que Dios no sabe en los pasos que andas?, ¿Crees que Dios no se ha dado cuenta de la verdadera intención de tu corazón acerca de eso que quieres emprender?
 
A veces pensamos que es tan fácil engañar a Dios, pensamos que lo podemos hacer así como lo hacemos con las personas, pero se nos olvida que delante de Dios estamos desnudos, que no podemos ocultar nada, ni los pensamientos, ni las intenciones, nada de nada.
 
Hoy quiero invitarte a que reconozcas tu estado delante de Dios, a que vayas delante de su presencia y te sinceres con Él, dile la verdad, no tienes que darle vueltas al asunto, sé que Dios ya conoce eso y sobre todo quiere perdonarte, pero para ello tú tienes que confesarlo, ya no guardes mas en tu corazón tanta mentira que lo único que ha hecho es hundirte, alejarte y avergonzarte de ir delante de Dios.
Vivir una vida de mentira es como un cáncer que poco a poco va avanzando en tu vida espiritual y va devorando lo poco de sensibilidad espiritual que hay en ti; no mueras espiritualmente, ve y restaura tu comunión con Dios simplemente siendo sincero con Él, reconociendo tu estado y reconociendo tus errores, pidiendo perdón, pero sobre todo arrepintiéndote de todo corazón, entonces, estoy seguro que Dios te perdonara y restaurara tu vida.

Si Él ya lo sabe, ¿Por qué entonces no le dices la verdad? 

“Pero si reconocemos ante Dios que hemos pecado, podemos estar seguros de que él, que es justo, nos perdonará y nos limpiará de toda maldad”. 

1 Juan 1:9 (Traducción en lenguaje actual)
 
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

jueves, 25 de septiembre de 2014

Agenda tiempo para Él

Agenda tiempo para Él

por Enrique Monterroza

Enrique-Agenda-tiempo-para-El
 
“Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón.”
Salmos 37:4 (Nueva Traducción Viviente)
 
Momentos de confusión en tu vida, de esos momentos en los que no sabes que decidir y cómo tienes que hacer las cosas de la formas más correcta que se tienen que hacer.
 
Momentos en donde una tristeza te embarga sin saber porque, seguro es resultado de los uno y mil pensamientos que vienen a tu mente acerca de esa decisión que tienes que tomar.
 
A veces quisiéramos que las cosas fueran tan fáciles y claras, a veces anhelamos una respuesta directa de Dios confirmándonos lo que tenemos que hacer, pero en ocasiones simplemente tenemos que saber interpretar el silencio o respuesta de Dios.
 
En esos momentos en donde te sientes confundido, hasta cierto punto triste o sin fuerzas, esos momentos en donde quisieras que todo fuera claro para saber que hacer lo más recomendable es ir delante de tu Padre.
 
¿Por qué no dejas de pensar un momento en todo eso y te deleitas en el Señor?, ¿Cuándo fue la última vez que le dedicaste el tiempo que Él se merece?, ¿Cuándo fue la última vez que agendaste la hora y el lugar exacto para simplemente encontrarte con Él?
 
¿Saben algo?, a veces nos sentimos confundidos, tristes y hasta desanimados porque quisiéramos resolver todo a base de nuestras ideas o pensamientos, pero a veces lo único que se necesita es agendar tiempo para estar con el Señor, porque cuando vamos al Señor, cuando nos deleitamos en Él, cuando doblamos nuestras rodillas y concentramos todo nuestro ser para encontrarnos con Él entonces allí es donde surgen las respuestas, es allí en donde las ideas se aclaran y nuestros oídos se sensibilizan a su voz y voluntad y entonces, es allí en donde encontramos la respuesta que necesitábamos.
 
Querido amigo o amiga, ya no luches tu solo, ya no sigas pensando por ti mismo cómo es que tienes que hacer o que decisiones son las mejores, ¿Por qué en lugar de ello no agendas un tiempo para estar a solas con Dios?, ¡Mira que lo necesitas!
 
Cuando conscientemente agendas un tiempo para estar con Dios, Él ha de recompensar tu disposición. Cuando decides que quieres hablar con Él, no de una forma improvisada sino agendada, con conciencia que ya habías apartado ese tiempo para deleitarte en Él, adorarlo, alabarlo, hablar con Él, desahogarte en Él, entonces ese tiempo será un tiempo de calidad, porque no será algo que surgió de la nada, sino que fue algo que agendaste, que planeaste, que querías hacer, que necesitabas hacer, entonces cuando haces eso ten por seguro que algo especial te aguarda porque Dios también está ansioso de encontrarse de esa manera contigo.
 
Hoy te invito a escribir en tu agenda ese tiempo que necesitas con el Señor, pon el día, la hora, el lugar y se fiel a esa cita, primero porque la necesitas, segundo porque Dios quiere tener intimidad contigo y tercero porque a partir de esa cita agendada las respuestas que necesitas vendrán.

¡Dios quiere encontrarse contigo y tú necesitas encontrarte con Él!

“Mi corazón te ha oído decir: «Ven y conversa conmigo». Y mi corazón responde: «Aquí vengo, Señor».”

Salmos 27:8 (Nueva Traducción Viviente)
 
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

miércoles, 24 de septiembre de 2014

En la Sala de Espera

En la Sala de Espera

por Enrique Monterroza

 
¡Ay! Como duele esperar y también cuesta. Creo que la mayoría de nosotros no tenemos la hermosa cualidad de esperar pacientemente, por lo general nos desesperamos al no ver una respuesta rápida, nos frustramos y hasta nos enojamos.
 
Pero ¿Qué pasa cuando a Dios se le ocurre la idea de mantenernos en la Sala de Espera?
Estar en la Sala de Espera de Dios es difícil en el sentido que a ninguno de nosotros nos gusta esperar tanto por algo que queremos recibir.
 
A través de la Biblia noto personajes que Dios mismo los puso en la Sala de Espera antes de cumplir su plan perfecto en sus vidas.
 
Abraham llamado amigo de Dios espero 25 años para que la promesa de un hijo con su esposa Sara se cumpliera. ¿Te imaginas esperar 25 años por una promesa que salió de la propia boca de Dios?, pues si, Dios mismo se lo prometido y no tardo, simplemente cumplió su promesa en el tiempo que Él ya tenia destinado.
 
Moisés, conocido ahora como el hombre más manso que ha existido, fue puesto por Dios en la Sala de Espera 40 años en el desierto pastoreando ovejas antes de utilizarlo como libertador de su pueblo.
David, el hombre conforme al corazón de Dios, fue ungido como próximo rey de Israel, elegido especialmente por Dios para ese puesto, sin embargo pasaron muchos años para que David viera cumplida esa promesa, Dios lo puso en la Sala de Espera, mientras tanto David se forjo como ese hombre, guerrero y salmista de Dios, sufrió persecuciones, desprecios y muchos momentos de desiertos y anonimatos, pero a pesar de todo ello, Dios cumplió su promesa.
 
Estos tres hombre tienen algo en común, los tres estuvieron en la Sala de Espera de Dios, pero al cumplirse los propósitos de Dios en sus vidas llegaron a ser hombres usados por Dios de una manera maravillosa a tal punto que son parte de la historia universal.
 
Lo que quiero decir con esto es que cuando Dios te pone en la Sala de Espera no es para fastidiarte, no es para desesperarte, ni para arruinarte la vida, cuando Dios decide ponerte en la Sala de Espera es porque antes de cumplir su promesa en tu vida quiere forjar tu carácter y tu fe, quiere que comprendas que dependes de Él, quiere que comprendas que por muy buenas capacidades que tengas, todo es en vano si no esta Él detrás de todo.
 
Quizá mientras estamos en la Sala de Espera seremos enviados al desierto, en donde nos enfrentaremos con la soledad y el calor asfixiante de ese lugar, sin embargo allí en el desierto tendremos encuentros maravillosos con Dios, en donde nos hablará al corazón. (“Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón.” Oseas 2:14 Reina Valera 1960)
 
Quizá mientras estemos en la Sala de Espera de Dios pasaremos momentos de anonimato, en donde nadie se fijara en nosotros, en donde seremos despreciados, en donde nadie creerá en lo que somos capaces de hacer y en donde pareciera que las puertas se cierran una tras otra, pero a pesar de ello Dios cumplirá su propósito en nosotros, no por lo que veamos, sino por lo que Él ya prometido. (“Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos.” Salmos 138:8 Reina-Valera 1960)
 
Pueda que hoy en día te sientas que estas en la Sala de Espera de Dios, en donde estas a punto de desesperarte, a punto de tomar decisiones precipitadas, pero hoy quiero decirte una sola cosa:

No importando el tiempo que pases en la Sala de Espera, no te desesperes, no tires por la borda lo que tanto sacrificio te ha costado, mantente firme, no te desanimes por lo que ves, que lo que pase a tu alrededor no te haga creer que Dios no responderá o que no cumplirá, porque la respuesta de Dios no esta sujeta a las circunstancias que te rodean o que se te presenten, sino a la PROMESA QUE ÉL UN DÍA TE DIO.

Quizá estés en la Sala de Espera, pero eso significa que tienes una respuesta asegurada, porque jamás esperarás en Dios sin recibir una respuesta, aunque ésta llegue en el tiempo que llegue, Dios responderá, Él cumplirá, porque no es hombre para mentir, ni hijo de hombre para arrepentirse.

¡Dios responderá, no te canses de esperar!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 23 de septiembre de 2014

Aprovecha la oportunidad

Aprovecha la oportunidad

Basado en Marcos 10:46-52 (Nueva Traducción Viviente)

aprovecha-la-oportunidad
 
Era un día como otro para Bartimeo, aquel hombre conocido por el pueblo como “el ciego”, aquel hombre que se sentaba junto al camino para mendigar, sin embargo nadie se imaginaria que ese día a pesar que comenzó como cualquier otro sería el día de su milagro.
 
Sentado en el mismo lugar de siempre, mendigando esperando que alguien se apiadara de su ceguera y le regalara unas monedas oyo que Jesús aquel hombre del que había escuchado que hacia milagros estaba cerca.
 
A pesar que Bartimeo no podía ver, tenia un buen oído, seguramente había escuchado como Jesús había sanado a muchos enfermos y había realizado milagros, entonces seguramente pensó rápidamente que ésta era su oportunidad por lo cual recurrió a lo único que tenia: su voz. Era ciego, a lo mejor despreciado por su impedimento y mal visto, sin embargo nada evito que el comenzara a dar gritos utilizando la frase: “«¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí!»”. Muchos comenzaron a callarlo, pero él en lugar de callar gritaba aun más fuerte.
 
¿Qué hubiéramos hecho nosotros en los zapatos de Bartimeo?, ¿Hubiéramos creído que había un milagro esperándonos?, ¿Hubiéramos gritado insistentemente?, Si nos callasen, ¿Seguiríamos gritando aun más fuerte?
 
En la vida nos encontramos con situaciones similares a la de Bartimeo, estamos allí sentados en lugar de siempre, con nuestros mismos problemas de siempre, sin embargo Jesús se pasea cerca de nosotros, pero la mayoría estamos tan acostumbrados a nuestros problemas que creemos que ya no hay una solución, lejos de aprovechar la presencia de Dios la dejamos pasar, lejos de gritar para implorar la intervención divina, callamos y nos acostumbramos a la vida que llevamos sin darnos cuenta que Dios quiere obrar en nuestra vida al ver nuestra insistencia porque eso ocurra.
 
La insistencia de aquel ciego que estaba siendo silenciado por los que lo miraban de menos llamo la atención de Jesús quien lo llamo, de un salto se levanto, tiro aun lado su abrigo y se acerco a Jesús. Yo creo que cada paso que Bartimeo daba hacia Jesús era un paso de fe segura que lo hacia ver cada vez más cerca su milagro. No creo que Bartimeo dudara de lo que iba a ocurrir, al contrario, considero que desde el momento que se puso de pie y tiro su abrigo sabia lo que ocurriría.
 
Jesús le pregunta: “¿Qué quieres que haga por ti?”, Bartimeo responde: “Quiero ver”, y Jesús le responde literalmente de la siguiente manera: “Y Jesús le dijo: —Puedes irte, pues tu fe te ha sanado. Al instante el hombre pudo ver y siguió a Jesús por el camino”
 
Marcos 10:52 (Nueva Traducción Viviente).
 
Me llama la atención dos cosas de este pasaje bíblico, la primera: Jesús le dice: “tu fe te ha sanado”, más allá del poder ilimitado de Dios debe existir una fe segura en todo aquel que busque un milagro de Dios, pues es la FE la que provoca esos milagros. Lo segundo: Jesús le dice: “Puedes irte”, sin embargo la escritura narra lo que hizo Bartimeo: “y siguió a Jesús por el camino”, Jesús le da la opción de irse a disfrutar de su milagro, sin embargo el hombre decide en lugar de alejarse, seguir a Jesús. ¿Qué hacemos nosotros al recibir un milagro del Señor?, ¿Nos alejamos satisfechos ya por lo que Dios hizo o como agradecimiento a lo que Él hizo decidimos seguirlo?
 
Es hora de aprovechar las oportunidades diarias que se nos presentan, es momento de activar la fe que nos llevara a ver milagros en nuestra vida.
 
Cuando te acercas a Dios, él quiere que te acerques confiado en que Él tiene las respuestas que necesitas, Dios no quiere que dudes, él quiere que confíes ciegamente en Él y en lo que es capaz de hacer.
 
La Biblia dice: “Así que, cuando tengamos alguna necesidad, acerquémonos con confianza al trono de Dios. Él nos ayudará, porque es bueno y nos ama.” Hebreos 4:16 (Traducción en lenguaje actual).
 
Quizá hoy te encuentres en el mismo lugar de siempre, allí mendigando tu problema, tan acostumbrado a eso, Jesús está cerca, se puede escuchar como está haciendo milagros sorprendentes, entonces, frente a este panorama tienes dos opciones: quedarte sentado acostumbrado a la rutina de tu día a día o hacer algo diferente, activar tu fe, rogar por un milagro e insistir hasta llamar la atención del Señor y cuando eso ocurra ir corriendo hacia Él confiando plenamente que encontrarás la respuesta que necesitas.

¡Que tu fe sea la llave que abra las puertas de las respuestas que necesitas!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 22 de septiembre de 2014

¡No vas a rendirte!

¡No vas a rendirte!

por Enrique Monterroza

Enrique-No-vas-a-rendirte
 
Si, es cierto, sientes que ya no puedes, así como muchas otras veces has tenido ese mismo sentir. Si, tal vez yo no este pasando por lo que tu sí, pero eso no significa que no te entienda, es más, Dios sabe la capacidad de resistencia que tienes y lo que cada situación forma en tu vida o deja de bueno por mal que parezca.
 
Has pensando en rendirte, pero muy bien sabes que no es la solución al problema, hay cosas que lejos de rendirte tienes que enfrentarlas. Si, pueda que sientas que ya no tienes fuerza para enfrentarlas, pero Dios no te dejará solo en ningún momento y mientras estés atravesando ese episodio estará allí dándote las fuerzas que necesitas, por esa razón no digas que no puedes, porque sí puedes con Dios de tu lado.
 
Quizá digas: “Dios ya no esta de mi lado, he hecho cosas que lo han alejado de mi”, no, Dios
 no se aleja de ti por lo “malo” que hagas, al contrario, siempre está buscándote con el único interés de mantener una comunión real contigo.
 
No pongas excusas para rendirte, porque cuando Dios esta de tu lado, no hay ninguna excusa que valga, porque rendirte jamás será la solución, al contrario es el inicio de derrotas más difíciles de asimilar.
 
¡No vas a rendirte porque Dios va contigo!, ¡No vas a rendirte porque saldrás de está como has salido de muchas otras!, ¡No vas a rendirte, porque Dios sigue estando a tu lado!, ¡No vas a rendirte porque Dios aun no ha terminado contigo!, ¡No vas a rendirte porque amas a Dios con todo tu corazón!, ¡No vas a rendirte porque todo lo que Dios ha hecho en tu vida vale este y millones de esfuerzos más!
Dios te dice este día:

“Aunque tengas graves problemas, yo siempre estaré contigo; cruzarás ríos y no te ahogarás, caminarás en el fuego y no te quemarás” 

Isaías 43:2 (Traducción en lenguaje actual) 
 
¡No vas a rendirte!, vas a ponerte de pie nuevamente, vas a sacudirte el polvo consecuencia de cualquier tropiezo y vas a seguir luchando porque ¡Dios va contigo!
Termino con esta Palabra de Dios para alguien en especial:

“Y ahora, Dios le dice a su pueblo:
«No recuerden ni piensen más
en las cosas del pasado.
Yo voy a hacer algo nuevo,
y ya he empezado a hacerlo.
Estoy abriendo un camino en el desierto
y haré brotar ríos en la tierra seca.”

Isaías 43:18-19 (Traducción en lenguaje actual)

¡No vas a rendirte!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

viernes, 19 de septiembre de 2014

LAS SIETE PALABRAS DE JESÚS EN LA CRUZ

TEXTO BIBLICO: SAN JUAN 19: 25-30

TEMA: “LAS SIETE PALABRAS DE JESÚS EN LA CRUZ”

INTRODUCCIÓN:

 Las siete veces que Jesús hablo mientras estaba en la Cruz, tienen gran significado para nuestra vida hoy. Examinemos cada palabra que Jesús expreso en la Cruz.
I. LA PALABRA DE PREVISIÓN: “Mujer he ahí tu hijo… he aquí tu madre”
(Juan 19: 26, 27)
 
a) Juan se había acercado a la Cruz. En vez de pensar solo en sus propios padecimientos. El Señor quiso cumplir en ese momento una obligación filial: Confiar a su madre a los cuidados de Juan, el cual la sustentaría como un verdadero hijo.

b) El Señor tiene gran cuidado de nosotros, siempre prepara nuestra seguridad en la tierra.
II. LA PALABRA DE ANGUSTIA FÍSICA: “Tengo sed” (Juan 19:28).
 
a) Estas palabras mostraron la humanidad de Jesús, el cual estaba sujeto a las debilidades físicas.
b) Pero hizo mas: Cumplió con precisión la inspirada profecía que había predicho los sufrimientos del Mesías (Salmos 69:21) SI HASTA LO MINIMO DE LAS PREOFECIAS SE CUMPLIERON, SE CUMPLIRA LO MAYOR.
 
III. LA PALABRA DE DESOLACIÓN: “Dios mío, Dios mío ¿Por qué me has desamparado?” (Mateo 27:46)
 
a) Antes de pronunciar estas palabras dice Mateo que hubo tinieblas.

b) La Mayoría de teólogos coinciden en decir que este fue el momento en que todos los pecados de la humanidad caían sobre el Señor y que ante esto Dios quito su mirada del Señor.

c) Este clamor angustioso ya había sido profetizado en el Salmo 22:1

d) ¿Abandono Dios realmente a su Hijo? No, puesto que “Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo” (2° Corintios 5:19)

e) En lo humano hay momentos en que pareciera que Dios nos ha desamparado, la carga de las circunstancias es tan pesada que uno cree que esta solo, pero DIOS NUNCA NOS DEJA, EL SIEMPRE ESTA PRESENTE.
 
IV. LA PALABRA DE PERDÓN: “Padre perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lc 23: 42-43)
 
V. LA PALABRA DE ESPERANZA: “De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso”
(Lucas 23: 42-43)
 
VI. LA PALABRA DE TRIUNFO: “Consumado es” (Juan 19:30)
a) No hablaba como mártir sino como vencedor.
VII. LA PALABRA DE CONFIANZA: “Padre en tus manos encomiendo mi Espíritu…”
(Lucas 23:46)
 
a) En este momento Jesús mostró completa confianza en su Padre Celestial.

b) La Confianza en Dios es lo que nos sostendrá en los momentos mas difíciles.
 
CONCLUSIÓN:

 Las palabras de Jesús en la Cruz muestran su gran amor por la humanidad, dichoso aquel que se aferré en las palabras de Jesús cada día.
 
“VEN A JESÚS Y APOYATE EN EL, PORQUE POR TI MURIÓ”
 
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

jueves, 18 de septiembre de 2014

Desierto espiritual

Desierto espiritual

por Enrique Monterroza

Enrique-Desierto-espiritual
 
Hay periodos en la vida de todo creyente que pasa por “desiertos espirituales”, y es que llamo desierto espiritual a esos periodos de sequedad, en donde por alguna razón dejamos de ser sensibles a lo espiritual, en donde no dan ganas de orar, en donde lo espiritual nos llega a parecer hasta aburrido y en donde por alguna razón no sentimos la presencia de Dios sobre nuestras vidas como en otros momentos la hemos sentido.
 
Un “desierto espiritual” es ese periodo en donde sentimos que nuestras oraciones son secas, en donde entonar una alabanza pareciera solo una simple repetición de palabras, en donde estamos más concentrados en lo secular más que en lo espiritual, en donde hasta hemos perdido el objetivo que en algún momento nos trazamos.
 
Es duro estar en ese periodo de desierto espiritual, nadie piensa en llegar allí en realidad, pero todos en algún momento llegamos a ese punto, no porque lo queramos, sino que muchas veces es consecuencia de nuestro bajo nivel de comunión con Dios o es producto de permitir que los problemas que nos rodean le ganen la partida a nuestra fe.
 
Un desierto espiritual es uno de esos periodos que nadie quiere vivir, es uno de esos momentos que nadie nos dijo que pasaríamos, es un tiempo en donde deseamos satisfacernos de Dios, en donde tenemos una sed enorme de Él pero por alguna razón no podemos saciarnos. Esos desiertos son los que destruyen la vida espiritual de las personas si no lo logran superar, son esos desiertos los que hacen de un siervo, un esclavo de la rutina y poco a poco lo aleja de Dios.
 
Quizá hoy te encuentres en un desierto espiritual, en donde tu corazón se ha endurecido, en donde ya no eres tan sensible como antes lo fuiste o donde ya no ves las cosas de la misma manera que antes las veías.
 
Este es el día en el que tienes que comenzar a salir de ese desierto, es hoy el momento en donde tienes que proponerte en tu corazón salir adelante, no es posible que ese desierto te derrote, no es posible que todo lo que avanzaste quede desperdiciado en ese desierto.
 
Hoy tienes que salir de ese desierto espiritual de una vez por todas, tienes que comenzar a orar con sinceridad, tienes que alimentarte de la Palabra de Dios con un corazón humilde, no hay fórmula mágica para salir de allí, solo la humildad y sencillez de corazón puede hacer que vuelvas a ser el mismo creyente que un día fuiste.
 
Reflexiona muy bien (Lamentaciones 3:40) que fue lo que poco a poco te fue llevando a ese desierto y al detectarlo comienza por cambiar cada cosa que en su momento hiciste mal. Si dejaste orar, es hora de comenzar paulatinamente a hacerlo nuevamente, es necesario que forjes un hábito de oración, si dejaste de leer la Biblia es hora de comenzar nuevamente a leerla diariamente, si dejaste de congregarte es hora de poner tus ojos en Dios y no en el hombre y comenzar a congregarte, si dejaste de hacer lo bueno porque te cansaste de ser bueno, es hora de que con humildad comiences nuevamente a hacer lo bueno, no para agradar al ojo humano, sino para agradar a Dios.
 
En medio de cualquier desierto espiritual puedes encontrar a Dios si lo buscas de todo corazón: “Cuando ustedes me busquen, me encontrarán, siempre y cuando me busquen de todo corazón.” Jeremías 29:13 Traducción en lenguaje actual (TLA).
 
El salmista David experimento esos desiertos espirituales y escribió: “Oh Dios, tú eres mi Dios; de todo corazón te busco. Mi alma tiene sed de ti; todo mi cuerpo te anhela en esta tierra reseca y agotada donde no hay agua.” Salmos 63:1 Nueva Traducción Viviente (NTV).
 
Dios quiere encontrarse contigo, la pregunta es: ¿Quieres tu encontrarte con Dios?, si realmente tienes sed de Dios tienes que comenzarlo a buscar sin poner ninguna excusa, pero sobre todo, que a la hora de buscarlo siempre tengas un corazón contrito y humillado (Salmos 51:17).

¡Hoy Dios quiere saciar tu sed!

“Partió las rocas en el desierto para darles agua como de un manantial burbujeante. Hizo que de la roca brotaran corrientes de agua, ¡y que el agua fluyera como un río!”
Salmos 78:15-16 (Nueva Traducción Viviente)
 
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Compasión

Compasión

por Enrique Monterroza

 
A veces vivimos en medio de una pueblo cristiano que no conoce o no utiliza la palabra compasión. Estamos tan acostumbrados a ser duros con las personas, a darle la espalda a los que pecan y son descubiertos, a desechar a aquellos que ya no nos son útiles y convertimos sin darnos cuenta el cristianismo en “club exclusivo para perfectos”.
 
Yo no soy perfecto, pero si soy perdonado y estoy siendo transformado cada día de mi vida y esa obra que Dios comenzó cuando le abrí mi corazón terminara el día en el que Él venga por nosotros.
Siendo sincero a mi me costo mucho poner en practica la palabra compasión, crecí en un ambiente cristiano en donde me exigían sin que se viera como tal, que fuera perfecto en todo, en mi manera de vestir, de hablar, de comportarme y hasta de peinarme el cabello, era una insistencia tal que al ver que otros no cumplían con dichos requisitos tendía a pensar que no eran cristianos o que no habían tenido un encuentro real con Dios.
 
Fui muy duro con algunas personas que “no daban la talla”, según yo, hoy en día me doy cuenta lo equivocado que estaba, lo duro que fui sin tener razón alguna para serlo y los errores que cometí pensando en su momento que hacia lo correcto.
 
A veces con nuestros inventos sobre la vida cristiana lo único que hacemos es cerrarle la puerta a las personas para que conozcan de Jesús, ya que al inventar un Standard tan elevado de vida cristiana lo único que hacemos es que la gente se de cuenta que no podrá llegar a “ese nivel” que predicamos y con ello lo que la gente hace lejos de acercase a Dios es alejarse y darse cuenta que no pueden pertenecer a ese grupo de personas “súper perfectas”.
 
Yo predico un evangelio no para los perfectos, sino para los que no lo somos, para aquellos que reconocemos que necesitamos de Dios cada día, para aquellos que reconocemos que todos los días es una oportunidad más para intentar agradar a Dios y que si en algún momento fallamos, tenemos gracias a su misericordia la oportunidad de reivindicarnos e intentar ser mejores para Él, pero esa intención solo puede nacer de un corazón que es agradecido y que ama al Señor, no por una imposición ni por una amenaza, sino por una decisión que proviene del darse cuenta lo que Dios ha hecho, esta haciendo y hará en nuestra vida.
 
¿Cómo estas tratando a los que les es difícil agradar a Dios?, ¿Estas desechando a los que pecan?, ¿Les das la espalda a los que fallan?, ¿Te olvidas de los que un día te fueron útiles para la obra pero que ahora ya no?, ¿Cómo son tus actitudes hacia esa clase de personas que no llenan el “Standard” que tu necesitas?, ¿Los ignoras?, ¿Los desprecias?, ¿Les cierras las puertas?
 
A veces deberíamos reflexionar un momento sobre nuestras actitudes hacia nuestro mismo pueblo, hacia nuestro mismo cuerpo, porque estamos siendo demasiados duros, en lugar de restaurar estamos terminando de sepultar, en lugar de levantar, los dejamos en el suelo, no estamos teniendo compasión por la gente.
 
Al leer la Biblia deberíamos tomar ejemplo de nuestro Señor Jesucristo en cuanto a su compasión hacia las personas:
 
Compasión por los perdidos y confundidos:

“Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.” Mateo 9:36 (Reina-Valera 1960)

Compasión por los enfermos y necesitados:

“saliendo Jesús, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos.” Mateo 14:14 (Reina-Valera 1960)

Compasión por los hambrientos y débiles:

“Y Jesús, llamando a sus discípulos, dijo: Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen qué comer; y enviarlos en ayunas no quiero, no sea que desmayen en el camino.” Mateo 15:32 (Reina-Valera 1960)

Si queremos vivir y reflejar un verdadero evangelio tenemos que tener compasión de la gente, no hablo de ignorar el pecado o de acariciarlo, ni mucho menos de felicitar a los que fallan, hablo de compresión, de amor, de ayuda, de restauración, ¡De eso hablo! Pero para ello necesitamos tener primero compasión para poder actuar.
 
Hay un consejo que el Apóstol Pablo da a los Gálatas que deberíamos tener muy presente nosotros a la hora de juzgar o querer reprender las acciones de otros, el Apóstol Pablo aconsejo lo siguiente:

“Amados hermanos, si otro creyente está dominado por algún pecado, ustedes, que son espirituales, deberían ayudarlo a volver al camino recto con ternura y humildad. Y tengan mucho cuidado de no caer ustedes en la misma tentación. Ayúdense a llevar los unos las cargas de los otros, y obedezcan de esa manera la ley de Cristo. Si te crees demasiado importante para ayudar a alguien, sólo te engañas a ti mismo. No eres tan importante. Presta mucha atención a tu propio trabajo, porque entonces obtendrás la satisfacción de haber hecho bien tu labor y no tendrás que compararte con nadie. Pues cada uno es responsable de su propia conducta.”

Gálatas 6:1-5 (Nueva Traducción Viviente)
 
Hoy quiero invitarte a dejar de desechar o ignorar a los que fallan, a los que pecan, a los que realmente les cuesta ser fieles a Dios, en su lugar ayúdalos, ámalos, ten ojos de compasión para ellos, restáuralos con ternura y humildad, sabiendo que en cualquier momento nosotros también podemos cometer errores semejantes.
 
Trata a cada persona como te gustaría que te trataran si estuvieras en su lugar, no olvides que estamos acá para restaurar, para ayudar y no para criticar y derribar.
 
Vivamos cada día sabiendo que cada uno de nosotros tenemos áreas difíciles de sobre
llevar que a lo mejor no son publicas pero si privadas, por ello tengamos compasión los unos de los otros, en lugar de criticarnos entre nosotros, ayudémonos a salir adelante de todo y con ello agradar a Dios.
 
Si ves a alguien que ha caído, no lo pisotees ni lo ignores, detente, extiende tu mano, levántalo, ayúdalo a curar sus heridas y llévalo nuevamente a la cruz del calvario para que Cristo pueda restaurar esa vida nuevamente y por completo, entonces allí comenzaras a hacer lo que Dios quiere que hagamos nosotros sus hijos, pues somos hermanos e hijos de un mismo Padre, tratémonos y vivamos como tales.

¡Ten compasión!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 16 de septiembre de 2014

Dios no busca gente especial

Dios no busca gente especial

por Enrique Monterroza

 
A veces creemos que tenemos que llenar cierta cantidad de requisitos como para que Dios nos tome en cuenta para realizar determinada tarea.
 
Yo veo a través de la Biblia hombres y mujeres que no tenían nada de especial, no tenían cualidades especiales que les hicieran merecerse ser usados por Dios, de hecho la mayoría de ellos eran personas normales como nosotros, con sus virtudes sí, pero con muchos defectos, sin embargo Dios no busca personas especiales para llevar a cabo su obra, sino que Él los hace especiales.
 
Por ejemplo:
 
Un Abraham de muy avanzada edad elegido especialmente para que por medio de el Dios levantara a un pueblo suyo. Un Jacob que toda su vida usurpo lo que no era suyo, pero Dios lo transforma y lo llama por primera vez como “Israel”. Un Moisés con un carácter impulsivo que asesino a un egipcio, Dios lo lleva al desierto y lo convierte en el hombre mas manso sobre la faz de la tierra, ideal para ser el caudillo que libertaria a su pueblo de la esclavitud egipcia.
 
Una mujer prostituta llama Rahab que es utilizada por Dios para guardar la vida de los espías enviados por el pueblo de Israel a reconocer la ciudad de Jericó. Un Gedeón que se escondía por temor a ser muerto por el pueblo enemigo y que no se creía digno del llamado de Dios por ser el menor de su casa, pero Dios aun así lo llama y lo convierte en un juez libertador.
 
Un David no tomado en cuenta por su padre como candidato a ser el futuro rey de Israel, un joven pastor de ovejas, pero con una pasión especial por Dios para adorarlo y hacer su voluntad, joven, sencillo, humilde, pero Dios lo vio conforme a su corazón y lo eligió para ser el próximo rey de Israel y el mas memorable de la historia de su pueblo.
 
Un Isaías de mal hablar que cuando se mira delante de la presencia de Dios reconoce que es un hombre de labios inmundos, pero Dios utiliza a ese hombre como un profeta que menciona muchas de las cosas que el Cristo iba a experimentar cuando fuera su venida.
 
Un Jeremías temeroso y llorón que Dios utiliza para predicar a su pueblo durante muchos años. Un Jonás desobediente y rebelde que Dios utiliza para llevar un mensaje especial a la ciudad de Nínive.
Jesús elige a doce hombre normales, comunes, sin nada especial en ellos: Un Pedro con un carácter fuerte e impulsivo, un Judas que le gustaba tomar lo ajeno, Dos hermanos Juan y Jacobo llamados “Los hijos del trueno” peleoneros y con poca tolerancia. Un Simón el Zelote con ideas revolucionarias terrenales y no espirituales. Un Mateo que por ser cobrador de impuestos de su mismo pueblo, era tenido como traidor. Un Tomás con poca fe y así cada uno de los doce no tenia nada de especial y es que eso es lo hermoso de Dios, no toma lo especial, sino que LO HACE ESPECIAL.
 
Al igual que cada uno de los personajes que te he descrito nosotros no éramos especiales, no teníamos ningún don que nos hiciera merecedores del favor de Dios, es más la mayoría de nosotros ni sabíamos que teníamos algunas cualidades o dones que ahora desarrollamos para el Señor y eso es lo especial de Dios.
 
No se necesita tener excelente cualidades para que Dios te use, no se necesita ser súper especial para que Él cumpla una misión contigo, Dios es quien nos hace especiales, Él es quien le da valor a nuestra vida.
 
Quizá los últimos días te has sentido despreciado por la gente, quizá tu misma familia te ha dado la espalda, quizá piensas que no eres nada especial como para que Dios te vuelva a ver y obre en tu vida.
 
Pueda que durante toda tu vida has escuchado frases de desprecio hacia ti, quizá tus mismos padres te dijeron algo que marco negativamente tu vida y cada palabra o frase que has escuchado durante toda tu vida te ha llevado a pensar que no eres especial para Dios, pero ¿Sabes que?, Dios no busca gente especial, Él los hace especiales.
 
Desde el día que tu le permitiste entrar a tu corazón y gobernar tu vida, desde ese día Dios comenzó a realizar una obra especial en ti. No eras especial, pero ahora DIOS TE HA HECHO ESPECIAL para Él.
 
La Biblia dice:

“Y aunque la gente de este mundo piensa que ustedes son tontos y no tienen importancia, Dios los eligió, para que los que se creen sabios entiendan que no saben nada. Dios eligió a los que, desde el punto de vista humano, son débiles, despreciables y de poca importancia, para que los que se creen muy importantes se den cuenta de que en realidad no lo son. Así, Dios ha demostrado que, en realidad, esa gente no vale nada”. 

1 Corintios 1:27-28 (Traducción en lenguaje actual)
 
Dios no busca gente especial, Él los hace especiales. Nunca creas que no tienes importancia, porque para Dios eres muy importante, si la gente no cree en ti, entonces déjalos, porque Dios si cree en ti y por eso comenzó un obra maravillosa en tu vida.
 
Cuando Él te vio, no fijo su mirada en tus defectos y errores, sino en la capacidad que hay en ti de sobresalir cuando Él te tomara en sus manos. Ahora tú eres hijo de Dios o una hija de Dios, comprende el valor de tu posición, tú eres especial para Dios porque un día Él decidió hacerte especial.
 
Dios no te va a usar por tu gran currículum, ni por tus enormes cualidades, Él te va a usar porque ve en ti el corazón humilde que se necesita para llevar a cabo determinara tarea que Él necesite y tú eres el indicado o la indicada para hacerla.

¡Eres especial para Dios, porque Él te ha hecho especial!

“te he llamado desde los confines de la tierra, diciéndote: “Eres mi siervo”. Pues te he escogido y no te desecharé”. 

Isaías 41:9 (Nueva Traducción Viviente)
 
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 15 de septiembre de 2014

Mucho porque agradecer

Mucho porque agradecer

por Enrique Monterroza

Enrique-Mucho-porque-agradecer
 
En ocasiones perdemos el tiempo enfocándonos en todo lo que queremos y no tenemos y no disponemos tiempo para pensar en lo que sí tenemos y no merecíamos.
 
Personalmente me he encontramos en ocasiones frustrado por no alcanzar lo que quisiera alcanzar, por no tener lo que quisiera tener o por no llegar hasta donde quisiera llegar, sin darme cuenta que tengo tantas cosas por las que sentirme bien, feliz, contento, pero sobre todo agradecido.
 
Ayer meditaba sobre que soy más bendecido de lo que considero merecer y en que muchas veces estoy más preocupado en lo que no tengo, que en agradecer por lo que ya tengo y a lo mejor ni merecía. Y es que podemos pasarnos la vida quejándonos por lo que no tenemos o por lo que se nos es “quitado” o podemos hacer a un lado las quejas y comenzar a agradecer por lo que sí tenemos y que en muchas ocasiones ni pedimos.
 
Hablo de ser agradecido con lo que ya tenemos y no desagradecido por lo que no y quisiéramos tener. Y es que en ocasiones podemos vernos en la situación de frustrarnos por lo que quisiéramos, en lugar de gozarnos por lo que ya tenemos.
 
Lo que tenemos no es poco, y es porque por muy “poco” que crees tener, la verdad es que tienes MUCHO. La mayoría de nosotros no se merecía muchas de las cosas de las que ahora gozamos, pero sin embargo Dios tuvo a bien dárnoslas, y no hablo solo de cosas terrenales, sino también espirituales. Ninguno de nosotros merecía una salvación tan grande, sin embargo, Dios tuvo a bien mandar a su Hijo a morir en nuestro lugar.
 
Es tiempo de comenzar a agradecer a Dios por lo que tenemos, sea “mucho” o “poco”, lo que tenemos es un regalo de Dios y debemos verlo como tal, no podemos pasarnos la vida quejándonos y llorando por lo que no tenemos y queremos, en su lugar seamos agradecidos con lo que ya tenemos y Dios nos dio, aun cuando no lo merecíamos.
 
Por un momento recuerda todas las veces que has actuado mal y en las cuales has merecido un castigo y sin embargo la gracia y misericordia de Dios ha sido renovada sobre tu vida. Recuerda las veces que has hecho las cosas mal y sin embargo la misericordia de Dios ha estado contigo, solo pensar en todo eso me hace sentirme especial, pues Dios me da más de lo que mis actos merecen, entonces en lugar de quejarme por lo que “creo merecer”, agradezco a Dios por lo que no merecía y me dio.
 
Hoy te invito allí en medio de cualquier situaciones que puedas estar pasando a levantar una oración de agradecimiento a Dios por lo que tienes, por lo que eres y por lo que te ha dado, por un momento abre tus ojos y date cuenta lo bendecido que eres al tener lo que tienes a tu alrededor.
 
Dejemos a un lado las quejas, hoy es un buen día para ser agradecido con Dios, por todo lo que nos ha dado a un sin merecerlo, hoy es un buen día para reconocer lo BUENO que ha sido Dios con nosotros.

¡Gracias Dios por todo lo que nos has dado y por lo que somos!

“No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.”
 
Filipenses 4:6-7 Nueva Traducción Viviente (NTV)
 
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

domingo, 14 de septiembre de 2014

Fuerte en medio de la tentación

Fuerte en medio de la tentación

por Enrique Monterroza

Enrique-Fuerte-en-medio-de-la-tentacion
 
Todos nos enfrentamos diariamente a diferentes luchas en las cuales están en juego nuestra fidelidad a Dios. Y es que el pecado está a la orden del día y en ocasiones se perfila de tal manera que es mucho más fácil caer en el que en decir no.
 
No vamos a negar que nuestra naturaleza se inclina fácilmente hacia el pecado, que nuestros sentimientos alborotados nos hacen sentir el deseo de practicar el pecado, que nuestros pensamientos muchas veces se llenan de esas múltiples formas e ideas para pecar y todo ello es parte de nuestra naturaleza pecaminosa. Y es que recuerda que cuando decidimos entregar nuestra vida a Dios nuestra vida espiritual es renovada, pero los deseos de la carne siguen siendo los mismos con la diferencia que ahora ya no vivimos para satisfacerlos sino para negarnos a ellos.
 
Ahora bien, ¿Qué estás pensando hacer frente a la fuerte lucha que estás librando cada día contra el pecado?, lo más fácil es caer en el y sentirte mal, avergonzado y hasta indigno de Dios. Por otra parte puedes comenzar a contrarrestarlo y a negarte rotundamente a cometer esos pecados y con ello sentirte orgulloso de tu fidelidad y honrar a Dios con tu negativa hacia el pecado.
 
La Biblia dice: “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.” 2 Timoteo 1:7 Reina-Valera 1960 (RVR1960). El mismo versículo pero en otra traducción dice lo siguiente: “Porque el Espíritu de Dios no nos hace cobardes. Al contrario, nos da poder para amar a los demás, y nos fortalece para que podamos vivir una buena vida cristiana.” 2 Timoteo 1:7 Traducción en lenguaje actual (TLA). Cada uno de nosotros somos capaces de soportar cualquier tentación que se presente, Dios nos doto de poder, amor y sobre todo dominio propio para vivir una vida agradable a Él si así lo queremos.
 
La Biblia también nos aclara: “Las tentaciones que enfrentan en su vida no son distintas de las que otros atraviesan. Y Dios es fiel; no permitirá que la tentación sea mayor de lo que puedan soportar. Cuando sean tentados, él les mostrará una salida, para que puedan resistir.”
 
1 Corintios 10:13 Nueva Traducción Viviente (NTV).
 
Este versículo realmente nos abre completamente el entendimiento sobre que ninguno de nosotros está pasando por cosas que otros no hayan atravesado, estén atravesando o atravesaran, y al mismo tiempos nos aclara que la tentación nunca será mayor de lo que podamos soportar y termina diciendo que aun cuando seamos tentados, Dios siempre nos mostrará una salida para poder salir victoriosos y no caer en el pecado.
 
Quizá los últimos días has estado siendo tentado de una manera muy fuerte, quizá la idea de pecar a rondado tu mente las últimas semanas, pero al mismo tiempo el Espíritu Santo te redarguye y te hace sentir que lo que estás pensando hacer no es correcto y eso te ha motivado a no llevarlo a cabo.
Quizá en algún momento has pensado que no vas a poder resistir porque la tentación es más fuerte que ti, pero la realidad es que esa tentación que hoy estás atravesando NO ES MÁS FUERTE QUE TI, esa tentación con la ayuda de Dios la puedes resistir si así lo quieres.
 
Hoy te invito a dejar que Dios te tome de la mano para poder resistir la tentación. Cuando tú te rindes a Dios reconociendo tu debilidad y pidiéndole que te ayude, Dios siempre extiende su mano, te levanta y te cobija, y es que con Dios eres más fuerte. Por eso es hora de rendirnos a Él para que ya no seas tú decidiendo, sino más bien Dios decidiendo en ti, dándote la capacidad para decir NO de una vez por todas a eso que tanto conflicto te está causando.
 
Cuando te rindes a Dios eres más fuerte, cuando reconoces tu debilidad entonces estás en camino hacia la perfección, porque la perfección solo se consigue a través del reconocimiento y humildad que se tiene para mejorar.

¡Deja que Dios te ayude a soportar y vencer esa tentación!

“Dios bendice a los que soportan con paciencia las pruebas y las tentaciones, porque después de superarlas, recibirán la corona de vida que Dios ha prometido a quienes lo aman.”
Santiago 1:12 Nueva Traducción Viviente (NTV)
 
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

jueves, 11 de septiembre de 2014

Aún es tiempo

Aún es tiempo

por Enrique Monterroza

 
Desde su concepción Sansón era un milagro de Dios, hijo de una mujer que era estéril pero que por gracia de Dios se le concedió el privilegio de ser madre. Un ángel se le apareció para y le dio la noticia y junto con la noticia las instrucciones que tenía que seguir para ese bebe que llevaría en su vientre y al cual cuidaría.
 
La instrucción fue clara:
 
 “Entonces el ángel del SEÑOR se le apareció a la esposa de Manoa y le dijo: «Aunque no has podido tener hijos, pronto quedarás embarazada y darás a luz un hijo varón. Así que ten cuidado; no debes beber vino ni ninguna otra bebida alcohólica ni comer ninguno de los alimentos prohibidos. Quedarás embarazada y darás a luz un hijo, a quien jamás se le debe cortar el cabello. Pues él será consagrado a Dios como nazareo desde su nacimiento. Él comenzará a rescatar a Israel de manos de los filisteos».” Jueces 13:3-5 (Nueva Traducción Viviente)
 
Sansón creció y se convirtió en un hombre al cual Dios uso para liberar a su pueblo de la esclavitud de pueblos paganos. Fue así como Dios comenzó a cumplir el propósito por el cual Sansón nació.
En la vida de Sansón hubieron muchos episodios de los que podemos tomar enseñanza, pero en especial hoy quiero referirme a la historia más conocido, su romance con una mujer llamada Dalila.
Sansón tenía un problema con el amor, no era la primera vez que se enamoraba, era un hombre un poco inconstante respecto a sus sentimientos, y en muchas ocasiones tomo decisiones equivocadas, la última de ellas: Enamorarse de Dalila. “Después Sansón se enamoró de una mujer llamada Dalila, que vivía en el valle de Sorec” Jueces 16:4 (Traducción en lenguaje actual).
 
Sansón era un hombre con una fuerza sobrenatural, la Biblia no describe en sí que Sansón fuera un hombre muy alto o que tuviera unos músculos muy grandes, simplemente lo describe como un hombre con una fuerza sobrenatural, que no provenía de su altura, o de su musculatura, sino de la presencia de Dios sobre su vida.
 
Sansón lo sabía, él sabía que no era un hombre común y corriente, él sabía que había venido por medio de un milagro de Dios, que había sido criado para ser un libertador de su pueblo, su larga cabellera le recordaba cada día que tenía un voto delante de Dios, un voto de ser santo y apartado, pero que en muchas ocasiones no había cumplido.
 
Hoy se enamora del enemigo, una mujer como Dalila que realmente no amaba en lo más mínimo a Sansón, una mujer fiel a su pueblo y que lo único que quería era conseguir la respuesta de cómo vencer a Sansón. “Los jefes filisteos le fueron a decir a ella: «Engaña a Sansón, y averigua el secreto de su gran fuerza. Necesitamos saber cómo vencerlo y atarlo para mantenerlo bajo nuestro poder. Si logras averiguarlo, cada uno de nosotros te dará más de mil monedas de plata»” Jueces 16:5 (Traducción en lenguaje actual).
 
La ingenuidad de Sansón lo llevaba a visitar frecuentemente a Dalila, esa mujer tenía un objetivo definido, ella encontraría de cualquier forma la respuesta del cómo poder vencerlo. Por lo cual insistía en su pregunta: “Cuando Sansón fue a visitarla, Dalila le preguntó: —¿Cuál es el secreto de tu gran fuerza? ¿Cómo se te puede atar sin que te liberes?” Jueces 16:6 (Traducción en lenguaje actual).
 
En dos ocasiones Sansón había engañado a Dalila diciéndole falsamente la respuesta que ella buscaba. Ella reaccionaba de esta manera: “Dalila le dijo a Sansón: —¡Volviste a engañarme! ¿Por qué insistes en mentirme? Por favor, dime, ¿qué hay que hacer para sujetarte?” Jueces 16:13a (Traducción en lenguaje actual).
 
Sansón comenzó a jugar con el pecado, quizá para él era un simple juego, no creo que por su mente pasaba la idea de darle la respuesta correcta a esa mujer. Mucho la podía querer o estar enamorado de ella, pero no se atrevería a confesar el secreto de su fuerza, porque de ello dependía su vida, por esa razón la había engañado dos veces.
 
La tercera vez que Dalila le pregunta cuál era el secreto de su fuerza, Sansón comenzó a dar pistas verdaderas, el dijo: “Sansón le contestó: —Si tomas las siete trenzas de mi cabello y las entretejes entre los hilos de ese telar, y luego sujetas el telar fuertemente al suelo con estacas, perderé mi fuerza y seré como cualquier otro hombre” Jueces 16:13b (Traducción en lenguaje actual).
Esta vez la respuesta de Sansón fue un poco más allá, el dijo: “Si tomas las siete trenzas de mi cabello”, aunque no había dicho la respuesta correcta, ya estaba muy cerca de decirla.
 
Lo que estaba sucediendo a Sansón es lo que muchas veces nos sucede a nosotros, no necesariamente vamos a ir directo a fallar en aquello que creíamos controlado, ¡No!, hay momentos en los que progresivamente vamos accediendo a aquello que lejos de ser de bendición para nosotros, nos puede destruir.
 
¿Cuántos de nosotros progresivamente hemos ido cediendo a la presión del mundo o a la presión del pecado?, sin darnos cuenta vamos poco a poco descubriendo nuestro corazón y nuestro punto débil del cual el enemigo seguramente querrá aprovecharse.
 
La tercer respuesta de Sansón pese a que tenía que ver con su cabello, no resulto, entonces Dalila recurrió al punto más débil de Sansón, sus sentimientos: “Entonces Dalila exclamó: —¿Cómo puedes decir que me amas, si me sigues engañando? ¡Ya es la tercera vez que te burlas de mí, y todavía no me dices cuál es el secreto de tu gran fuerza!” Jueces 16:15     (Traducción en lenguaje actual).
 
Sansón cedió a la presión, sus sentimientos que en muchas veces lo habían llevado a tener problemas, sucumbieron nuevamente ante la mujer que él creía amar. “Entonces finalmente Sansón le reveló su secreto: «Nunca se me ha cortado el cabello —le confesó—, porque fui consagrado a Dios como nazareo desde mi nacimiento. Si me raparan la cabeza, perdería la fuerza, y me volvería tan débil como cualquier otro hombre»” Jueces 16:17 (Nueva Traducción Viviente)
Dalia comprendió que esta vez Sansón le había dicho la verdad, ella pudo sentir su sinceridad, así que maquino todo el plan, durmió a Sansón mientras lo acariciaba, mando a llamar a un barbero, le quitaron sus trenzas y todo su cabello y ahora era el momento de probar que tan fuerte era ese hombre, así que mando a llamar a los Filisteos.
 
La Biblia narra lo siguiente:
 
“Entonces ella gritó: «¡Sansón! ¡Los filisteos han
venido a capturarte!». Cuando se despertó, pensó: «Haré como antes y enseguida me liberaré»; pero no se daba cuenta de que el SEÑOR lo había abandonado” Jueces 16:20 (Nueva Traducción Viviente).
 
Sansón pensó: “Haré como antes y en seguida me liberaré”.
 
¿Cuántas veces nosotros hemos vivido esa historia?, ¿Cuántas veces hemos salido de esos problemas que nos hemos metido, por pura misericordia de Dios?, ¿Cuántas veces hemos jugado con el pecado pensando que todo estará bien, como todas las veces que nos a ido bien?
Si bien es cierto, tenemos un Dios grande en Misericordia y tardo en la ira, no quiere decir que no nos llegara nuestro momento de rendir cuentas, cuando un día no resulte como nosotros pensamos que iba a resultar.
 
Si tu eres un persona, que últimamente has estado haciendo cosas incorrectas, y a pesar que sabes que no lo tienes que hacer sigues haciéndolo sin tener la mínima intención de parar de hacerlo y crees que no te ira mal porque Dios siempre ha estado contigo, entonces: ¡Cuidado!, tu puedes ser un prospecto para que en tu momento las cosas no salgan como siempre han salido.
 
Hablo de que no puedes acomodarte al hecho de que Dios te ha respaldado todo este tiempo a pesar de tu pecado, o de tu falta de comunión, si a pesar de la vida desordenada que has llevado Dios te ha ayudado y quizá respaldado en algunas cosas, entonces: ¡Gloria a Dios!, porque su misericordia aun esta sobre tu vida, pero, ¿Qué te hace pensar que todo el tiempo será igual?, ¿Qué te hace pensar que ese pecado no te llevara a la derrota si no haces nada por dejarlo?, ¿Qué te hace pensar que si sigues jugando con Dios, no llegara tu momento de pagar factura?
 
Sansón olvido por un momento el objetivo por el cual había nacido, se dejo guiar por sus sentimientos engañosos, quizá creyó que en el amor de una mujer iba a encontrar todo lo que necesitaba, pero más allá de todo eso había un propósito por el cual Dios lo había traído a este mundo, y él lo había olvidado, enfocándose en cosas vanas.
 
Su larga cabellera era un recordatorio que tenía que ser fiel a Dios y servirle, sin embargo se acostumbro a llevarla siempre y se olvido del significado que tenía. Su fuerza no dependía de su cuerpo o de lo bueno que él era, sino de Dios mismo. Su cabello tampoco era su fuerza, sino un símbolo de un pacto con Dios, sin embargo, al descubrir su secreto inconscientemente también estaba renunciando a su voto y al pacto, en pocas palabras estaba dejando todo lo que lo había hecho ser ese hombre libertador, por algo que nunca fue.
 
¿Cuántas veces hemos estado dispuestos a dejar todo lo que Dios nos ha dado por algo que nunca fue?, ¿Cuántas veces hemos renunciado a Dios para buscar algo que creemos que nos hará feliz?, ¿Cuántas veces hemos olvidado el pacto de santidad que hemos hecho con Dios?
 
La Biblia dice: “Así que los filisteos lo capturaron y le sacaron los ojos. Se lo llevaron a Gaza, donde lo ataron con cadenas de bronce y lo obligaron a moler grano en la prisión. Pero en poco tiempo, el cabello comenzó a crecerle otra vez” Jueces 16:21-22 (Nueva Traducción Viviente).
 
Es obvio que si tomas malas decisiones y descubres tu corazón al pecado, renunciando al respaldo de Dios, el resultado será muy malo. Sansón después de ser un guerrero temido, un libertador, se convirtió en un ciego que hacia el trabajo de animales, que divertía a todos en el palacio, porque lo llevaban para burlarse de él.
 
Es increíble como una persona usada por Dios puede convertirse en un burla para los que no conocen de Dios y eso se da porque en ocasiones queremos aprovecharnos de Dios, llevando una doble vida, queriendo aparentar santidad, pero viviendo en el puro pecado, sin tener la mínima intención de evitarlo o de buscar de Dios, creemos que podemos hacer lo que queremos con los dones y capacidades que Dios nos ha dado, olvidándonos que Él que te lo dio, es el único que se merece que lo uses para Él.
 
Estoy seguro que hay muchas personas que le sirven a Dios y que hoy están leyendo estas líneas, a ti te digo en especial:
 
Quizá no has estado llevando una vida tan agradable a Dios, quizá has estado haciendo algunas cosas que muy bien sabes que no tienes que hacer. Quizá hasta llegaste a un punto en donde te acostumbraste a hacer aquello que en un principio te era muy difícil hacer porque te sentías mal de fallar a Dios, mas ahora se ha convertido en algo cotidiano en ti. ¡No te aproveches de Dios!, quizá no has visto que las cosas te salgan mal, pero no es porque Dios este de acuerdo con lo malo que haces, sino porque Él está teniendo misericordia de ti, esperando a que te arrepientas lo más pronto posible de ese error que estas cometiendo. No juegues con el pecado, no creas que siempre saldrás de esa, ¿Qué pasaría si las cosas no salen como siempre han salido?, ¿Estarías dispuesto a perder la protección y respaldo de Dios por algo que no vale más que Dios?
 
Hoy te digo a ti directamente: Arrepiéntete genuinamente delante de Dios, elimina todo aquello que se ha convertido en una atadura en tu vida, tú tienes de parte de Dios la capacidad de vencer, sobre todo tienes de su lado su respaldo, no pienses que no podrás, al contrario, deja que Dios te tome de la mano y junto a Él siempre vencerás, hoy es día de finalizar con todo aquello que te ha estado robando autoridad y que poco a poco te está llevando al fracaso, Dios no tendrá al injusto por justo, por lo que es necesario volvernos a Él.
 
La voluntad de Dios no es que suframos las malas consecuencias de nuestros errores, sino que nos arrepintamos a tiempo para evitar cosas más difíciles de sobrellevar. Hoy Dios quiere que cada uno de nosotros nos volvamos a Él, que respetemos su presencia y su servicio, que reconozcamos que si algún talento o don especial tenemos es por Él y solo para Él, ninguno de nosotros somos lo que somos por lo bueno que seamos, sino porque Dios ha tenido a bien hacer cosas maravillosas en nuestra vida.
 
No terminemos ciegos, no termines haciendo el trabajo de animales o sirviendo de diversión a los que no tienen a Dios, al contrario, vivamos cada día con la única intención de agradarlo, no nos cansemos de intentarlo, si fallamos, volvamos e intentémoslo nuevamente, pero que Dios al ver nuestro corazón vea que realmente lo amamos sobre cualquier cosa y que anhelamos agradarlo en todo lo que hacemos.
 
Dios es tan lindo que hoy quiere que reconozcas tu estado delante de Él, que reconozcas tus errores, pero sobre todo que vuelvas a Él como aquel siervo o sierva que en un principio fuiste, ¿Sabes por qué?

Porque aún es tiempo

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 
DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...