Espero que este blogger sea de edificación para su vida, como lo ha sido para mi y mi familia. Hemos puesto, cortas reflexiones, videos cristianos, testimonios, historias bíblicas para niños, biblias electrónicas para bajar a tu pc gratis, una biblia electrónica para leer al momento la palabra de Dios, Muñequitos con historias de la biblia y mucho más. Deja tu comentario y nombre despues de cada reflexion, Dios te bendiga, y que la paz del Señor este contigo en todo momento. Amen



jueves, 30 de abril de 2015

Tener fe para no rendirse

Tener fe para no rendirse

por Enrique Monterroza

Enrique-Tener-fe-para-no-rendirse
Todo tenemos diferentes luchas que libramos diariamente, mi lucha tal vez no sea la tuya, quizá no se parezca o no tenga desde tu perspectiva la misma importancia que para mi tiene. Al igual tu lucha para muchos de nosotros puede parecer fácil pero para ti a lo mejor es muy difícil de sobrellevar y sin embargo no te das por vencido, ¡Bien por ti!
Realmente a veces sentimos que lo más fácil es dejar todo, renunciar a nuestro esfuerzo y dejarnos hundir, pero aun cuando eso sea lo que parezca más fácil nosotros no somos de los que nos rendimos ni retrocedemos, la Biblia dice: “Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma.” Hebreos 10:39 (Reina-Valera 1960).
Me gusta mucho la frase de este versículo que dice: “sino de los que tienen fe”, y es que se necesita fe para poder seguir adelante en la vida cristiana, sin fe no podemos agradar a Dios.
Quizá estos días tus luchas se han acrecentado y has experimentado un sentimiento de impotencia ante tu realidad y has pensado incluso en rendirte, en tirar la toalla, en ya no seguir más en tu lucha, sin embargo hoy quiero recordarte que tienes a Dios de tu lado y si Él va de tu lado no tienes porque rendirte, puesto que Él te ha ayudado, te está ayudando y te seguirá ayudando para no rendirte.
A pesar que hoy tengas sentimientos encontrados que te quieran hacer pensar que no podrás, la realidad es que sí podrás porque Dios está de tu lado. La Biblia dice: “Mas Jehová está conmigo como poderoso gigante; por tanto, los que me persiguen tropezarán, y no prevalecerán; serán avergonzados en gran manera, porque no prosperarán; tendrán perpetua confusión que jamás será olvidada.” Jeremías 20:11 (Reina-Valera 1960).
Es momento de activar la fe, de confiar plenamente en lo que Dios hará y en no fijarte en lo que en este momento esta pasando, ni mucho menos en lo mal que te puedas sentir, sino ver más allá de eso, confiar en que las cosas van a mejorar porque de tu lado está Dios quien ha prometido no dejarte solo nunca.
Hoy quiero invitarte a sacar fuerzas de donde pareciera que no hay, a volver tu mirada al cielo, a recordar que en otros tiempos también te sentiste mal y siempre hubo una respuesta divina que calmo tu angustia y hoy no será la excepción.
Hoy Dios quiere ver en ti la fe que tienes para creer que Él mejorará tu panorama y que pintara un mejor cuadro en tu vida. Hoy Dios quiere que le muestres a tus dificultades el tamaño de tu fe, porque Dios te mostrará a ti a través de una hermosa respuesta el tamaño de su poder.

¡No pierdas la fe, deposita tu confianza en el Señor y no te rindas!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.
 DIOS TE BENDIGA, GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

miércoles, 29 de abril de 2015

¿Cómo afrontar la enfermedad?

¿Cómo afrontar la enfermedad?

por Enrique Monterroza

Enrique-como-afrontar-la-enfermedad
Los últimos días he estado pasando por una situación incómoda de enfermedad. No me siento con la suficiente salud que quisiera, de hecho siento constantes molestias en mi cuerpo y aunque no es algo grave que me lleve a postrarme en cama me siento incomodo andar con este estado de salud.
Esta mañana al llegar a la oficina oraba a Dios y le pedía que si era su voluntad me sanara, que ya no quería seguir con lo mismo, que estaba cansado de las constantes molestias. De pronto, mientras oraba me hice la siguiente pregunta: ¿Y si no es la voluntad de Dios sanarme?, seguida de la siguiente: ¿Y si Dios quiere que pase por esto?, claro dichas preguntas no opacaron mi fe, pero me hicieron ver todo desde otro punto de vista, desde el punto de vista de someterme al proceso de enfermedad y afrontarlo.
Es duro cuando piensas que has hecho los suficientes meritos como para que la enfermedad no te toque, es duro cuando piensas que Dios no va permitir que te enfermes porque crees que has hecho lo suficiente como para merecer el favor de Dios y no pasar por la enfermedad. Pero, ¿Qué tal si Dios quiere que pases por eso?, no, no vamos a hablar de un Dios cruel porque eso sería una blasfemia, tampoco vamos a decir que la enfermedad nunca llegará a los hijos de Dios porque si eres humano de carne y hueso, entonces debes saber que te enfermaras tarde o temprano, es parte de la vida.
Ahora bien, ¿Cómo afrontar el periodo de enfermedad?, hay dos formas de enfrentar la enfermedad y cada uno de nosotros podemos optar por una de ellas sabiendo de antemano las consecuencias de cada decisión que tomemos.
Primero: Puedes afrontar la enfermedad quejándote, echándole culpas a Dios, sintiéndote defraudado y hasta dudando de la existencia de Dios. Hay una gran cantidad de gente que cuando se enfrenta a la enfermedad pierde su fe, y la pierde porque “confió” en Dios en que iba a sanar y no sano. Hay algo que tenemos que entender, yo no confió en Dios porque espero que Él haga todo lo que yo le pida, confió en Él porque sé que Él tiene cuidado de mi, ya sea acá en la tierra o en lugar que me tiene preparado para el día de mi partida de este mundo. Mi confianza en Dios no depende de mi estado de salud, ni de una respuesta que espero que me conteste si o si, sino de lo que Él ya hizo un día muriendo en mi lugar y dándome la oportunidad de ser perdonado de mis pecados y comenzar una nueva vida que antes no tenía.
Si tu eres una persona que cree que Dios tiene que obedecer a todo lo que pidas estas muy confundido, porque Dios no es nuestro siervo que tiene que hacer todo lo que le digamos, él es nuestro Señor y nosotros somos los que debemos someternos a sus decisiones.
Lo peor que puedes hacer en medio de la enfermedad es perder la fe, a veces las enfermedades que afrontamos son consecuencias de nuestros malos hábitos, otras son enfermedades hereditarias y otras que ocurren sin tener un origen claro son parte del repertorio de enfermedades a las que podemos optar en este mundo, pues recuerda que aunque somos creyentes seguimos siendo humanos y nuestro cuerpo puede padecer cualquier enfermedad.
Enfrentar la enfermedad quejándote y echando culpas puede ser el peor fin que un ser humano puede tener, pues más allá de morir de una enfermedad lo peor que puede haber es morir sin fe y sin una esperanza.
Segundo: Puedes afrontar la enfermedad con tu fe intacta y con tus ojos puestos en Jesús. Quizá muchos que pasen enfermedades tendrán el privilegio de ser sanados por Dios, otros a lo mejor no tendrán ese privilegio, pero el mayor privilegio que podemos tener en este mundo es mantener nuestra fe intacta en medio de cualquier circunstancias. Cuando entendemos que la enfermedad es un proceso por lo que todos los seres humanos pasaremos, comprendemos  también que no vale la pena renegar o echar culpas, sino más bien afrontar lo que viene confiando en Dios, pero confiando no solo en una sanidad si es que se llegará a dar, sino también confiando en que si no llegamos a sanar tenemos un mejor lugar junto a nuestro Señor y Salvador.
El mayor tesoro que el ser humano puede tener es la esperanza, esa esperanza de saber que un día estaremos por toda una eternidad con el Señor, que no importa lo que nos toque enfrentar en este mundo, pues un día estaremos junto a nuestro creador por toda una eternidad, en donde la mismaBiblia describe que: “Él les secará toda lágrima de los ojos, y no habrá más muerte ni tristeza ni llanto ni dolor. Todas esas cosas ya no existirán más».” Apocalipsis 21:4 Nueva Traducción Viviente (NTV).
Quizá en este momento que estás leyendo estas líneas estés pasando por una enfermedad, a lo mejor te sientes igual o peor que yo, quizá también al igual que yo has orado a Dios para que te sane, sin embargo no hemos visto una respuesta instantánea como la quisiéramos ver. ¿Será eso motivo para dejar de creer o dejar de confiar en Dios?, de ninguna manera, mi fe no se vende por una respuesta, mi fe está en el Dios que hizo los cielos y la tierra.
No sé si Dios querrá sanarme o moriré algún día de una enfermedad, pero lo que sí sé es que mi fe no desfallecerá, pues lo que Dios ha hecho en mi vida es mucho más grande que sanar una enfermedad de mi cuerpo, Dios me sano el alma, Dios me perdono de mis pecados y cambio mi vida. Ese día en el que me extendió sus brazos para perdonarme es el mejor día que pude vivir, ese milagro de la salvación es mucho más grande que cualquier otro y por eso Dios se merece toda mi confianza, se merece toda mi fe, se merece toda mi esperanza, porque hizo un día lo que nadie más quiso hacer por mí, murió en mi lugar para darme vida eterna, no una vida que se acaba en la tierra, sino una vida que va más allá de la muerte terrenal, por eso y más puedo declarar como un día Job lo declaró: “He aquí, aunque él me matare, en él esperaré” Job 13:15 Reina-Valera 1960 (RVR1960).
Hoy te invito a que juntos sigamos creyendo en lo maravilloso que es Dios. Sonriamos cada día al despertar al darnos cuenta que Dios ha sido bueno de regalarnos un día más de vida. Sonriamos al ver a nuestra familia, a nuestros hijos a nuestros conyugues, sonriamos al darnos cuenta que hemos sido más bendecidos de lo que un día creímos merecer. Sonriamos porque un día Dios nos salvo y nos regalo la entrada al reino de los cielos a través de Cristo Jesús, y eso es suficiente razón para sonreír y mantener nuestra fe intacta en medio de cualquier circunstancia.
Hoy elevo una oración a Dios por ti que me lees, oro a Dios para que en medio de la enfermedad siempre tengas la fortalece y la fe que se necesita para afrontar ese episodio de la mejor manera posible. Oro por aquellos que piden sanidad y que Dios en su infinita misericordia ha tenido a bien sanarlos, oro también por aquellos que no serán sanados para que en medio de su enfermedad no se olviden a alabar y adorar a Dios. Pero sobre todo oro para que Dios nos haga ver lo maravilloso que ha hecho en nuestra vida y lo importante que fue que un día nos diera vida y vida en abundancia, pues la vida que Jesús nos da es para siempre.
Termino con unas palabras escritas por un hombre de Dios que tuvo que pasar por situaciones difíciles, pero que en medio de esas situaciones difíciles siempre tuvo bellas palabras para Dios:

“Mi antiguo yo ha sido crucificado con Cristo. Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Así que vivo en este cuerpo terrenal confiando en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó a sí mismo por mí.”

Gálatas 2:20 Nueva Traducción Viviente (NTV)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 28 de abril de 2015

Una relación

Una relación

por Enrique Monterroza

Enrique-Una-relacion
El cristianismo más allá de una religión debería ser una relación personal con nuestro creador. Lastimosamente muchas veces caemos en religiosidad sin tener una relación.
Dios quiere que lo conozcamos de cerca y que mantengamos una relación personal con Él, su voluntad no es que reflejemos una religiosidad vana sino más bien que nuestros hechos y todo nuestro ser refleje que Él habita en nuestra vida.
Para saber que Dios habita en tu vida o en la mía debemos de dar frutos, esos que la Biblia dice:“Demuestren con su forma de vivir que se han arrepentido de sus pecados y han vuelto a Dios.” Mateo 3:8 (Nueva Traducción Viviente).
¿Cómo esta tu relación personal con Dios?, ¿Qué tan cercano de Él estás en estos momentos?
La mayoría de nosotros vivimos de glorias pasadas, recordamos con melancolía las horas que antes invertíamos orando, leyendo la Palabra de Dios o sirviendo para engrandecer el reino de los cielos, pero que en la actualidad hemos dejado de hacer.
¿De que me sirve recordar que hace años hacia esto o aquello si hoy en día no hago nada?, debemos comprender que cada día debemos esforzarnos por vivir una vida que glorifique a Dios, que cada día debemos tratar de mantener viva esa relación con Dios.
¿Por qué muchos sentimos que Dios esta lejos?, ¿Será que realmente lo está?, la verdad es que sentimos que Dios esta lejos porque nosotros ESTAMOS LEJOS, Dios jamás se aleja de ti, al contrario siempre anda buscándote la forma de encontrarse contigo, sin embargo con el transcurrir de los años dejamos que aquella relación personal que un día tuvimos se convirtiera en una religiosidad, algo monótono, algo que hacemos por rutina y no porque sentimos pasión por hacerlo.
Cuando tu relación personal se convierte en un acto religioso rutinario, deja de ser especial. Dios quiere que dejemos aun lado la religiosidad y vivamos cerca de Él, no podemos seguir a Jesús de lejos porque no escucharemos su voz.
¿Quieres que Dios te hable?, ¿Quieres que Dios te guíe?, ¿Quieres que Dios te respalde?, entonces comencemos por mantener una RELACIÓN PERSONAL con Él.
Hoy te invito a que dediques unos minutos a orar, a leer la Palabra, a buscar de Dios, estoy seguro que Dios esta esperando ese momento, no pongas excusas, aparta desde ya unos minutos y ve al encuentro de tu amado, porque estoy seguro que necesitas encontrarte con Él.
¿Por qué te sientes cargado?, ¿Por qué te sientes desanimado?, ¿Por qué te sientes confundido?, ¿Por qué sientes que nada te sale bien?, es porque te has alejado de Dios y cuando te alejas de Él estas vulnerable a todo ataque del enemigo, ¡Ve hoy y encuéntrate con Dios!

¡Ve a tu lugar favorito, cierra la puerta, dobla tus rodillas, cierra tus ojos y habla con Él, llora en su presencia, adórale, porque algo grande Dios hará en tu vida este día!

¡Dios quiere tener una RELACION personal contigo!

“y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.”

Jeremías 29:13 (Reina-Valera 1960)
Escrito el 2 de Septiembre de 2013

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 27 de abril de 2015

Cada día

Cada día

por Enrique Monterroza

Enrique-Cada-dia
Hoy reflexionaba sobre la misericordia de Dios sobre mi vida, esa misericordia que provoca que Dios no me de lo que merezco sino que me perdone cada mañana.
Me doy cuenta cómo muchas veces pierdo de vista el valor que tiene esa misericordia que me tendría que llevar a valorar más y más lo que Dios hace por mi.
Parece ser que a veces estamos tan acostumbrados a esa misericordia que ya ni siquiera la valoramos, sino que la vemos como algo normal, cuando en realidad tiene un enorme valor.
La Biblia dice:

“¡el fiel amor del Señor nunca se acaba!
Sus misericordias jamás terminan.
Grande es su fidelidad;
sus misericordias son nuevas cada mañana.”

Lamentaciones 3:22-23 (Nueva Traducción Viviente)
¿Te das cuenta de lo que esto significa?, ¿Te das cuenta lo bendecidos que somos al contar con su amor, son su fidelidad, pero sobre todo con su misericordia?
¿Cómo estamos valorando lo que Dios es y hace por nosotros?, ¿De que forma estamos demostrando lo agradecidos que estamos con Él?
¿Te das cuenta que a veces en lugar de agradecer cada día a Dios por su misericordia lo que hacemos es reclamar, quejarnos, dudar y hasta enojarnos con Él?
¿Qué puedo reclamar a Dios yo?, ¿Qué valor tienen mis reclamos si Él me ha dado más de lo que me merezco?, ¿Cómo puedo quejarme si Dios ha sido infinitamente fiel?, ¿Cómo voy a dudar de sus planes si ellos siempre son perfectos?, ¿Por qué he de enojarme con el dador de vida?
Este día solo tengo palabras de agradecimiento, no quiero pedir nada, no quiero reclamar nada aun cuando Él me halla prometido algo, porque reclamar para mi es cómo que creer que merezco algo cuando en realidad Dios me ha dado más de lo que realmente merezco.
En lugar de reclamar prefiero esperar porque si Él ha prometido seguro cumplirá, no hay porque presionar a Dios, no hay porque apurarlo, Él actúa en tiempos perfectos sin necesidad de mi presión.
Cada día tendría que ser una oportunidad simplemente para agradecer a Dios por lo que ha hecho, que nuestra vida sea un reflejo de agradecimiento por su misericordia, cada día debemos recordar que si estamos acá es porque Él ha tenido misericordia con nosotros.
Sus promesas se cumplirán, tus necesidades serán cubiertas, su fortaleza vendrá a tiempo, su sabiduría te inundará, pero lo más importante de todo esto no es lo que obtendrás, sino lo que ya has obtenido: Su misericordia renovada diariamente sobre tu vida.

¡Gracias Dios porque cada día renuevas sobre mi vida tu misericordia!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

miércoles, 22 de abril de 2015

Cuando le busco

Cuando le busco 

por Enrique Monterroza

Enrique-Cuando-le-busco
“Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.”
Mateo 7:7-8 (Reina-Valera 1960)
Cuando le busco siempre lo encuentro, cuando le busco siempre recibo respuestas, aun cuando esa respuesta sea esperar, se que todo estará bien porque si lo dice Él entonces hay nada que temer.
Cuando le busco lo hago muchas veces porque lo necesito, pero muchas otras por el placer de encontrarme a solas con Él, disfrutar de su presencia es una de las cosas más satisfactorias de la vida.
El prometió que al que pide se le dará, al que busque encontrará, que el que llame se le abrirá la puerta, pero eso no implica que todas las respuestas sean de nuestro agrado, pero si implica que mientras la respuesta provenga de Él al final todo estará bien.
¿Cuál es tu necesidad hoy en día?, ¿Qué es eso que te amarga el día?, hoy te pregunto: ¿Ya oraste?, ¿Ya le pediste a Dios que te ayudará en eso?, ¿Has estado constantemente en oración por eso que te preocupa?
La única forma de recibir algunas respuesta es orando, cuando oramos somos más fuertes, cuando oramos nuestra fe se fortalece, cuando oramos encontramos a Dios porque sus oídos siempre estarán atentos a los voz de los suyos.
Hoy quiero invitarte a orar, a pedirle a Dios que pueda ayudarte en eso que estás pasando. A partir de este día comienza diariamente a interceder por eso que te aflige, estoy seguro que Dios ha de dar una respuesta a tu situación, pero no dejes de orar, no pares, no te aburras, no creas que es por gusto, no creas que no tendrás resultados. No conozco a nadie que orando a Dios con corazón sincero, no haya recibido una respuesta de Dios. Dios responde y cuando lo hace nos da la capacidad también de aceptar su respuesta sea cual fuere.
Ora a Dios, porque cuando oramos sin cesar encontramos las respuestas que necesitamos y las que Dios considera que son las apropiadas para el momento en el que estamos viviendo.

¡Cuando le buscas con corazón sincero, LO ENCUENTRAS! 

“Este pobre clamó, y le oyó Jehová,
Y lo libró de todas sus angustias.”

Salmos 34:6 (Reina-Valera 1960)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 21 de abril de 2015

Siguiendo a Jesús sin una cruz

Siguiendo a Jesús sin una cruz

por Enrique Monterroza

Enrique-Siguiendo-a-Jesus-sin-una-cruz

La vida cristiana no es fácil pero tampoco es difícil. Cuando Jesús nos invito a seguirlo nos invito a renunciar a nosotros mismos, aceptar su cruz y seguirlo: “Luego, Jesús llamó a la gente y a sus seguidores y les dijo: —Si alguien quiere ser mi seguidor, tiene que renunciar a sí mismo, aceptar la cruz que se le da y seguirme.” Marcos 8:34 (Palabra de Dios para Todos).
Lastimosamente la gran mayoría de nosotros queremos seguir a Jesús sin una cruz, queremos que todo sea perfecto, que no hayan problemas ni obstáculos, pero yo te pregunto: ¿Qué se te viene a la mente cuando escuchar la frase tomar o aceptar una cruz?, si eres sincero contigo mismo tienes que responder que la cruz se refiere a la muerte, es decir: Morir a nosotros mismos y para morir a nosotros mismos necesitamos pasar por situaciones que nos ayuden a hacerlo.
Llevar una cruz es estar consiente de que nuestra vida ahora le pertenece a Cristo, el Apóstol Pablo lo dijo de está manera: “Mi antiguo yo ha sido crucificado con Cristo. Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Así que vivo en este cuerpo terrenal confiando en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó a sí mismo por mí.” Gálatas 2:20 (Nueva Traducción Viviente).
Muchos de nosotros queremos llevar una cruz lo menos incomoda, otros nos rehusamos a que nuestro antiguo yo sea crucificado totalmente, siempre andamos tratando de justificar nuestro mal actuar aduciendo que “no somos perfectos”, pero la realidad de la vida cristiana es llevar una cruz, es crucificar nuestro antiguo hombre para permitir que Cristo gobierne totalmente en nosotros.
Hoy quiero invitarte a revisar que clase de cruz estás llevando, hoy te invito a que reflexiones si es que estás llevando una cruz o simplemente andas buscando lo más cómodo siempre para la “vida cristiana”. Ponte a pensar un momento de la forma que Jesús pensara acerca de la vida cristiana que estás viviendo y si Él se sintiera orgullo de lo que haces para honrarlo, y si al ser sincero contigo mismo llegas a la conclusión de que Jesús está orgulloso de lo que has hecho con tu vida, entonces ¡Gloria a Dios por ti! Porque has llevado la cruz y has crucificado tu antiguo hombre, pero si lejos de hacer que Jesús se sienta orgulloso de la forma en la cual has vivido tu vida cristiana, te avergüenza la forma en la que la has vivido, entonces es hora de retomar la cruz y seguir a Jesús como se debe.
Hoy mismo Jesús te invita a que renuncies a ti mismo, a aceptar la cruz que él mismo te da y seguirlo de la manera que Él se merece que lo sigamos, sin mirar atrás, sin desear lo que estamos dejando, simplemente viendo y caminando rumbo a nuestro objetivo: dejar de vivir nosotros para permitir que Cristo viva en nosotros.

¡Sigue a Jesús, pero antes toma tu cruz!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 20 de abril de 2015

Ambición de poder

Ambición de poder

por Enrique Monterroza
Enrique-Ambicion-de-Poder
Por alguna extraña razón puedo notar hoy en día una ambición de “poder” de parte de muchos servidores de Dios en las Iglesias. Pareciera que tener un puesto “más alto” que les otorgue poder es el objetivo número uno de muchos. Estar “sobre” muchas personas pareciera que les da placer o les otorga aquel sentido de conformismo, cuando en realidad pienso que no han entendido lo que es servir a Dios.
Servir a Dios va más allá de tener una ambición de poder sobre cierto privilegio. De hecho tener un privilegio “más alto” debería colocarlo en una posición más baja en el sentido de ser servidor de todos y no que todos te sirvan.
Y es que este es uno de esos artículos que escribo cada cierto tiempo con el cual no me haré popular, pero ¿Quién quiere ser popular cuando el sentido de servicio se está perdiendo?, y es que escribo esto por eso mismo, estamos olvidando lo que es servir y estamos obsesionándonos con el “poder” que te otorga un privilegio “mayor”.
He sido testigo de cómo servidores que en sus inicios fueron humildes y sencillos se han convertido con la “autoridad” que les delega cierto privilegio en un dictador. Dictadores que dicen y no hacen, jueces que juzgan y nadie los juzga, jefes del reino de los cielos y no servidores.
Es increíble cómo puede cambiar el ser humano con tan poco “poder” a cargo. Pareciera que muchos con cargos “mayores” se han jubilado del servicio y ahora solo señalan con su dedo lo que se tiene que hacer. A muchos el “poder” los enferma, no nacieron para ello. Y es que los verdaderos líderes son aquellos que van a la par de sus ovejas, dicen y hacen, son humildes y sinceros, ayudan y levantan, no obstaculizan y pisotean.
Servir a Dios es un privilegio, un privilegio que no te hace mayor ni menor que otra persona independientemente de lo que tengas que hacer para Dios. Tú puedes ser el mejor predicador, pero ante Dios tu servicio sigue siendo igual que el de la persona que a lo mejor no tiene la capacidad de predicar, pero que si limpia con muchos esmero y un corazón servicial cada silla de esa auditórium en donde tú predicaras.
En una ocasión mientras Jesús caminaba con sus discípulos, la madre de dos de ellos le pedio a Jesús que sus dos hijos se sentaran a su lado en su reino uno a la derecha y otro a la izquierda, los otros discípulos se molestaron por el pedido que le hicieron y Jesús al darse cuenta de ello los reunió y les dijo: “Así que Jesús los reunió a todos y les dijo: «Ustedes saben que los gobernantes de este mundo tratan a su pueblo con prepotencia y los funcionarios hacen alarde de su autoridad frente a los súbditos. Pero entre ustedes será diferente. El que quiera ser líder entre ustedes deberá ser sirviente, y el que quiera ser el primero entre ustedes deberá convertirse en esclavo.  Pues ni aun el Hijo del Hombre vino para que le sirvan, sino para servir a otros y para dar su vida en rescate por muchos».” Mateo 20:25-28 Nueva Traducción Viviente (NTV).
A nosotros para servir no nos debería mover el hecho de obtener un “mejor” puesto o un “mejor“ privilegio, porque cuando buscamos recompensas acá en la tierra estamos yendo por rumbo equivocados. Cuando servimos independientemente del puesto en el que lo hagamos debemos de hacerlo con un corazón humilde y sincero.
Jesús dijo: “El más importante entre ustedes debe ser el sirviente de los demás;  pero aquellos que se exaltan a sí mismos serán humillados, y los que se humillan a sí mismos serán exaltados.” Mateo 23:11-12 Nueva Traducción Viviente (NTV).
Querido hermano, no se te olvide de dónde vienes y quien fue el que te puso allí donde estas. Que tu corazón nunca se contamine con la ambición de poder, al contrario, que tu único objetivo en el servicio a Dios sea agradarlo en todo y servir a todos como te gustaría que te sirvieran a ti.
No permitas que la ambición de un falso poder arruine tu espíritu de servicio. Sirve cada día de una forma entregada, humildemente, da lo mejor de ti, sirve cada día como que si fuera tu último día de servicio y entonces, solo entonces, comenzaras a disfrutar realmente lo que es el verdadero servicio a Dios. Y es que cuando lo hacemos para Dios en lugar que para el ojo humano recibimos más bendiciones de lo alto.
“Trabajen de buena gana en todo lo que hagan, como si fuera para el Señor y no para la gente.  Recuerden que el Señor los recompensará con una herencia y que el Amo a quien sirven es Cristo;”
Colosenses 3:23-24 Nueva Traducción Viviente (NTV)
Dios es el primero que observa tu servicio, a Él ningún detalle se le escapa y lo mejor de todo es que Él conoce las intenciones con las que sirves, por tal razón debemos esmerarnos por hacer lo mejor que podamos para Él y si en algún momento Dios ha tenido a bien ponernos en una posición en donde dirigiremos a muchas personas, seamos amorosos y serviciales con ellos, enseñémosle a servir desde el ejemplo, no solo digamos, sino hagamos, pero sobre todo recordemos que un día también nosotros estuvimos allí y por esa razón debemos tratarlos cómo nos hubiera gustado que nos trataran a nosotros.
No dejes que la ambición de “poder” te cambie, al contrario mantén tu corazón humilde y sincero delante de Dios en el servicio, porque eso es lo que a Dios le agrada.

¡Humildad es la clave para el buen servicio a Dios!


JESÚS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESÚS MURIÓ POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARÍAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

jueves, 16 de abril de 2015

¿Por qué estáis así amedrentados?

¿Por qué estáis así amedrentados?

por Enrique Monterroza

Enrique-amedrentados
No vamos a negar que en la vida nos enfrentaremos a tormentas muy fuertes, tormentas que en ocasiones nos querrán hacer creer que nos destruirán; y es que hay tormentas en nuestra vida que nos asustan mucho, que nos bajan el ánimo y hacen tambalear nuestra fe.
Quizá los últimos días has estado pasando por uno de los episodios más difíciles de tu vida, en donde las olas están golpeando fuertemente la barca de tu vida y en donde los vientos fuertes te son contrarios, esos momentos en donde lo más fácil es creer que todo terminara mal.
Pero aun en medio de las tormentas más fuertes de tu vida, debes guardar la calma, porque no todo está perdido, recuerda que de tu lado está Dios Todopoderoso.
En una ocasión los discípulos de Jesús se estaban enfrentando a una de las tormentas más fuertes de su vida, estaban en la barca y Jesús allí con ellos, pero estaba dormido. Los discípulos amedrentados ósea asustados lo despertaron a gritos temiendo por su vida, Jesús se despierta, se pone en pie, reprende con su voz al viento y al mar le dice: “¡calla, enmudece!”, y el viento ceso y el mar se calmo(Marcos 4:37-39). Luego Jesús dirigiéndose a sus discípulos les dice:

“Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?”

Marcos 4:40 (Reina-Valera 1960)
El mismo pasaje en otra versión:

“Luego él les preguntó: «¿Por qué tienen miedo? ¿Todavía no tienen fe?”

Marcos 4:40 (Nueva Traducción Viviente)
El miedo es el que nos lleva a desesperarnos y dejar aun lado la fe, y es que el miedo tiene que ver con la inseguridad y la inseguridad nada tiene que ver con la fe. Entonces estar amedrentados frente a las tormentas de la vida es hacer a un lado la fe y darle prioridad al peligro antes que a la salvación que proviene de Dios.
Cualquiera podría pensar: ¿Por qué Jesús les pregunta que por qué tienen miedo, acaso no era obvio?, humanamente era obvio tener miedo, pues el instinto de supervivencia nos lleva a tratar de querer preservar la vida, pero hay un detalle importante en todo esto: A pesar de los vientos fuerte y las olas que inundan la barca, Jesús estaba allí con ellos y si Jesús está contigo entonces tienes un cien por ciento de probabilidades de salir de esa.
Hoy te quiero preguntar: ¿Por qué estáis así amedrentados?, ¿Acaso Dios no está contigo?, ¿Dónde está tu fe?, ¿En quien está puesta tu fe?, ¿A quien le crees más?, ¿A las tormentas fuertes o al Dios Creador y Soberano de TODO?
¡Vamos! No tengas miedo, lo que hoy estás pasando dentro de muy poco solo será un hermoso testimonio de cómo Dios te ayudo y te saco de ese momento difícil. Lo único que tienes que hacer en estos momentos es depositar tu total confianza en Dios sabiendo que Él es experto en resolver los problemas que nosotros consideramos imposibles de resolver.
¡Confía en Dios!, ¡Dios se merece que confíes en Él!, ¿Acaso no te ha sacado de otras tormentas difíciles en tu vida?, entonces ¡Hoy no será la excepción!, ¡Ten fe! ¡Dios está en tu barca y si el está allí NO HAY NADA QUE TEMER!

¡No tengas miedo, en su lugar TEN FE!

“y dijo: Oíd, Judá todo, y vosotros moradores de Jerusalén, y tú, rey Josafat. Jehová os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande, porque no es vuestra la guerra, sino de Dios.”

2 Crónicas 20:15 (Reina-Valera 1960) 
Escrito el 20 de Noviembre de 2013
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...