Espero que este blogger sea de edificación para su vida, como lo ha sido para mi y mi familia. Hemos puesto, cortas reflexiones, videos cristianos, testimonios, historias bíblicas para niños, biblias electrónicas para bajar a tu pc gratis, una biblia electrónica para leer al momento la palabra de Dios, Muñequitos con historias de la biblia y mucho más. Deja tu comentario y nombre despues de cada reflexion, Dios te bendiga, y que la paz del Señor este contigo en todo momento. Amen



martes, 29 de marzo de 2016

Dios me ama, pero ¿Yo lo amo?

Dios me ama, pero ¿Yo lo amo?

Enrique-Dios-me-ama-pero-yo-lo-amo

El amor de Dios para nuestra vida jamás podría estar en duda, ya que nos lo ha demostrado desde el inicio de la creación y aun más al enviar su Hijo a morir en nuestro lugar.
La Biblia dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.” Juan 3:16-17 (Reina-Valera 1960)
El amor de Dios hacia nosotros no tiene comparación, pues su amor es un amor demostrado y no solo hablado, ahora mi pregunta de reflexión es: Si no hay duda que Dios me ama, ¿Yo realmente lo amo a Él?
¿Amas a Dios?, estoy seguro que tu respuesta instantánea es un rotundo: “SI”, pero amar va más allá de una sola palabra o un sentimiento, es una decisión, una decisión que me tiene que llevar a buscarlo y a tratarlo de agradar.
El amar a Dios se demuestra con la forma en que vivimos, si digo amar a Dios también debo amar a los que me rodean, tanto los que me hacen bien como a los que no, si digo amar a Dios debe decir no al pecado cuando este se me presente, si digo amar a Dios lo primordial en mi vida tiene que ser Él antes de cualquier otra cosa o persona.
El amor hacia Dios se demuestra con acciones, no hay otra forma de demostrar cuanto lo amamos que poniéndonos manos a la obra y vivir una vida agradable a Él.
Es hora de demostrar el amor que decimos tener hacia Dios, ¿Cómo?, viviendo una vida cristiana practica, no solo usar la teoría sino que poner en practica esa teoría que sabemos, ya no vale solo con decir que amamos a Dios y vivir una vida de pecado, Dios en su lugar prefiere que no digas nada y que demuestres cuanto lo amas con tu diario vivir.

¡Demostremos que amamos a Dios viviendo una vida recta!

“Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones” 

Deuteronomio 7:9 (Reina-Valera 1960)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 28 de marzo de 2016

Acto de amor

Acto de amor

Enrique-Acto-de-Amor

Jesús estaba allí, en una cruz, crucificado, siendo la burla de todos, aquel hombre al cual miles habían seguido viendo los milagros y sanidades que realizaba, ahora estaban al pie de una cruz, viéndolo morir, algunos decepcionados, esperando que mostrara el poder que había mostrado durante los años de su ministerio, esperando que bajara de esa cruz y les demostrara a todos su magnífico poder y que era el Hijo de Dios. Sin embargo su misión no era hacer alarde de su divino poder, su misión era servir como sacrificio perfecto para perdón de pecados de toda la humanidad.
Un hombre sin mancha, cuyo único pecado para sus detractores fue ser bueno, fue entregado por uno de los suyos, negado por uno de sus amigos, juzgado de manera injusta, condenado simplemente por ser bueno, azotado, avergonzado delante de las multitudes que lo seguían, escupido, castigado, humillado hasta lo sumo, sin embargo nunca se defendió, entendía que su misión en la tierra era ser ese sacrificio perfecto, esa oveja sin mancha que derramaría sangre para el perdón de los pecados.
Ahora vemos a Jesús en sus últimos momentos, en esa cruz, soportando lo que nunca se mereció, pero sosteniéndose en esa cruz solo por amor a nosotros. Nunca le pedimos que hiciera eso, pero Él considero que tenía que hacerlo sin que se lo pidiéramos, porque quería lo mejor para nosotros. Cómo aquel padre que se sacrifica por el bien de sus hijos.
La Biblia dice: “Al mediodía, la tierra se llenó de oscuridad hasta las tres de la tarde.  Luego, a las tres de la tarde, Jesús clamó con voz fuerte: «Eloi, Eloi, ¿lema sabactani?», que significa «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?». Algunos que pasaban por allí entendieron mal y pensaron que estaba llamando al profeta Elías. Uno de ellos corrió y empapó una esponja en vinoagrio, la puso sobre una caña de junco y la levantó para que él pudiera beber. «¡Esperen! —dijo—. ¡A ver si Elías viene a bajarlo!». Entonces Jesús soltó otro fuerte grito y dio su último suspiro. Y la cortina del santuario del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. El oficial romano que estaba frente a él, al ver cómo había muerto, exclamó: «¡Este hombre era verdaderamente el Hijo de Dios!».” Marcos 15:33-39 Nueva Traducción Viviente (NTV)
Su último grito junto a su suspiro y su consiguiente muerte derribo la muralla que nos separaba de Dios, el velo del templo se rasgo en dos abriendo el camino hacia el lugar santísimo, aquel lugar que era exclusivamente para uno, para el sumo sacerdote, ahora la muerte de Jesús nos abría el paso a aquellos que nunca imaginamos estar tan cerca de Dios, aquellos que habíamos sido marginados por nuestras imperfecciones y pecados, ahora teníamos una entrada libre a la presencia de Dios a través de Cristo Jesús Señor nuestro.
¡Cuánto amor!, amor que soporto lo más vil del ser humano, amor que lo hizo sostener pese a la vergüenza de morir en una cruz. ¡Sí!, el Hijo de Dios murió de la forma más baja que se podía morir en aquellos tiempos, pero todo fue por amor, el amor que sentía por ti y por mi lo hizo soportar cualquier castigo, y todo para que un día nosotros le permitiéramos entrar a nuestra vida y ser el Señor y Salvador nuestro.
¿Cuál es tu respuesta a tal acto de amor?, ¿Cómo has respondido a tan grande demostración de amor como nunca más hubo?, un hombre sin pecado, muriendo por nosotros los pecadores.
La mejor respuesta que podemos dar a tan grande demostración de amor es invitando a Jesús a habitar en nuestra vida, permitiéndole a Jesús ser el Señor y Salvador nuestro y todo ello se comienza con una confesión de fe, si tu a un no la has hecho quiero invitarte a que repetías allí donde estás la siguiente oración, pero si la repetirás te invito a que lo hagas de una manera honestas, sincera, pero sobre todo consciente de lo que estás haciendo.
Ora de la siguiente manera:
“Señor que estás en los cielos, reconozco que he pecado, reconozco que te he fallado y confieso que soy pecador, que he vivido lejos de ti, que he vivido a mi manera, sin embargo hoy comprendo el acto de amor que hiciste al enviar a tu hijo a morir en mi lugar. Hoy quiero pedirte perdón por mis pecados, perdóname Señor, límpiame, renuévame, cámbiame. Reconozco que moriste por mí en la cruz del calvario y que resucitaste al tercer día. Abro mi corazón para que Jesús entre habitar en Él y haga de mi la persona que Él desee, Jesús hoy te reconozco como mi Señor y único suficiente Salvador. Gracias a Jesús por morir en mi lugar, Gracias Padre por tener misericordia de mi, a partir de este día quiero vivir cada segundo de mi existencia con el único propósito de agradarte, ayúdame a poder cumplir este deseo, dame la fuerza que necesitare, pero sobre todo en los momentos de debilidad hazme recordar que no estoy solo y que tu siempre estarás conmigo, en el Nombre de Jesús te lo pido, Amén.”
Hoy quiero invitarte a vivir cada día con el recuerdo de lo que Jesús hizo por ti, no solo en una fecha en especial, sino cada día de tu existencia, de esa manera obtendrás fuerzas para luchar contra cualquier situación que se te presente, pues recordar el amor que Jesús tuvo hacia nosotros es la mejor y mayor inyección de fortaleza y fe que el ser humano puede tener, ya que recordar lo que Él hizo por mi me hace esforzarme por hacer que su sacrificio valga la pena en mi vida.

¡Jesús murió por mí, ahora yo viviré para Él!

“Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo. Pues es por creer en tu corazón que eres declarado justo a los ojos de Dios y es por confesarlo con tu boca que eres salvo”.

Romanos 10:9-10 (Nueva Traducción Viviente)

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

viernes, 25 de marzo de 2016

Siendo Rey murió por mí

Siendo Rey murió por mí

por Enrique Monterroza

“el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”.
Filipenses 2:6-8 (Reina-Valera 1960)
En estos días que la humanidad sensibiliza un poco su corazón para volver sus ojos a Dios no podemos desaprovechar la oportunidad de proclamar a gran voz lo que Jesús hizo por todos nosotros.
Ayer mientras manejaba iba escuchando una hermosa alabanza y una frase me quedo grabada en mi mente y esa fue: “Siendo Rey moriste por mi”. En ese mismo instante reflexione sobre esa frase y me di cuenta las verdades que encierra.
¿Quiénes éramos nosotros?, personas que vagábamos en este mundo sin un sentido de vida, creyendo ser felices, creyendo ser sabios, creyendo que no necesitábamos de Dios, pero realmente no podíamos dudar que existía dentro de nuestro corazón un vacio inmenso, que nada, ni nadie podía llenar, ni la felicidad momentánea, ni los placeres de la vida, pero cuando nos encontramos con Dios, nos dimos cuenta que el llenaba exactamente la figura de ese vacío que existían en nuestra vida.
Antes, estábamos muertos en nuestros delitos y pecados, andábamos en las corrientes de este mundo, dejados llevar por doquier, más un día todo cambio, un día nuestra mente comprendió el amor que Dios nos tenia, nuestro corazón se sensibilizo e invitamos a Jesús a entrar a nuestro corazón y le pedimos que perdonara nuestros pecados.
Y es que ahora nosotros podemos gozar de una vida nueva, esa vida que solo Jesús puede dar y una vida abundante, eterna y que se pago a precio de sangre, esa sangre derramada por el unigénito Hijo de Dios, quien viniendo a este mundo en forma de hombre, no escatimo a ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que en obediencia a su Padre y por amor a nosotros entrego su vida para que nosotros hoy en día podamos ser participes de una hermosa Salvación.
Siendo Rey murió por nosotros, siendo perfecto, sin pecado, siendo tentado en todo, mas no peco, al contrario vino a darnos cátedra de cómo vivir una vida santa delante de Dios. No merecía la muerte que se le dio, no merecía sufrir por nosotros, nunca se lo pedimos que lo hiciera, pero nuestra vida a pesar de no pedirlo, necesitaba que ese sacrificio fuera hecho, para poder encontrar una vida eterna.
Siendo Rey sufrió, fue humillado, maltratado, burlado, mas no abrió su boca y no dijo nada, cargo un cruz pesada para su muerte, una muerte de criminal, y El siendo tan perfecto, murió como uno de los mas imperfectos, llevando allí en esa cruz y crucificando allí mismo cada uno de nuestros pecados. Ese Rey exclamo: “Consumado es”, habiendo dado por terminado su trabajo en la cruz.
Siendo Rey no merecía morir, menos por esclavos, si, esclavos del pecado, más sin embargo lo hizo porque El no nos veía como éramos, sino como íbamos a llegar a ser, cuando El comenzara el proceso de transformación en nuestra vida.
Al tercer día ese Rey de reyes resucito, venciendo a la muerte y otorgándonos el privilegio a nosotros también de poder vencer a la muerte eterna a través de una vida eterna que El nos ofrece.
Siendo Rey estuvo dispuesto a morir por ti, ahora la pregunta que deberíamos de hacernos cada uno de nosotros es: ¿Qué estoy dispuesto a hacer yo por El?
En estos días y cada día del año debemos tener presente que el sacrificio de Cristo por nosotros fue el acto más bello que ha existido y juntamente con esa acción, hoy podemos obtener una ciudadanía celestial a través de Jesús, ¿Cómo?, dejando que El entre a nuestro corazón y gobierne nuestra vida.
La Biblia lo dice de esta manera:

“Pues si ustedes reconocen con su propia boca que Jesús es el Señor, y si creen de corazón que Dios lo resucitó, entonces se librarán del castigo que merecen. Pues si creemos de todo corazón, seremos aceptados por Dios; y si con nuestra boca reconocemos que Jesús es el Señor, Dios nos salvará”.

Romanos 10:9-10 (Traducción en lenguaje actual)

Siendo Rey murió por mí, ¿Estaría yo dispuesto a morir por El?


JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 14 de marzo de 2016

Mi refugio

Mi refugio

por Enrique Monterroza

Enrique-Mi-refugio
Todo se puede poner en tu contra, las olas pueden levantarse muy altas, la tormenta puede arreciar, pero aun con todo eso todavía te queda un refugio, ese refugio que encuentras en Dios.
A través de mis dieciséis años de caminar por los senderos del Señor he pasado por momentos en los cuales me he sentido desesperado, en medio de tormentas que en su momento considere no poder soportar, en medio a veces de desiertos largos en donde parecía que todo se ponía en mi contra. Experiencias que sin duda pusieron a prueba mi fe y que sin duda también me hicieron crecer. Pero a través de cada momento difícil que pasaba encontré en Dios y en su presencia el refugio perfecto para poder salir victorioso.
En cada momento de prueba, de angustia, de soledad, de desanimo, Dios ha sido mi refugio, la medicina perfecta para soportar cualquier cosa que venga en mi contra. Los salmistas sabían lo que escribían cuando citaban a Dios como su refugio.
El rey y salmista David escribía: “El Señor es un refugio para los oprimidos, un lugar seguro en tiempos difíciles.” Salmos 9:9 Nueva Traducción Viviente (NTV). Yo te pregunto este día: ¿Estás pasando por tiempo difíciles?, si es así: ¿Qué lugar estás buscando para refugiarte?, el mejor lugar es la presencia de Dios.
David también escribía en otro de sus salmos: “En cuanto a mí, yo cantaré de tu poder; cada mañana cantaré con alegría acerca de tu amor inagotable. Pues tú has sido mi refugio, un lugar seguro cuando estoy angustiado.” Salmos 59:16 Nueva Traducción Viviente (NTV). ¿Estás angustiado?, ¿Hay algo que te robe la paz?, entonces, ¿Qué esperas para refugiarte en el Señor?
Cuando nosotros entendemos que Dios es el mejor refugio en los tiempos difíciles podemos declarar con total libertad lo que David escribió en otro de sus salmos: “Entonces oro a ti, oh Señor y digo: «Tú eres mi lugar de refugio. En verdad, eres todo lo que quiero en la vida.” Salmos 142:5Nueva Traducción Viviente (NTV)
No busques refugio en personas, en lugares o actividades que lejos de acercarte a Dios te alejan, el mejor refugio que puedes encontrar en medio de las tempestades de la vida es la presencia de Dios, solo en Dios puedes encontrar lo que realmente necesitas, y Él quiere ser tu principal refugio.
Hoy te invito a buscar a Dios, a buscar su presencia, a refugiarte en Él. Ve a ese lugar a solas, habla con Dios, abre completamente tu corazónderrama tu alma en su presencia y permite que Dios pueda curaresas heridas que las tempestades te han causado, solo Dios puede renovarte para seguir adelante, solo Dios es el único refugio que restaura tu vida en verdad.

¡Haz de Dios tu único refugio!

“Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza, siempre está dispuesto a ayudar en tiempos de dificultad.”
Salmos 46:1 Nueva Traducción Viviente (NTV)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

jueves, 10 de marzo de 2016

Desierto espiritual

Desierto espiritual

Enrique-Desierto-espiritual

Hay periodos en la vida de todo creyente que pasa por “desiertos espirituales”, y es que llamo desierto espiritual a esos periodos de sequedad, en donde por alguna razón dejamos de ser sensibles a lo espiritual, en donde no dan ganas de orar, en donde lo espiritual nos llega a parecer hasta aburrido y en donde por alguna razón no sentimos la presencia de Dios sobre nuestras vidas como en otros momentos la hemos sentido.
Un “desierto espiritual” es ese periodo en donde sentimos que nuestras oraciones son secas, en donde entonar una alabanza pareciera solo una simple repetición de palabras, en donde estamos más concentrados en lo secular más que en lo espiritual, en donde hasta hemos perdido el objetivo que en algún momento nos trazamos.
Es duro estar en ese periodo de desierto espiritual, nadie piensa en llegar allí en realidad, pero todos en algún momento llegamos a ese punto, no porque lo queramos, sino que muchas veces es consecuencia de nuestro bajo nivel de comunión con Dios o es producto de permitir que los problemas que nos rodean le ganen la partida a nuestra fe.
Un desierto espiritual es uno de esos periodos que nadie quiere vivir, es uno de esos momentos que nadie nos dijo que pasaríamos, es un tiempo en donde deseamos satisfacernos de Dios, en donde tenemos una sed enorme de Él pero por alguna razón no podemos saciarnos. Esos desiertos son los que destruyen la vida espiritual de las personas si no lo logran superar, son esos desiertos los que hacen de un siervo, un esclavo de la rutina y poco a poco lo aleja de Dios.
Quizá hoy te encuentres en un desierto espiritual, en donde tu corazón se ha endurecido, en donde ya no eres tan sensible como antes lo fuiste o donde ya no ves las cosas de la misma manera que antes las veías.
Este es el día en el que tienes que comenzar a salir de ese desierto, es hoy el momento en donde tienes que proponerte en tu corazón salir adelante, no es posible que ese desierto te derrote, no es posible que todo lo que avanzaste quede desperdiciado en ese desierto.
Hoy tienes que salir de ese desierto espiritual de una vez por todas, tienes que comenzar a orar con sinceridad, tienes que alimentarte de la Palabra de Dios con un corazón humilde, no hay fórmula mágica para salir de allí, solo la humildad y sencillez de corazón puede hacer que vuelvas a ser el mismo creyente que un día fuiste.
Reflexiona muy bien (Lamentaciones 3:40) que fue lo que poco a poco te fue llevando a ese desierto y al detectarlo comienza por cambiar cada cosa que en su momento hiciste mal. Si dejaste orar, es hora de comenzar paulatinamente a hacerlo nuevamente, es necesario que forjes un hábito de oración, si dejaste de leer la Biblia es hora de comenzar nuevamente a leerla diariamente, si dejaste de congregarte es hora de poner tus ojos en Dios y no en el hombre y comenzar a congregarte, si dejaste de hacer lo bueno porque te cansaste de ser bueno, es hora de que con humildad comiences nuevamente a hacer lo bueno, no para agradar al ojo humano, sino para agradar a Dios.
En medio de cualquier desierto espiritual puedes encontrar a Dios si lo buscas de todo corazón:“Cuando ustedes me busquen, me encontrarán, siempre y cuando me busquen de todo corazón.” Jeremías 29:13 Traducción en lenguaje actual (TLA).
El salmista David experimento esos desiertos espirituales y escribió: “Oh Dios, tú eres mi Dios; de todo corazón te busco. Mi alma tiene sed de ti; todo mi cuerpo te anhela en esta tierra reseca y agotada donde no hay agua.” Salmos 63:1 Nueva Traducción Viviente (NTV).
Dios quiere encontrarse contigo, la pregunta es: ¿Quieres tu encontrarte con Dios?, si realmente tienes sed de Dios tienes que comenzarlo a buscar sin poner ninguna excusa, pero sobre todo, que a la hora de buscarlo siempre tengas un corazón contrito y humillado (Salmos 51:17).

¡Hoy Dios quiere saciar tu sed!

“Partió las rocas en el desierto para darles agua como de un manantial burbujeante. Hizo que de la roca brotaran corrientes de agua, ¡y que el agua fluyera como un río!”
Salmos 78:15-16 (Nueva Traducción Viviente)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

viernes, 4 de marzo de 2016

Cuando las cosas van bien

Cuando las cosas van bien

“Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga”.
1 Corintios 10:12 (Reina-Valera 1960)
A veces pareciera que estamos en una total calma, pareciera que de los mares han cesado las olas, que los vientos se han ido, que el sol ha salido y alumbra nuestro camino.
Paradójicamente en lo espiritual esos momentos de bienestar y de total calma muchas veces hacen que nos descuidemos, que pensemos que ya todo está hecho, que hemos ganado y poco a poco nos vamos haciendo sordos a la voz de nuestro Señor.
Y es que a veces pareciera que la pasamos mejor cuando estamos en aprietos, cuando estamos en medio de una encrucijada. Y es que en esos momentos de problemas y desiertos estamos más atentos a lo que Dios quiere hablarnos, nuestro espíritu se sensibiliza a su presencia y estoy seguro que en los momentos de desiertos es cuando hemos tenido las mejores experiencias personales con Dios.
Personalmente, mis mejores experiencias con Dios han sido en el desierto, en el anonimato, en esos momentos en donde pareciera que todo está en contra y lejos de ver lo prometido, solo veo arena y más desierto. Pero en esos momentos es cuando he tenido mis mejores momentos con Dios, es cuando mi corazón ha estado más sensible, es cuando mi oído ha estado más preciso a escuchar la voz de Dios, es cuando todo mi ser se ha rendido totalmente a El reconociendo mi dependencia TOTAL hacia El.
Ahora bien, ¿Por qué en los momentos de bonanza y de bendición nos volvemos menos sensibles a Dios?, porque como todo el panorama pinta bien, creemos que todo está bajo control y descuidamos la razón por la cual todo está bajo control y esto es nuestro Dios.
Hoy te invito a que si estas pasando momentos bellos, en donde quizá el sol ha salido, en donde a lo mejor te está yendo bien a que NO TE OLVIDES DE DIOS, a que no te olvides que si las cosas están caminando bien, es porque EL lo está haciendo, y por lo tanto es una razón más, para seguir buscándolo y dependiendo de Él.
Ahora bien, si estas pasando por desiertos o anonimatos, en donde pareciera que no saldrás de esa, te invito a que los aproveches, a que no los veas de mala cara, al contrario, date cuenta que es una buena oportunidad para tener encuentros especiales con Dios, en donde tu corazón, tu mente y todo tu ser serán más sensibles a Él.
Busquemos cada día, mantener esa relación personal con Dios que nos llevara hacia la victoria diaria, porque estoy seguro que Dios quiere encontrarse diariamente con nosotros.

¡Él quiere encontrarse contigo hoy mismo!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

miércoles, 2 de marzo de 2016

Su Presencia

Su Presencia

por Enrique Monterroza

“Ciertamente los justos alabarán tu nombre; Los rectos morarán en tu presencia”.
Salmos 140:13 (Reina-Valera 1960)
Cansado física y espiritualmente, preocupado y a la vez cargado por diferentes situaciones que te está tocando enfrentar provoca que te sientas sin fuerzas y sin ánimos.
A veces podemos estar haciendo muchas cosas para Dios, pero no implica que el cansancio no llegue, en otras ocasiones dejamos que el estrés o el afán del día a día nos conviertan en personas con carácter fuerte e impulsivo.
Y es que a veces pareciera que perdemos el enfoque, que nos olvidamos de lo primordial en nuestra vida, de pasar esos momentos íntimos con Dios donde realmente somos nosotros, donde no podemos ocultar nada de lo que somos y en donde nos entregamos por completo a Dios.
A veces lo único que necesitamos es SU PRESENCIA, ¿Cuándo fue la última vez que apartaste un tiempo para hablar con Dios?, ¿Cuánto fue la última vez que te fuiste a un lugar a solas y disfrutaste de SU PRESENCIA?
Y es que aunque no lo hayas pensado lo que realmente necesitas es SU PRESENCIA, es decir ir y disfrutar de unos minutos a solas con Dios, en donde dispongas completamente tu vida, tu corazón, tu mente y todo tu ser para permitir que Dios pueda abrazarte y susurrarte al oído.
Tú sabes que necesitas de Él, muy bien sabes que muchas de las cosas que hoy estas sintiendo es porque has descuidado esa intimidad con Dios, y lo sabes porque antes eras más fuerte frente a circunstancias similares y todo era porque estabas muy cerca de Él, pero ahora que poco a poco fuiste descuidado esa relación de intimidad con Dios te has hecho más vulnerable a situaciones que antes fácilmente hubieras podido superar.
¿No te das cuenta que lo que necesitas es SU PRESENCIA?, y no hablo de que Dios este contigo, porque eso es obvio, ¡Él está junto a ti!, sino que hablo de disfrutar de su presencia.
Por ejemplo: Yo puedo estar en la sala de mi casa, sentado en uno de los sofá, mientras mi esposa Yamita está también está sentada en otro, mi hijo Uziel está sentado a mi derecha y mi pequeña Valentina sentada a mi izquierda. Es obvio que todos estamos allí, y mi esposa y mis hijos también, y podemos pasar horas de esa forma sentados a lo mejor viendo una película o un programa de televisión, pero eso no significa que este disfrutando de su presencia, simplemente estoy allí y ellos conmigo. Pero cuando dejo de ver la televisión, la apago y me enfoco en mi familia que ha estado allí durante horas, y comienzo a disfrutarlos no a uno, miro a mi esposa, le digo lo mucho que la amo y lo importante que es para mí, miro a mis hijos, juego con ellos, disfruto de esa hermosa etapa que están viviendo en donde descubren cada cosa, y en donde me hacen sonreír por todo, entonces es allí en donde finalmente estoy disfrutando de su presencia, solamente cuando me desconecto de todo y les presto atención solo para ellos.
A veces es necesario desconectarnos de todo y volver nuestra vista hacia el que siempre ha estado a nuestro lado, porque si de algo debes estar muy seguro es que Dios siempre ha estado allí, y para comenzar a disfrutar de SU PRESENCIA lo único que tienes que hacer es prestarle atención, volver tu mirada hacia Él y darte cuenta lo mucho que lo necesitas y lo importante que es para ti, solo allí y solamente allí, comenzaras a disfrutar realmente de SU PRESENCIA y el panorama de tu vida cambia por completo.
Y es que cuando nos enfocamos en Dios más allá de las circunstancias que nos rodean algo cambia, todo el panorama se vuelve más claro y es que SU PRESENCIA nos hace abrir los ojos, no hace ver que en sus manos estamos seguros, que lo único que necesitamos es rendirnos ante Él, que lo único que necesitamos en prestarle la atención debida y entonces, SU PRESENCIA hace todo lo demás.
No sé qué momento puedas estar atravesando, no tengo idea sobre qué es lo que está cargando en sobremanera tu vida, pero sí puedo decirte que SU PRESENCIA puede cambiar todo tú panorama, puede cambiar tú visión de las cosas y puede darte la tranquilidad que tanto necesitas.
Hoy quiero invitarte a que le prestes atención a Dios, a que dediques unos minutos de tu día para ir y encontrarte con Él, ve a ese cuarto o habitación, cierra la puerta de tu oficina o en lugar que puedas y estés a solas y DISFRUTA DE SU PRESENCIA.
Allí en SU PRESENCIA es donde puedes ser tú mismo, es en donde no tienes por qué tratar de impresionar a Dios, en donde con las palabras más sencillas puedes expresarle lo que en ese momento sientes y lo mucho que crees y confías en Él. Es allí en su presencia en donde algo maravilloso sucede, en donde nuestras fuerzas son renovadas, en donde nuestros sueños afirmados y en donde nuestra fe aumenta, y es que SU PRESENCIA es lo que TODOS necesitamos.

¡Ve y disfruta de SU PRESENCIA!

“Tú me enseñaste a vivir como a ti te gusta. ¡En tu presencia soy muy feliz! ¡A tu lado soy siempre dichoso!”

Salmos 16:11 (Traducción en lenguaje actual)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...