Espero que este blogger sea de edificación para su vida, como lo ha sido para mi y mi familia. Hemos puesto, cortas reflexiones, videos cristianos, testimonios, historias bíblicas para niños, biblias electrónicas para bajar a tu pc gratis, una biblia electrónica para leer al momento la palabra de Dios, Muñequitos con historias de la biblia y mucho más. Deja tu comentario y nombre despues de cada reflexion, Dios te bendiga, y que la paz del Señor este contigo en todo momento. Amen



domingo, 25 de diciembre de 2016

Lo espiritual primero

Lo espiritual primero

por Enrique Monterroza

Vivimos en una cultura “cristiana” que a veces difiere con lo que realmente tendría que ser el evangelio. Nos acostumbramos a “clubs sociales” antes que a una Iglesia que vive en un mismo sentir. Anhelamos ser prosperados económicamente pensando que esa es la verdadera bendición y nos olvidamos que Jesús dijo que no tenía ni donde recostar la cabeza(“Jesús le dijo: Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar su cabeza.” Mateo 8:20 Reina Valera 1960).
Queremos enseñarles a otros lo que tienen que hacer cuando nosotros mismos no somos capaces de gobernar bien nuestra casa, con esposas que no los respetan y  con hijos que no los honran. (“que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad” 1 Timoteo 3:4 Reina Valera 1960)
Queremos hacer todo para Dios y ni siquiera lo tomamos en cuenta, tenemos muchas frasecitas para denotar lo “espiritual”, pero ninguna de ellas lleva ese poder del Espíritu de Dios porque vivimos contristándolo y en ocasiones ni siquiera creemos en el poder del Espíritu Santo y nos apoyamos en nuestra propia sabiduría para defender lo indefendible. (“No entristezcan al Espíritu Santo de Dios con la forma en que viven. Recuerden que él los identificó como suyos, y así les ha garantizado que serán salvos el día de la redención.” Efesios 4:30 Traducción en Lenguaje Actual)
Decimos que no hay que ser hipócritas ni fariseos, pero no hacemos nada por vivir una vida que de verdad agrade a Dios. Pensamos que con decir lo que queremos denotamos sinceridad cuando la realidad es que la boca muchas veces habla cuando ni siquiera ha pensado lo que va hablar. (“En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente.” Proverbios 10:19 Reina Valera 1960)
Hablamos de pasión por Dios cuando nuestra vida está más apagada que un carbón en medio de un océano. Hablamos de fidelidad a Dios cuando no somos capaces de ser fieles a las personas que decimos amar. Queremos sujeción cuando no somos capaces de darnos a respetar, cuando nuestras acciones gritan lo mal que vivimos y nuestros gritos predicando son más sordos que el sonido de una pluma cayendo. (“Hemos sido infieles a Dios, no lo hemos obedecido; somos violentos y traicioneros, y engañamos a la gente.” Isaías 59:13 (Traducción en lenguaje actual))
Nos hemos olvidado para quien vivimos y para qué vivimos, pensamos en nosotros antes que en Dios, lo usamos muchas veces para defender las ideas que a los únicos que benefician son a nosotros mismos y no a Dios. Decimos vivir para Dios cuando en realidad nos aprovechamos para vivir a través del nombre de Dios. “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará” Gálatas 6:7 (Reina-Valera 1960)
¿Qué nos pasa?, ¿En que momento perdimos el rumbo?, ¿En que momento pusimos primero nuestros anhelos humanos antes que llevar a cabo la voluntad de Dios?, vivimos para nosotros y nos olvidamos de vivir para Dios, hacemos todo para beneficio nuestro y nada para beneficiar a Dios. (Efesios 5:14)
Es hora de despertar, es hora de vernos al espejo y por fin ser sinceros con nosotros mismos y darnos cuenta que no podemos vivir a costa de nuestras ideas sino a través de lo escrito por Dios que solo se encuentra en la Santa Biblia. Dejemos de usar la Biblia para excusarnos en nuestra mediocridad y comencemos a ser lo que Dios quiere que seamos: Santos porque Él es Santo. (1 Pedro 1:16)
Comencemos a morir a nosotros mismos cada día para que Dios crezca en nosotros (Juan 3:30). Vivamos realmente para Dios en lugar de aprovecharnos de su Nombre. Demos ejemplo a la gente en lugar de sacar a relucir sus errores, pero sobre todo mostremos la pasión por Dios que tanto decimos sentir en lugar de exigirle a la gente que la tenga.
Regresa y toma la cruz pesada que un día decidiste dejar en el camino y comienza a caminar a la par de Jesús (Mateo 16:24), sintiendo y viviendo el verdadero evangelio que va más allá de las ideas vanas de un mundo que terminará.
Has tesoros en el cielo y no en la tierra, vive como un ciudadano celestial y no terrenal (Mateo 6:19-21), que tus acciones hablen más que tus palabras, pero sobre todo pon en primer lugar lo espiritual antes que lo terrenal o carnal.

¡Volvámonos a Dios!

Conozcamos, pues, esforcémonos por conocer al Señor. Su salida es tan cierta como la aurora, y El vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia de primavera que riega la tierra.     Oseas 6:3 ( LBLA )


JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 12 de diciembre de 2016

“¿Por qué no te perdonas?”

¿Por qué no te perdonas?

por Enrique Monterroza

Es increíble como un error del pasado puede afectar en gran manera tu presente y aun más tu futuro. Conozco personas que cometieron un error hace muchos años y aun hoy en día siguen sintiéndose culpables y a pesar que le han pedido perdón a Dios en muchas ocasiones, siguen sintiéndose mal consigo mismo y en muchos casos pensando que Dios no los ha perdonado.
Humanamente hablando a nosotros nos cuesta perdonar a aquella persona que nos hizo un mal, pero no es el caso de Dios, cuando nosotros le pedimos perdón a Dios con un corazón sincero y arrepentido, Él nos concede el perdón automáticamente, no tienes que hacer más nada, no tienes que caminar descalzo diez kilómetros para que te perdone, no tienes que tirarte al suelo y hacer penitencias para que Él te otorgue su perdón, lo único que necesitas es reconocer que fallaste, estar arrepentido genuinamente y pedirle perdón a Dios, expresarlo con tu boca y entonces Dios te concede sin preguntas ni reproches su perdón.
¿Qué es lo que no te permite creer que has sido perdonado?, ¿Acaso tu error o tu pecado es más grande que no alcanza el perdón de Dios?, la Biblia dice: “Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.” Isaías 1:18 (Reina-Valera 1960).
Es hora de dejar atrás el pasado, es hora de comenzar a entender que Dios YA ME PERDONO, que no importa lo que hice, puesto que si ya me arrepentí genuinamente de ello y le pedí perdón a Dios, entonces ¡Él ya me otorgo su perdón!
Los errores del pasado no van a seguir afectando tu presente, ni mucho menos tu futuro, porque a partir de este día vas a comenzar a vivir de una manera diferente, sintiéndote 100% perdonado, porque DIOS YA TE PERDONO.
Es momento de levantar el rostro y darte cuenta todo lo que has estado desperdiciando por sentirte mal por eso que hiciste, si bien es cierto no fue correcto, ya está hecho, ahora no eso no va a determinar como vas a vivir, porque el único que puede determinar como vas a vivir es Dios y Él te ha perdonado totalmente.
Dios quiere recordarte algo este día: “Yo soy el que por amor a mí mismo borra tus transgresiones y no se acuerda más de tus pecados”. Isaías 43:25 (Nueva Versión Internacional). ¿Leíste bien?, Dios te dice que no se acordará más de tus pecados y si Dios ya no se acordará, ¿Por qué tu si?
Hoy es momento que puedas comenzar a disfrutar de esa misericordia hermosa de Dios sobre tu vida, es tiempo de disfrutar esa libertad que Dios te otorga, ya no estés esclavizado a los errores que cometiste en el pasado, sé libre, libre para alabarlo, libre para adorarlo, libre para vivir en Él, porque ¡Él te hizo libre! “Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.” Juan 8:36 (Reina-Valera 1960).
Tú eres perdonado y libre porque Dios así lo quiso, no tienes que reprocharte nada de lo que Dios no te reproche, no tienes que autojuzgarse, porque Dios no te juzga, no te auto condenes, porque Dios tampoco lo hace. No te recrimines nada de lo que Dios no te recrimine. Hay uno solo que puede juzgarte, criticarte y hasta condenarte, pero Él decidió en su lugar PERDONARTE y sobre todo AMARTE, responde a ese perdón y amor viviendo y disfrutando esa hermoso libertad que Dios te otorga.

¡Dios ya te perdonó!


JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

 DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 5 de diciembre de 2016

Del camino angosto al espacioso

Del camino angosto al espacioso

 por Enrique Monterroza

“Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.”
Mateo 7:13-14 (Reina-Valera 1960)
He leído un sin número de veces este pasaje bíblico, sin embargo fue hasta hace poco que reflexionando Dios me dio luz sobre cómo aplicarlo perfectamente.
El día que decidimos entregarle nuestra vida al Señor comenzamos a andar por ese camino angosto, ese camino angosto que nos evitaba el inmiscuirnos en aquellas cosas que pasaron de ser “buenas” a “malas” en el sentido que entendimos que habían cosas que antes hacíamos que nos parecían buenas, pero que ahora con Cristo en nuestra vida nos dimos cuenta que no eran del agrado de Dios. Fue así como comenzamos a hacer de aquel camino ancho o espacioso un camino angosto pues nuestra intención era agradar a Dios y no a nosotros mismos.
Empezamos a andar por ese camino angosto, en donde caminábamos de puntillas, con mucho cuidado, examinando todo, reteniendo lo bueno y desechando lo malo, ese camino angosto era el perfecto, el que Dios quería que anduviéramos, ese camino angosto se evitaba de muchas cosas que parecían “inofensivas” pero que al evaluarlas nos dábamos cuenta que no valía la pena de practicarlas, porque no honraban a Dios.
Caminar por esa camino angosto nos hacia felices, pues el hecho de saber que agradábamos a Dios hasta en lo mínimo nos hacia sentirnos orgullosos de ser llamados sus hijos.
Lastimosamente con el caminar del tiempo fuimos haciendo de ese camino angosto uno más espacioso. Comenzamos a permitirnos cosas que antes no nos permitíamos, comenzamos a dejar de caminar con cautela y comenzamos a ampliar el camino, aquello que antes nos parecía malo o equivocado nos comenzó a parecer normal y hasta bueno, aquello de lo que antes sentía dolor de cometer comenzó a convertirse en rutina en nuestra vida y poco a poco el dolor por hacer lo malo se fue perdiendo de nuestra vida, fue así como sin darnos cuenta fuimos haciendo más espacioso el camino por el que debíamos andar.
Si antes evitabas hacer o decir ciertas cosas solo por agradar a Dios y hoy en día haces sin ninguna pena lo que antes evitabas tengo que decirte que dejaste de caminar por el camino angosto y en su lugar estás dando pasos en el camino espacioso.
Hay que ser sinceros, todos en algún momento de nuestra vida nos desviamos del camino, dejamos de andar por el camino angosto y comenzamos a andar por el especioso, ese que está lleno de cosas que desagradan a Dios pero que humanamente ya no reprochamos, porque ahora a diferencia de antes lo vemos “normal” basados muchas veces en que “todos lo hacen”.
Cuando tu comienzas a hacer las cosas que todos hacen y comienzas a ponerle etiqueta de permitido a todo, entonces dejaste de andar por el camino angosto, porque el camino angosto no se permite muchas cosas, al contrario es un camino en donde todo se examina y lo que no honra a Dios se desecha. El camino angosto es difícil de andar porque la mayoría tilda ese camino de “religiosidad” o “fanatismo” esos términos que el diablo usa para tratar de hacer ver lo bueno malo.
Dios quiere que dejemos de andar por el camino espacioso y volvamos al camino angosto, la voluntad de Dios es que examinemos todo y desechemos lo malo y nos volvamos hacia lo bueno. El camino angosto está lleno de prudencia, sabiduría y voluntad de agradar a Dios, nadie que quiera andar por el camino angosto lo va lograr sin estás tres cosas, porque se necesita valor para andar en el camino que nadie quiere andar, ese camino de negación a uno mismo, ese camino difícil pero que al final trae una recompensa que vale más que cualquier regalo que el mundo y sus deseos te quieran dar.
Jesús dijo: “porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.” Mateo 7:14 (Reina-Valera 1960). Me llama mucho la atención de las últimas palabras de ese verso: “y pocos son los que la hallan”, eso quiere decir que son pocos los que no hacen lo que todos hacen, sino que se dedican a hacer lo que Dios quiere que hagan sin importar el desprecio, burla y odio de los demás.

¿Cuál es el camino por el que estás andando?, ¿Angosto?, ¿Espacioso?

¡Busquemos y encontremos el camino correcto que es el angosto y caminemos en el! 

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

jueves, 1 de diciembre de 2016

Pese a los vientos fuertes, Jesús no te dejara hundir

Pese a los vientos fuertes, Jesús no te dejara hundir

por Enrique Monterroza

“Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame! Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? Y cuando ellos subieron en la barca, se calmó el viento”.
Mateo 14: 28-32
Este pasaje bíblico encierra tantas enseñanzas, que lo podemos ver desde varios puntos de vista y en cada uno de ellos Dios nos mostrara algo.
La historia comienza con un Jesús caminando sobre el mar, sus discípulos asustados pensando que era un fantasma se turbaron dando voces de miedo. Pero en medio de esos panoramas de temor y miedo aparece Jesús para decirnos: “¡Tened ánimo; yo soy, no temáis!” (v.27).
En ese momento se levanta uno de sus discípulos, aquel que era el portavoz de los doce y a quien siempre le gustaba sobresalir de entre todos diciéndole: “Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas”, era claro que Pedro ya se había fijado que el Señor estaba sobre las aguas y por esa razón le pidió que el también quería tener esa enorme experiencia de caminar sobre las aguas, algo que humanamente y sin ningún dispositivo es imposible.
Jesús no se negó ante tal petición, pues su petición denotaba porciones de FE, El le respondió: “Ven”, como cuando de repente estamos tan asustados por las situaciones que están a nuestro alrededor y le pedimos al Señor que queremos estar cerca de El, el siempre nos responderá “VEN”, y es por el hecho de que el anhelo de nuestro Señor es que nuestra fe aumente cada día para poder creer sus promesas.
En ese instante Pedro descendió de la barca y literalmente “andaba sobre las aguas para ir a Jesús”,que hermosa experiencia, única, de esas que jamás se olvidaran, ¿Cuántos de nosotros quisiéramos caminar sobre las aguas para acercarnos a Jesús?, la verdad es que pese al final que iba a tener esta historia, te puedo asegurar que en este momento Pedro era el hombre mas feliz del mundo, esta caminando sobre las aguas, pues su fe se lo estaba permitiendo.
Al igual que Pedro muchos de nosotros salimos de esa barca de pecado y comenzamos a caminar por fe hacia Jesús, esa fe que nos hizo creer de que podíamos tener una mejor vida, esa fe que nos permitió dejar aun lado toda duda y comenzar a caminar en pos del Señor.
Esos segundos fueron una de las mejores experiencias que Pedro jamás olvidaría, pero luego sucedió algo imprevisto o mejor dicho algo que tiene que pasar para probar nuestra fe: “Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse”.
Y es que no podemos juzgar a Pedro de incrédulo o de falta de fe, porque quizá ni nosotros mismos nos hubiéramos atrevido a comenzar a caminar sobre el mar por miedo a hundirnos, pero Pedro lo había comenzado a hacer, pero lastimosamente los fuertes vientos en nuestra vida aparecerán y es ahí en donde realmente será probada nuestra fe.
No voy a juzgar a Pedro, pues en varias ocasiones yo también he dudado al sentir los fuertes vientos, pero que lindo saber que pese a que los fuertes vientos querrán derribarnos, tenemos a un Jesús dispuesto a extender su mano para no dejarte hundir: “Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él” (v.31).
La experiencia fue única para Pedro, eso marcaría su vida de sobremanera, también era un llamado de atención para no volver a dudar, pero te aseguro que desde ese momento Pedro no dudo mas nunca de que Jesús no lo dejaría hundirse.
Así mismo hoy en día Jesús no te dejara hundir. Si tu un día le dijiste que querías estar cerca de El, seguramente te dijo: “VEN”, y vas camino a la Gloria Eterna, pero quizás los vientos fuertes aparecerán y querrán derribarte y hundirte para ahogarte en los problemas de la vida, pero es en esos momentos en donde tenemos que reconocer que Jesús jamás me dejara hundir, sino que a mi llamado de auxilio siempre estará presente para extender su mano y asirme.
Amado hermano, posiblemente los últimos días has sentido que los vientos fuertes han atacado tu vida, sientes que tambaleas y que poco a poco te estas hundiendo, pero déjame decirte en esta hora, que Jesús pone en mi corazón el decirte que EL NO TE DEJARA HUNDIR, pues EXTENDIENDO SU MANO TE ASIRA Y NO TE SOLTARA.

Es momento de reafirmar nuestra fe y comprender de que si Jesús esta a nuestro lado NO TENGO PORQUE TEMER pues el no me dejara hundir.

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...