Espero que este blogger sea de edificación para su vida, como lo ha sido para mi y mi familia. Hemos puesto, cortas reflexiones, videos cristianos, testimonios, historias bíblicas para niños, biblias electrónicas para bajar a tu pc gratis, una biblia electrónica para leer al momento la palabra de Dios, Muñequitos con historias de la biblia y mucho más. Deja tu comentario y nombre despues de cada reflexion, Dios te bendiga, y que la paz del Señor este contigo en todo momento. Amen



viernes, 28 de julio de 2017

Acerquémonos a Dios

Acerquémonos a Dios

por Enrique Monterroza

Es difícil reconocer que muchas veces simplemente nos estamos olvidando de Dios, y es que nadie que ha tenido un encuentro genuino con Dios puede sentirse tranquilo cuando se da cuenta que poco a poco ha ido olvidándose de Dios.
Y es que es fácil detectar cuando tu prioridad cambio, cuando Dios dejo de ser el centro de tu vida y lo cambiaste por otra cosa. Hasta este punto sé que muchos podrán ponerse a la defensiva y decir que jamás se olvidarían de Dios, pero para olvidarse de Dios no solo debes de dejar de pensar en Él, sino que también lo puedes hacer mientras crees que haces “cosas para Él”.
Hablo de que a veces podemos estar haciendo “cosas para Dios” sin que Dios sea nuestro principal objetivo en el sentido de que tengamos plena intensión de hacer algo especialmente para Dios, la mayoría a veces nos perdemos en el afán de hacer las “cosas para Dios” y terminamos simplemente haciendo algo por rutina más que con la intensión de agradar a Dios.
Haber, hagámonos una pequeña autoevaluación:
¿Al levantarte lo primero que hiciste fue agradecer a Dios por este día de vida que te ha regalado?, ¿Cuántas veces pensaste en Dios este día?, ¿Cuánto tiempo dedicaste a reflexionar en Dios hoy?, ¿Leíste la Biblia?, ¿Cuánto tiempo dedicaste hoy a tu comunión con Dios?, ¿Antes de hacer algo para Dios, oraste y te preparaste para hacerlo de la mejor manera?, ¿Ayudaste a alguien este día pensando en que Dios lo hubiera hecho también?, ¿Qué clase de palabras salieron de tu boca este día?, ¿Qué pensamientos gobernaron tu mente hoy?, ¿Cuánta fe reflejaron tus actos este día?, ¿A cuántas personas le hablaste de Dios hoy?
Son preguntas sencillas, de situaciones cotidianas que deberían ser fáciles de cumplir pero que sin embargo muchas veces ni siquiera somos capaces de cumplir la mitad.
Nos levantamos afanados por el día de trabajo o porque nos agarro la tarde, nuestra mente está enfocada en nuestros problemas en lugar de descansar en Dios, de nuestra boca no salen palabras de fe, sino de murmuración, de tristeza, de derrota, de frustración, a veces hasta nuestro vocabulario cambia, de ser espiritual cambio a ser totalmente carnal. Dedicamos mucho tiempo a cosas que no edifican y no tenemos ni un par de minutos para hablar a solas con Dios, podemos leernos todas las redes sociales, los periódicos electrónicos, nuestra bandeja de correos completa y muchas otras cosas, pero no somos capaces de tomar la Biblia, leer un capitulo completo y tratar de meditarlo para nuestra vida.
¿Qué nos pasa?, ¿Por qué retribuimos de esta manera tantos favores de Dios para nuestra vida?
Es hora de levantarnos del sueño en el que muchas veces nos encontramos, es hora de despertar, abrir los ojos y darnos cuenta que sin querer estamos más lejos de Dios que antes de haberlo aceptado como Señor y Salvador.
Es hora de renovar nuestra comunión con Él, es hora de dedicarle el tiempo que se merece y el cual también nos será de provecho a nosotros mismos puesto que entre más cerca y más tiempo pasemos con Él, más fortalecidos y fuertes seremos para afrontar las situaciones que aunque no queramos vendrán a nuestra vida.
Nuestra fe decae porque decidimos alejarnos de Dios, nuestra fe decae porque poco a poco vamos remplazando a Dios por otras cosas, pero si somos capaces de reemplazar nuevamente esas cosas por Dios podemos volver a hacer de Dios el centro de nuestra vida y con ello comenzar a ver nuevos resultados basados en nuestras confianza en Dios, porque entre más cerca estamos de Él, más confianza le tenemos, porque solamente cerca de Él podemos conocer las cosas que Él puede y quiere hacer en nuestra vida.
Hoy te invito a comenzar a dedicar el tiempo que Dios se merece en tu vida, te invito a que tomes la Biblia, a que ores antes de leerla y le pidas a Dios que te revele una palabra especial para tu vida, y estoy seguro que así será, sentirás cómo una presencia fresca de Dios sobre tu vida viene y cómo tus fuerzas son renovadas y tu fe fortalecida, y es que cuando nos acercamos a Él, Él se acerca a nosotros.
“Acérquense a Dios, y Dios se acercará a ustedes. Lávense las manos, pecadores; purifiquen su corazón, porque su lealtad está dividida entre Dios y el mundo.”
Santiago 4:8 Nueva Traducción Viviente (NTV)
Acerquémonos a Dios, no podemos seguir a Dios a lo lejos, no hay forma de encontrar lo que necesitamos si vamos a kilómetros de Dios, pero cuando nos acercamos, cuando lo vemos de cerca, cuando lo escuchamos de cerca, cuando dejamos que Él nos toque porque estamos a la distancia necesaria para ello, entonces cosas maravillosas comienzan a ocurrir en nuestra vida, porque cuando decidimos acercarnos a Dios es cuando todo lo que Él ha planeado para nosotros comienza a cumplirse.

¡Acerquémonos a Dios y encontremos lo que necesitamos!

“Luego dijo Jesús: «Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso.”
Mateo 11:28 Nueva Traducción Viviente (NTV)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

jueves, 27 de julio de 2017

Cierra tus ojos y ¡Disfruta!

Cierra tus ojos y ¡Disfruta!

por Enrique Monterroza

Cerrar los ojos y disfrutar de su presencia es algo que no se nos tiene que olvidar, es nuestro alimento diario, es lo que nos renueva y nos hace fuertes.
Esta mañana mientras tenía un momento de intimidad con el Señor, cerré mis ojos, no pronuncie ninguna palabra, quede en silencio un momento y simplemente disfrute de su presencia, pude sentirlo, puede experimentarlo, y a la vez Dios me recordó que esa presencia hermosa que sentí en ese momento, está disponible para mi vida y la tuya todos los días.
Dejar a un lado todo pensamiento que nos agota, olvidarse por un momento de todo lo que nos rodea y simplemente disfrutar de su presencia es lo que a diario tendríamos que hacer.
Sentir como te abraza, sentir como su hermoso Espíritu Santo fluye con libertad en tu vida, sentir como te renuevas en su presencia es algo único, es algo que necesitamos, es algo que tú necesitas este día.
Por un momento ve a un lugar a solas, cierra tus ojos, no digas absolutamente nada y permite que esta vez sea Él quien hable, quien te ministre, no necesitas hacer nada más.
A veces no disfrutamos de su presencia porque estamos más preocupados en pedir que en sentirlo a Él. A veces pensamos que con gritar Dios nos va a oír más rápido o por decir cientos de palabras obtendremos una fresca presencia de su Santo Espíritu, pero a veces simplemente necesitamos callar, cerrar nuestra boca, cerrar nuestros ojos, levantar nuestras manos y dejar que Él tome la iniciativa.
No necesitas gritar para que Él te escuche, no necesitas saltar o hacer movimientos exagerados como para poder captar su atención, solo necesitas disponer tu corazón, pero sobre todo, disfrutar de su presencia a conciencia.
Estoy seguro que tú necesitas disfrutar de su presencia, quizá ha pasado varios días sin que sientas aquella hermosa presencia que te hacia llorar, que te hacia estremecer tu cuerpo, aquella linda y hermosa presencia de la cual no querías despegarte, tú necesitas ese momento con Dios.
Estas cansado(a), quisieras ver más resultados en lo que haces, quisieras que todas tus oraciones fueran contestadas, quisieras ver cambios, pero no veas absolutamente nada.
Para comenzar a ver resultados, tienes que comenzar con tener encuentros reales y especiales con Dios, esos encuentros en donde no existe petición alguna, en donde no hay reclamos, en donde no hay exigencias ni preguntas, esos encuentros en donde lo único que Dios quiere de ti es un corazón dispuesto, en donde no necesitas decir nada como para que Dios fluya libremente en tu vida, en donde no necesitas hacer mas nada que callar en su presencia para que Él tome la iniciativa y tenga contigo un encuentro inolvidable.
Ve hoy, ve y cierra la puerta de ese lugar, ponte en pie o arrodíllate, doblega tu voluntad y por muy difícil que sea, hoy no pidas nada, no reclames nada, simplemente cierra tus ojos, cierra tu boca y deja que Dios haga lo que ha querido hacer en tu vida desde hace días, esto es: “¡Encontrarse contigo!”.

¡Cierra tus ojos y Disfruta!

“Calla en presencia de Dios, y espera paciente a que actúe…”

Salmos 37:7a (Traducción en lenguaje actual)

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

miércoles, 26 de julio de 2017

Eso que duele te llevará a la victoria

Eso que duele te llevará a la victoria

por Enrique Monterroza

Cuando algo duele o es difícil de hacer aun lado es porque vamos por el camino correcto, es decir: Cuando me comienzo a negar a mi mismo, a no hacer lo que yo quisiera hacer para hacer lo que Dios quiere que haga, humanamente me dolerá, porque, pero lo que humanamente me duele, espiritualmente funciona.
Por ejemplo: Cuando tenemos mucho tiempo de no ejercitarnos y un día decidimos hacerlo, el día siguiente estoy seguro que sufriremos de dolores musculares por la razón que nuestro cuerpo no está acostumbrado al ejercicio, pero ese dolor que sentimos es señal de que estamos ejercitando esas partes de nuestro cuerpo que lo necesitaban. Otro ejemplo: Cuando llevamos a nuestros hijos al pediatra y este nos sugiere que es necesario ponerle una vacuna para prevenir cierta enfermedad, a pesar que nos duele ver cuando esa “enorme” aguja pincha a nuestros hijos, sabemos que es por su bien, ellos seguramente llorarán y nosotros sentiremos un dolor indescriptible, pero eso que duele en su momento, será de provecho en un futuro.
Hay cosas que deberían dolernos pero que no nos duelen y cuando algo no me duele es porque a lo mejor estoy acomodado o simplemente no me he desprendido de ello como se tiene que hacer.
Hay decisiones que tenemos que tomar en nuestra vida que soy dolorosas pero que al final serán de provecho para nosotros mismos.
Por ejemplo: Una relación de noviazgo en donde solo hay peleas y maltratos verbales, a tal punto que la situación es irreversible, por mucho que piensas que “quieres” a esa persona lo ideal es terminar esa relación que lejos de bendecirte, te está llevando al fracaso tanto sentimentalmente como espiritualmente. La decisión es dolorosa, pero es por tu bien.
Otro ejemplo: Una amistad que lejos de edificarte te está motivando a hacer el mal. Por mucho que “aprecies” esa “amistad”, si lejos de ayudarte en algo te pervierte o motiva a hacer el mal, entonces sabes bien que tienes que hacerla aun lado y buscar nuevas amistades. Seguramente esa decisión es dolorosa, pero es lo mejor para ti.
Otro ejemplo: Hijos que le han perdido el respeto a sus padres, tú como padre tienes que tomar tu posición de padre y corregir a tus hijos no importando la edad que estos tengan. Tal vez las decisiones o las correcciones que tienes que usar son dolorosas para ti pues nunca has querido ser duro con tus hijos, pero si es por el bien de ellos es necesario.
Otro ejemplo: Relaciones de “amistad romántica” que te están poco a poco llevando a pensar en caer en pecado. Hablo de esas “amistades” con las que hay una confianza tal que sin darte cuenta la tratas como a tu esposa o novia sin serlo. Humanamente hablando a nuestra carne le agrada, sin embargo sabemos que a Dios no le agrada. Es necesario dejar esas “amistades con derecho” y aunque tu carne diga no, tú sabes que tu espíritu te motiva a hacer lo correcto.
¿Qué es lo que sabemos que tenemos que hacer y no lo estamos haciendo?, ¿Qué cosas nos causan dolor dejar y por eso no queremos hacerlo?
Si algo que es malo te causa dolor al pensar en dejarlo, es porque necesariamente ¡Tienes que dejarlo!, porque todo aquello que es malo para ti obviamente no tendrá un buen final.
Hablando de esto Jesús dijo lo siguiente:

“Si lo que ves con tu ojo derecho te hace desobedecer a Dios, es mejor que te lo saques y lo tires lejos. Es preferible que pierdas una parte del cuerpo y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno. Si lo que haces con tu mano derecha te hace desobedecer, es mejor que te la cortes y la tires lejos. Es preferible que pierdas una parte de tu cuerpo y no que todo tu cuerpo se vaya al infierno.” 

Mateo 5:29-30 (Traducción en lenguaje actual) 
Obviamente no estaba hablando de un sentido físico, sino más bien de lo doloroso que es hacer lo que es correcto, pero que al mismo tiempo es lo mejor para nosotros.
También dijo estás palabras:
Después Jesús les dijo a todos los que estaban allí:

“Si alguno quiere ser mi discípulo, tiene que olvidarse de hacer lo que quiera. Tiene que estar siempre dispuesto a morir y hacer lo que yo mando. Si alguno piensa que su vida es más importante que seguirme, entonces la perderá para siempre. Pero el que prefiera seguirme y elija morir por mí, ése se salvará. De nada sirve que una persona sea dueña de todo el mundo, si al final se destruye a sí misma y se pierde para siempre.”

Lucas 9:23-25 (Traducción en lenguaje actual)
Considero que la mejor interpretación de estas frases es la Palabra misma que Jesús dijo. Y es que no hay que darle vuelta al asunto, es tan fácil como dejar de hacer lo que yo quiero para hacer lo que Dios quiere, la pregunta es:

¿Queremos dejar de hacer lo que queremos para hacer lo que Dios quiere?

Hoy te invito a reflexionar sobre aquellas cosas que no son de provecho para tu vida y que te duele dejar. Hablo de esas áreas de tu vida en las que repetidas veces Dios te ha hablando, esas cosas que sabes que tienes que dejar o hacer aun lado y hasta la fecha no has querido. ¿Qué más vas a esperar para hacer lo que es correcto?, ¿Te duele hacerlo?, pues si te duele es porque es correcto.
Todo aquello malo que haces y que te duele dejar de hacerlo es lo que realmente tienes que dejar, es lo que Dios está demandando de ti. Lo que duele es lo que me llevará a alcanzar la victoria, las cosas fáciles que no duelen no tienen un gran mérito, pero las cosas difíciles y que no quisiéramos dejar, pero que las dejamos esas si tiene un mérito verdadero, porque es allí en donde estás haciendo la voluntad de Dios, es allí en donde estás negándote a ti mismo para rendir tu voluntad a Dios.

¡Hoy te invito a dejar de hacer lo que quieres para comenzar a hacer lo que Dios quiere!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 24 de julio de 2017

Espera en Dios, porque aún he de alabarle

Espera en Dios, porque aún he de alabarle
por Enrique Monterroza

¿Por qué te abates, oh alma mía, Y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío.
Salmos 43:5
Todos hemos pasados por momentos en los cuales sentimos como nuestra alma esta abatida. Posiblemente hoy que me lees estas pasando por un momento de esos.
En esos momentos de la vida en donde sentimos una gran carga, no podemos negar que nos sentimos preocupados a tal punto que perdemos la paz, a eso se le llama: estar turbado.
El salmista como todo humano estaba experimentando un momento de abatimiento y de turbación en su vida, es ahí en donde recapacita y se hace una pregunta así mismo: “¿Por qué te abates, oh alma mía, Y por qué te turbas dentro de mí?”, es como reflexionar sobre: ¿Por qué no hay paz en mi corazón?

Hermano amado, no podemos evitar que momento así vengan a nuestra vida, hay situaciones que roban totalmente la paz que existe en nuestro corazón. Muchas veces nuestra naturaleza carnal se olvida de lo espiritual y es ahí en donde nuestro corazón se turba y nuestra vida esta abatida.

El salmista recapacita luego del cuestionamiento que se hace así mismo y se responde: “Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío”. Por un momento el salmista se da cuenta de que no hay porque estar abatido, que no hay por que estar turbado, puesto que el esperar en Dios le dará salvación.
Amigo mío, ¿Por qué te abates?, ¿Por qué estas turbado?, ¿Acaso no es Dios quien esta contigo?, ¿Acaso no te ha dicho que te esfuerces y seas valiente?, ¿Acaso no te ha dicho que El va como Poderoso Gigante delante de ti?, ¿Acaso no te ha dicho que peleara las batallas por ti?, ¿Acaso no te ha dicho que estará contigo todos los días de tu vida hasta el fin del mundo?, ¿Acaso no te ha dicho que tu eres la niña de sus ojos?, ¿Acaso no te ha dicho que te ama con amor eterno?, ¿Acaso no te ha dicho que el no es hombre para mentir, ni hijo de hombre para arrepentirse?, eso quiere decir que lo que te ha dicho lo cumplirá y si un día te llamo es porque el haría algo hermoso en ti, entonces: ¿Por qué te abates?, ¿Por qué te turbas?, ¿Estas esperando en Dios?, ¿En quien esta puesta tu confianza?, ¿Confías mas en los problemas que en Dios?, ¿Qué pasa?, ¿Acaso no es Dios el TODOPODEROSO?, entonces, ¿Por qué temer?
Quiero recordarte que Dios te ha dado muchas promesas, las cuales cumplirá siempre y cuando le creas, ¿En quien estas esperando?, ¿Será por eso que te sientes abatido y turbado?, es momento de despojar toda ansiedad sobre El, es hora de rendirnos delante de El, es tiempo de alabarlo, de adorarlo, porque en medio de la alabanza y la adoración nuestro espíritu se fortalece, puesto que Dios es Salvación tuya y mía.
No importa lo que estés pasando, Dios ya lo sabe, El tiene todo bajo control y si tu te abates o te turbas es porque confías mas en los problemas, que en el Dios que los soluciona.

¿A quien tienes a tu lado?, ¿A los problemas o al Dios que es TODOPODEROSO para solucionarlos?

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

miércoles, 19 de julio de 2017

¿Cómo depositar mis cargas en el Señor?

¿Cómo depositar mis cargas en el Señor?

por Enrique Monterroza

Este día recibía una carta desde Londres en donde alguien me preguntaba: ¿Cómo depositar mis cargas en el Señor?, y es que ocurre de que muchas veces utilizamos términos cristianos espirituales y nos olvidamos de explicar o describir de lo que se trata.
¿Alguna vez te han dicho: “Deposita tus cargas en el Señor”?, seguramente sí. Me llamaba la atención la explicación que esta persona me escribía, ella me decía: “Todo mundo habla de depositar nuestras cargas en el Señor, pero nadie te dice cómo hacerlo”. Cuanta verdad hay en sus palabras y es que personalmente me encanta cuando alguien desea saber aun mas sobre lo que Dios quiere para su vida. Su pregunta es una muestra real de que anhela buscar del Señor, por lo que desde un principio está demostrando su deseo de aprender a depositar sus cargas en el Señor.
Por esa razón sentí del Señor, enseñar humildemente lo que significa depositar nuestras cargas en el Señor y cómo hacerlo.
Primero tenemos que entender lo que significa depositar. Por ejemplo, cuando vamos a una sucursal bancaria a depositar cierta cantidad de dinero para ahorrarlo, vamos llenamos un formulario y junto con ese formulario entregamos nuestro dinero. Una persona encargada en ventanilla, toma el dinero y lo deposita en su cuenta. Desde ese momento usted está segura que ese dinero está en su cuenta, a pesar que no lo ve, ni lo toca, pero tiene la certeza de que cuando quiera puede ir a retirarlo, pues ese dinero está a su disposición.
En el ámbito espiritual es lo mismo, usted va delante del Señor y deposita todo aquello que hasta ese momento le robaba la paz, todo aquello que no le permitía ser completamente libre. Se lo entrega al Señor teniendo la certeza de que Dios se encargara de todo.
Por ejemplo: Supongamos que estoy pasando por un momento económico muy difícil y que tengo problemas muy fuertes en mi familia y todo eso me ha llevado a desanimarme, a entristecerme y hasta cierto punto a caer en depresión. Yo le pregunto: ¿Qué gano con preocuparme al extremo por lo que estoy viviendo?, ¿Lo solucionare preocupándome al máximo por eso?, lo que normal que todos nosotros hacemos ante situaciones difíciles en nuestra vida es: PREOCUPARNOS y a veces al EXTREMO, es decir que exageramos en las preocupaciones. Y es que pareciera que con preocuparnos al extremo solucionaremos las cosas, y por supuesto que no será así. Lo que hacemos con preocuparnos al extremo es conseguir que nuestro sistema nervioso se altere y que enfermedades vengan a nuestra vida como consecuencias de esas preocupaciones.
Entonces, la pregunta sería: ¿Cómo depositar mis cargas en el Señor en dichas situaciones?, la Biblia que es la Palabra de Dios escrita, nos enseña las forma en la que nosotros debemos acercarnos al Señor y depositar todo aquello que nos perturba:
Primero, tienes que venir al Señor, Mateo 11:28 dice: “Ustedes viven siempre angustiados; siempre preocupados. Vengan a mí, y yo los haré descansar”. (Traducción en lenguaje actual)
Ir delante de Jesús es el primer paso que debemos dar para depositar nuestras cargas en El, y esto tiene que ver con la oración. Que mejor forma que acércanos a El que hablarle. Orar es hablar con Dios, no de una forma extraña o con palabras de diccionario, sino hablar como cuando hablas con tu mejor amigo. A pesar de que El sabe lo que estás viviendo, El siempre quiere escuchar de tu propia boca lo que estas pasado. Si hay alguien que te comprende a perfección es El.
Esto tiene que ver, con tener una vida de comunión con el Señor, no de solo un momento, no es solo una oración, es mantener vivo ese contacto con El, es mantenerte en sintonía con el Señor. Cuando nosotros nos mantenemos en la misma sintonía de El entonces problemas pueden venir de toda clase, pero nuestra misma sintonía con El, nos llevara a no ver las cosas con ojos humanos, sino con ojos de FE, con esos ojos que ven lo que no es, como que si fuera y claro, Dios honrara siempre la FE de los que le creen.
Pueda que los primeros días que ores buscando la ayuda del Señor, no sientas que las cosas cambien, pero en cuanto más tiempo mantengas esa sintonía con el Señor, entonces veras como el panorama te irá cambiando, tus ojos espirituales se activaran y ya no veras lo enorme del problema, sino al Dios que ha prometido ayudarte y estar contigo todos los días de tu vida. ¡Persiste en la oración!
Segundo, Pon tus preocupaciones en las manos del Señor, 1 Pedro 5:7 dice: “Así que pongan sus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ustedes”. (Traducción en lenguaje actual)
Poner nuestras preocupaciones en las manos del Señor tiene que ver con CONFIAR, de la misma manera que confiamos nuestros ahorros a una institución bancaria y tenemos la seguridad que ellos los cuidaran. Así también debemos confiar en que cuando depositamos nuestras preocupaciones en las manos del Señor, El tendrá cuidado de nosotros.
Poner esas preocupaciones en las manos del Señor es decirle: “Señor, acá esta esto que me preocupa, que me ha robado la paz, te lo entrego a ti, porque sé que tu sabrás como hacer, tu abrirás las puertas que se tengan que abrir, tu cambiaras los corazones que tengas que cambiar, yo no puedo hacer nada, pero tú si puedes y jamás me has defraudado”.
Esas palabras tienen que ver con deshacernos de todo aquello que nos roba la paz y confiar en que Dios obrara de alguna forma. Recordemos que la Biblia dice en Romanos 8:28 “Sabemos que Dios va preparando todo para el bien de los que le aman, es decir, de los que él ha llamado de acuerdo con su plan”. (Traducción en lenguaje actual)
Tercero, Esperar en el Señor, la Biblia en Hebreos 6:15 dice: “Abraham esperó con paciencia, y Dios cumplió su promesa”. (Traducción en lenguaje actual)
La Paciencia es vital, además de ir delante del Señor y confiar poniendo tus preocupaciones en sus manos, también tenemos que tener PACIENCIA. Pueda que las cosas no se resuelvan de la noche a la mañana, pero tu paciencia será símbolo de que tienes la confianza plena de que Dios te cumplirá en el tiempo perfecto. Cuando sabemos esperar, entonces DIOS CUMPLE.
Tomando todo lo anterior podemos concluir que “Depositar nuestras cargas en el Señor” es:
Ir delante del Señor en oración, confiando totalmente que al poner nuestras preocupaciones en El, podemos tener la convicción y la certeza de que El tendrá cuidado de nosotros, por lo que no debemos mas preocuparnos, ni permitir que nada nos robe la paz que Él quiere depositar en nuestros corazones para que sepamos esperar pacientemente.
El Salmista David en los Salmos 55:22-23 dice:
“…Mi amigo, te aconsejo que pongas en manos de Dios todo lo que te preocupa; ¡él te dará su apoyo! ¡Dios nunca deja fracasar a los que lo obedecen! ¡Por eso siempre confío en él!”
Hoy te invito a que junto realicemos estos tres pasos:
1. Ir delante del Señor. (Oración)
2. Confiar en El. (Hacerle suyo mis problemas)
3. Esperar con Paciencia. (No desesperarnos por nada)
Dios quiere darnos de su descanso, El no quiere que pasemos todo el tiempo preocupados. El quiere depositar una PAZ sobrenatural en nuestro corazón y mente, y sobre todo quiere mostrarnos que cuando confiamos plenamente en El, JAMAS NOS DEFRAUDA.
Deposita en las manos del Señor, todo aquello que te ha robado la paz, todo aquello que te preocupa, entrégale a El cada área de tu vida que te es difícil de superar, pon en sus manos todos aquellos recuerdos del pasado que te atormentan y dile de esta forma:
“Padre amado, te doy gracias por todas tus bondades y misericordias para con mi vida, te doy gracias porque hasta aquí has tenido cuidado de mi y jamás me has abandonado. En esta hora reconozco que no puedo más, reconozco que las cargas de la vida me han hecho perder la sonrisa, me han hecho perder la paz en mi corazón, mi mente ha sido atacada por pensamientos negativos y por lo tanto reconozco que no puedo más. Por tal razón en esta hora vengo delante de ti, deposito cada uno de esos sentimientos y pensamientos que no me dejan prosperar en mi vida espiritual, deposito en tus manos todas mis preocupaciones, me libero de ellas y pongo mi confianza en ti, sabiendo que tú siempre tienes el control de todo. Confío en que tú actuaras de la mejor manera y según tu voluntad. Ayúdame a confiar y a tener paciencia, derrama una vez mas de tu paz sobre mi corazón y mi mente, que cada día haya en mi el deseo y la voluntad de buscarte, quiero estar cerca de ti porque reconozco que necesito mucho de tu presencia. Ayúdame Señor. Te doy gracias de antemano, porque sé que tu obraras, te doy gracias porque puedo sentir tu presencia abrazándome fuertemente, te doy gracias porque puedo confiar en ti, gracias Señor, gracias por tomar mis cargas y hacerlas tuyas, se que en ti puedo descansara, gracias amado Padre, en el Nombre de Jesús, amén”.

¡Hoy Dios comenzara a liberarte de tus cargas!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 11 de julio de 2017

¿Decepcionados de Dios?

¿Decepcionados de Dios?

por Enrique Monterroza

Que fácil es decepcionarnos de Dios, y es que se nos hace tan fácil porque utilizamos cualquier excusa para sentirnos: “decepcionados de Dios”.
Basta con poner una petición “imposible” delante de Él y esperar a que no nos responda para luego decir: “Confié en ti, pero me decepcionaste”, y todo porque la petición no fue contestada o lo fue, pero no de la forma en la que queríamos.
Hoy reflexionaba sobre lo fácil que es decepcionarnos de Dios, lo fácil que se nos hace hacernos la víctima, como que, si Dios estuviera obligado a responder todo lo que pedimos, porque si no lo hace, dejaría de ser Dios, vaya argumento, pareciera que nuestra fe es como un barco de papel que navega a la derriba allá por donde el viento lo lleva hasta hundirlo.
Reflexionando en esto me hacia la pregunta: ¿Cuántas veces hemos decepcionado nosotros a Dios?
Y es que es muy fácil echarle toda la culpa de las peticiones no contestadas a Dios, pero alguna vez te has puesto a pensar: ¿Qué tanto esfuerzo hago yo por no decepcionar a Dios?
Obviamente hay una gran diferencia en la forma de cómo reacciona Dios ante nuestras acciones que deberían decepcionarlo y la forma de cómo reaccionamos nosotros cuando decimos sentirnos “decepcionados por Dios”.
Nuestra reacción es sencilla: Nos alejamos de Dios, intentamos dejar de creer en el (Lo cual será imposible, porque una vez creíste en Él, jamás lo olvidarás), nos volvemos rebeldes ante Él con la excusa que no hizo lo que le pedimos, tal cual hijo caprichoso que al ver que su padre no cumple sus deseos hace toda clase de berrinche.
La reacción de Dios ante nuestras acciones que deberían decepcionarlo: Extender su mano para levantarnos, perdonarnos y darnos una nueva oportunidad. Seguirnos amando a pesar de nuestros errores o como lo dice la Biblia: Permanecer fiel, ante nuestras infidelidades. (“Si somos infieles, él permanece fiel, pues él no puede negar quién es” 2 Timoteo 2:13 Nueva Traducción Viviente (NTV))
No podemos vivir como cual niño caprichoso amenazando a Dios de sentirnos decepcionados de Él si no cumple nuestros deseos al pie de la letra. ¿Qué tal si Dios tiene escrito otro final al que le pedimos?, ¿Vamos a enojarnos por eso?, ¿Vamos a dejar de creer en Él?, desde el momento que ponemos en tela de juicio su existencia o su poder, desde ese momento ya estamos decepcionándolo nosotros a Él, porque Dios no necesita que lo amenaces para poder cumplirte una petición, y aunque lo hicieras no la responderá por eso, sino porque nos ama y sino la responde es porque las cosas tenían que pasar de esa forma y no porque Él no haya querido o no haya podido.
Debemos comenzar a entender que todo lo que recibimos de Dios es por pura GRACIA, es decir: un regalo inmerecido, algo que ninguno de nosotros ha hecho mérito alguno para merecerlo. El simple hecho de que hoy respiremos ya nos hace dichosos y bienaventurados, por lo tanto, no nos corresponde amenazar a Dios de sentirnos decepcionados si no hace esto o aquello, sino más bien agradecerlo por lo que Él quiera hacer en nuestra vida
Hoy te invito a pedirle perdón a Dios por todas aquellas veces que quisiste manipular a Dios esperando que Él te contestara una petición Hoy te invito a pedirle perdón por las veces que actuaste como un niño caprichoso porque la respuesta que recibiste de Él no fue la que querías Hoy te invito a reconocer tu dependencia a Él y la gratitud que existe en tu corazón por TODO lo que hasta este día ha hecho en tu vida.
Señor, perdónanos por las veces que no estuvimos de acuerdo con tu actuar, perdónanos por nuestra mente finita que no alcanza a comprender muchas veces tu voluntad, perdónanos por la rebeldía que mostramos ante tus actos, pero sobre todo ayúdanos a ser cada día más humildes para someternos a tu voluntad y para que tu propósito perfecto se cumpla en nuestras vidas.
Hoy queremos renovar nuestra mente ante tus actos, queremos aceptar tus designios, pero sobre todo queremos que aumentes nuestra fe, para que no dependa de una respuesta, sino que confíe en tu santo propósito que es perfecto siempre en la vida de aquellos que te creen independientemente de las formas en que quieras llevarlo a cabo.

¡Ayúdanos a creer en tu propósito divino sin titubear!

“Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio y renueva un espíritu fiel dentro de mí.”

Salmos 51:10 Nueva Traducción Viviente (NTV)

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 4 de julio de 2017

Dios conoce los corazones

Dios conoce los corazones

por Enrique Monterroza

A veces vamos por el mundo jugando a ser cristianos, creyendo que al ocultar del ojo humano nuestros errores somos mejores, pero que en realidad lo que hacemos con eso es convertirnos poco a poco en lo que Jesús llamo: Sepulcros blanqueados. Y es que todos sabemos que hay en un sepulcro, por muy limpio y bonito que se vea por fuera, sabemos lo que hay por dentro.
Engañar a Dios es IMPOSIBLE, el que crea que está engañando a Dios, solamente se engaña a sí mismo o por lo menos se ha hecho la idea de que es tan bueno que ni Dios se ha dado cuenta de sus engaños, ¡Falso!, a Dios nada se le escapa, Dios lo conoce TODO, la Biblia dice:
“No hacía falta que nadie le dijera sobre la naturaleza humana, pues él sabía lo que había en el corazón de cada persona.”
Juan 2:25 Nueva Traducción Viviente (NTV)
En otra versión este mismo versículo bíblico dice:
“Pero Jesús no confiaba en ellos, ni necesitaba que le dijeran nada de nadie, porque los conocía a todos y sabía lo que pensaban.”
Juan 2:25 Traducción en lenguaje actual (TLA)
¿Más claro?, imposible, el corazón tiene que ver con lo que pensamos y sentimos, es decir que Dios conoce lo que haremos antes de hacerlo, y sin embargo Él nos da libre albedrío.
Quizá los últimos días has estado realizando algunas acciones que son desagradables delante de Dios, pero que al ocultarlas del ojo humano tú has creído que nadie se ha enterado, y es posible que nadie se haya enterado, pero hay alguien que está pendiente siempre, y ese es Dios, pues la Biblia dice: “Los ojos del Señor están en todo lugar, vigilando tanto a los malos como a los buenos.” Proverbios 15:3 Nueva Traducción Viviente (NTV)
Muchos de nosotros no fuéramos capaces de cometer muchos de los errores que cometemos si Dios físicamente estuviera presente en el lugar en donde vamos a llevar a cabo nuestro pecado. Pero como físicamente no lo vemos, no sentimos el compromiso de serle fiel y eso es una de los errores más comunes del cristiano, creer que, porque nadie te ve, no está del todo mal, cuando la realidad espiritual es totalmente distinta, ya que Dios siempre ha estado frente a ti en TODO lugar independientemente de lo que estuvieras haciendo.
Hoy quiero invitarte a recapacitar, hoy quiero invitarte a reflexionar sobre las acciones que estás llevando a cabo en lo oculto creyendo que nadie se ha dado cuenta o no se dará cuenta, recuerda la Biblia dice: “Pues todo lo que está escondido tarde o temprano se descubrirá y todo secreto saldrá a la luz.” Marcos 4:22 Nueva Traducción Viviente (NTV).
Hoy Dios quiere que sepas que está dispuesto a perdonarte y a restaurarte, tan solo es necesario de parte tuya la humildad para reconocer tu error y la sinceridad para llegar delante de Él y pedirle perdón por tus errores y comenzar juntos un nuevo andar.

¡Hoy Dios quiere restaurarte!

“pero si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, busca mi rostro y se aparta de su conducta perversa, yo oiré desde el cielo, perdonaré sus pecados y restauraré su tierra.”

2 Crónicas 7:14 Nueva Traducción Viviente (NTV)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...