Espero que este blogger sea de edificación para su vida, como lo ha sido para mi y mi familia. Hemos puesto, cortas reflexiones, videos cristianos, testimonios, historias bíblicas para niños, biblias electrónicas para bajar a tu pc gratis, una biblia electrónica para leer al momento la palabra de Dios, Muñequitos con historias de la biblia y mucho más. Deja tu comentario y nombre despues de cada reflexion, Dios te bendiga, y que la paz del Señor este contigo en todo momento. Amen



miércoles, 30 de agosto de 2017

¡Señor ya no puedo mas, ayúdame!”

¡Señor ya no puedo mas, ayúdame!”

por Enrique Monterroza

Acabas de enterarte de una mala noticia, hay un sentir dentro de ti muy feo, algo que no logra dar la tranquilidad deseada, no quieres que nadie te hable porque tu mente no tiene espacio para pensar en otra cosa que no sea esa difícil situación que ha venido a tu vida.
Quieres llorar, salir corriendo, irte a algún lugar lejano para tratar de olvidarte de eso, pero aun cuando quisieras ir al otro lado del mundo no puedes negar que esa situación estará ahí.
Por un momento meditas las formas de salir de eso, tratas de pensar la estrategia mas perfecta para tratar de solucionar esa situación, pero por mas que lo intentas siempre terminas dándote cuenta que llegas al mismo punto.
El sueño se te ha ido y no puedes dormir, tratas de asentar tu cabeza sobre la almohada y pareciera que se ha convertido en una almohada de piedra, por mas que le busques lado, no la encuentras reconfortante, te levantas y te sientas en una silla, pones tus manos sobre la cabeza y sigues pensando en esa situación que te a robado totalmente la paz.
Hay algo dentro de ti que te dice que de esta no saldrás, que no hay forma que puedas solucionarlo, en ese momento y al darte cuenta que no tienes oportunidad de ganar decides por fin rendirte, reconocer que ya no puedes mas, reconocer que no hay capacidad en ti para solucionar ese problema.

Las lágrimas brotan de tus ojos y recorren tus mejillas, hay un sentimiento muy fuerte y algo que estorba la paz en tu corazón, no puedes más. Doblas tus rodillas en ese mismo lugar, levantas tus manos al cielo y dices: “¡Señor ya no puedo mas, ayúdame!”.
En ese mismo instante algo pasa en los cielos, por fin es pronunciada la frase que se necesitaba para que se eche andar las soluciones perfectas que Dios tiene preparadas para todos aquellos que reconocen su necesidad de El.
Una puerta se abre en los cielos y una ayuda divina esta por venir, “¡Por fin!” dicen los ángeles quienes esperaban que de tu boca salieran dos frases: “no puedo más”, “ayúdame”, con una cara sonriente se dan cuenta que Dios esta listo para actuar.
Uno de ellos le dice al otro: “Oye, que privilegio mas grande la de esa persona, pues nuestro Señor mismo tomara su problema como suyo y le dará un buen fin”, a lo que el otro responde: “¡Claro! Nunca hemos visto que Dios nuestro Señor falle en sus propósitos”.
Hay algo que inunda tu ser luego de ese momento de expresión de necesidad de Dios, algo dentro de ti se activa, es la fe, la confianza, la convicción de que algo pasara, Dios mismo pone en tu corazón una paz que sobrepasara tu entendimiento y que te hace confiar ciegamente en que a partir de hoy, ese problema ya no es tu problema, hoy es problema de El.
Una brisa sobrenatural entra a tu corazón y te llena de frescura, “Ve a tu cama y descansa porque mañana yo haré maravillas en tu vida”, dice el Señor.
Vas a tu cama, y por alguna extraña razón aquella almohada como de piedra se convirtió en la almohada mas suave de todo el universo, pegas tu cabeza a ella, tus ojos se cierran y comienzas a dormir como un niño. ¡Dios tiene el Control!

NO OLVIDES QUE DIOS JAMÁS NEGARA SU AYUDA CUANDO SE LA PIDES DE CORAZÓN, EL ESTA DISPUESTO A ACTUAR EN EL MOMENTO QUE DECIDAS RENDIRTE A TUS INTENTOS HUMANOS.

“Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu”

Salmos 34: 18

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 29 de agosto de 2017

Busquemos a Dios

Busquemos a Dios

Uno de esos momentos en donde te sientes como en un desierto, en donde pareciera que estas cada vez más lejos, en donde tus oídos apenas alcanzar a escuchar lo mucho que Dios te habla y es que algo ha cambiado, algo hay diferente, tú has cambiado.
Y es que tenemos que entender que Dios nunca cambia, que el mismo Dios que sentías hace años es el mismo Dios que ahora está cerca de ti con la misma intención de abrazarte y hablarte al oído.
A veces vamos por la vida creyendo que Dios cambió, que ya no nos ama igual, que ya no somos de su agrado como lo éramos antes. Y es que sacamos esas conclusiones al notar que nuestra vida espiritual ya no es la misma, cuando notamos que somos fríos espirituales, cuando notamos que ya no le sentimos gusto a las cosas espirituales como antes lo sentíamos y no porque Dios haya cambiado, sino más bien porque NOSOTROS HEMOS CAMBIADO.
¿Qué paso?, te diré lo que paso aunque sé muy bien que lo sabes:
  • Dejaste poco a poco la comunión que antes tenias con Dios. Ya no lees la Biblia, ya no oras y si lo haces ya no con la misma devoción de antes.
  • Dejaste de tener tus ojos puestos solo en Dios y comenzaste a fijarte en los errores de los demás para ponerlos como excusa de tu frialdad.
  • Le comenzaste a dedicar el tiempo que le dedicabas a Dios a otras cosas que lejos de edificarte se fueron apoderando de tu atención.
  • Dejaste de tener aquella humildad que te hacia reconocer tus errores y en su lugar te convertiste en juez de los demás.
  • Poco a poco dejaste tu amor por Dios. Y es que aunque digas que amas a Dios con todas tus fuerzas tus acciones dicen lo contrario.
¿Qué puedo hacer?, te diré lo que tienes que hacer aunque estoy seguro que lo sabes:
  • Dedica tiempo a la lectura de la Biblia y a orar con dedicación a Dios.
  • Pon tu vista solo en Dios y deja de excusar tu frialdad en los errores de los demás.
  • Dedícale el tiempo que Dios se merece que le dediques y que tu atención este puesta principalmente en Dios.
  • Se humilde para reconocer que te has alejado de Dios y que no eres el mismo. Deja de juzgar a los demás y comienza por juzgarte a ti mismo que buena falta te hace por si no te has dado cuenta.
  • Vuelve a amar a Dios más de lo que un día lo amaste, pero no en simples palabras, sino con hechos, que tus acciones hable de lo mucho que amas a Dios.
Vivimos en un tiempo en donde cada día se nos presentaran muchos obstáculos que nos querrán desviar de nuestra relación personal con Dios, pero depende de cada uno de nosotros si permitimos que eso pase o vencemos esos obstáculos y nos acercamos más a Dios.
La única forma para salir de los desiertos de la vida es a través de la humildad y la búsqueda continua de Dios, pero no una búsqueda que se haga monótona y rutinaria, sino más bien una búsqueda que nazca de un corazón necesitado y deseoso de encontrarse con su creador cada día.
Busquemos a Dios, pero hagámoslo con humildad y con un deseo que arda en nuestro ser por encontrarnos con él y disfrutar de su presencia en nuestra vida, esa presencia que echa fuera todo temor o sentimiento de soledad, esa presencia que nos renueva y nos da nuevas fuerzas para seguir en la lucha que a diario enfrentamos, esa presencia sin la cual no somos nada pero con la cual somos más que vencedores.
“Dios mío, tú eres mi Dios.
Con ansias te busco
desde que amanece,
como quien busca una fuente
en el más ardiente desierto.
¡Quiero verte en tu santuario,
y contemplar tu poder y tu grandeza!
Más que vivir,
prefiero que me ames.
Te alabaré con mis labios.
¡Mientras viva te alabaré!
¡Alzaré mis manos para alabarte!
¡Con mis labios te alabaré
y daré gritos de alegría!
¡Eso me dejará más satisfecho
que la comida más deliciosa!
Me acuesto y me acuerdo de ti;
durante toda la noche
estás en mi pensamiento.
¡Tú eres quien me ayuda!
¡Soy feliz bajo tu protección!
¡A ti me entrego por completo,
porque tu gran poder es mi apoyo!”
Salmos 63:1-8 Traducción en lenguaje actual (TLA)

¡Busquemos a Dios!, ¡Es hora de buscarlo!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 28 de agosto de 2017

La decisión de hacerlo o no hacerlo

La decisión de hacerlo o no hacerlo

por Enrique Monterroza

Por muchos años nos hemos excusado en que somos “imperfectos”, “débiles”,  “humanos”, para justificar el hecho de que caemos en la tentación y concretamos el pecado, pareciera que el hecho de decir: “Todos somos imperfectos” es la justificación más clara ante el pecado. Pero hay algo que debemos también pensar y es el hecho que nadie que haya nacido de nuevo peca sin tener el consentimiento de hacerlo, es decir, nadie puede justificarse en que peco “sin querer”, puesto que estoy muy seguro que pecamos “queriendo” hacerlo y no justificándonos que lo hicimos sin pensar.
A través de mi caminar en el Señor me he dado cuenta que las veces que he pecado no lo he hecho sin pensar, al contrario, el pecado ha andado rondando mi mente por días, horas o minutos antes de concretarlo. Y es que todos somos seducidos por el pecado, luego tenemos la decisión de ceder ante la tentación, pecar y sentirnos avergonzados o resistir la tentación y con ello triunfar ante ella y sentirnos orgullosos de haber sido fieles a Dios hasta en lo mínimo.
La Biblia describe este proceso de la siguiente manera:

“Cuando sean tentados, acuérdense de no decir: «Dios me está tentando». Dios nunca es tentado a hacer el mal y jamás tienta a nadie. La tentación viene de nuestros propios deseos, los cuales nos seducen y nos arrastran. De esos deseos nacen los actos pecaminosos, y el pecado, cuando se deja crecer, da a luz la muerte.”

Santiago 1:13-15 Nueva Traducción Viviente (NTV)
No hay excusa para pecar, pecamos porque así lo quisimos, y ocurrió porque nuestros propios deseos nos sedujeron y nos arrastraron a hacerlo, pero antes de hacerlo también tuvimos la opción de resistirlo y rechazar el pecado, sin embargo la gran mayoría de veces nos cuesta rechazar el pecado y pasa porque muchas veces no estamos teniendo una comunión diaria con Dios, no nos estamos fortaleciendo de la manera adecuada, no estamos orando, no estamos alimentándonos de la Palabra de Dios, entonces cuando estamos “separados” de Dios, es cuando más débiles somos y recordemos lo que dice la Biblia acerca de nuestro enemigo: “¡Estén alerta! Cuídense de su gran enemigo, el diablo, porque anda al acecho como un león rugiente, buscando a quién devorar. Manténganse firmes contra él y sean fuertes en su fe. Recuerden que sus hermanos en Cristo, en todo el mundo, también están pasando por el mismo sufrimiento.” 1 Pedro 5:8-9Nueva Traducción Viviente (NTV).
Estoy seguro que este día vas a ser tentando a pecar en cualquier área de tu vida y en ese momento tendrás la oportunidad de elegir entre: pecar y resistir, el resultado de pecar siempre será la vergüenza, más el resultado de resistir será el orgullo de haber sido fiel a Dios y con ello fortalecer tu vida espiritual.
La mejor manera de resistir a la tentación es mantenerte en constante comunión con Dios y eso solo se logra a través de una vida de oración, un habito diario de lectura de la Palabra de Dios, congregarse, escuchar Palabra de Dios y servirle a Dios cómo agradecimiento por lo que él ya hizo en nuestra vida. Cuando tu te mantienes ocupado en las cosas de Dios, Él se encargará de tus cosas.

Rechaza la tentación, se fuerte y provoca una sonrisa de orgullo de Dios por tu fidelidad hacia Él.

“Dios bendice a los que soportan con paciencia las pruebas y las tentaciones, porque después de superarlas, recibirán la corona de vida que Dios ha prometido a quienes lo aman.”

Santiago 1:12 Nueva Traducción Viviente (NTV)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

viernes, 25 de agosto de 2017

Dios te sigue amando igual

Dios te sigue amando igual

por Enrique Monterroza

En ocasiones llegamos a pensar que ya no somos útiles para Dios, que lo que Dios en su momento tenía para nosotros ya no está disponible. Y es que a veces los errores que hemos cometido nos llevan a pensar que Dios está defraudado de nosotros.
En lo personal pienso que no podemos defraudar a Dios porque para defraudar a alguien se necesita sorprenderlo, es decir, hacer algo que esa persona no esperaba de nosotros. Pero delante de un Dios Omnisciente: ¿Qué podemos esconder?
Dios no se sorprende de tus errores, Él más que nadie sabía lo que ibas a hacer y sin embargo siempre ha buscado la manera cómo ayudarte extendiendo su mano, abriéndote puertas donde parecían que estaban cerradas, levantándote muchas veces y poniéndote en el lugar que tu consideras que no mereces y ¿Sabes porqué?, porque simplemente te ama, porque su amor es incontable e insuperable, porque Él nunca dejo de amarte y lo que un día te dijo que haría lo cumplirá porque Él nunca olvida y siempre cumple.
Quizá los últimos días te has sentido indigno de ser su hijo, indigno del lugar en donde Dios te ha puesto, indigno de las muchas bendiciones que Dios ha derramado sobre tu vida, pero aun y con todo lo que puedas pensar o sentir, debes entender que Dios te ha puesto allí no por méritos propios, sino porque su gracia y misericordia hacia tu vida es grande y porque Dios nunca ha dejado de creer en lo que puedes hacer en sus manos.
Quizá tu te veas como alguien derrotado y que no tiene oportunidades de salir adelante, pero Dios te ve con otros ojos, con ojos de amor y su amor es tan grande que cuando te ve, mira en ti más allá del presente, mira lo que puedes llegar a ser si tan solo le permites actuar con libertad en tu vida.
Dale la oportunidad a Dios de transformarte por completo, deja de sentirte menos y comienza a comprender que para Dios vales mucho. Ríndete a Dios, reconoce tus debilidades y comienza a vivir solo para Dios.
Deja aun lado los errores del pasado, ya no vivas recordando lo que ya no puedes solucionar, eso que se hizo, hecho está, pero lo que viene por delante es lo que realmente vale, no importa como comenzaste, lo importante es como vas a terminar y Dios quiere que termines en victoria permitiéndole a Él actuar con libertad en tu vida.
¡Vamos! Ya no luches más solo, no creas que solo podrás, en su lugar ríndete a Dios, sométete a su voluntad y comienza a vivir cada segundo de tu vida solo para agradarlo y hacer su voluntad y entonces todo el panorama de tu vida comenzará a cambiar y comenzaras a ver días mejores.

¡Dios sigue amándote de igual manera! ¡Búscalo!

“Hace tiempo el Señor le dijo a Israel:
«Yo te he amado, pueblo mío, con un amor eterno.
Con amor inagotable te acerqué a mí.
Yo te reedificaré, mi virgen Israel.
Volverás a ser feliz
y con alegría danzarás con las panderetas.”

Jeremías 31:3-4 (Nueva Traducción Viviente)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

jueves, 24 de agosto de 2017

Manos vacías, pero corazón sincero

Manos vacías, pero corazón sincero

por Enrique Monterroza

“Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo; ¿Cuándo vendré, y me presentaré delante de Dios?” 
Salmos 42:2 (Reina-Valera 1960)
¿Has llegado a un momento en tu vida en donde por alguna razón le estas pidiendo algo a Dios y al reflexionar sobre tu vida te das cuenta que tú no le estás dando nada a Él?
La mayoría de nosotros tenemos grandes necesidades que por cierto esperamos que Dios pueda suplir, somos muy buenos para pedir, pero somos muy malos para dar.
Por una parte queremos que Dios nos de todo lo que pidamos, pero por otra parte nosotros no queremos dar nada a Él, exigimos, pero no nos exigimos a nosotros mismos para vivir una vida más agradable a Dios.
A veces hasta llego a sentir un poco de vergüenza al pedirle a Dios algo y al mismo tiempo darme cuenta que yo no le estoy dando nada a Él.
¿Qué podemos darle a Dios que Él no tenga?, hablando en sentido material, nada, pero más allá de lo material podemos darle a Dios nuestro corazón, nuestra sincera intención de vivir para Él, de servirle, de ayudar a otros a encontrar este camino que nosotros ya encontramos.
A veces me veo delante de Dios con manos vacías, sin nada que poder dar, pero sí mucho que exigir que Él me de, entonces, es allí en donde me veo en la urgente necesidad de sincerarme delante de Dios, reconocer mi falta de pasión por vivir conforma a su voluntad o de mejorar aquellas áreas de mi vida que muy bien sé que tengo que mejorar.
Quizá los últimos días has estado pidiendo con urgencia algo a Dios, quizá anhelas que pueda responderte a la mayor brevedad, sin embargo hay en tu vida muchas cosas que debes mejorar, pero que por alguna razón no has hecho nada por hacerlo, es allí en donde debes reflexionar lo mucho que quieres que Dios responda, pero al mismos tiempo lo poco que estás dando de ti para que Él se perfeccione en tu vida.
Dios puede contestar al instante o si gusta puede esperar para hacerlo, pero más allá de una respuesta de Dios nosotros deberíamos buscarlo con un corazón sincero, no solo porque necesitamos una respuesta urgente o un milagro sorprendente, sino porque estar a su lado es lo mejor que nos ha pasado, porque a pesar de vivir situaciones dolorosas y difíciles, Él nos da paz, esa paz que sobrepasa nuestro entendimiento y que nos aumenta la fe para creer que si estamos junto a Él todo nos saldrá bien.
Hoy quiero motivarte a dar a Dios lo que puedas darle, no hablo de algo económico o material, sino más bien darle a Él toda tu intención de agradarlo, darle a Él todo tu deseo de ser mejor cada día, de buscarlo más, de edificar en ti una vida devocional.
Que cuando nos presentemos delante de Dios sea con un corazón dispuesto a buscarlo, a amarlo, a hacer todo para Él, a disponernos completamente para que su plan se cumpla en nuestra vida.
Vivamos cada día tratando de ser mejores cristianos, mejores amigos, mejores familiares, mejores hijos de Dios, mejores servidores y entonces Dios observará esa intención de nuestro corazón y el esfuerzo que hacemos diariamente por ser mejores en todo y como consecuencia sus respuestas comenzarán a fluir con libertad en nuestra vida.
Cuando nosotros tratamos de darle a Dios lo mejor de nosotros, Él nos responde con lo mejor para nosotros.

¡Presentemos delante de Él con un corazón sincero y transparente!

“Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré.” 

Salmos 5:3 (Reina-Valera 1960)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 22 de agosto de 2017

Todo puede cambiar

Todo puede cambiar

por Enrique Monterroza

La tormenta hace que muchas veces nuestra vista se empañe para poder observar con claridad y lejos de ver un fin de tormenta solo vemos caer lluvia sobre mojado.
Es difícil creer que una tormenta se va acabar cuando ésta se encuentra en su punto más fuerte, es difícil pensar que después de una tormenta devastadora todo quedará intacto o que las cosas serán mejores que antes de esa tormenta.
Por lógica humana somos pesimistas ante la adversidad, se nos hace muy fácil pensar en que todo saldrá mal, en que las cosas nunca serán igual y en que todo empeorará, pero nos cuesta mucho creer que las cosas pueden ser mejores, que eso que parece imposible puede cambiar para ser posible o que todo será mejor que antes.
Es allí en donde entra en acción la FE, esa que nos motiva a creer en lo que nuestros ojos no ven, esa que nos motiva a confiar en que todo saldrá bien aun cuando todo se ve en nuestra contra.
La mayor virtud del cristiano tiene que ser la FE, creer en lo que no se ve, confiar en lo que se espera que suceda, tener la convicción firme de que las cosas pueden ser diferentes porque Dios está de nuestro lado.
Un cristiano sin fe es cómo un bote sin motor a la derriba en medio de una tormenta, es como un pájaro sin alas queriendo volar hacia el horizonte sin tener el medio para poderlo hacer.
Quizá hoy te encuentres en medio de una tormenta muy fuerte, pueda que todo a tu alrededor se vea mal y que humanamente todos incluso tú mismo pienses que todo saldrá mal, pero aun cuando todo el panorama pinta de esa manera hay algo que en medio de la tormenta nos da la confianza de que algo bueno puede pasar, la FE es la que nos ayuda a sobrevivir en medio de cualquier tormenta no importando que tan fuerte sea.
Es la FE la única que puede salvarnos la vida en medio de las tormentas más violentas que nos toquen enfrentar, es la FE las que nos da vida cuando todo parece muerto, es la FE la que nos da las alas que necesitamos para volar hacia ese horizonte en donde nos encontramos con el creador, es la FE la única capaz de hacernos sobrevivir de lo que parece el fin.
Hoy te invito a seguir teniendo FE, hoy te invito a que no te dejes amedrentar por el panorama que tus ojos ven, hoy te invito a que puedas pedirle a Dios que abra tus ojos espirituales para que puedas observar la forma de cómo Dios está contigo aun en medio de la tormenta más fuerte que a tu vida puede llegar.
No te des por vencido, nunca creas que será tu fin, jamás pienses que todo saldrá mal, porque cuando tienes a Dios de tu lado, lo que parece mal puede convertirse en un bien para ti, porque cuando Dios toma el control de las cosas, TODO PUEDE CAMBIAR.

¡Mantén tu fe firme en lo que Dios quiere y puede hacer en tu vida!

“Confiar en Dios es estar totalmente seguro de que uno va a recibir lo que espera. Es estar convencido de que algo existe, aun cuando no se pueda ver.”

Hebreos 11:1 (Traducción en lenguaje actual)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

lunes, 21 de agosto de 2017

Rendirse a Dios

Rendirse a Dios

por Enrique Monterroza

A veces hay cosas que queremos cambiar, pero por alguna razón sentimos que no podemos aunque lo intentemos. Hablo de esas cosas que sabemos que están mal pero sin embargo no podes olvidar o no queremos hacerlo; es allí en esos momento en donde lo que necesitamos es RENDIRNOS A DIOS.
Cuando hablo de rendirnos a Dios, me refiero al hecho de reconocer que nosotros solos no podemos, que ya lo intentamos muchas veces y que no lo logramos, que es momento de dejarlo de intentar por voluntad propia y permitir que sea Dios quien nos impulse y nos de la capacidad para hacer su voluntad perfecta.
Ahora bien, para RENDIRNOS A DIOS tenemos que comenzar con reedificar nuestra relación personal con Él. La Biblia dice: “Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad sobre vuestros caminos. Subid al monte, y traed madera, y reedificad la casa; y pondré en ella mi voluntad, y seré glorificado, ha dicho Jehová.” Hageo 1:7-8 (Reina-Valera 1960). Es necesario reedificar nuestra relación con Dios, porque una de las razones por las que sentimos que no podemos cambiar o dejar eso, es porque nuestra relación con Dios esta distanciada u olvidada, entonces es momento de reedificar.
También debemos reconocer que muchos de nosotros hemos olvidado las sendas antiguas, aquellos caminos por los que transitábamos seguros de que estábamos haciendo la voluntad de Dios, pero que con el transcurrir del tiempo fuimos olvidando y yéndonos hacia otros lugares, alejándonos del buen camino. La Biblia dice: “Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos.” Jeremías 6:16 (Reina-Valera 1960).
Si nosotros reedificamos nuestra relación personal con Dios y volvemos al buen camino para andar en el debemos estar seguros que todo se nos hará más fácil, y es que con Dios todo es más fácil.
Posiblemente los últimos días te has sentido triste, sin ánimos, desconsolado, con pensamientos de mucha tristeza. Quizá has examinado tu vida y la has comparado con otros tiempos en los que eras realmente feliz y te has dado cuenta de cómo has cambiado, de cómo te has alejado de esa relación que tenias con Dios o de ese buen camino que te hacia sentir plenamente feliz en el Señor, más hoy quiero invitarte a RENDIRTE AL SEÑOR, a dejar que Él pueda obrar en tu vida, a que dejes de llevarle la contraria, a que puedas reconocer tú necesidad de Él y con ello puedas permitir que Él obre en tu vida.
Hoy quiero invitarte a hacer esta oración conmigo:

“Padre Santo que estas en los cielos, te doy gracias por cada una de tus bondades y misericordias hacia mi vida. Señor reconozco que mi relación personal contigo esta deteriorada, porque yo lo he provocado, me he alejado de ti en pos de mis deseos o decisiones que a la larga me han afectado. Reconozco que me he alejado del buen camino que un día transitaba confiadamente, hoy reconozco que no puedo más, que he intentado una y otra vez cambiar pero no he podido, estoy cansado, débil, sin fuerzas, ya no quiero intentarlo más en mis propias capacidades, hoy quiero rendirme a ti, quiero que tu seas en mi, dame la capacidad de salir adelante, dame la fortaleza que necesito, pon en mi una pasión muy fuerte por ti, que el deseo de mi corazón sea siempre agradarte, cambia mis pensamientos y coloca los tuyos, transforma mi visión y que vea lo que tu quieres que vea, levántame con tus manos poderosas, sostenme porque siento que solo no voy a poder y cuando quiera rendirme recuérdame todo lo que has hecho por mi y que eso sea la motivación por lo cual me levante cada vez que tropiece. Hoy ME RINDO A TI, rindo todo mi ser, rindo mis pensamientos, mis sentimientos, mis planes, todo lo que soy, sé tú en mi, porque siento que ya no puedo más.

Gracias Señor, gracias porque puedo sentir tu presencia en este momento en mi vida, gracias porque sé que tu vas a actuar de formas maravillosas en mi vida, gracias porque sé que tienes cuidado de mi, mil gracias, en el Nombre Poderoso de Jesús, Amén”.

¡Dios actuará en tu vida, confía!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 15 de agosto de 2017

Que los comentarios de la gente no te destruyan

Que los comentarios de la gente no te destruyan

por Enrique Monterroza

“Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo”.
Gálatas 1:10
En algún momento de mi vida mi mayor anhelo era quedar bien con todas las personas, tratar la manera de agradarlos en lo que pudiera para que manejaran un buen concepto de mi.
Obviamente no lo lograba, siempre había quienes por más bien que tratara de hacer las cosas, tenían un comentario negativo acerca de lo que hacía.
Durante mi vida en el Ministerio he aprendido a vivir con comentarios positivos y también negativos, comentarios de gente que valora nuestro esfuerzo y nuestras ganas de hacer cosas para Dios, así como también con comentarios de personas que jamás ven algo bueno en nosotros y que siempre hay algo malo a lo que apuntan con dureza.
Quizá tú también en algún momento de tu vida has sido víctima de comentarios negativos, de gente que a pesar que te esfuerzas por quedar bien con ellos, nunca lo logras. Quizá en este momento te sientes mal contigo mismo, porque cierta persona ha comentado de ti cosas que no son ciertas y eso te ha llevado a bajar tu ánimo, a entrar en una especie de depresión y a dudar de lo que Dios puede hacer contigo.
Hoy quiero animarte a que no permitas que esos comentarios de gente negativa te destruyan, a que esos malos comentarios lejos de destruirte solo sean un motivo más por el cual esforzarte. Te lo dice alguien que lo ha vivido en carne propia, te lo escribo no porque me lo han contado, sino porque lo he vivido.
Si en un principio cuando Dios me permitió iniciar todos estos ministerios, yo hubiera hecho caso a los malos comentarios, a las críticas negativas o a las burlas que mucha gente lanzo en contra de mi, creo que hoy no estarías leyéndome ni mucho menos visitando este sitio.
Y no es que yo sea un súper cristiano, estoy lejos de lograrlo, soy una persona normal, con luchas diarias como tú, pero si algo Dios me ha enseñado es a no detenerme por comentarios que no son ciertos. A mí me importa lo que Dios piense de mí y si El me llamo a quien le debo mi servicio es a Él.
Siempre habrán personas que no miraran lo bueno de ti, sino que siempre juzgaran lo malo, siempre habrán personas que lejos de animarte a seguir, querrán evitar que sigas, pero depende de cada uno de nosotros dejarnos manipular por esos comentarios que JAMÁS SERAN DE DIOS, porque Dios nunca te desanimaría a servirle o hacer cosas para El.
Es un buen tiempo para reflexionar sobre esas voces negativas que has escuchado y evaluar si realmente es de Dios o no, estoy seguro que no tardaras mucho para darte cuenta que esa no es la voz de Dios, entonces, si no es la voz de Dios, ¿Por qué te sientes mal?, ¡Vamos!, ¡Levántate y no dejes que el enemigo logre su objetivo contigo!
El enemigo sabe que tú tienes un potencial tremendo que de ser explotado en el Señor le arrebatarías muchas almas, por lo tanto lanzara toda clase de ataques contra tu vida para desanimarte, tratara por medio de comentarios negativos echarte para atrás y que no prosigas, porque eres peligroso para él, porque sabe que de la mano de Dios puedes lograr TODO lo que te propongas.
¡Es hora de hacer oídos sordos a esos comentarios destructivos!, no permitas que tus oídos se conviertan en un basurero del diablo, en el que echa toda clase de peste para que no logres tus objetivos.
Tenemos que aprender a avanzar a pesar de cualquier cosa, a proseguir a la meta, a nunca darnos por vencidos menos por comentarios que no son los que Dios tiene acerca de ti y de lo que haces.
Nunca te rindas, porque si te rindes nunca sabrás hasta donde podías llegar con la ayuda de Dios.
Hoy te invito a que no te dejes intimidar por comentarios negativos, a que no le sigas prestando tu valiosa atención a esas palabras que no traen ningún provecho, se fuerte, esfuérzate por cumplir el propósito para el que fuiste llamado y recuerda siempre que NO ESTAS SOLO, que Dios es quien pelea las batallas por ti y quien está a tu lado, nunca desmayes, AVANZA SIN TEMOR.

Tú no eres de los que retroceden, así que AVANZA.

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

viernes, 11 de agosto de 2017

De las derrotas se aprende

De las derrotas se aprende

por Enrique Monterroza

“Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos”.
2 Corintios 4:8-9 (Nueva Versión Internacional)
No todo en la vida será victoria tras victoria, es necesario también que muchas veces probemos la derrota para darnos cuenta que el sabor de victoria es mejor y más si es al lado de nuestro Dios.
A veces quisiéramos que todo fuera victoria, que todo lo que hagamos siempre nos salga bien y de hecho es uno de nuestros anhelos, pero se nos olvida también que somos humanos imperfectos, que muchas veces tomamos malas decisiones y que cometemos muchos errores lo cual en ocasiones nos llevaran a una derrota temporal.
Pero aun allí en medio de la derrota se puede aprender. En mi vida no todo ha sido color de rosas, ha habido momentos duros, en donde a solas con Dios he llorado viendo que las cosas no salían como yo quería o como yo pensaba que tenían que ser.
He probado el sabor de la derrota al darme cuenta que áreas de mi vida me eran difíciles de superar, la he probado al tomar decisiones que en mi humanidad creía correctas, pero que bajo la voluntad de Dios no lo eran, he probado la derrota viendo como algunos planes que he tenido no salieron como lo esperaba, pero aun en medio de todo eso, siempre Dios me ha enseñado algo, cosas que he aprendido siendo derrotado y que para la próxima, no volveré a caer en el mismo error.
Y es que tenemos que ser optimistas, tenemos que ver las cosas que nos suceden como una experiencia que nos pueden ayudar a no volver a cometer los mismos errores y a ser mejores personas y mejores cristianos.
La vida está llena de victorias, pero también de muchas derrotas, pero depende de cada uno de nosotros reciclar lo bueno de cada derrota y sacarle utilidad. Personalmente siempre he creído que Dios permite que pase por momentos duros y de derrota porque quiere capacitarme para ayudar a otra persona que pasara por lo mismo. Entonces he aprendido a ver mis derrotas como un taller de aprendizaje en donde al final siempre hay algo nuevo y bueno que aprender para llevar una palabra a otra persona que la necesitara.
Querido amigo y amiga, si en estos momentos estas pasando por una derrota temporal, déjame aconsejarte a que saques algo bueno de todo eso, examina todo y recicla lo que consideres que te puede ser útil. Tranquilo, el mundo no se acaba, serán más las victorias que vendrán sobre tu vida, que las derrotas que veras, porque tú eres victorioso en el Señor y a pesar que en este momento estas pasando por esa experiencia difícil, al final TODO te ayudara para bien, porque Dios así lo ha prometido.
No llores mas por esa derrota, aprende a sonreír hasta en tus derrotas porque de ellas algo bueno aprenderás, no te permitas que la tristeza se apodere por completo de tu vida, sino que permite que el GOZO DEL SEÑOR sea tu FORTALEZA.
Los grandes hombres de la Biblia también pasaron por derrotas, Abraham, José, Moisés, David nos lo testificaran en el cielo, pero gracias a que supieron sacar algo bueno de todo eso y no quedarse para siempre derrotados, hoy en día podemos leer y hablar de ellos, porque sus nombre figuran en la lista de los hombres de Dios.
Nosotros también podemos figurar en las listas actualizadas de hombres y mujeres de Dios, no rindiéndonos, levantándonos cuantas veces tropecemos e intentándolo diariamente. La victoria es difícil conseguirla sin que antes tuvieran que haber habido derrotas.

Recicla lo bueno de tus derrotas y de ellas crearas nuevas Victorias.

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

jueves, 10 de agosto de 2017

Habla con tu andar

Habla con tu andar

por Enrique Monterroza

Cierta vez se impartía un mensaje por parte de un predicador a un auditórium lleno, en la primera fila se encontraba una ancianita que mientras el predicador daba su sermón gritando, la ancianita repetía: “No escucho”, el predicador se esmeraba por hablar más fuerte y la ancianita volvía a decir lo mismo: “No escucho”, el predicador se sentía un poco disgustado porque por más que elevará su voz la ancianita seguía repitiendo: “No escucho”, al finalizar el servicio el predicador se acerco a la ancianita y con mucha curiosidad y a la vez un poco molesto le pregunto: “Hermana, ¿Por qué paso repitiendo en toda la predicación que no escuchaba?, ¿Acaso tiene problemas auditivos?”, y la ancianita le contesto: “No hermano, lo que ocurre es que sus obras no me dejan escuchar lo que usted trataba de predicar”.
Y es que la verdad es que nuestro andar habla más que las lindas palabras que podamos pronunciar. Algunos somos muy buenos para hablar sin embargo somos muy malos para dar el ejemplo. Queremos que la gente haga lo que es correcto, pero nosotros no hacemos nada por esmerarnos por hacerlo nosotros primero.
En el tiempo que nuestro Señor Jesús anduvo acá en la tierra también se enfrento a esa clase de personas que dicen más de lo que hacen y por eso se refirió a ellos de esta manera: “Entonces Jesús les dijo a las multitudes y a sus discípulos: «Los maestros de la ley religiosa y los fariseos son los intérpretes oficiales de la ley de Moisés. Por lo tanto, practiquen y obedezcan todo lo que les digan, pero no sigan su ejemplo. Pues ellos no hacen lo que enseñan.” Mateo 23:1-3 (Nueva Traducción Viviente).
La voluntad de Dios para nuestra vida es que podamos demostrar con nuestras acciones lo que predicamos o la fe que decimos profesar, puesto que muchas veces nos jactamos de ser cristianos pero en ningún momento estamos tratando de seguir el ejemplo de Cristo.
Nos llamamos cristianos porque nuestro modelo de vida es Jesús y nuestro objetivo diario tendría que ser parecernos a Jesús en nuestra forma de andar por la vida en todo sentido, sin embargo muchos deshonramos a Dios con nuestras acciones.
El apóstol Pablo se refirió a esta clase de personas diciendo lo siguiente: “Pero, ¿cómo pueden enseñar a otros, si ustedes mismos no aprenden primero? ¿Cómo pueden enseñar que no se debe robar, si ustedes mismos roban? Dicen que todos deben ser fieles en el matrimonio, pero ustedes mismos son infieles. Odian a los ídolos, pero roban en los templos de esos ídolos. Están orgullosos de tener la Biblia, pero no la obedecen, y son una vergüenza para Dios. Tiene razón la Biblia cuando dice: «La gente de otros países habla mal de Dios, por culpa de ustedes mismos.»” Romanos 2:21-24 (Traducción en lenguaje actual). 
Es hora de comenzar a predicar con el ejemplo, es hora de que nuestra vida refleje realmente cuanto amamos a Dios, que nuestra vida sea una ofrenda agradable delante del Señor y que podamos honrarlo con todo lo que hagamos, digamos, oigamos y hasta pensemos.
Ya no es tiempo de predicar solo con palabras hermosas, es hora de predicar con nuestro andar, que la gente al vernos pueda sentirse motivada a imitarnos porque ven en nosotros la imagen de Cristo reflejada.
Hoy te invito a que cada día tu objetivo principal sea el imitar a Jesús, que la mansedumbre y humildad que Jesús tuvo para con todos también sea reflejada en nuestra manera de vivir, que la gente se de cuenta que somos diferentes no porque hablamos bonito, sino porque nuestra vida habla bien de Dios.
Que tu predicación comience con tu ejemplo para que tus palabras tengan más poder y cuando eso ocurra no habrá tanta necesidad de usar muchas palabras para convencer a la gente para que venga a los caminos de Dios, sino que tu mismo andar, tu mismo testimonio será la mejor arma que puedas utilizar para ganar a otros para Cristo.

¡Habla con tu andar más que con tus palabras!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...