Espero que este blogger sea de edificación para su vida, como lo ha sido para mi y mi familia. Hemos puesto, cortas reflexiones, videos cristianos, testimonios, historias bíblicas para niños, biblias electrónicas para bajar a tu pc gratis, una biblia electrónica para leer al momento la palabra de Dios, Muñequitos con historias de la biblia y mucho más. Deja tu comentario y nombre despues de cada reflexion, Dios te bendiga, y que la paz del Señor este contigo en todo momento. Amen



jueves, 29 de junio de 2017

Nacer de Nuevo

Nacer de Nuevo

por Enrique Monterroza

Una oración para aceptar a Cristo en nuestro corazón cualquiera lo puede hacer, pero Dios nos llama a NACER DE NUEVO, lo cual no tiene que ver solo con una pequeña oración, sino también con un estilo de vida.
Cuando uno de los maestros de Israel en el tiempo de Jesús llamado Nicodemo se acerco al Señor para hablar con él, Jesús le dijo:“Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.” Juan 3:3 (Reina-Valera 1960).
Como lo dije anteriormente NACER DE NUEVO tiene que ver con un estilo de vida, con hacer todo lo que anteriormente no hicimos, es ver la vida desde diferente perspectiva con un objetivo trazado que no es otro que agradar a Dios en todo.
Nacer de nuevo tiene que ver con ir dejando nuestra vida antigua, para vivir una nueva en Cristo Jesús. ¿Por qué hay muchas personas que dicen seguir a Cristo pero sus fruto no lo reflejan?, porque simplemente no han nacido de nuevo, solamente repitieron una oración, quizá asisten regularmente a una Iglesia, pero su vida en su día a día no refleja que Cristo vive en él o que nació de nuevo.
A veces creemos que estamos haciendo bien, solo porque religiosamente asistimos a la Iglesia los días de servicio, pero más allá de una asistencia Dios demanda de nosotros una vida que a través de nuestras acciones prediquemos lo que Cristo ha hecho en nosotros transformando nuestro ser desde el día que nos rendimos a Él.
Algunas características de una persona que ha nacido de nuevo son:
  • Vive con el objetivo en su mente y su corazón de agradar a Dios en todo lo que hace.
  • Cuando falla o peca siente un dolor muy profundo en su corazón por haberle fallado al Señor y como consecuencia busca rápidamente la restauración en su presencia.
  • No se conforma a saber que Cristo lo salvo, sino que también busca que otros sean salvos por medio de Cristo Jesús.
  • Le causa dolor cuando el nombre de Cristo es vituperado.
  • Tiene una comunión diaria con Dios, ora, lee la Biblia, reflexiona en la Palabra del Señor y busca siempre alimentar su espíritu.
  • Ayuda al necesitado, pues su corazón tiene compasión por los desfavorecidos en este mundo.
  • Su forma de hablar es diferente, pues siempre incluye a Dios en sus charlas sin ser cansino ni religioso extremista.
  • Comprende a los demás y los ve como una alma necesita del Señor, no critica, sino ayuda, no derriba, sino levanta, no pisotea, sino restaura.
  • Usa la Biblia como su manual diario de vida, es decir trata de obedecer a su palabra negándose así mismo y siguiendo el camino de Cristo.
  • Vela constantemente por su vida espiritual, ya que reconoce que se encuentra en una lucha espiritual diaria.
  • No se rinde en su camino hacia la eternidad, ya que reconoce que a pesar de las dificultades de la vida, Dios ha prometido estar con el.
Estas y muchas otras descripciones caracterizan a una persona nacida de nuevo, la pregunta es: ¿Estamos dando frutos que hablen de nosotros como unos hijos de Dios nacidos de nuevo?
Nosotros somos valiosos para Dios, por lo tanto deberíamos vivir cada día agradecidos porque Él nos hizo nacer de nuevo, como dice su Palabra: “Él, por su propia voluntad, nos hizo nacer de nuevo por medio de la palabra de verdad que nos dio y, de toda la creación, nosotros llegamos a ser su valiosa posesión.” Santiago 1:18 (Nueva Traducción Viviente).
Vivamos cada día recordando que fuimos llamados a nacer de nuevo y como consecuencia nuestra vida tendría que ser un testimonio vivo de lo que Dios esta haciendo en nosotros.
No nos cansemos de hacer el bien, aun cuando no veamos las respuesta que quisiéramos de la gente, si otros deciden no dar frutos de haber nacido de nuevo, nosotros que entendemos la importancia de esto los demos, no porque otros lo hacen o no, sino porque personalmente Dios quiere que nosotros los demos.
Que nuestro único modelo de vida sea nuestro Señor Jesús, que imitemos su forma de andar por la vida, su forma de pensar y de actuar frente a las situaciones que diariamente se nos presentan, entonces, cuando actuemos como Él comenzaremos a reflejar que realmente hemos nacido de nuevo.

¡Vivamos como Dios quiere que vivamos!

“Demuestren con su forma de vivir que se han arrepentido de sus pecados y han vuelto a Dios.” 

Mateo 3:8 (Nueva Traducción Viviente)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 27 de junio de 2017

Tu Padre quiere correr hacia ti

Tu Padre quiere correr hacia ti

por Enrique Monterroza

La forma de cómo Dios nos ama siempre sobrepasara lo que nosotros pensamos o creemos que nos puede amar. Y es que lo que pasa es que nosotros juzgamos el amor, según nuestros propios criterios, según nuestra naturaleza humana, sin percatarnos de que la naturaleza de Dios no es humana, sino una naturaleza divina.
En muchas ocasiones nos hemos sentido tan mal por haber hechos cosas que no teníamos que hacer, por haber confiado en nuestra propia prudencia, antes que en lo que Dios quería para nosotros. Y es que pasa que en muchas ocasiones nosotros creemos que estamos haciendo lo correcto basados en nuestros propios criterios, sin darnos cuenta que los criterios perfectos de Dios son otros para nuestra vida.
Al leer la ya famosa historia del hijo prodigo, no puedo evitar reconocer que Dios me ama aun más de lo que yo mismo creo que merezco y de formas que me costaría un mundo explicarlas.
Ayer mientras escuchaba una muy buena predicación, reflexionaba sobre esto:
“Volveré a mi casa, y apenas llegue, le diré a mi padre que me he portado muy mal con Dios y con él. Le diré que no merezco ser su hijo, pero que me dé empleo y que me trate como a cualquiera de sus trabajadores”. Entonces regresó a la casa de su padre. Cuando todavía estaba lejos, su padre corrió hacia él lleno de amor, y lo recibió con abrazos y besos”.
Lucas 15: 18-20 (Traducción en lenguaje actual)
No puedo evitar comparar esta lectura de la Biblia con episodios de mi vida o quizá hasta de la tuya, en donde por un momento nos hemos menospreciado por nuestros errores, creyendo que no merecemos ser hijos de Dios.
¿Cuántas veces has fallado y te has sentido indigno de llamarte su hijo?, personalmente tengo presentes muchos episodios de mi vida en los cuales me he sentido tan mal por mis mismas fallas que he llegado a pensar que Dios no se merece que sea su hijo o que simplemente no me merezco todo lo que El hace por mí.
En ocasiones he querido dejar todo, alejarme de Dios, porque un ser como yo, con tantos errores y defectos no puede estar delante de un Padre Perfecto.
Pero desde la perspectiva de Dios todo cambia, Dios no piensa de nosotros, como nosotros pensamos de nosotros mismos. El tiene un amor tan grande que nos costaría más de toda la vida para lograr entenderlo, porque su amor sobrepasa todo lo que nosotros podamos pensar o creer.
El hijo prodigo es un figura de muchos de nosotros, que vamos por la vida haciendo lo que creemos que queremos, pero que al final la factura es tan costosa que no queda otro remedio que regresar a casa de nuestro Padre Celestial.
Pero a veces nos cuestan tanto regresar, porque creemos que Dios no nos aceptara mas, que El no volverá a ser el mismo con nosotros o que quizá hasta este enojado por nuestros errores conscientes.
Pero Dios jamás va actuar movido por sentimientos de enojo hacia nosotros, ni mucho menos despreciara a un corazón contrito y humillado.
Me encanta la frase de este episodio de la Biblia que dice: “Cuando todavía estaba lejos, su padre corrió hacia él lleno de amor, y lo recibió con abrazos y besos”. (Lucas 15:20 Traducción en lenguaje actual)
Y es que eso es lo que hace Dios con nosotros, El al ver que venimos hacia El, corre a nuestro encuentro LLENO DE AMOR y te recibe con abrazos y besos, porque eres su hijo amado, porque te ama con un amor que es eterno y porque cada día se paraba a la puerta a esperar que regresaras.
Hoy Dios quiere que sepas que no tiene nada en contra de ti, que no hay nada que te pueda acusar, que puedes venir a Él, porque cuando El vea que vienes correrá a ti a abrazarte lleno de amor, porque así es Dios, porque así es su naturaleza divina, porque su amor es incomparable.
Pueda que los últimos días te has sentido mal, has pensado en alejarte de Dios o que quizá no seguirás luchando porque tu fallos son demasiados recurrentes, mas sin embargo Dios está con los brazos abiertos esperándote, porque quiere restaurarte, quiere devolverte al puesto que mereces y del cual nunca has perdido, porque para El siempre has sido hijo suyo.
¿Por qué no vas hoy delante de tu Padre?, estoy seguro que cuando El te vea venir, saldrá a tu encuentro, te dará un fuerte abrazo, te dará un beso de padre amoroso y te hará saber que siempre has contado para El y que no importando tus errores, El te quiere devolver al puesto que te mereces.
Termino con esta frase que no deja de ministrarme:

“Cuando todavía estaba lejos, su padre corrió hacia él lleno de amor…”

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO. 

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

jueves, 22 de junio de 2017

Dios conoce los corazones

Dios conoce los corazones

por Enrique Monterroza

A veces vamos por el mundo jugando a ser cristianos, creyendo que al ocultar del ojo humano nuestros errores somos mejores, pero que en realidad lo que hacemos con eso es convertirnos poco a poco en lo que Jesús llamo: Sepulcros blanqueados. Y es que todos sabemos que hay en un sepulcro, por muy limpio y bonito que se vea por fuera, sabemos lo que hay por dentro.
Engañar a Dios es IMPOSIBLE, el que crea que está engañando a Dios, solamente se engaña a sí mismo o por lo menos se ha hecho la idea de que es tan bueno que ni Dios se ha dado cuenta de sus engaños, ¡Falso!, a Dios nada se le escapa, Dios lo conoce TODO, la Biblia dice:
“No hacía falta que nadie le dijera sobre la naturaleza humana, pues él sabía lo que había en el corazón de cada persona.”
Juan 2:25 Nueva Traducción Viviente (NTV)
En otra versión este mismo versículo bíblico dice:
“Pero Jesús no confiaba en ellos, ni necesitaba que le dijeran nada de nadie, porque los conocía a todos y sabía lo que pensaban.”
Juan 2:25 Traducción en lenguaje actual (TLA)
¿Más claro?, imposible, el corazón tiene que ver con lo que pensamos y sentimos, es decir que Dios conoce lo que haremos antes de hacerlo, y sin embargo Él nos da libre albedrío.
Quizá los últimos días has estado realizando algunas acciones que son desagradables delante de Dios, pero que al ocultarlas del ojo humano tú has creído que nadie se ha enterado, y es posible que nadie se haya enterado, pero hay alguien que está pendiente siempre, y ese es Dios, pues la Biblia dice: “Los ojos del Señor están en todo lugar, vigilando tanto a los malos como a los buenos.” Proverbios 15:3 Nueva Traducción Viviente (NTV)
Muchos de nosotros no fuéramos capaces de cometer muchos de los errores que cometemos si Dios físicamente estuviera presente en el lugar en donde vamos a llevar a cabo nuestro pecado. Pero como físicamente no lo vemos, no sentimos el compromiso de serle fiel y eso es una de los errores más comunes del cristiano, creer que, porque nadie te ve, no está del todo mal, cuando la realidad espiritual es totalmente distinta, ya que Dios siempre ha estado frente a ti en TODO lugar independientemente de lo que estuvieras haciendo.
Hoy quiero invitarte a recapacitar, hoy quiero invitarte a reflexionar sobre las acciones que estás llevando a cabo en lo oculto creyendo que nadie se ha dado cuenta o no se dará cuenta, recuerda la Biblia dice: “Pues todo lo que está escondido tarde o temprano se descubrirá y todo secreto saldrá a la luz.” Marcos 4:22 Nueva Traducción Viviente (NTV).
Hoy Dios quiere que sepas que está dispuesto a perdonarte y a restaurarte, tan solo es necesario de parte tuya la humildad para reconocer tu error y la sinceridad para llegar delante de Él y pedirle perdón por tus errores y comenzar juntos un nuevo andar.

¡Hoy Dios quiere restaurarte!

“pero si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, busca mi rostro y se aparta de su conducta perversa, yo oiré desde el cielo, perdonaré sus pecados y restauraré su tierra.”

2 Crónicas 7:14 Nueva Traducción Viviente (NTV)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

miércoles, 21 de junio de 2017

Busquemos a Dios

Busquemos a Dios

Uno de esos momentos en donde te sientes como en un desierto, en donde pareciera que estas cada vez más lejos, en donde tus oídos apenas alcanzar a escuchar lo mucho que Dios te habla y es que algo ha cambiado, algo hay diferente, tú has cambiado.
Y es que tenemos que entender que Dios nunca cambia, que el mismo Dios que sentías hace años es el mismo Dios que ahora está cerca de ti con la misma intención de abrazarte y hablarte al oído.
A veces vamos por la vida creyendo que Dios cambió, que ya no nos ama igual, que ya no somos de su agrado como lo éramos antes. Y es que sacamos esas conclusiones al notar que nuestra vida espiritual ya no es la misma, cuando notamos que somos fríos espirituales, cuando notamos que ya no le sentimos gusto a las cosas espirituales como antes lo sentíamos y no porque Dios haya cambiado, sino más bien porque NOSOTROS HEMOS CAMBIADO.
¿Qué paso?, te diré lo que paso aunque sé muy bien que lo sabes:
  • Dejaste poco a poco la comunión que antes tenias con Dios. Ya no lees la Biblia, ya no oras y si lo haces ya no con la misma devoción de antes.
  • Dejaste de tener tus ojos puestos solo en Dios y comenzaste a fijarte en los errores de los demás para ponerlos como excusa de tu frialdad.
  • Le comenzaste a dedicar el tiempo que le dedicabas a Dios a otras cosas que lejos de edificarte se fueron apoderando de tu atención.
  • Dejaste de tener aquella humildad que te hacia reconocer tus errores y en su lugar te convertiste en juez de los demás.
  • Poco a poco dejaste tu amor por Dios. Y es que aunque digas que amas a Dios con todas tus fuerzas tus acciones dicen lo contrario.
¿Qué puedo hacer?, te diré lo que tienes que hacer aunque estoy seguro que lo sabes:
  • Dedica tiempo a la lectura de la Biblia y a orar con dedicación a Dios.
  • Pon tu vista solo en Dios y deja de excusar tu frialdad en los errores de los demás.
  • Dedícale el tiempo que Dios se merece que le dediques y que tu atención este puesta principalmente en Dios.
  • Se humilde para reconocer que te has alejado de Dios y que no eres el mismo. Deja de juzgar a los demás y comienza por juzgarte a ti mismo que buena falta te hace por si no te has dado cuenta.
  • Vuelve a amar a Dios más de lo que un día lo amaste, pero no en simples palabras, sino con hechos, que tus acciones hable de lo mucho que amas a Dios.
Vivimos en un tiempo en donde cada día se nos presentaran muchos obstáculos que nos querrán desviar de nuestra relación personal con Dios, pero depende de cada uno de nosotros si permitimos que eso pase o vencemos esos obstáculos y nos acercamos más a Dios.
La única forma para salir de los desiertos de la vida es a través de la humildad y la búsqueda continua de Dios, pero no una búsqueda que se haga monótona y rutinaria, sino más bien una búsqueda que nazca de un corazón necesitado y deseoso de encontrarse con su creador cada día.
Busquemos a Dios, pero hagámoslo con humildad y con un deseo que arda en nuestro ser por encontrarnos con él y disfrutar de su presencia en nuestra vida, esa presencia que echa fuera todo temor o sentimiento de soledad, esa presencia que nos renueva y nos da nuevas fuerzas para seguir en la lucha que a diario enfrentamos, esa presencia sin la cual no somos nada pero con la cual somos más que vencedores.
“Dios mío, tú eres mi Dios.
Con ansias te busco
desde que amanece,
como quien busca una fuente
en el más ardiente desierto.
¡Quiero verte en tu santuario,
y contemplar tu poder y tu grandeza!
Más que vivir,
prefiero que me ames.
Te alabaré con mis labios.
¡Mientras viva te alabaré!
¡Alzaré mis manos para alabarte!
¡Con mis labios te alabaré
y daré gritos de alegría!
¡Eso me dejará más satisfecho
que la comida más deliciosa!
Me acuesto y me acuerdo de ti;
durante toda la noche
estás en mi pensamiento.
¡Tú eres quien me ayuda!
¡Soy feliz bajo tu protección!
¡A ti me entrego por completo,
porque tu gran poder es mi apoyo!”
Salmos 63:1-8 Traducción en lenguaje actual (TLA)

¡Busquemos a Dios!, ¡Es hora de buscarlo!

JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

martes, 13 de junio de 2017

Dios no busca gente especial

Dios no busca gente especial

por Enrique Monterroza

A veces creemos que tenemos que llenar cierta cantidad de requisitos como para que Dios nos tome en cuenta para realizar determinada tarea.
Yo veo a través de la Biblia hombres y mujeres que no tenían nada de especial, no tenían cualidades especiales que les hicieran merecerse ser usados por Dios, de hecho la mayoría de ellos eran personas normales como nosotros, con sus virtudes sí, pero con muchos defectos, sin embargo Dios no busca personas especiales para llevar a cabo su obra, sino que Él los hace especiales.
Por ejemplo:
Un Abraham de muy avanzada edad elegido especialmente para que por medio de el Dios levantara a un pueblo suyo. Un Jacob que toda su vida usurpo lo que no era suyo, pero Dios lo transforma y lo llama por primera vez como “Israel”. Un Moisés con un carácter impulsivo que asesino a un egipcio, Dios lo lleva al desierto y lo convierte en el hombre mas manso sobre la faz de la tierra, ideal para ser el caudillo que libertaria a su pueblo de la esclavitud egipcia.
Una mujer prostituta llama Rahab que es utilizada por Dios para guardar la vida de los espías enviados por el pueblo de Israel a reconocer la ciudad de Jericó. Un Gedeón que se escondía por temor a ser muerto por el pueblo enemigo y que no se creía digno del llamado de Dios por ser el menor de su casa, pero Dios aun así lo llama y lo convierte en un juez libertador.
Un David no tomado en cuenta por su padre como candidato a ser el futuro rey de Israel, un joven pastor de ovejas, pero con una pasión especial por Dios para adorarlo y hacer su voluntad, joven, sencillo, humilde, pero Dios lo vio conforme a su corazón y lo eligió para ser el próximo rey de Israel y el mas memorable de la historia de su pueblo.
Un Isaías de mal hablar que cuando se mira delante de la presencia de Dios reconoce que es un hombre de labios inmundos, pero Dios utiliza a ese hombre como un profeta que menciona muchas de las cosas que el Cristo iba a experimentar cuando fuera su venida.
Un Jeremías temeroso y llorón que Dios utiliza para predicar a su pueblo durante muchos años. Un Jonás desobediente y rebelde que Dios utiliza para llevar un mensaje especial a la ciudad de Nínive.
Jesús elige a doce hombre normales, comunes, sin nada especial en ellos: Un Pedro con un carácter fuerte e impulsivo, un Judas que le gustaba tomar lo ajeno, Dos hermanos Juan y Jacobo llamados “Los hijos del trueno” peleoneros y con poca tolerancia. Un Simón el Zelote con ideas revolucionarias terrenales y no espirituales. Un Mateo que por ser cobrador de impuestos de su mismo pueblo, era tenido como traidor. Un Tomás con poca fe y así cada uno de los doce no tenia nada de especial y es que eso es lo hermoso de Dios, no toma lo especial, sino que LO HACE ESPECIAL.
Al igual que cada uno de los personajes que te he descrito nosotros no éramos especiales, no teníamos ningún don que nos hiciera merecedores del favor de Dios, es más la mayoría de nosotros ni sabíamos que teníamos algunas cualidades o dones que ahora desarrollamos para el Señor y eso es lo especial de Dios.
No se necesita tener excelente cualidades para que Dios te use, no se necesita ser súper especial para que Él cumpla una misión contigo, Dios es quien nos hace especiales, Él es quien le da valor a nuestra vida.
Quizá los últimos días te has sentido despreciado por la gente, quizá tu misma familia te ha dado la espalda, quizá piensas que no eres nada especial como para que Dios te vuelva a ver y obre en tu vida.
Pueda que durante toda tu vida has escuchado frases de desprecio hacia ti, quizá tus mismos padres te dijeron algo que marco negativamente tu vida y cada palabra o frase que has escuchado durante toda tu vida te ha llevado a pensar que no eres especial para Dios, pero ¿Sabes que?, Dios no busca gente especial, Él los hace especiales.
Desde el día que tu le permitiste entrar a tu corazón y gobernar tu vida, desde ese día Dios comenzó a realizar una obra especial en ti. No eras especial, pero ahora DIOS TE HA HECHO ESPECIAL para Él.
La Biblia dice:

“Y aunque la gente de este mundo piensa que ustedes son tontos y no tienen importancia, Dios los eligió, para que los que se creen sabios entiendan que no saben nada. Dios eligió a los que, desde el punto de vista humano, son débiles, despreciables y de poca importancia, para que los que se creen muy importantes se den cuenta de que en realidad no lo son. Así, Dios ha demostrado que, en realidad, esa gente no vale nada”. 

1 Corintios 1:27-28 (Traducción en lenguaje actual)
Dios no busca gente especial, Él los hace especiales. Nunca creas que no tienes importancia, porque para Dios eres muy importante, si la gente no cree en ti, entonces déjalos, porque Dios si cree en ti y por eso comenzó un obra maravillosa en tu vida.
Cuando Él te vio, no fijo su mirada en tus defectos y errores, sino en la capacidad que hay en ti de sobresalir cuando Él te tomara en sus manos. Ahora tú eres hijo de Dios o una hija de Dios, comprende el valor de tu posición, tú eres especial para Dios porque un día Él decidió hacerte especial.
Dios no te va a usar por tu gran currículum, ni por tus enormes cualidades, Él te va a usar porque ve en ti el corazón humilde que se necesita para llevar a cabo determinara tarea que Él necesite y tú eres el indicado o la indicada para hacerla.

¡Eres especial para Dios, porque Él te ha hecho especial!

“te he llamado desde los confines de la tierra, diciéndote: “Eres mi siervo”. Pues te he escogido y no te desecharé”. 

Isaías 41:9 (Nueva Traducción Viviente)
JESUS ENTREGO LA VIDA POR LA TUYA. PAGO CON SU SANGRE POR TI. NO TIENES PRECIO. NO SE PUEDE MEDIR. ERES INVALUABLE PARA DIOS. NADA QUE HALLAS HECHO, QUE DEBAS, QUE SUFRAS, QUE TENGAS O QUE NECESITES ES MAYOR AL PRECIO QUE PAGO JESUCRISTO. BUSCALE HOY. TU DEUDA ESTA SALDADA. NO TIENES QUE IMPRESIONARLE O SER MEJOR PARA VENIR A EL. TAL Y COMO ERES ASI TE AMA. JESUS MURIO POR TI AUN SABIENDO QUE FALLARIAS. LEVANTA TU MIRADA, CONOCE TU VALOR, Y ENTREGA TU PASADO, PRESENTE, Y FUTURO A TU SEÑOR Y SALVADOR; JESUCRISTO.

DIOS TE BENDIGA,GRACIAS POR SUS COMENTARIOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...